Programa 34. Aprendiendo en dos idiomas – Segunda parte

Eschucha la primera parte

La segunda parte

La tercera parte

En los Estados Unidos muchos niños están aprendiendo dos idiomas simultáneamente desde que nacen, el de su familia e inglés.  Todos los beb♪0s nacen con el potencial de aprender idiomas.  Algunos padres creen que criar a un hijo en más de un idioma puede confundir al niño.  Sin embargo, la investigación ha encontrado que la crianza bilingüe tiene muchas ventajas para los niños.  Comprenden más profundamente dos culturas, desarrollan la capacidad de razonamiento y tienen una conciencia general más amplia del lenguaje.

Primero, hablemos

¡Empiece a hablar del principio! Hable en español. Hable en inglés. Hable en somalí. Hable en el idioma que le resulte más cómodo a usted. Del nacimiento a los tres años, el cerebro de un niño crece más rápidamente que en cualquier otra etapa de la vida. Hablar con un niño durante estos años es lo más importante que los padres pueden hacer para aprovechar al máximo este período de desarrollo cerebral temprano. No importa el idioma que los padres usen para hablar con sus niños. Con sólo hablarle y escuchar a un hijo, los padres marcan una diferencia que dura toda la vida.

Un estudio de gran alcance encontró que para la edad de tres, los niños de familias que les hablaban a menudo tenían el doble de vocabulario que los de familias que les hablaban poco. Cuantas más palabras usan los padres al hablar con su bebé y cuanto más a menudo le hablan, mayor es el vocabulario del niño para la edad de 3 años. Y cuanto más vocabulario tiene a los 3 años, más vocabulario tendrá en 5° grado. Estas diferencias persisten durante todos los años escolares del niño.

Poner a un niño delante del televisor no sirve. Un niño tiene que interactuar con otros en torno a lo que está ocurriendo en el momento para poder relacionar las palabras que oye con sus experiencias. Las interacciones sensibles con adultos contribuyen mucho más al desarrollo cerebral que cualquier juguete, programa de televisión o DVD.

Hable de las cosas de todos los días. Hablar ayuda a los bebés y niños pequeños a relacionar las palabras con sus experiencias. Por ejemplo,

– Al vestir al niño, nombre y describa todo lo que le pone —pañal, chaqueta, pantalones, zapatos y calcetines— así como colores, botones y cremalleras.
– Al viajar en autobús, en coche o al caminar, hablen de lo que ven y se sienten. Lea los carteles, señale ciertos números, letras o colores.

El parloteo de los bebés es bueno. Al principio, use palabras y caricias para responder al llanto de su niño. Una vez que empiece a balbucear, contéstele con pa­labras, gestos y sonidos. Los niños a los que se les re­sponde adquieren confianza y adoran el lenguaje.

Hable en oraciones reales. Use palabras difíciles tam­bién, aunque sepa que su niño no las comprenderá. Y use palabras más simples para ayudar a su niño a en­tender. Hable despacio y use gestos. Oír palabras nue­vas enriquece el vocabulario de su niño.

Cuéntele cuentos. Los cuentos introducen palabras que tal vez no surjan en la vida cotidiana.

Haga preguntas y tenga conversaciones. A medida que sus niños crezcan, pídales que le cuenten un cuen­to o le repitan una historia conocida. Anime a sus niños de edad prescolar a hablar con usted de sus amigos, experiencias e ideas.

Diviértanse. Las rimas, los trabalenguas y otros juegos de palabras en el idioma de su casa ayudarán a sus niños a aprender sonidos.

Aquí les van algunos ejemplos para aprender divirtiéndose… llamen si pueden repetirlos o si saben unos mejores.

Rimas

Agua, San Marcos Rey de los charcos Para mi triguito Que está muy bonito Para mi cebada Que ya está granada Para mi melón Que ya tiene flor Para mi sandía Que ya está florida Para mi aceituna Que ya tiene una

Que llueva, que llueva Que llueva, que llueva La virgen de la cueva Los pajaritos cantan Las nubes se levantas Que sí Que no Que caiga un chaparrón

Treinta días trae septiembre Con abril junio y noviembre De veintiocho sólo hay uno Y los demás treinta y uno

Adivinanzas

“Cuando el tiempo se nos troca Veréis si queréis mirar A un animal cantar Sin tener dientes ni boca”.

¿Saben qué es?

¡El Gallo!

“Lleva años en el mar y aun no sabe nadar”.

¿Pueden Adivinar?

¡La Arena!

“Me rascan continuamente De forma muy placentera, Mi voz es muy bien timbrada Y mi cuerpo de madera”.

¿Ya la tienen?

¡La Guitarra!


Trabalenguas

Pepe Cuinto contó de cuentos un ciento, y un chico dijo contento: ¡Cuántos cuentos cuenta Cuinto!

Quiero y no quiero querer a quien no queriendo quiero. He querido sin querer y estoy sin querer queriendo. Si por mucho que te quiero, quieres que te quiera más, te quiero más que me quieres ¿que más quieres?, ¿quieres más?

Un ejemplo para las clases:

En una cajita donde están escritos los trabalenguas, las adivinanzas o rimas o bien una caja para cada una, las rimas pegadas en una cartulina de color, plastificada y con un dibujito alusivo, esto sirve para el niño o niña se ubique y sea más fácil jugar a leer. Además a partir de ellas se puede realizar otras actividades ya que el texto está escrito en letra de molde, el niño puede reconocer vocales, copiar palabras, etc.

Un pañuelo de cuatro puntas
de pura pita, de pita pura,
de pita pura, de pura pita,
un pañuelo de cuatro puntas

Doña Pancha plancha con cuatro planchas.
¿Con cuantas planchas plancha doña Pancha?

Buscaba el bosque Francisco,
un vasco bizco, muy brusco,
y al verlo le dijo un chusco,
¿Busca el bosque, vasco bizco?

Pepe puso un peso

En el piso del pozo

En el piso del pozo

Pepe puso un peso

Cuando cuentes cuentos,

cuenta cuantos cuentos cuentas,

porque si no sabes cuántos cuentas,

nunca sabrás cuantos cuentos contaste.

Este es un gato

Con los pies de trapo

Y los ojos al revés

¿Quieres que te lo cuente otra vez?

Brinca que brinca

en la cumbre

el cabrito

colita de cobre

La rana Sarita

Come romero

Y el sapo Juanito

se saca el sombrero

El plumero de Mabel

Tiene plumas color café

Y el plumón de don José

tiene las plumas al revés

Francisca compró frutillas

Francisco compró frambuesas

Y juntos prepararon

Una rica mermelada

De frutillas y frambuesas

Tengo una vaquita man……sa

La vaca mas buena mo……za

De pelo color cane……la

Y manchas de maripo…..sa

Tito toma té

Tita toma mate

Y yo me tomo todita

Mi taza de chocolate

Titina la tortuga

Era muy tierna y traviesa

mas tenía una tristeza

No encontraba su turquesa

Etapas de desarrollo de la escritura

DEL NACIMIENTO A LOS 6 MESES DE EDAD

Los bebés apenas están aprendiendo a usar sus manos. Al principio, su bebé no será capaz de agarrar los objetos por sí mismo, pero en forma burda tomará un juguete que se le coloque en la palma de su mano. Entre los 4 y 6 meses de edad, su bebé podrá alcanzar y agarrar las cosas que quiere.

DE 6 A 12 MESES DE EDAD

Los bebés adquieren más control de sus manos. A esta edad, su bebé será capaz de pasar objetos de una mano a otra y puede que disfrute el rasgar y jalar materiales. El o ella será capaz de recoger objetos muy pequeños usando el dedo gordo y el índice. Los movimientos de las manos de los bebés se hacen cada vez más precisos, permitiéndoles comer alimentos pequeños y colocar aros en un palo.

DE 12 A 18 MESES DE EDAD

Los bebés han desarrollado la destreza manual necesaria que les permite tomar los útiles para escribir y hacer marcas en el papel. Sólo al mero final de la infancia, entre los 17 y 18 meses, su bebé empezará a interesarse en la escritura. No debe de esperar que su bebé haga dibujos o que “coloree”, ni que hable de las letras. Al garabatear, su bebé explora lo que puede hacer con los crayones y el papel, y trata de imitar lo que ve que hacen los niños mayores y los padres.

