Programa 33. Aprendiendo en dos idiomas

Escucha la primera parte

La segunda parte

La tercera parte

Educar niños multilingües ofrece oportunidades y desafíos únicos. Los padres pueden tener una serie de preguntas: ¿Deberían hablarle a su niño en su primer idioma? ¿Qué efecto tendrá esto en la habilidad de su niño para aprender inglés? Si le hablan a su niño en inglés: ¿perderá este su primer idioma? ¿Y qué pasa cuando los padres le hablan a su niño en dos idiomas? Este artículo responderá muchas de estas preguntas y dará consejos útiles, que los padres podrán usar para apoyar el desarrollo del lenguaje y la lectura en el hogar.

Comenzaremos con información sobre niños del nacimiento a los 18 meses: La Lectura y el Lenguaje: Del balbuceo a las palabras

Desde el momento en que nace, su bebé está aprendiendo a comunicarse. El o ella progresan y pasa del simple llanto o los ruiditos tiernos, a hablar con frases y, a la larga, a emitir oraciones cortas conforme avanza hacia los primeros años de la infancia. Como la primera maestra (o maestro) de sus hijos, usted puede ayudar a que su bebé desarrolle destrezas del lenguaje sólidas practicando la conversación, el canto, los juegos y la lectura juntos.

Aunque su bebé aún esté a varios años de distancia para convertirse en un lector, al nacer él empieza a desarrollar las destrezas indispensables para la lectura y la escritura. Si bien él no practicará estas actividades por algún tiempo, usted puede ayudarle desde ahora a inculcarle el amor por el lenguaje y los libros. El empezará a escuchar y a emitir sonidos y palabras, habilidades que pueden propiciar el desarrollo del lenguaje y la lectura. La comunicación por medio de los juegos es clave para fomentar un vínculo emocional y el desarrollo de un lector floreciente. El hecho de hablar acerca de las cosas que le interesan a su bebé, recitarle versos infantiles, jugar “a dónde está” y a otros juegos, así como el leerle libros de pasta dura son maneras sencillas pero importantes para dar comienzo.

Averigüe como la comunicación promueve la lectura, qué tipo de plática de los padres es la más interesante para los bebés, cuándo podría esperarse que su bebé muestre interés por los libros y la escritura y qué es lo que usted puede hacer para ayudar a que su hijo desarrolle sus facultades y se convierta en un lector y un escritor. 

Etapas de desarrollo de la audición

DEL NACIMIENTO A LOS 6 MESES DE EDAD

Su bebé vive en un mundo hecho de voces. Es más, el reconoce las voces que ha oído antes de nacer. No es sorprendente que los bebés prefieran las voces de sus mamás a las de los demás. Cuando la mamá de un niño de dos meses entra en la habitación y habla, observe como voltea la cabeza hacia ella. Los bebés se emocionan al oír las voces vivaces con timbre agudo y se calman con las voces suaves y tranquilas.

DE 6 A 12 MESES DE EDAD

A los bebés les agrada escuchar un discurso animado sobre las personas y objetos que ven o tocan. A esta edad, su bebé tendrá dificultades para entender las conversaciones sobre las personas y los objetos que no están presentes. Sin embargo, él o ella se deleitará jugando a “¿dónde está?”, conforme empieza a aprender que las cosas que están cubiertas siguen allí. Si usted está criando a un niño para que sea bilingüe, este es un buen momento para presentarle objetos a su bebé y decirle las palabras correspondientes en ambos idiomas.

DE 12 A 18 MESES DE EDAD

Los bebés desarrollan rápidamente un amplio vocabulario auditivo. Su bebé entiende 50 o más palabras durante este período de su desarrollo. Aunque aún no sea capaz de decir las palabras que conoce, cuando se le pregunta, él demostrará su comprensión señalando o dirigiendo su mirada hacia los objetos o las personas que le son familiares. Los bebés aprenden estas palabras escuchando a los adultos que les hablan sobre las cosas que pueden ver, oír o tocar.

