Programa 43. Llevándose bien: cosas que hacer cuando estoy enojado/a

Escucha la primera parte



La segunda parte



La tercera parte



Ira, enojo, cólera, enfado, furia, bronca… ¿que otras palabras usa usted para describir este sentimiento? Llame al 608-321-1480, y comparta el nombre y el país o región donde se usa ese nombre.

La ira es un sentimiento que todos los niños experimentan.  El llanto de un infante que tiene hambre, el berrinche de un niño pequeño, el empujón de un prescolar, las dolorosas burlas de un niño de edad escolar, o la hostilidad de un adolescente son todos vívidos recordatorios de que la ira esta presente en la niñez.

La ira es parte de la vida.  Algunas veces la vida nos hace daño.  Algunas veces la vida no es justa.  Todos los niños experimentan la ira de alguna u otra manera.  Y todos los niños aprenderán a lidiar con el enojo – algunas veces de maneras que son positivas y otras de maneras que son negativas.

¿Por qué es importante enseñar a los niños acerca del enojo?
La ira/enojo es una parte inevitable de la vida, pero algunas maneras de lidiar con el enojo, son mejores que otras.

Vivimos en un mundo violento.  Algunos niños viven en familias o comunidades violentas, otros miran violencia representada gráficamente en la televisión…  Puede ser difícil de creer, pero el niño promedio en los Estados Unidos es testigo  de 45 actos de violencia al día en la televisión.

Agregado a la violencia  están los programas de entrevistas (talk shows) y videos musicales que promueven y embellecen el abuso de drogas y alcohol.  Las fotos y letras de muchos grupos musicales presentan el suicidio como una “alternativa” o como una “solución.”

Todas estas influencias pueden tener un poderoso efecto en como se relacionan los niños con su mundo y como resuelven los problemas.  En el mundo de hoy, aprender a lidiar con el enojo y la frustración de una manera positiva puede ser una de las habilidades más útiles que su niño puede aprender.

Lo que esperamos que los niños aprendan:

  • Expresar el enojo de manera pacifica: Esta bien sentir el enojo, pero no está bien lastimar a otros cuando estamos enojados.
  • Aprender a reconocer los sentimientos de enojo en ellos mismos y en los otros.
  • Aprender a controlar impulsos de enojo.
  • Aprender técnicas para calmarse por si solos
  • Comunicar sentimientos de enojo de manera positiva.
  • Aprender a resolver problemas.
  • Aprender como retirarse por si mismos de situaciones iracundas o violentas.
  • Aprender como evitar ser victimas de las acciones violentas de otros.

Tomando control de los sentimientos de enojo
Aprendiendo a “tomar control” de los sentimientos de enojo es una habilidad muy importante en la vida.  Los adultos que se preocupan pueden ayudar a que los niños aprendan como lidiar con el enojo de maneras que son efectivas y provechosas.

“Tomando control” de sentimientos de enojo significa desarrollar una “bolsa de trucos” o habilidades para salir adelante que pueden ser usados en diferentes situaciones.

Diferentes cosas pueden dar resultado para diferentes niños.  Los padres pueden ayudar a los niños a lidiar con el enojo enseñándoles:

  • Relajamiento
  • Comunicación
  • Resolución de problemas
  • Cambiar su medioambiente y
  • Tener sentido del humor

Aprender a relajarse
El enojo causa una respuesta muy física en la mayoría de los niños.  Los músculos se ponen tensos, el corazón late fuertemente y el estomago duele.  Se puede enseñar a los niños a reconocer estas reacciones físicas y aprender como relajarse.  Una de las mejores maneras de dar una respuesta física al enojo, es hacer algo diferente.

Ayude a los niños a calmar su enojo usando los cinco sentidos: tacto, olfato, gusto, oído y vista.

Apretando la plastilina, jugando con agua, corriendo fuera de la casa, escuchando música, haciendo una pintura, tensando y relajando los músculos, respirando despacio y profundamente, o comiendo un bocadillo saludable; todas estas actividades son buenas respuestas a sentimientos de enojo.

Los niños que responden bien al tacto pueden aprender como darse un masaje en el cuello o en los brazos, como una técnica de calmarse por si solos. Estos mismos niños también pueden sentir mucho consuelo acariciando o cuidando a una mascota.

Usted puede decirles:

  • Hacer un dibujo de como te sientes puede hacerte sentir mejor.
  • Un baño caliente algunas veces ayuda a quitar los sentimientos de enojo
  • Cuando te sientes con hambre o irritado, dímelo para prepararte un bocadillo
  • Siéntate y respira despacio, profundamente hasta que te sientas calmado

Aprendiendo a comunicarse
Los niños pueden aprender a comunicar sus sentimientos en una variedad de maneras.  Para algunos niños esto puede significar hablar con un amigo o adulto que se preocupa.  Un muñeco de peluche o una mascota pueden escuchar muy bien.