Estimule a su bebé

  • Los útiles burdos son más fáciles de manejar con sus manitas. Conforme su bebé empieza a hacer garabatos, es más fácil para los pequeños músculos de sus manos coger útiles gruesos para escribir. Los marcadores, los crayones, los gises y los pinceles están disponibles en presentaciones especiales para los “pequeños” y son ideales para los principiantes.
  • Use materiales lavables para ahorrarse el trabajo de limpiar después. Cuando su bebita aprende a garabatear, no tiene mucho control. Dele crayones, pinturas y marcadores lavables. Puede usar un delantal de plástico o una camiseta vieja para proteger la ropa de la niña, así como un plástico o una lona para pintar y así proteger el piso. Enséñele a su bebita que trate de mantener sus trazos dentro de la superficie destinada a escribir o pintar, pero no espere obtener resultados perfectos.
  • Fabrique un recipiente especial para guardar el material de su bebé. Mantenga este recipiente disponible a todas horas. A los bebés les encanta tener un lugar especial para guardar sus crayones y sus marcadores junto con el papel para escribir. Usted podría decorar una caja de zapatos o comprar una caja de herramientas de plástico y destinar un lugar especial en donde guardar los materiales de su bebé.
  • Háblele a su bebé sobre sus garabatos. Pregúntele a su bebé: “¿Qué escribiste?” o haga un comentario sobre los colores que ha usado. Las preguntas y comentarios sobre su trabajo le ayudan a entender que sus marcas en el papel representan un objeto o una idea. Muéstrese orgulloso del trabajo del bebé, haciéndole comentarios específicos, tales como: “¡Has escrito muchas letras!” o “¡Qué perrote tan grande has dibujado!”.

Conversar con los Niños

¿Es correcto hablarle a mi niño en mi primer idioma?
Conversar con su niño regularmente es la base para el desarrollo del lenguaje y la lectura. Si a usted le es más fácil expresarse en su primer idioma, podrá comunicar mucho mejor sus sentimientos e ideas. Puede enseñarle nuevas palabras a su niño identificando objetos, describiendo acciones y situaciones. Puede recitar rimas y poemas para desarrollarle el reconocimiento de los sonidos. Pueden conversar sobre lo ocurrido ese día, cosas que él haya notado y libros que lean juntos. Al conversar, usted le está enseñando a su niño el propósito del lenguaje y a su vez le estará ayudando a expresar sus sentimientos e ideas. Al hablarle a su niño en su primer idioma también le enseña sobre su cultura y su propia identidad.

¿El hablarle a mi niño en mi primer idioma puede complicar su aprendizaje del inglés cuando vaya a la escuela?

Antes de que los niños comiencen la escuela, es probable que ya hayan sido expuestos al inglés a través de la televisión, en el patio de juegos y en las palabras impresas que ven en las cajas de cereales, como así también en los letreros de la calle. Los niños aprenderán mucho inglés en el ambiente que los rodea. Si su niño ha tenido una experiencia formal con el inglés, como el jardín maternal o prescolar, entonces la escuela le brindará oportunidades adicionales de aprenderlo. Otros niños al igual que los maestros, pueden servir de modelos para ayudarlo a comunicar lo que siente, sabe y lo que puede hacer. Hasta puede que usted se sorprenda de lo rápido que lo aprende mientras juega con otros niños que lo hablan. Si su niño no ha tenido una experiencia formal con el inglés, usará lo que sabe en su primer idioma para aprender inglés; esto puede resultar una tarea laboriosa. Hable con su maestra sobre las metas que se propone para él y las posibles preocupaciones que usted tenga.

Mi marido le habla en inglés a nuestra niña. Yo quiero hablarle en mi primer idioma. ¿Esto podría confundirla?
Aprender un idioma de por sí ya es un proceso complejo. Pero los niños son capaces de aprender más de un idioma. Lo más importante es que usted le converse a su niña en el idioma en el que usted se sienta más cómoda. Este tipo de conversaciones estimulan el desarrollo del pensamiento y del lenguaje. También es importante ser un buen modelo en la adquisición del lenguaje y no mezclar los idiomas. En otras palabras, cuando usted le esté hablando a su niña en inglés, no mezcle frases y oraciones de su primer idioma. Pero no se sorprenda si su niña usa palabras de ambos idiomas en una misma oración. Esto no es un signo de confusión, se trata de su forma actual de expresarse.

¿Nuestro niño puede perder la habilidad de hablar en su primer idioma si sólo le hablamos en inglés?

Sí. Tendrá por lo tanto que decidir si quiere que su niño mantenga sus habilidades en el primer idioma. Considere sus metas a largo plazo. Si usted y su familia no regresarán a su país natal, tal vez mantener el primer idioma no sea una prioridad. Piense también en la situación de su familia. Si algunos miembros de su familia no hablan inglés, será entonces importante que su niño mantenga su primer idioma para poder comunicarse con ellos. También considere cómo se sentiría cuando sea adulto si perdiera su primer idioma y en cierto sentido su identidad cultural.

Mi niña insiste en hablarme en inglés. ¿Cómo puedo ayudarla a mantener su primer idioma?
Requiere tiempo, persistencia y creatividad. Algunos padres hablan a su niño sólo en su primer idioma, aún si el niño les responde en inglés. Otros, envían a sus niños a programas extraescolares en donde aprenden otro idioma. Usted también puede crear rutinas para ayudarla a mantener su primer idioma, como salidas con familiares, o ver películas, o leer libros en dicho idioma.

Mi niño está aprendiendo inglés como segundo idioma. ¿Qué debo hacer si comete errores?
Evite corregir a su niño o lo desalentará. Una buena manera de ayudarlo a aprender a decir algo de la forma “correcta”, es afirmando lo que dice, usando la pronunciación, la estructura de la oración y la gramática correcta. Por ejemplo, si dice, “el correo viene” usted puede decir, “Tienes razón, el correo vino. Veamos si recibimos una carta de la abuela”.

¿Está bien leerle libros a mi niña en mi primer idioma?
Hacer un hábito de la lectura juntos es importante, no importa en que idioma usted lea. Leer a su niña en forma diaria aumentará su vocabulario, sus conocimientos del mundo y su comprensión de la estructura del cuento. Si usted se siente más cómodo(a) en expresarse en su primer idioma, lea a su niña en ese idioma. De esta manera usted estará mejor preparado(a) para leer y hablar sobre los cuentos. Y al conversar sobre los mismos, la estará ayudando a desarrollar sus habilidades del lenguaje y a entenderlos mejor.

Si le leo sólo en mi primer idioma, ¿mi niño aprenderá alguna vez a leer en inglés?

Sí, si recibe instrucción formal. Pero el leerle en voz alta en su primer idioma será la base para que su niño aprenda a leer en inglés. A través de la lectura diaria, explorará conceptos e ideas nuevas. Al mismo tiempo, aumentarán sus conocimientos sobre el lenguaje impreso y los libros. Aprenderá cómo abrir un libro y que leemos hasta el final de una línea y volvemos a la izquierda para leer la línea siguiente. Aprenderá dónde comienza una palabra impresa y dónde termina y reconocerá la diferencia entre una palabra y una letra. La investigación ha demostrado que si los niños ya han adquirido estos conceptos importantes sobre la lectura en un idioma, los pueden aplicar en otro idioma.

¿Mi niña debería aprender a leer en inglés o en nuestro primer idioma?
Aprender a leer es un proceso complejo; por lo tanto, será una tarea más fácil si se le enseña en el idioma que entiende más. De esta manera no tendrá que concentrarse en aprender a leer y aprender un nuevo idioma al mismo tiempo. Al aprender a leer en el idioma que domina más, su niña estará desarrollando las habilidades de lectura que necesitará en el otro idioma. Las habilidades aprendidas en un idioma se trasladarán al otro.

Mi niño parece avergonzarse cuando le hablo en mi primer idioma. ¿Qué puedo hacer?