 

Estimule a su bebé

  • Escuche los sonidos “no verbales” de su bebé y responda con cariño. Aún antes de que su bebita diga sus primeras palabras, ya se comunica. Usa llantos o expresiones faciales diferentes para indicar que está cansada, aburrida o interesada. Ella capta la atención de usted con la mirada y al sonreírle. Cuando usted responde a las señales de su bebé, usted le da muestra de que la entiende y que aprecia lo que ella le está diciendo. Sonríale a su bebita cuando parezca estar lista para jugar, cambie de actividades cuando ella voltee para otro lado y háblele cuando le sonría.
  • Háblele a su bebita incluso si ella no le entiende. Sostenga conversaciones a lo largo del día —durante el momento de alimentarla, de cambiarle el pañal y de bañarla, o cuando haga sus mandados o bien durante las otras rutinas cotidianas. Cuando usted hable, use palabras para decirle a su bebita los nombres de los objetos, para señalarle lo que está pasando y para describirle lo que pasará después. Al hablarle, ambos exploran el mundo juntos, le enseña a su bebita los sonidos, el ritmo y el propósito del lenguaje y se establece un vínculo de cariño entre ustedes.
  • Tome turnos con su bebé al hablar. Háblele a su bebé, pero también dele la oportunidad de que responda. Para los bebés que no hablan aún, esto significa intercambiar expresiones faciales o repetir los sonidos de una “trompetilla”. Trate de establecer un patrón de toma y daca, y permítale a su bebé que sepa que usted disfruta al escuchar lo que él le dice.
  • Háblele y hágale preguntas acerca de lo que le interese a su bebé. Conforme los bebés van creciendo, ellos empiezan a conversar sobre las cosas que les interesan. En vez de tratar de dirigir la conversación de su bebé hacia temas nuevos, trate de ampliar la conversación acerca de los temas que él elija. Si su bebé muestra interés en un juguete en particular, pídale que le diga de qué color es y si es grande o pequeño en vez de mostrarle otro juguete.

Etapas del desarrollo del lenguaje

DEL NACIMIENTO A LOS 6 MESES DE EDAD

El llanto es la primera forma de comunicación del bebé con los demás. Su bebé llora porque quiere que lo tomen en brazos, lo alimenten o lo cambien. Una respuesta rápida consuela y tranquiliza a su bebé porque le asegura que alguien está allí. Es importante responder al llanto de su bebé porque le ayuda a que él o ella confíe en que usted satisfará sus necesidades, lo cual es el principio del diálogo entre usted y su bebé. Su bebé de 1 a 2 meses empezará a mostrar su placer emitiendo soniditos y estará posiblemente más dispuesto a contestar con leves sonidos cuando usted le responde. Al final de este período, a los bebés les gusta experimentar con los sonidos, cuando hacen burbujas y “trompetillas”.

DE 6 A 12 MESES DE EDAD

Los bebés empiezan a comunicarse por medio de balbuceos. Es posible que al principio el “babababa” y el “mamama” no se refieran a algo específico. Cuando usted relacione los balbuceos de su bebé y los objetos o las personas que le interesan, él podría emitir un balbuceo o dos. Puede que su bebé diga “meme” para referirse a su “cobijita” o a la “botella” y puede que también empiece a parlotear de manera tal que parezca una palabra real. Al parlotear, los bebés practican el ritmo, los sonidos y cómo fluye el lenguaje.

DE 12 A 18 MESES DE EDAD

Durante este período, su bebé pasa de balbucear algunas palabras a hablar con un vocabulario de unas 20 palabras. El o ella no pronunciarán esas palabras del todo en forma correcta pues sus pequeños músculos que apoyan a su boquita y labios todavía están en vías de desarrollo. Muchos bebés hablarán una palabra a la vez, pero a menudo con estas palabras quieren decir toda una oración. Por ejemplo, un bebé que dice: “Ma” trata de decir “Quiero más leche”.