Los niños frecuentemente explotan en ira, y sin embargo no pueden explicar porque están enojados.  Esto puede ser porque sus habilidades para razonar y pensar lógicamente no están bien desarrolladas.

Enseñe a los niños a identificar sus sentimientos de enojo usando las siguientes declaraciones:
Me siento_____________ cuando________ porque________________.

Por ejemplo, “me siento enojado cuando Marta me dice malos nombres porque me avergüenza”

La idea aquí es ayudar a los niños a darse cuenta que siempre hay sentimientos escondidos y emociones debajo de las emociones de enojo.  En el ejemplo anterior, estar avergonzado y humillado promueve sentimientos de enojo.

Aprendiendo a reconocer las emociones detrás del enojo es un importante primer paso en el aprendizaje hacia la resolución del enojo.

Algunos niños también encuentran difícil usar palabras para obtener lo que ellos necesitan.  Aprendiendo a decir por favor y gracias son pasos muy grandes para algunos niños.  Otros niños tienen aun mayores dificultades pidiendo ayuda o invitando a otros niños a jugar.  Y aun otros deben aprender a ser asertivos cuando otros niños los tratan mal.

Los adultos pueden ayudarles enseñando a los niños las palabras que necesitan decir y demostrando maneras de interactuar  con otros.

Usted podría decir

  • “Dime si necesitas ayuda”
  • “Dile a Sara, ‘puedo jugar contigo’”
  • “Dile a Marta, ‘no jugaré contigo si continúas diciéndome apodos.’”
  • “Dile a Juan, ‘estoy jugando con el rompecabezas; tu puedes usarlo después.’”
  • “Cuéntale a alguien lo que sientes antes de perder el control.”

Aprendiendo a resolver problemas
A los niños mayorcitos de preescolar o de edad escolar se les puede enseñar  a resolver problemas a manera de “prevención” antes de enojarse.  Los adultos pueden demostrar a los niños los pasos para resolver problemas: (1) detengan la acción, especialmente si alguien puede resultar lastimado.  (2) escuchen lo que el uno y el otro dice, (3) piensen en diferentes maneras de resolver el problema, y (4) escojan una idea con la que todos estén de acuerdo.

Los niños pueden necesitar la asistencia de algún adulto para llevar a cabo las ideas para resolver problemas.  También ayude a los niños a evaluar las razones por las que sus planes dieron o no dieron resultado.

La mayoría de los niños necesitaran ayuda para pensar a través de este proceso.  Aunque tome tiempo, haciendo este proceso una y otra ves, ayuda a los niños pequeños a tener buenas habilidades para identificar un problema y encontrar maneras de resolverlos.  Un niño que tiene mucha práctica pensando diferentes maneras de resolver un problema tiene más probabilidades de encontrar soluciones positivas a los conflictos.

 Pasos para resolver problemas
1.     Detengan la acción
2.     escuchen lo que el uno y el otro dicen
3.     piensen en diferentes maneras de resolver el problema
4.     escojan una idea con la que todos estén de acuerdo.

Usted podría decir

  • Un momento. Veo a dos niños peleando.  Vamos a ver si podemos ayudarles a resolver el problema.
  • ¿Cuál es el problema?  ¿Qué está pasando aquí? Juan y Carlos quieren jugar con el rompecabezas al mismo tiempo.
  • ¿Cómo podrían jugar los dos al mismo tiempo con el rompecabezas?
    Solución 1: Pueden tomar turnos
    Solución 2: Juan puede jugar con el hasta la hora de cenar y Carlos
    Puede jugar con el después de la cena.
    Solución 3: Pueden jugar juntos
    Solución 4: Podemos tirar una moneda para ver quien juega primero.
    Solución 5: Podemos guardar el rompecabezas y nadie juega con el.
    Solución 6: Podemos sacar otro rompecabezas
  • ¿Que solución les parece mejor? Una vez que los niños deciden cual solución prefieren el educador deja a los niños continuar su actividad.

Aprenda a cambiar su medioambiente
Usted puede ayudar a sus niños a cambiar su medioambiente.  Algunas veces en una situación tensa, es mejor esperar a que todos se calmen.  Anime a los niños a separarse de la situación por si mismos si usted ve que sus sentimientos fuertes están fuera de control.  Ayúdelos a identificar lugares para calmarse y controlar su comportamiento.

Los adultos también pueden ayudar a estructurar el ambiente general de manera que promueva buenos comportamientos.  Salones limpios, y en orden y rutinas regulares dan buenos resultados en la creación de atmosferas de paz.  Horarios caóticos y ambientes desordenados, con frecuencia dejan a los niños confusos y frustrados.