Ayude a su niño a ver que hablar otro idioma es algo de lo que uno debe estar orgulloso. Usted puede compartir de muchas maneras el orgullo que siente en su primer idioma y su cultura. Muéstrele a su niño fotos familiares y converse sobre experiencias, ocasiones y personas especiales en su vida. Háblele sobre sus tradiciones y celébrenlas juntos. Léale cuentos de hadas, mitos y cuentos populares de su cultura. Leer y hablar sobre estos cuentos ayudarán a su niño a adquirir palabras nuevas y explorar conceptos. Estos cuentos también lo ayudarán a aprender los valores y tradiciones de su cultura y cultivar su orgullo por los mismos.

Mi prima acaba de llegar de su país y no sabe inglés. ¿Cómo puede ayudar a su niño pequeño a aprender inglés?

Aunque su prima no sepa inglés, puede ponerse en contacto y relacionarse con personas que el inglés sea su primer idioma. También puede llevar a su niño a la biblioteca pública local y participar de “la hora de cuentos”. Muchas veces esto incluye canciones y juegos de mímica además de la lectura de un cuento por la bibliotecaria. Llevarlo a la plaza o al patio de juegos le brindará la oportunidad de jugar junto a otros cuyo primer idioma sea el inglés. Estas actividades no sólo ayudarán al niño a aprender inglés sino también a su prima.

¿Qué más puedo hacer para ayudar a mi niña a ser una buena lectora y escritora?
No importa el idioma que use con su niña, usted puede ampliar sus habilidades literarias lo más posible a través de la lectura, la escritura y la conversación. Por ejemplo, hagan listas para las compras del supermercado y escriban cartas a personas especiales. Miren recetas de cocina juntas y hagan su comida preferida. Inventen cuentos juntas y escríbanlos para poder leerlos luego. Lean diferentes tipos de libros desde poesías y cuentos hasta historias de no ficción. Converse con su niña sobre los cuentos que ella lea, sus experiencias y fantasías. Al hablarle y leerle todos los días; al usted leer y escribir, y al escuchar cómo ella lee, estará fomentando el amor por el lenguaje y un amor por la lectura para toda la vida.

La semana próxima cubriremos este mismo tema para niños pequeños entre 18 y 36 meses de edad.

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de Información utilizadas para este programa:
__________________________________________________________________________________ 1.    Red Maestros de Maestros – Janett Marisol Vivanco Vera: TRABALENGUAS PARA PEQUES.

 2. Personal Uses Permitted. 

PBS ONLINE® is an online information exchange service for use by PBS, its Member Stations and the general public. You shall not post, publish, transmit, reproduce, distribute or in any way use or exploit any Information for commercial purposes or otherwise use the Information in a manner that is inconsistent with these rules and regulations.

http://www.pbs.org/parents/readinglanguage/spanish/baby/main.html

Programa 33. Aprendiendo en dos idiomas

Escucha la primera parte

La segunda parte

La tercera parte

Educar niños multilingües ofrece oportunidades y desafíos únicos. Los padres pueden tener una serie de preguntas: ¿Deberían hablarle a su niño en su primer idioma? ¿Qué efecto tendrá esto en la habilidad de su niño para aprender inglés? Si le hablan a su niño en inglés: ¿perderá este su primer idioma? ¿Y qué pasa cuando los padres le hablan a su niño en dos idiomas? Este artículo responderá muchas de estas preguntas y dará consejos útiles, que los padres podrán usar para apoyar el desarrollo del lenguaje y la lectura en el hogar.

Comenzaremos con información sobre niños del nacimiento a los 18 meses: La Lectura y el Lenguaje: Del balbuceo a las palabras

Desde el momento en que nace, su bebé está aprendiendo a comunicarse. El o ella progresan y pasa del simple llanto o los ruiditos tiernos, a hablar con frases y, a la larga, a emitir oraciones cortas conforme avanza hacia los primeros años de la infancia. Como la primera maestra (o maestro) de sus hijos, usted puede ayudar a que su bebé desarrolle destrezas del lenguaje sólidas practicando la conversación, el canto, los juegos y la lectura juntos.

Aunque su bebé aún esté a varios años de distancia para convertirse en un lector, al nacer él empieza a desarrollar las destrezas indispensables para la lectura y la escritura. Si bien él no practicará estas actividades por algún tiempo, usted puede ayudarle desde ahora a inculcarle el amor por el lenguaje y los libros. El empezará a escuchar y a emitir sonidos y palabras, habilidades que pueden propiciar el desarrollo del lenguaje y la lectura. La comunicación por medio de los juegos es clave para fomentar un vínculo emocional y el desarrollo de un lector floreciente. El hecho de hablar acerca de las cosas que le interesan a su bebé, recitarle versos infantiles, jugar “a dónde está” y a otros juegos, así como el leerle libros de pasta dura son maneras sencillas pero importantes para dar comienzo.

Averigüe como la comunicación promueve la lectura, qué tipo de plática de los padres es la más interesante para los bebés, cuándo podría esperarse que su bebé muestre interés por los libros y la escritura y qué es lo que usted puede hacer para ayudar a que su hijo desarrolle sus facultades y se convierta en un lector y un escritor. 

Etapas de desarrollo de la audición

DEL NACIMIENTO A LOS 6 MESES DE EDAD

Su bebé vive en un mundo hecho de voces. Es más, el reconoce las voces que ha oído antes de nacer. No es sorprendente que los bebés prefieran las voces de sus mamás a las de los demás. Cuando la mamá de un niño de dos meses entra en la habitación y habla, observe como voltea la cabeza hacia ella. Los bebés se emocionan al oír las voces vivaces con timbre agudo y se calman con las voces suaves y tranquilas.

DE 6 A 12 MESES DE EDAD

A los bebés les agrada escuchar un discurso animado sobre las personas y objetos que ven o tocan. A esta edad, su bebé tendrá dificultades para entender las conversaciones sobre las personas y los objetos que no están presentes. Sin embargo, él o ella se deleitará jugando a “¿dónde está?”, conforme empieza a aprender que las cosas que están cubiertas siguen allí. Si usted está criando a un niño para que sea bilingüe, este es un buen momento para presentarle objetos a su bebé y decirle las palabras correspondientes en ambos idiomas.

DE 12 A 18 MESES DE EDAD

Los bebés desarrollan rápidamente un amplio vocabulario auditivo. Su bebé entiende 50 o más palabras durante este período de su desarrollo. Aunque aún no sea capaz de decir las palabras que conoce, cuando se le pregunta, él demostrará su comprensión señalando o dirigiendo su mirada hacia los objetos o las personas que le son familiares. Los bebés aprenden estas palabras escuchando a los adultos que les hablan sobre las cosas que pueden ver, oír o tocar.

 

Estimule a su bebé

  • Escuche los sonidos “no verbales” de su bebé y responda con cariño. Aún antes de que su bebita diga sus primeras palabras, ya se comunica. Usa llantos o expresiones faciales diferentes para indicar que está cansada, aburrida o interesada. Ella capta la atención de usted con la mirada y al sonreírle. Cuando usted responde a las señales de su bebé, usted le da muestra de que la entiende y que aprecia lo que ella le está diciendo. Sonríale a su bebita cuando parezca estar lista para jugar, cambie de actividades cuando ella voltee para otro lado y háblele cuando le sonría.
  • Háblele a su bebita incluso si ella no le entiende. Sostenga conversaciones a lo largo del día —durante el momento de alimentarla, de cambiarle el pañal y de bañarla, o cuando haga sus mandados o bien durante las otras rutinas cotidianas. Cuando usted hable, use palabras para decirle a su bebita los nombres de los objetos, para señalarle lo que está pasando y para describirle lo que pasará después. Al hablarle, ambos exploran el mundo juntos, le enseña a su bebita los sonidos, el ritmo y el propósito del lenguaje y se establece un vínculo de cariño entre ustedes.
  • Tome turnos con su bebé al hablar. Háblele a su bebé, pero también dele la oportunidad de que responda. Para los bebés que no hablan aún, esto significa intercambiar expresiones faciales o repetir los sonidos de una “trompetilla”. Trate de establecer un patrón de toma y daca, y permítale a su bebé que sepa que usted disfruta al escuchar lo que él le dice.
  • Háblele y hágale preguntas acerca de lo que le interese a su bebé. Conforme los bebés van creciendo, ellos empiezan a conversar sobre las cosas que les interesan. En vez de tratar de dirigir la conversación de su bebé hacia temas nuevos, trate de ampliar la conversación acerca de los temas que él elija. Si su bebé muestra interés en un juguete en particular, pídale que le diga de qué color es y si es grande o pequeño en vez de mostrarle otro juguete.

