Programa 32. La Violencia Intrafamiliar y Nuestros Niños

Escucha la primera parte

La segunda parte

La tercera parte

 

En el programa de hoy tocaremos un tema muy importante, pero a su vez un poco duro y difícil. Hoy vamos a estar conversando sobre la violencia intrafamiliar y como afecta a nuestros pequeños.

Como todos ya sabemos el ser padres es un comportamiento aprendido. Nuestros padres modelan un estilo de crianza que utilizamos mas tarde en nuestra vida como padres. Y luego nuestros hijos modelan nuestro estilo y así se repite el ciclo.

Entendemos que la violencia doméstica es un modelo de conductas aprendidas también el cual afecta a toda la familia e involucran abuso físico o la amenaza de abuso físico. También puede incluir abuso psicológico repetido, ataque sexual, aislamiento social progresivo, castigo, intimidación y/o limitación/restricción económica.

Todos sabemos que es triste y doloroso arrastrar la vida cuando no se recibió amor, sobre todo de los padres durante la niñez. Como ya sabemos y como muchas veces se ha mencionado en este programa, los cinco primeros años de la vida de un niño dejan una marca imborrable para toda la vida, ya sea para bien o para mal.

Por eso, el privar a un niño de amor es como privar de fertilizante a un árbol que empieza a crecer, pero el golpearlo es como echarle veneno, terminando por matarlo psicológicamente y emocionalmente, o mejor va a crecer herido de muerte.

Pero hay golpes y golpes, algunos golpes sacan sangre o dejan morados, incluso un mal golpe puede producir la muerte, pero hay otros mas sutiles que no se ven, pero que se graban a fuego lento no sólo en mente sino en la identidad de ese niño o de esa niña. Se graban en su “yo”, y los frutos de estos golpes emocionales se van a ver después en sus relaciones con personas significativas y en su relación con el mundo.

Me gustaría hablar un poco más detalladamente de esos golpes, que solamente los ven o los oyen quienes los dan, aunque no piensen en las consecuencias futuras y terribles que van a traer en sus hijos.

Está claro, que cuando se repiten los golpes físicos, pero sobre todo los psicológicos o emocionales, se va agotando el amor. Nosotros los adultos sabemos como duele el silencio, tal vez más que las palabras ofensivas. Ese silencio es el peor de los castigos, ahora imagínese a un niño que no ha hecho nada y no se le habla, y no se le abraza y acaricia, cómo se va conformando su identidad…pensemos en eso.

Silencio y ausencia, cuando se reprocha al hijo los pequeños errores pero cierras tu corazón y tu boca cuando hace algo bien. Por, ejemplo, cuando el niño empezó el kinder e hizo un dibujo, que pudo ser cuatro rayas cruzadas, pero que para él era una obra de arte, en lugar de abrazarlo o alabarlo, guardaste silencio. Con ello se produce en el hijo que aprenda a ver sólo los errores, pero no lo bueno que hay en sus personas.

Todos estos golpes emocionales y psicológicos, hacen tanto daño en la niñez porque el niño o la niña no saben defenderse; su mente apenas empieza a desarrollar lentamente ciertos mecanismos de defensa para poder filtrar y analizar lo que ve y oye. Su mente es como una esponja: recibe todo. No tiene capacidad para decir esto es verdad o no es verdad, lo que dicen es justo o injusto. Por eso los mensajes-golpes son como olas gigantescas que llegan sin control a lo más profundo de ese ser indefenso.

Pero que distinta es la niñez y el futuro de sus hijos cuando ellos palpan el amor entre su padre y su madre, cuando ellos desde pequeños ven que su madre recibe con un beso, un abrazo al padre que llega del trabajo, o cuando el padre le da un beso a su esposa. Son detalles que se van grabando en el alma de los niños, que van modelando su personalidad, que van llenando de amor ese tanque-corazón. Esa será la mejor herencia que podrá dejar a tus hijos.

Los niños con padres que abusan a su pareja siempre están en peligro, aunque no siempre ven el acto violento directamente. Pueden intentar intervenir o ser golpeados accidentalmente, o tal vez pueden escuchar amenazas o insultos que les pueden asustar o hacerles sentir culpables.

Las estadísticas dicen que por lo menos 3,300,000 niños son testigos de la violencia doméstica cada año.
Los sentimientos duraderos de culpa, frustración, y temor al ser testigos de la violencia domestica pueden convertirse en conductas realmente peligrosas.

Hijos varones de padres violentos son 10 veces más probables de abusar a sus esposas y novias cuando sean adultos.

Niños de padres abusivos tienen un chance de 50% de abusar al alcohol o a las drogas. Son también 6 veces más probables de suicidarse.

Los traumas emocionales y sicológicos experimentados por estos niños pueden tener muy serios efectos de largo plazo, sin importar la edad del niño.