Usted podría decir

  • Cuando las cosas no me hacen sentir bien, esta bien retirarme del lugar
  • Toma un descanso, cálmate
  • Retírate del lugar cuando estas enojado, regresa con una sonrisa
  • Cuando las cosas parecen fuera de control, es bueno calmarse y hacer algo en silencio.
  • Es muy triste encontrar juguetes quebrados tirados por el suelo.  Prevengamos sentimientos de enojo recogiendo nuestros juguetes y colocándolos en su lugar.

Busca la parte divertida
El buen humor es un gran antídoto para el enojo.  Cuando sea posible, ayude a los niños a mirar lo que es divertido en una situación tensa.  Respondiendo a un arranque de ira de manera calmada, con una sonrisa, frecuentemente ayuda a calmar el enojo.   Aprendiendo a reír o hacer un chiste de su enojo ayuda a los niños a poner las cosas en perspectiva.

Usted podría decir:

  • Apuesto a que más tarde nos vamos a reír de esto.
  • ¡Ayer, yo estaba más enojada que un gato! Pero ahora me siento simplemente ¡pur-r-fecta!
  • Divertido, ¿cierto?
  • ¿Quieres hacer una historia divertida de lo que te está haciendo enojar en este momento?

Enseñe a los niños lo que pueden hacer
Decir a los niños que no hagan algo, da mejores resultados cuando es seguido por algo que ellos pueden hacer.

No puedes

  • Romper algo
  • Gritarle a alguien
  • Morder a alguien
  • Lastimar a los animales
  • Hacerte daño
  • Hacer un berrinche
  • Golpear a una persona

Puedes

  • Abrasar a un animal de peluche
  • Llorar
  • Hacer un dibujo
  • Hablar sobre lo que te molesta
  • Romper periódicos viejos
  • Retirarte de la situación que te molesta
  • Jugar con barro o con agua
  • Rebotar una pelota
  • Respirar profundamente
  • Pedir ayuda
  • Escuchar música
  • Ir a un lugar tranquilo para calmarte

Los padres también se enojan

Por supuesto, los padres se enojan.  Y recuerde que no es malo enojarse; solo asegúrese que su enojo no lo controle.  Use la oportunidad para demostrarles a sus niños maneras positivas de lidiar con el enojo.  Enseñándoles con el ejemplo es una importante herramienta que los padres pueden usar en la crianza de sus hijos.

  1. Identifique sus propios sentimientos de enojo.  Los niños rápidamente captan cuando usted está enojado.  Diciendo, “estoy enojado, estoy triste, me siento muy enfadado,” enseña a los niños a nombrar sus propios sentimientos de enojo.
  2. Explique la razón por la que usted está enojado.  Recuerde que los niños pequeños con frecuencia piensan que de alguna manera ellos son la causa de su enojo.  Una declaración como “estoy enojado porque el carro no arranca,” ayuda a los niños a entender la razón por la cual usted está enojado.
  3. Controle el enojo de una manera positiva.  Diciendo a los niños, “estoy muy enojada por el florero roto.  Voy a tomar unos minutos para calmarme y después podemos hablar de lo que pasó” da al niño un buen ejemplo.

¿Está bien pelear enfrente de los niños?
Ninguna familia es siempre un oasis de paz y armonía.  Todas las familias tienen desacuerdos y argumentos de vez en cuando.  Mirar a los padres discutiendo puede ser muy atemorizante para los niños, pero verlos resolver sus diferencias de maneras positivas puede ofrecer mucha estabilidad y seguridad.

Los niños no deben ser la audiencia para violencia física o argumentos extremadamente hostiles entre los padres.  El impacto de ser testigos de esta clase de ira puede dejar hondas cicatrices en los niños.

La ira crónica
Algunas veces la ira se interpone en nuestra vida cotidiana.  Cuando la ira es extremadamente extensa o sucede muy frecuentemente, puede ser hora de pedir ayuda.

Un divorcio, una experiencia de abuso, la perdida del empleo, o la muerte de un ser querido, pueden provocar ira extrema.  Para hacer las cosas peores, algunas veces estas mismas situaciones difíciles pueden desenterrar sentimientos de dolor o ira que pensábamos estaban enterrados desde hacia mucho tiempo.

La ira continua se alimenta por si misma y puede ser extremadamente destructiva para las familias.  Si las cosas salen fuera de control, usted debería considerar conseguir terapia o el apoyo de un consejero para familias.

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de Información utilizadas para este programa:

Iowa State University, University Extension: http://www.extension.iastate.edu/Publications/HDFSLO2S.pdf,

Family Life 8

Written by Lesia Oesterreich, family life specialist, ISU Extension.  Art-work by Lonna Nachtigal and Donna Halloum.  Editing and layout by Lily Auliff and Mark Jost, ISU Extension communications.

Material traducido por Romilia E. Schlueter, through Supporting Families Together Association.


 
About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s