Etapas del desarrollo del lenguaje

DEL NACIMIENTO A LOS 6 MESES DE EDAD

El llanto es la primera forma de comunicación del bebé con los demás. Su bebé llora porque quiere que lo tomen en brazos, lo alimenten o lo cambien. Una respuesta rápida consuela y tranquiliza a su bebé porque le asegura que alguien está allí. Es importante responder al llanto de su bebé porque le ayuda a que él o ella confíe en que usted satisfará sus necesidades, lo cual es el principio del diálogo entre usted y su bebé. Su bebé de 1 a 2 meses empezará a mostrar su placer emitiendo soniditos y estará posiblemente más dispuesto a contestar con leves sonidos cuando usted le responde. Al final de este período, a los bebés les gusta experimentar con los sonidos, cuando hacen burbujas y “trompetillas”.

DE 6 A 12 MESES DE EDAD

Los bebés empiezan a comunicarse por medio de balbuceos. Es posible que al principio el “babababa” y el “mamama” no se refieran a algo específico. Cuando usted relacione los balbuceos de su bebé y los objetos o las personas que le interesan, él podría emitir un balbuceo o dos. Puede que su bebé diga “meme” para referirse a su “cobijita” o a la “botella” y puede que también empiece a parlotear de manera tal que parezca una palabra real. Al parlotear, los bebés practican el ritmo, los sonidos y cómo fluye el lenguaje.

DE 12 A 18 MESES DE EDAD

Durante este período, su bebé pasa de balbucear algunas palabras a hablar con un vocabulario de unas 20 palabras. El o ella no pronunciarán esas palabras del todo en forma correcta pues sus pequeños músculos que apoyan a su boquita y labios todavía están en vías de desarrollo. Muchos bebés hablarán una palabra a la vez, pero a menudo con estas palabras quieren decir toda una oración. Por ejemplo, un bebé que dice: “Ma” trata de decir “Quiero más leche”.

Estimule a su bebé

  • Practique juegos que enseñen a su bebé palabras nuevas. A los bebés les gusta establecer un vínculo con sus padres al jugar, por lo que mediante los juegos los padres pueden enseñar a sus bebés nuevas palabras. Realice un juego sobre las partes del cuerpo que consista en preguntarle a su bebé: “¿Dónde está la nariz de Amy?” “¿Dónde está la nariz de mamá?”; ¿Dónde esté la pancita de Amy? “¿Dónde está tu pie?”. Algunos bebés incluso tratarán de burlar a sus padres y señalarán su nariz sonriéndose cuando se les pregunta sobre la pancita.
  • Cante las canciones junto con su bebé. El canto es una forma de juego, especialmente si usted canta haciendo ademanes. El hecho de cantar canciones como “Las ruedas del camión” o “Brilla, brilla estrellita” es una forma de ayudar a que su bebé aprenda los patrones y la entonación del lenguaje. Las canciones con ritmo ayudan a que su bebé escuche las pequeñas diferencias de los sonidos, una habilidad que necesitará para aprender a leer. Por un tiempo usted cantará solo, pero su bebé empezará a replicarle con palabras o ademanes tan pronto esté listo(a) para hacerlo.
  • Cuando su bebé juegue con los juguetes, háblele acerca de lo que está haciendo. Al decirle: “Ese es un camión grande” y “el gato está durmiendo”, usted le está enseñando a su bebé nuevas palabras. Mientras su bebé juega, el hecho de hacerle preguntas, tales como: “¿Dónde está el camión verde?”, le ayudarán a practicar nuevas palabras e ideas.
  • No se preocupe por corregir la pronunciación, la gramática o la elección de palabras de su bebé. En cambio, muéstrele a su bebé un ejemplo positivo con la forma cómo usted le habla. Si usa la gramática y las palabras correctas para responderle a su bebé, usted está haciendo precisamente lo que los niños necesitan para desarrollar el lenguaje.

Etapas de desarrollo de la escritura

DEL NACIMIENTO A LOS 6 MESES DE EDAD

Los bebés apenas están aprendiendo a usar sus manos. Al principio, su bebé no será capaz de agarrar los objetos por sí mismo, pero en forma burda tomará un juguete que se le coloque en la palma de su mano. Entre los 4 y 6 meses de edad, su bebé podrá alcanzar y agarrar las cosas que quiere.

DE 6 A 12 MESES DE EDAD

Los bebés adquieren más control de sus manos. A esta edad, su bebé será capaz de pasar objetos de una mano a otra y puede que disfrute el rasgar y jalar materiales. El o ella será capaz de recoger objetos muy pequeños usando el dedo gordo y el índice. Los movimientos de las manos de los bebés se hacen cada vez más precisos, permitiéndoles comer alimentos pequeños y colocar aros en un palo.

DE 12 A 18 MESES DE EDAD

Los bebés han desarrollado la destreza manual necesaria que les permite tomar los útiles para escribir y hacer marcas en el papel. Sólo al mero final de la infancia, entre los 17 y 18 meses, su bebé empezará a interesarse en la escritura. No debe de esperar que su bebé haga dibujos o que “coloree”, ni que hable de las letras. Al garabatear, su bebé explora lo que puede hacer con los crayones y el papel, y trata de imitar lo que ve que hacen los niños mayores y los padres.

Estimule a su bebé

  • Los útiles burdos son más fáciles de manejar con sus manitas. Conforme su bebé empieza a hacer garabatos, es más fácil para los pequeños músculos de sus manos coger útiles gruesos para escribir. Los marcadores, los crayones, los gises y los pinceles están disponibles en presentaciones especiales para los “pequeños” y son ideales para los principiantes.
  • Use materiales lavables para ahorrarse el trabajo de limpiar después. Cuando su bebita aprende a garabatear, no tiene mucho control. Dele crayones, pinturas y marcadores lavables. Puede usar un delantal de plástico o una camiseta vieja para proteger la ropa de la niña, así como un plástico o una lona para pintar y así proteger el piso. Enséñele a su bebita que trate de mantener sus trazos dentro de la superficie destinada a escribir o pintar, pero no espere obtener resultados perfectos.
  • Fabrique un recipiente especial para guardar el material de su bebé. Mantenga este recipiente disponible a todas horas. A los bebés les encanta tener un lugar especial para guardar sus crayones y sus marcadores junto con el papel para escribir. Usted podría decorar una caja de zapatos o comprar una caja de herramientas de plástico y destinar un lugar especial en donde guardar los materiales de su bebé.
  • Háblele a su bebé sobre sus garabatos. Pregúntele a su bebé: “¿Qué escribiste?” o haga un comentario sobre los colores que ha usado. Las preguntas y comentarios sobre su trabajo le ayudan a entender que sus marcas en el papel representan un objeto o una idea. Muéstrese orgulloso del trabajo del bebé, haciéndole comentarios específicos, tales como: “¡Has escrito muchas letras!” o “¡Qué perrote tan grande has dibujado!”.

Conversar con los Niños

¿Es correcto hablarle a mi niño en mi primer idioma?


Conversar con su niño regularmente es la base para el desarrollo del lenguaje y la lectura. Si a usted le es más fácil expresarse en su primer idioma, podrá comunicar mucho mejor sus sentimientos e ideas. Puede enseñarle nuevas palabras a su niño identificando objetos, describiendo acciones y situaciones. Puede recitar rimas y poemas para desarrollarle el reconocimiento de los sonidos. Pueden conversar sobre lo ocurrido ese día, cosas que él haya notado y libros que lean juntos. Al conversar, usted le está enseñando a su niño el propósito del lenguaje y a su vez le estará ayudando a expresar sus sentimientos e ideas. Al hablarle a su niño en su primer idioma también le enseña sobre su cultura y su propia identidad.

¿El hablarle a mi niño en mi primer idioma puede complicar su aprendizaje del inglés cuando vaya a la escuela?