  • Infantes y niños pequeñitos que están expuestos a la violencia doméstica pueden exhibir mala salud y síntomas del estrés. Sus necesidades pueden ser ignoradas mientras sus padres lidian con la violencia, llevando a estos bebés a la desconfianza y al retiro emocional más tarde en su vida.
  • Niños pequeños que son testigos de la violencia doméstica muchas veces creen que ellos son la razón del conflicto. Esta percepción puede convertirse en sentimientos de culpabilidad, inutilidad, y ansiedad.
  • Cuando niños pre-adolescentes ven en la casa la violencia entre la pareja en la casa, sus sentimientos de frustración y desamparo se pueden traducir a la violencia o a comportamiento antisocial y mala conducta en la escuela. Algunos pueden actuar como en contra de sus compañeros de clases para adquirir una sensación de poder, mientra otros pueden evitar relaciones en su totalidad.
  • Los Adolescentes que son criados con sentimientos de desamparo al no poder salvar a uno de sus padres del abuso pueden crear situaciones con premeditación, para hacerse sentir necesitados y con control. Ellos pueden buscar ser aceptados con temeridad y escaparse utilizando el sexo, las drogas o las pandillas.
  • Los sentimientos duraderos de culpa, frustración, y temor al ser testigos de la violencia domestica pueden convertirse en conductas realmente peligrosas.

Hijos varones de padres violentos son 10 veces más probables de abusar a sus esposas y/o novias cuando sean adultos. Niños de padres abusivos tienen un chance de 50% de abusar al alcohol o a las drogas. Son también 6 veces más propensos al suicidio.

Como Podemos ayudar a un Niño que Ha Presenciado Violencia Doméstica

Ser criado en una casa donde la violencia es lo normal puede tener a largo plazo, muy serios efectos sicológicos y de comportamiento. Si usted sospecha que un niño en su comunidad esta expuesto a la violencia doméstica, usted puede hacer una gran diferencia en el futuro de ese niño.

Sea un modelo positivo.

Un niño que solo interactúa con adultos violentos pensará que la agresión y el dolor son partes normales de la vida.

Cuando está tratando con niños en su comunidad, sea que Ud. sospecha que está ocurriendo violencia familiar en su casa o no, actúe calmada, considerad, y amorosamente.

Sea confiable.

Niños de familias violentas están tan acostumbrados a que se rompan las promesas que vacilan a creer lo que dicen otros adultos. Esta hostilidad a tener confianza en otros puede causar inseguridad, retiro social, y otras relaciones abusivas.

Nunca haga una promesa que no puede cumplir – como decir, “nadie te lastimará de nuevo.” Siempre cumpla con las promesas que le hace al niño, grandes o pequeñas.

Promueva la auto-estima.

La culpa e inseguridad que resulta de la inhabilidad del niño o joven para parar la violencia en su casa puede resultar en un auto-estima baja.

Alabe al niño de forma genuina por sus esfuerzos y logros. Asegúrese de que los niños entiendan que la violencia y el abuso nunca es culpa de ellos.

Sea abierto.

Un niño con padres abusivos probablemente se le ha prohibido hablar sobre la violencia que ocurre en su casa.

Sea compasivo y dulce si el niño no está muy dispuesto a hablar con usted.

Anime a los niños pequeños a expresar sus sentimientos utilizando el arte o el drama.

Ayude a un niño a hacer un plan de seguridad.

Los niños pueden ser lastimados seriamente si intentan intervenir cuando la violencia sucede entre sus padres. Un niño necesita saber que no debe meterse dentro del pleito.

Ayude al niño a memorizar y escribir los números a los que debe llamar para pedir ayuda y a los sitios donde debe ir – como un centro comunitario cercano o la casa de un vecino – si se siente con miedo o inseguro.

Sepa cuando tomar acción.

Todas las familias tienen desacuerdos de vez en cuando, y los niños casi siempre se preocupan cuando sus padres pelean. Pero, si un niño en a su cuidado muestra por largo plazo, algunas de los siguientes síntomas, su llamada puede ser la única esperanza para ese niño:

  • Violencia excesiva, especialmente crueldad contra los animales.
  • Lesiones físicas inexplicables, especialmente quemaduras o magulladuras en varias etapas de curación.
  • Dramatización de violencia física o sexual extrema mientras el niño juega.
  • Aislamiento extremo de los amiguitos; miedo de invitar a otros niños a su casa.

Si usted o alguien que usted conoce es víctima de abuso doméstico, llame a UNIDOS al 256-9195/1-800-510-9195. o a la línea de Ayuda Nacional de Violencia Doméstica al 1-800-799-SAFE. 

Resources:

Coalición de la Alianza para la Prevencón

Para más información contacte a SCAN al 703-836-1820 o en la red cibernética al www.scanva.org

Stop Child Abuse Now of Nothern Virginia (SCAN)
La Violencia Intrafamiliar. Por Paola Silva F. – PsicólogaSantiago de Chile. Celular 09 841 3484. Correo – e: paolasilva@chile.com.

Manual Crianza con Cariño (Programa para padres y niños del nacimiento a los 5 años).

 

2 pensamientos en “Programa 32. La Violencia Intrafamiliar y Nuestros Niños

  1. Quisiera saber mas sobre la violencia intrafamiliar en niños que observan este suceso . Me interesa demasiado el tema y quisiera profundizar mas en el. Seria de gran ayuda para mi si me proporcionaran informacion para poder contactarme con la psicologa chilena especializada en estos casos.

    Atte.. Shirley Chupillon

  2. Buen día, me gustaría que me proporcionaran temas o herramientas de como hablarle a un niño de la Violencia en la familia o en el hogar. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s