Estimule a su bebé

  • Practique juegos que enseñen a su bebé palabras nuevas. A los bebés les gusta establecer un vínculo con sus padres al jugar, por lo que mediante los juegos los padres pueden enseñar a sus bebés nuevas palabras. Realice un juego sobre las partes del cuerpo que consista en preguntarle a su bebé: “¿Dónde está la nariz de Amy?” “¿Dónde está la nariz de mamá?”; ¿Dónde esté la pancita de Amy? “¿Dónde está tu pie?”. Algunos bebés incluso tratarán de burlar a sus padres y señalarán su nariz sonriéndose cuando se les pregunta sobre la pancita.
  • Cante las canciones junto con su bebé. El canto es una forma de juego, especialmente si usted canta haciendo ademanes. El hecho de cantar canciones como “Las ruedas del camión” o “Brilla, brilla estrellita” es una forma de ayudar a que su bebé aprenda los patrones y la entonación del lenguaje. Las canciones con ritmo ayudan a que su bebé escuche las pequeñas diferencias de los sonidos, una habilidad que necesitará para aprender a leer. Por un tiempo usted cantará solo, pero su bebé empezará a replicarle con palabras o ademanes tan pronto esté listo(a) para hacerlo.
  • Cuando su bebé juegue con los juguetes, háblele acerca de lo que está haciendo. Al decirle: “Ese es un camión grande” y “el gato está durmiendo”, usted le está enseñando a su bebé nuevas palabras. Mientras su bebé juega, el hecho de hacerle preguntas, tales como: “¿Dónde está el camión verde?”, le ayudarán a practicar nuevas palabras e ideas.
  • No se preocupe por corregir la pronunciación, la gramática o la elección de palabras de su bebé. En cambio, muéstrele a su bebé un ejemplo positivo con la forma cómo usted le habla. Si usa la gramática y las palabras correctas para responderle a su bebé, usted está haciendo precisamente lo que los niños necesitan para desarrollar el lenguaje.

Etapas de desarrollo de la escritura

DEL NACIMIENTO A LOS 6 MESES DE EDAD

Los bebés apenas están aprendiendo a usar sus manos. Al principio, su bebé no será capaz de agarrar los objetos por sí mismo, pero en forma burda tomará un juguete que se le coloque en la palma de su mano. Entre los 4 y 6 meses de edad, su bebé podrá alcanzar y agarrar las cosas que quiere.

DE 6 A 12 MESES DE EDAD

Los bebés adquieren más control de sus manos. A esta edad, su bebé será capaz de pasar objetos de una mano a otra y puede que disfrute el rasgar y jalar materiales. El o ella será capaz de recoger objetos muy pequeños usando el dedo gordo y el índice. Los movimientos de las manos de los bebés se hacen cada vez más precisos, permitiéndoles comer alimentos pequeños y colocar aros en un palo.

DE 12 A 18 MESES DE EDAD

Los bebés han desarrollado la destreza manual necesaria que les permite tomar los útiles para escribir y hacer marcas en el papel. Sólo al mero final de la infancia, entre los 17 y 18 meses, su bebé empezará a interesarse en la escritura. No debe de esperar que su bebé haga dibujos o que “coloree”, ni que hable de las letras. Al garabatear, su bebé explora lo que puede hacer con los crayones y el papel, y trata de imitar lo que ve que hacen los niños mayores y los padres.

Estimule a su bebé

  • Los útiles burdos son más fáciles de manejar con sus manitas. Conforme su bebé empieza a hacer garabatos, es más fácil para los pequeños músculos de sus manos coger útiles gruesos para escribir. Los marcadores, los crayones, los gises y los pinceles están disponibles en presentaciones especiales para los “pequeños” y son ideales para los principiantes.
  • Use materiales lavables para ahorrarse el trabajo de limpiar después. Cuando su bebita aprende a garabatear, no tiene mucho control. Dele crayones, pinturas y marcadores lavables. Puede usar un delantal de plástico o una camiseta vieja para proteger la ropa de la niña, así como un plástico o una lona para pintar y así proteger el piso. Enséñele a su bebita que trate de mantener sus trazos dentro de la superficie destinada a escribir o pintar, pero no espere obtener resultados perfectos.
  • Fabrique un recipiente especial para guardar el material de su bebé. Mantenga este recipiente disponible a todas horas. A los bebés les encanta tener un lugar especial para guardar sus crayones y sus marcadores junto con el papel para escribir. Usted podría decorar una caja de zapatos o comprar una caja de herramientas de plástico y destinar un lugar especial en donde guardar los materiales de su bebé.
  • Háblele a su bebé sobre sus garabatos. Pregúntele a su bebé: “¿Qué escribiste?” o haga un comentario sobre los colores que ha usado. Las preguntas y comentarios sobre su trabajo le ayudan a entender que sus marcas en el papel representan un objeto o una idea. Muéstrese orgulloso del trabajo del bebé, haciéndole comentarios específicos, tales como: “¡Has escrito muchas letras!” o “¡Qué perrote tan grande has dibujado!”.

Conversar con los Niños

¿Es correcto hablarle a mi niño en mi primer idioma?