Antes de que los niños comiencen la escuela, es probable que ya hayan sido expuestos al inglés a través de la televisión, en el patio de juegos y en las palabras impresas que ven en las cajas de cereales, como así también en los letreros de la calle. Los niños aprenderán mucho inglés en el ambiente que los rodea. Si su niño ha tenido una experiencia formal con el inglés, como el jardín maternal o preescolar, entonces la escuela le brindará oportunidades adicionales de aprenderlo. Otros niños al igual que los maestros, pueden servir de modelos para ayudarlo a comunicar lo que siente, sabe y lo que puede hacer. Hasta puede que usted se sorprenda de lo rápido que lo aprende mientras juega con otros niños que lo hablan. Si su niño no ha tenido una experiencia formal con el inglés, usará lo que sabe en su primer idioma para aprender inglés; esto puede resultar una tarea laboriosa. Hable con su maestra sobre las metas que se propone para él y las posibles preocupaciones que usted tenga.

Mi marido le habla en inglés a nuestra niña. Yo quiero hablarle en mi primer idioma. ¿Esto podría confundirla?


Aprender un idioma de por sí ya es un proceso complejo. Pero los niños son capaces de aprender más de un idioma. Lo más importante es que usted le converse a su niña en el idioma en el que usted se sienta más cómoda. Este tipo de conversaciones estimulan el desarrollo del pensamiento y del lenguaje. También es importante ser un buen modelo en la adquisición del lenguaje y no mezclar los idiomas. En otras palabras, cuando usted le esté hablando a su niña en inglés, no mezcle frases y oraciones de su primer idioma. Pero no se sorprenda si su niña usa palabras de ambos idiomas en una misma oración. Esto no es un signo de confusión, se trata de su forma actual de expresarse.

¿Nuestro niño puede perder la habilidad de hablar en su primer idioma si sólo le hablamos en inglés?

Sí. Tendrá por lo tanto que decidir si quiere que su niño mantenga sus habilidades en el primer idioma. Considere sus metas a largo plazo. Si usted y su familia no regresarán a su país natal, tal vez mantener el primer idioma no sea una prioridad. Piense también en la situación de su familia. Si algunos miembros de su familia no hablan inglés, será entonces importante que su niño mantenga su primer idioma para poder comunicarse con ellos. También considere cómo se sentiría cuando sea adulto si perdiera su primer idioma y en cierto sentido su identidad cultural.

Mi niña insiste en hablarme en inglés. ¿Cómo puedo ayudarla a mantener su primer idioma?


Requiere tiempo, persistencia y creatividad. Algunos padres hablan a su niño sólo en su primer idioma, aún si el niño les responde en inglés. Otros, envían a sus niños a programas extraescolares en donde aprenden otro idioma. Usted también puede crear rutinas para ayudarla a mantener su primer idioma, como salidas con familiares, o ver películas, o leer libros en dicho idioma.

Mi niño está aprendiendo inglés como segundo idioma. ¿Qué debo hacer si comete errores?

Evite corregir a su niño o lo desalentará. Una buena manera de ayudarlo a aprender a decir algo de la forma “correcta”, es afirmando lo que dice, usando la pronunciación, la estructura de la oración y la gramática correcta. Por ejemplo, si dice, “el correo viene” usted puede decir, “Tienes razón, el correo vino. Veamos si recibimos una carta de la abuela”.

¿Está bien leerle libros a mi niña en mi primer idioma?


Hacer un hábito de la lectura juntos es importante, no importa en que idioma usted lea. Leer a su niña en forma diaria aumentará su vocabulario, sus conocimientos del mundo y su comprensión de la estructura del cuento. Si usted se siente más cómodo(a) en expresarse en su primer idioma, lea a su niña en ese idioma. De esta manera usted estará mejor preparado(a) para leer y hablar sobre los cuentos. Y al conversar sobre los mismos, la estará ayudando a desarrollar sus habilidades del lenguaje y a entenderlos mejor.

Si le leo sólo en mi primer idioma, ¿mi niño aprenderá alguna vez a leer en inglés?

Sí, si recibe instrucción formal. Pero el leerle en voz alta en su primer idioma será la base para que su niño aprenda a leer en inglés. A través de la lectura diaria, explorará conceptos e ideas nuevas. Al mismo tiempo, aumentarán sus conocimientos sobre el lenguaje impreso y los libros. Aprenderá cómo abrir un libro y que leemos hasta el final de una línea y volvemos a la izquierda para leer la línea siguiente. Aprenderá dónde comienza una palabra impresa y dónde termina y reconocerá la diferencia entre una palabra y una letra. La investigación ha demostrado que si los niños ya han adquirido estos conceptos importantes sobre la lectura en un idioma, los pueden aplicar en otro idioma.

¿Mi niña debería aprender a leer en inglés o en nuestro primer idioma?


Aprender a leer es un proceso complejo; por lo tanto, será una tarea más fácil si se le enseña en el idioma que entiende más. De esta manera no tendrá que concentrarse en aprender a leer y aprender un nuevo idioma al mismo tiempo. Al aprender a leer en el idioma que domina más, su niña estará desarrollando las habilidades de lectura que necesitará en el otro idioma. Las habilidades aprendidas en un idioma se trasladarán al otro.

Mi niño parece avergonzarse cuando le hablo en mi primer idioma. ¿Qué puedo hacer?

Ayude a su niño a ver que hablar otro idioma es algo de lo que uno debe estar orgulloso. Usted puede compartir de muchas maneras el orgullo que siente en su primer idioma y su cultura. Muéstrele a su niño fotos familiares y converse sobre experiencias, ocasiones y personas especiales en su vida. Háblele sobre sus tradiciones y celébrenlas juntos. Léale cuentos de hadas, mitos y cuentos populares de su cultura. Leer y hablar sobre estos cuentos ayudarán a su niño a adquirir palabras nuevas y explorar conceptos. Estos cuentos también lo ayudarán a aprender los valores y tradiciones de su cultura y cultivar su orgullo por los mismos.

Mi prima acaba de llegar de su país y no sabe inglés. ¿Cómo puede ayudar a su niño pequeño a aprender inglés?

Aunque su prima no sepa inglés, puede ponerse en contacto y relacionarse con personas que el inglés sea su primer idioma. También puede llevar a su niño a la biblioteca pública local y participar de “la hora de cuentos”. Muchas veces esto incluye canciones y juegos de mímica además de la lectura de un cuento por la bibliotecaria. Llevarlo a la plaza o al patio de juegos le brindará la oportunidad de jugar junto a otros cuyo primer idioma sea el inglés. Estas actividades no sólo ayudarán al niño a aprender inglés sino también a su prima.

¿Qué más puedo hacer para ayudar a mi niña a ser una buena lectora y escritora?


No importa el idioma que use con su niña, usted puede ampliar sus habilidades literarias lo más posible a través de la lectura, la escritura y la conversación. Por ejemplo, hagan listas para las compras del supermercado y escriban cartas a personas especiales. Miren recetas de cocina juntas y hagan su comida preferida. Inventen cuentos juntas y escríbanlos para poder leerlos luego. Lean diferentes tipos de libros desde poesías y cuentos hasta historias de no ficción. Converse con su niña sobre los cuentos que ella lea, sus experiencias y fantasías. Al hablarle y leerle todos los días; al usted leer y escribir, y al escuchar cómo ella lee, estará fomentando el amor por el lenguaje y un amor por la lectura para toda la vida.

La semana próxima cubriremos este mismo tema para niños pequeños entre 18 y 36 meses de edad.

 Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de Información utilizadas para este programa:
__________________________________________________________________________________

 1. Personal Uses Permitted.
PBS ONLINE® is an online information exchange service for use by PBS, its Member Stations and the general public. You shall not post, publish, transmit, reproduce, distribute or in any way use or exploit any Information for commercial purposes or otherwise use the Information in a manner that is inconsistent with these rules and regulations.

http://www.pbs.org/parents/readinglanguage/spanish/baby/main.html

Programa 32. La Violencia Intrafamiliar y Nuestros Niños

Escucha la primera parte

La segunda parte

La tercera parte

 

En el programa de hoy tocaremos un tema muy importante, pero a su vez un poco duro y difícil. Hoy vamos a estar conversando sobre la violencia intrafamiliar y como afecta a nuestros pequeños.

Como todos ya sabemos el ser padres es un comportamiento aprendido. Nuestros padres modelan un estilo de crianza que utilizamos mas tarde en nuestra vida como padres. Y luego nuestros hijos modelan nuestro estilo y así se repite el ciclo.

Entendemos que la violencia doméstica es un modelo de conductas aprendidas también el cual afecta a toda la familia e involucran abuso físico o la amenaza de abuso físico. También puede incluir abuso psicológico repetido, ataque sexual, aislamiento social progresivo, castigo, intimidación y/o limitación/restricción económica.

Todos sabemos que es triste y doloroso arrastrar la vida cuando no se recibió amor, sobre todo de los padres durante la niñez. Como ya sabemos y como muchas veces se ha mencionado en este programa, los cinco primeros años de la vida de un niño dejan una marca imborrable para toda la vida, ya sea para bien o para mal.

Por eso, el privar a un niño de amor es como privar de fertilizante a un árbol que empieza a crecer, pero el golpearlo es como echarle veneno, terminando por matarlo psicológicamente y emocionalmente, o mejor va a crecer herido de muerte.

Pero hay golpes y golpes, algunos golpes sacan sangre o dejan morados, incluso un mal golpe puede producir la muerte, pero hay otros mas sutiles que no se ven, pero que se graban a fuego lento no sólo en mente sino en la identidad de ese niño o de esa niña. Se graban en su “yo”, y los frutos de estos golpes emocionales se van a ver después en sus relaciones con personas significativas y en su relación con el mundo.

Me gustaría hablar un poco más detalladamente de esos golpes, que solamente los ven o los oyen quienes los dan, aunque no piensen en las consecuencias futuras y terribles que van a traer en sus hijos.

Está claro, que cuando se repiten los golpes físicos, pero sobre todo los psicológicos o emocionales, se va agotando el amor. Nosotros los adultos sabemos como duele el silencio, tal vez más que las palabras ofensivas. Ese silencio es el peor de los castigos, ahora imagínese a un niño que no ha hecho nada y no se le habla, y no se le abraza y acaricia, cómo se va conformando su identidad…pensemos en eso.

Silencio y ausencia, cuando se reprocha al hijo los pequeños errores pero cierras tu corazón y tu boca cuando hace algo bien. Por, ejemplo, cuando el niño empezó el kinder e hizo un dibujo, que pudo ser cuatro rayas cruzadas, pero que para él era una obra de arte, en lugar de abrazarlo o alabarlo, guardaste silencio. Con ello se produce en el hijo que aprenda a ver sólo los errores, pero no lo bueno que hay en sus personas.

Todos estos golpes emocionales y psicológicos, hacen tanto daño en la niñez porque el niño o la niña no saben defenderse; su mente apenas empieza a desarrollar lentamente ciertos mecanismos de defensa para poder filtrar y analizar lo que ve y oye. Su mente es como una esponja: recibe todo. No tiene capacidad para decir esto es verdad o no es verdad, lo que dicen es justo o injusto. Por eso los mensajes-golpes son como olas gigantescas que llegan sin control a lo más profundo de ese ser indefenso.

Pero que distinta es la niñez y el futuro de sus hijos cuando ellos palpan el amor entre su padre y su madre, cuando ellos desde pequeños ven que su madre recibe con un beso, un abrazo al padre que llega del trabajo, o cuando el padre le da un beso a su esposa. Son detalles que se van grabando en el alma de los niños, que van modelando su personalidad, que van llenando de amor ese tanque-corazón. Esa será la mejor herencia que podrá dejar a tus hijos.

Los niños con padres que abusan a su pareja siempre están en peligro, aunque no siempre ven el acto violento directamente. Pueden intentar intervenir o ser golpeados accidentalmente, o tal vez pueden escuchar amenazas o insultos que les pueden asustar o hacerles sentir culpables.

Las estadísticas dicen que por lo menos 3,300,000 niños son testigos de la violencia doméstica cada año.
Los sentimientos duraderos de culpa, frustración, y temor al ser testigos de la violencia domestica pueden convertirse en conductas realmente peligrosas.

Hijos varones de padres violentos son 10 veces más probables de abusar a sus esposas y novias cuando sean adultos.

Niños de padres abusivos tienen un chance de 50% de abusar al alcohol o a las drogas. Son también 6 veces más probables de suicidarse.

Los traumas emocionales y sicológicos experimentados por estos niños pueden tener muy serios efectos de largo plazo, sin importar la edad del niño.

  • Infantes y niños pequeñitos que están expuestos a la violencia doméstica pueden exhibir mala salud y síntomas del estrés. Sus necesidades pueden ser ignoradas mientras sus padres lidian con la violencia, llevando a estos bebés a la desconfianza y al retiro emocional más tarde en su vida.
  • Niños pequeños que son testigos de la violencia doméstica muchas veces creen que ellos son la razón del conflicto. Esta percepción puede convertirse en sentimientos de culpabilidad, inutilidad, y ansiedad.
  • Cuando niños pre-adolescentes ven en la casa la violencia entre la pareja en la casa, sus sentimientos de frustración y desamparo se pueden traducir a la violencia o a comportamiento antisocial y mala conducta en la escuela. Algunos pueden actuar como en contra de sus compañeros de clases para adquirir una sensación de poder, mientra otros pueden evitar relaciones en su totalidad.
  • Los Adolescentes que son criados con sentimientos de desamparo al no poder salvar a uno de sus padres del abuso pueden crear situaciones con premeditación, para hacerse sentir necesitados y con control. Ellos pueden buscar ser aceptados con temeridad y escaparse utilizando el sexo, las drogas o las pandillas.
  • Los sentimientos duraderos de culpa, frustración, y temor al ser testigos de la violencia domestica pueden convertirse en conductas realmente peligrosas.

Hijos varones de padres violentos son 10 veces más probables de abusar a sus esposas y/o novias cuando sean adultos. Niños de padres abusivos tienen un chance de 50% de abusar al alcohol o a las drogas. Son también 6 veces más propensos al suicidio.

Como Podemos ayudar a un Niño que Ha Presenciado Violencia Doméstica

Ser criado en una casa donde la violencia es lo normal puede tener a largo plazo, muy serios efectos sicológicos y de comportamiento. Si usted sospecha que un niño en su comunidad esta expuesto a la violencia doméstica, usted puede hacer una gran diferencia en el futuro de ese niño.

Sea un modelo positivo.

Un niño que solo interactúa con adultos violentos pensará que la agresión y el dolor son partes normales de la vida.

Cuando está tratando con niños en su comunidad, sea que Ud. sospecha que está ocurriendo violencia familiar en su casa o no, actúe calmada, considerad, y amorosamente.

Sea confiable.

Niños de familias violentas están tan acostumbrados a que se rompan las promesas que vacilan a creer lo que dicen otros adultos. Esta hostilidad a tener confianza en otros puede causar inseguridad, retiro social, y otras relaciones abusivas.

Nunca haga una promesa que no puede cumplir – como decir, “nadie te lastimará de nuevo.” Siempre cumpla con las promesas que le hace al niño, grandes o pequeñas.

Promueva la auto-estima.

La culpa e inseguridad que resulta de la inhabilidad del niño o joven para parar la violencia en su casa puede resultar en un auto-estima baja.

Alabe al niño de forma genuina por sus esfuerzos y logros. Asegúrese de que los niños entiendan que la violencia y el abuso nunca es culpa de ellos.

Sea abierto.

Un niño con padres abusivos probablemente se le ha prohibido hablar sobre la violencia que ocurre en su casa.

Sea compasivo y dulce si el niño no está muy dispuesto a hablar con usted.

Anime a los niños pequeños a expresar sus sentimientos utilizando el arte o el drama.

Ayude a un niño a hacer un plan de seguridad.

Los niños pueden ser lastimados seriamente si intentan intervenir cuando la violencia sucede entre sus padres. Un niño necesita saber que no debe meterse dentro del pleito.

Ayude al niño a memorizar y escribir los números a los que debe llamar para pedir ayuda y a los sitios donde debe ir – como un centro comunitario cercano o la casa de un vecino – si se siente con miedo o inseguro.