Conversar con su niño regularmente es la base para el desarrollo del lenguaje y la lectura. Si a usted le es más fácil expresarse en su primer idioma, podrá comunicar mucho mejor sus sentimientos e ideas. Puede enseñarle nuevas palabras a su niño identificando objetos, describiendo acciones y situaciones. Puede recitar rimas y poemas para desarrollarle el reconocimiento de los sonidos. Pueden conversar sobre lo ocurrido ese día, cosas que él haya notado y libros que lean juntos. Al conversar, usted le está enseñando a su niño el propósito del lenguaje y a su vez le estará ayudando a expresar sus sentimientos e ideas. Al hablarle a su niño en su primer idioma también le enseña sobre su cultura y su propia identidad.

¿El hablarle a mi niño en mi primer idioma puede complicar su aprendizaje del inglés cuando vaya a la escuela?

Antes de que los niños comiencen la escuela, es probable que ya hayan sido expuestos al inglés a través de la televisión, en el patio de juegos y en las palabras impresas que ven en las cajas de cereales, como así también en los letreros de la calle. Los niños aprenderán mucho inglés en el ambiente que los rodea. Si su niño ha tenido una experiencia formal con el inglés, como el jardín maternal o preescolar, entonces la escuela le brindará oportunidades adicionales de aprenderlo. Otros niños al igual que los maestros, pueden servir de modelos para ayudarlo a comunicar lo que siente, sabe y lo que puede hacer. Hasta puede que usted se sorprenda de lo rápido que lo aprende mientras juega con otros niños que lo hablan. Si su niño no ha tenido una experiencia formal con el inglés, usará lo que sabe en su primer idioma para aprender inglés; esto puede resultar una tarea laboriosa. Hable con su maestra sobre las metas que se propone para él y las posibles preocupaciones que usted tenga.

Mi marido le habla en inglés a nuestra niña. Yo quiero hablarle en mi primer idioma. ¿Esto podría confundirla?


Aprender un idioma de por sí ya es un proceso complejo. Pero los niños son capaces de aprender más de un idioma. Lo más importante es que usted le converse a su niña en el idioma en el que usted se sienta más cómoda. Este tipo de conversaciones estimulan el desarrollo del pensamiento y del lenguaje. También es importante ser un buen modelo en la adquisición del lenguaje y no mezclar los idiomas. En otras palabras, cuando usted le esté hablando a su niña en inglés, no mezcle frases y oraciones de su primer idioma. Pero no se sorprenda si su niña usa palabras de ambos idiomas en una misma oración. Esto no es un signo de confusión, se trata de su forma actual de expresarse.

¿Nuestro niño puede perder la habilidad de hablar en su primer idioma si sólo le hablamos en inglés?

Sí. Tendrá por lo tanto que decidir si quiere que su niño mantenga sus habilidades en el primer idioma. Considere sus metas a largo plazo. Si usted y su familia no regresarán a su país natal, tal vez mantener el primer idioma no sea una prioridad. Piense también en la situación de su familia. Si algunos miembros de su familia no hablan inglés, será entonces importante que su niño mantenga su primer idioma para poder comunicarse con ellos. También considere cómo se sentiría cuando sea adulto si perdiera su primer idioma y en cierto sentido su identidad cultural.

Mi niña insiste en hablarme en inglés. ¿Cómo puedo ayudarla a mantener su primer idioma?


Requiere tiempo, persistencia y creatividad. Algunos padres hablan a su niño sólo en su primer idioma, aún si el niño les responde en inglés. Otros, envían a sus niños a programas extraescolares en donde aprenden otro idioma. Usted también puede crear rutinas para ayudarla a mantener su primer idioma, como salidas con familiares, o ver películas, o leer libros en dicho idioma.

Mi niño está aprendiendo inglés como segundo idioma. ¿Qué debo hacer si comete errores?

Evite corregir a su niño o lo desalentará. Una buena manera de ayudarlo a aprender a decir algo de la forma “correcta”, es afirmando lo que dice, usando la pronunciación, la estructura de la oración y la gramática correcta. Por ejemplo, si dice, “el correo viene” usted puede decir, “Tienes razón, el correo vino. Veamos si recibimos una carta de la abuela”.

¿Está bien leerle libros a mi niña en mi primer idioma?