Sepa cuando tomar acción.

Todas las familias tienen desacuerdos de vez en cuando, y los niños casi siempre se preocupan cuando sus padres pelean. Pero, si un niño en a su cuidado muestra por largo plazo, algunas de los siguientes síntomas, su llamada puede ser la única esperanza para ese niño:

  • Violencia excesiva, especialmente crueldad contra los animales.
  • Lesiones físicas inexplicables, especialmente quemaduras o magulladuras en varias etapas de curación.
  • Dramatización de violencia física o sexual extrema mientras el niño juega.
  • Aislamiento extremo de los amiguitos; miedo de invitar a otros niños a su casa.

Si usted o alguien que usted conoce es víctima de abuso doméstico, llame a UNIDOS al 256-9195/1-800-510-9195. o a la línea de Ayuda Nacional de Violencia Doméstica al 1-800-799-SAFE. 

Resources:

Coalición de la Alianza para la Prevencón

Para más información contacte a SCAN al 703-836-1820 o en la red cibernética al www.scanva.org

Stop Child Abuse Now of Nothern Virginia (SCAN)
La Violencia Intrafamiliar. Por Paola Silva F. – PsicólogaSantiago de Chile. Celular 09 841 3484. Correo – e: paolasilva@chile.com.

Manual Crianza con Cariño (Programa para padres y niños del nacimiento a los 5 años).

 

Programa 31. El sistema de cuidado infantil en Wisconsin y como escoger un cuidado para su niño

Escucha la primera parte

La segunda parte

La tercera parte

Primero vamos a aprender acerca de la agencia  4-C y después explorar el tema del cuidado infantil. Es un tema muy difícil para muchas familias.

¿Qué hace la agencia 4-C? 4-C es una agencia sin fines du lucro en nuestra comunidad. El propósito de la agencia 4-C es apoyar que los niños tengan acceso a una experiencia de calidad en su cuidado infantil o escuela pre-escolar.  La agencia tiene cuatro departamentos distintos; El Departamento de Recursos y Referencias, el Departamento de Certificación, el Programa de Comidas y el Programa de Desarrollo Professional.

El Departamento de Recursos y Referencias de la agencia mantiene un base de datos de todos los lugares certificados o licenciados donde cuidan niños pequeños en el condado de Dane (donde estamos) y también ocho condados mas. Los padres que buscan cuidado infantil pueden llamar a la oficina de 4-C y pedir una lista de los lugares certificados o licenciados cerca de su casa donde cuidan niños. El teléfono de 4-C  es (608) 271-9181.

El Departamento de Comidas de la agencia trabaja con lugares licenciados y certificados para el cuidado infantil. Provee fundos del gobierno federal a los cuidadores para dar comida nutritiva a los niños. Hace visitas a los programas para ver que los niños reciban comidas nutritivas y adecuadas.

El Departamento de Desarrollo Professional ofrece clases y conferencias para cuidadores de niños en la comunidad. Ofrece clases en ingles y español. Cualquier miembro de la comunidad puede participar en los talleres.

El Departamento de Certificación ayuda a las personas que desean certificarse como proveedores de cuidado infantil en el hogar. Si usted tiene interés en comenzar su propio negocio de cuidado infantil certificado en su hogar se puede comunicar con el Departamento de Certificación para comenzar el proceso.

Buscando EL CUIDADO INFANTIL

Muchos padres se enfrentan al reto de encontrar cuidado infantil. Para la mayoría de las familias, el cuidado infantil es una necesidad. El encontrar cuidado infantil que satisfaga sus necesidades es una gran responsabilidad. Es importante informarse del tema y tener información acerca de los lugares seguros que hay en la comunidad donde cuidan niños.

El cuidado infantil de alta calidad ofrece más que simplemente un lugar seguro para los niños; este tiene un efecto positivo en el desarrollo temprano de su niño.  Este también establece la base para relaciones positivas y una vida entra de aprendizaje.

Para muchos padres y madres es difícil pensar en separarse de su niño cuando usted tiene que ir a trabajar o a la escuela.  A usted podría inquietarle que su niño no recibirá el mejor cuidado, o que su niño podría desarrollar un lazo afectivo más estrecho con el proveedor de cuidado infantil, que el que tiene con usted.  A usted podría inquietarle que su niño no pueda decirle si algo no anda del todo bien en su programa de cuidado infantil.

Estos sentimientos son completamente normales. Como un padre o una madre amoroso y afectuoso, usted quiere lo mejor para su niño, y estos sentimientos de ansiedad provienen de su deseo natural de proteger a su niño.

Los programas de cuidado infantil de alta calidad ofrecen un ambiente seguro y estimulante para que los niños jueguen y crezcan, por medio de actividades que ayudan a los niños a desarrollar habilidades físicas, sociales, emocionales e intelectuales.

Hay cuatro componentes principales del cuidado infantil de alta calidad.

El Personal

El Ambiente para el Aprendizaje

La Salud y la Seguridad

La Intervención de los Padres

 

El Personal es La Base del cuidado infantil de alta calidad

Las personas son la base de cualquier programa de cuidado infantil. Cuando usted visite los programas, busque miembros del personal que verdaderamente disfruten de cuidar a los niños y que tengan antecedentes en desarrollo infantil. Los miembros del personal también tienen que tener oportunidades regulares para asistir a entrenamiento y clases de desarrollo profesional.

Cuando una proveedora verdaderamente disfruta de cuidar a los niños, ella es cariñosa y sensible con sus necesidades. El cuidado estimulante determina la habilidad de un niño para aprender y le ayuda a desarrollar un sentido de confianza y seguridad.

Busque proveedores que:

Abracen, toquen, hablen con los niños y los escuchen

Muestren respeto por los niños, respondiendo a sus sentimientos y necesidades con afecto y aceptación

Celebren las nuevas habilidades de los niños

Usen un tono de voz respetuoso y se sienten o arrodillen para estar al nivel del niño

Los proveedores de alta calidad también quieren desarrollar una relación positiva y respetuosa con usted (los padres).  Ellos se tomaran el tiempo para llegar a conocer s su familia.

Busque proveedores que:

Hablen con usted regularmente acerca del desarrollo y aprendizaje de su niño.

Le alienten a visitar el programa, a cualquier hora en que su niños este bajo su cuidado

Alienten la participación de los padres

Compartan información sobre conferencias, noches familiares y recursos en la comunidad

Sean sensibles a la ansiedad de la separación que posiblemente usted y su niño sientan al principio

El Ambiente para el Aprendizaje:

Un ambiente de alta calidad debe ser cálido y atractivo para usted y su niño, así como seguro, limpio y bien organizado. Sobre todo, el ambiente debe darle a su niño la oportunidad de jugar de muchas distintas maneras.

El juego les ayuda a los niños a aprender a resolver problemas, tomar decisiones y practicar nuevas habilidades.  El proveedor debe ofrecer acceso a una variedad de materiales y actividades, a fin de que los niños con diferentes estilos de aprendizaje y habilidades puedan encontrar actividades que ellos disfruten.

Cuando la disciplina es necesaria, un proveedor de alta calidad debe relacionarse con los niños de maneras positivas.  Busque un proveedor que note y elogie a los niños cuando estos comparten, se ayudan el uno al otro y trabajan untos.  Un proveedor de alta calidad debe explicar las reglas a los niños de maneras simples y positivas. El debe tener expectativas realísticas sobre el comportamiento de los niños, basándose en lo que es apropiado para su etapa de desarrollo.

La Salud y la Seguridad

Un programa de cuidado infantil organizado y que funciona bien mantiene a los niño y a los adultos que los cuidan cómodos, sanos y seguros.  Debe supervisar atentamente a los niños en todas las áreas del programa. La buena higiene y la limpieza por todas partes del programa ayudan a mantener a los niños y al personal sanos.  Busque mesas, pisos y juguetes limpios.  El establecimiento deberá tener espacios separados para dormir, comer, cambiar panales, asearse y jugar. Observe para ver si el personal y los niños se lavan las manos regularmente.

La Intervención de los Padres

El desarrollar una buena relación entre los padres y los proveedores requiere de compromiso, dedicación y comunicación… Juntos, ustedes pueden crear un sistema de apoyo maravilloso.  Cuando usted tiene una relación solida con su proveedor de cuidado infantil, es más fácil hablar acerca de las experiencias y sentimientos de su niño. Los proveedores de cuidado infantil de alta calidad reconocen que usted, y su familia y su cultura son las influencias más grandes y más importantes en su niño.  Los proveedores deben acoger y alentar su participación.

OPCIONES DE CUIDADO INFANTIL

Hay distintos tipos de programas de cuidado infantil a la disposición en la comunidad. Algunos programas cuentan con certificación o licencia, lo cual significa que tienen que respectar los reglamentos estatales sobre la salud y la seguridad y reciben visitas de una agencia regulatoria.

Hay otros tipos de arreglos para el cuidado infantil que no tienen una certificación o licencia que son no-regulados. Esto significa que no reciben visitas de agencias regulatorias y no tienen que seguir los mismos estándares de salud y seguridad.

Todos los programas que cuentan con licencia o certificación tienen que respectar las proporciones específicas entre el personal y los niños. Estas proporciones determinan el número de niños que cada adulto puede cuidar, y limitan el tamaño total del grupo.

Hay dos clases distintas de programas, que cuentan con licencia o certificación

-Guarderías Infantiles en el Hogar

-Centros de Cuidado Infantil

Guarderías Infantiles en el Hogar

Una guardería infantil en el hogar proporciona cuidado infantil en un ambiente familiar para grupos pénquenos de niños. Muchos de estos proveedores son padres que decidieron comenzar una guardería infantil en el hogar, a fin de poder cuidar a sus propios hijos, y al mismo tiempo ganarse la vida.

Centros de Cuidado Infantil

Los centros de cuidado infantil son programas, que cuentan con licencia para cuidar grupos de niños más grandes.

Ahora vamos a hablar de los pasos uno puede seguir para encontrar un cuidado infantil.

Los Pasos para encontrar Cuidado Infantil de Calidad.

1. Llame a 4-C a obtener referencias a servicios de Cuidado Infantil o hable con un trabajador social o un amigo acerca de lugares de confianza donde cuidan niños.

2. Llame a posibles proveedores

3. Visite a posibles proveedores

4. Verifique los antecedentes con respecto a la licencia o la certificación del proveedor

5. Tome una decisión

6. Ajústese a un nuevo programa de cuidado infantil

 

Paso 1: Es investigar sobre las opciones. 4-C tiene información actualizada acerca de programas que cuentan con licencia y certificación. Puede proporcionarle información acerca de horarios y detalles del programa para cada establecimiento. Llame a 271-9181 si quiere recibir una lista de los lugares cerca de su casa. Es importante tener en cuenta que 4-C proporciona información acerca de los proveedores, según este disponible, pero no hace recomendaciones.  La elección del cuidado de su niño es responsabilidad de los padres.

Paso 2: Llame a posibles proveedores en su lista de referencias y háblales unas cuantas preguntas, para que esto le ayude a usted a decidir si le gustaría visitar sus programas.  Ejemplos de preguntas buenas son:

¿Cómo es un día típico en su programa?

¿Qué entrenamiento, educación y experiencia tiene usted?

¿Cómo ayuda usted a que los niños nuevos se ajusten a su programa?

¿Cuál es su horario?

¿Cierra usted para vacaciones y días feriados?

¿Se adapta usted a horarios flexibles?

¿Cuáles son sus tarifas?

¿Qué proporciona usted (comida, bocadillos, panales)?

¿Qué espera usted que proporcionen los padres?

Paso 3: Visite a posibles proveedores de cuidado infantil. Usted como padre o madre de un niño tiene el derecho de visitar el cuidado infantil y hacer preguntas y sentirse cómodo en el lugar donde van a cuidar su niño. ESCUCHE, y siga sus instintos. Si usted se siente cómodo en un establecimiento, probablemente su hijo se sienta igual que usted.

Un lugar certificado o licenciado debe cumplir con ciertas normas de higiene, salud y seguridad en casa o centro.  Por ejemplo, que disponen de detectores de humo que están funcionando, o que los suministros de limpieza y sustancias peligrosas se guardan fuera del alcance de los niños; que las compuertas de seguridad están en el sitio correspondiente en las escaleras; y que los alimentos se guardan y se preparan siguiendo las medidas de seguridad, entre muchas otras cosas. Un lugar certificado o licenciado mantiene una proporción adecuada entre niños y adultos para cuidarlos.

Paso 4: Verifique los antecedentes con respecto a la licencia o certificación del proveedor. Usted puede llamar a 4-C y preguntar acerca de la certificación de un proveedor de cuidado infantil y al Departamento de Cuidado Infantil Licenciado al (608) 266-2900. Usted puede obtener información acerca de quejas justificadas o inconclusas acerca de un proveedor de cuidado infantil.

Paso 5: Tome una decisión

Llame al proveedor, y hágale saber que usted le gustaría inscribir a su niño en el programa. Averigüe que información necesitara el proveedor para el proceso de inscripción, y determine la fecha en que su niño comenzara a asistir al programa.  En los lugares certificados y licenciados van a tener formularios que los padres necesitan llenar y firmar para inscribir a su niño en el cuidado.

Paso 6: Ajústese a un nuevo programa de cuidado infantil.

Tanto los niños, como los adultos, necesitan tiempo para ajustarse a nuevas situaciones. Una vez que usted haya elegido un proveedor, prepare a su familia para la transición.  Hable con su niño acerca del lugar en donde se estará quedando, y quien estará cuidándole.  Hable con su niño acerca de las nuevas personas que estará conociendo, y sobre algunas de las cosas que estará haciendo.

Deje que su niño lleve un muñeco de peluche, una cobija, una almohada, un juguete favorito o hasta una fotografía de usted y su familia.  Estas cosas le harán sentirse bien. Establezca una rutina diaria para que su niño sepa cuando se estará marchando usted, y cuando regresara.  Esto hará que ambos se sientan mejor.

Cuando deje a su niño con el proveedor, pase ahí un poco de tiempo adicional.  Este es un buen momento para hablar con el proveedor, y dejar que su niño se separe de usted gradualmente, a su debido tiempo.  Despídase siempre que se marche, aun si usted sabe que su niño llorara o se aferrara a usted.  Esto ayudara a establecer confianza en esta nueva situación.

Anticipe que su niño se alterara, y que posiblemente se vea muy angustiado.  Usted probablemente también se sentirá triste y preocupado al principio, pero haga lo posible por permanecer optimista.  Una vez que usted se despida, márchese rápidamente para que su niño se concentrara en jugar y hacer amigos.  Aunque es difícil dejar a un niño llorando, una vez que sus padres se marchan, la mayoría de los niños se ajustan bastante bien. Algunos niños llorarán cada vez que usted los deje, pero esto es frecuentemente una etapa de desarrollo, y es muy normal. Esto pasará.

–      – –

Aunque una guardería tenga la licencia o certificación para el cuidado infantil, es importante que los padres investiguen y formulen preguntas para estar seguros que se cumplen con los reglamentos establecidos por dicha licencia o certificación. También es importante que los padres sigan vigilando el lugar. Los padres visitan los cuidados infantiles con mucha más frecuencia que las agencias reguladoras y pueden reportar problemas o inquietudes.

Los padres son los mejores jueces de si un determinado programa de cuidado infantil es el más apropiado para su niño. Si usted tiene preocupaciones con respecto al cuidado que su niño recibe en el centro o en el hogar, hable con su proveedor. Si usted sigue estando preocupado, después de que haya hablado con su proveedor, puede llamar a 4-C o al Departamento de Licencia de Cuidado Infantil.

El reportar el cuidado de una calidad inferior a la que se considera normal, protege tanto a su propio niño, como a otros niños.

 

 

¡Muchas gracias por su participación en el programa hoy! No dudan en comunicarse con

4-C si tiene más preguntas al (608) 271-9181.

 

La información incluida en este programa viene de un folleto escrito por:

Child Action, Inc. 9961 Horn Road, Sacramento, CA 95827

Cuidado Infantil de Alta Calidad: Su Guía para Encontrar y Seleccionar el Mejor Cuidado para su Nino