Hacer un hábito de la lectura juntos es importante, no importa en que idioma usted lea. Leer a su niña en forma diaria aumentará su vocabulario, sus conocimientos del mundo y su comprensión de la estructura del cuento. Si usted se siente más cómodo(a) en expresarse en su primer idioma, lea a su niña en ese idioma. De esta manera usted estará mejor preparado(a) para leer y hablar sobre los cuentos. Y al conversar sobre los mismos, la estará ayudando a desarrollar sus habilidades del lenguaje y a entenderlos mejor.

Si le leo sólo en mi primer idioma, ¿mi niño aprenderá alguna vez a leer en inglés?

Sí, si recibe instrucción formal. Pero el leerle en voz alta en su primer idioma será la base para que su niño aprenda a leer en inglés. A través de la lectura diaria, explorará conceptos e ideas nuevas. Al mismo tiempo, aumentarán sus conocimientos sobre el lenguaje impreso y los libros. Aprenderá cómo abrir un libro y que leemos hasta el final de una línea y volvemos a la izquierda para leer la línea siguiente. Aprenderá dónde comienza una palabra impresa y dónde termina y reconocerá la diferencia entre una palabra y una letra. La investigación ha demostrado que si los niños ya han adquirido estos conceptos importantes sobre la lectura en un idioma, los pueden aplicar en otro idioma.

¿Mi niña debería aprender a leer en inglés o en nuestro primer idioma?


Aprender a leer es un proceso complejo; por lo tanto, será una tarea más fácil si se le enseña en el idioma que entiende más. De esta manera no tendrá que concentrarse en aprender a leer y aprender un nuevo idioma al mismo tiempo. Al aprender a leer en el idioma que domina más, su niña estará desarrollando las habilidades de lectura que necesitará en el otro idioma. Las habilidades aprendidas en un idioma se trasladarán al otro.

Mi niño parece avergonzarse cuando le hablo en mi primer idioma. ¿Qué puedo hacer?

Ayude a su niño a ver que hablar otro idioma es algo de lo que uno debe estar orgulloso. Usted puede compartir de muchas maneras el orgullo que siente en su primer idioma y su cultura. Muéstrele a su niño fotos familiares y converse sobre experiencias, ocasiones y personas especiales en su vida. Háblele sobre sus tradiciones y celébrenlas juntos. Léale cuentos de hadas, mitos y cuentos populares de su cultura. Leer y hablar sobre estos cuentos ayudarán a su niño a adquirir palabras nuevas y explorar conceptos. Estos cuentos también lo ayudarán a aprender los valores y tradiciones de su cultura y cultivar su orgullo por los mismos.

Mi prima acaba de llegar de su país y no sabe inglés. ¿Cómo puede ayudar a su niño pequeño a aprender inglés?

Aunque su prima no sepa inglés, puede ponerse en contacto y relacionarse con personas que el inglés sea su primer idioma. También puede llevar a su niño a la biblioteca pública local y participar de “la hora de cuentos”. Muchas veces esto incluye canciones y juegos de mímica además de la lectura de un cuento por la bibliotecaria. Llevarlo a la plaza o al patio de juegos le brindará la oportunidad de jugar junto a otros cuyo primer idioma sea el inglés. Estas actividades no sólo ayudarán al niño a aprender inglés sino también a su prima.

¿Qué más puedo hacer para ayudar a mi niña a ser una buena lectora y escritora?


No importa el idioma que use con su niña, usted puede ampliar sus habilidades literarias lo más posible a través de la lectura, la escritura y la conversación. Por ejemplo, hagan listas para las compras del supermercado y escriban cartas a personas especiales. Miren recetas de cocina juntas y hagan su comida preferida. Inventen cuentos juntas y escríbanlos para poder leerlos luego. Lean diferentes tipos de libros desde poesías y cuentos hasta historias de no ficción. Converse con su niña sobre los cuentos que ella lea, sus experiencias y fantasías. Al hablarle y leerle todos los días; al usted leer y escribir, y al escuchar cómo ella lee, estará fomentando el amor por el lenguaje y un amor por la lectura para toda la vida.

La semana próxima cubriremos este mismo tema para niños pequeños entre 18 y 36 meses de edad.

 Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de Información utilizadas para este programa:
__________________________________________________________________________________

 1. Personal Uses Permitted.
PBS ONLINE® is an online information exchange service for use by PBS, its Member Stations and the general public. You shall not post, publish, transmit, reproduce, distribute or in any way use or exploit any Information for commercial purposes or otherwise use the Information in a manner that is inconsistent with these rules and regulations.

http://www.pbs.org/parents/readinglanguage/spanish/baby/main.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s