Programa 47. Fomentando la Competencia Socio Emocional de Nuestros Padres

Escucha la primera parte

La segunda parte

La tercera parte

Comenzamos con unos pensamientos sobre…  ¿QUÉ ES UN PAPÁ….?
Escrito por Paco Mozos Valero.

Un papá, lo que se llama papá, es una combinación extraña de razón y sentimiento.

Es aquel que sabe orientar y exigir, pero al mismo tiempo sabe amar.

Es aquel que al minuto de haber regañado con severidad, sonríe y guiña el ojo con ternura.

Es el que sabe decir no cuando es lo justo y sabe decir si cuando es lo conveniente.

Un papá zapatea duro cuando cumple su deber y anda de puntillas en la noche cobijando nalguitas y cuerpecitos fríos.

Un buen papá es el que después, de una dura jornada de trabajo, al llegar a casa abraza a sus hijos y se vuelve un niño jugando can ellos.

Un papá es aquel hombre que genera vida, que acompaña y da seguridad ofreciendo una mano firme.

Un papá es un higo que parece duro y espinoso por fuera pero es puro y dulce en su interior.

Un papá es un director de orquesta, es el constructor de un nido, es el maestro de la escuela de la vida.

Un papá es ante todo un hombre con corazón, que sabe señalar el horizonte con optimismo y confianza.

Un papá, un verdadero papá, tiene mucho de mamá, aunque tenga fortaleza de varón inquebrantable.

Un papá es refugio seguro para el hijo que llora y sufre…un papá es aquel que sabe escuchar y alentar a los hijos en las derrotas de la vida.

A los papás se les dedica un día en el año, pero ellos dan todos los días para los suyos.

Son generosos por naturaleza, por voluntad y por amor. Además, un papá nunca muere, simplemente se esfuma para continuar mandando en su recuerdo con sus enseñanzas.

Los papás, son arriesgados, decididos, comprometidos y tenaces.

La vida de los hijos transcurre felizmente a la sombra de un buen papá, como el amigo y confidente que refleja la ternura, la bondad y el amor de Dios – Padre.

Presente la Lámina 7 (Pirámide de enseñanza de CSEFEL). Nos enfocaremos en el tercer nivel de la pirámide – [estrategias de enseñanza social-emocionales]

Presente la Lámina 8 (Identificar los momentos para enseñar).
Un ejemplo de un comportamiento desafiante típico que ocurre en el aula o la guardería, sería por ejemplo, un niño está jugando con bloques y está pasando un buen rato. Más niños entran al área de bloques, y este niño y otro quieren el mismo bloque. Cuando el otro niño agarra el bloque, el niño le pega y le saca el bloque (flecha roja).

En este momento de crisis (la flecha roja) los maestros frecuentemente intentan enseñar nuevas habilidades sociales, por ejemplo:

“Usa tus palabras”. “No está bien pegar a la gente”. “Dile ‘lo siento’”. “Pide cortésmente cuando quieres algo”. “Llama a un adulto si necesitas ayuda”. “Cálmate”.

Todas estas cosas son muy buenas lecciones para las habilidades sociales—pero el problema está en que este no representa un ‘momento para enseñar’ muy efectivo.

Algunas de las razones por las cuales no es un ‘momento para enseñar’ muy efectivo pueden ser:
El comportamiento desafiante ya ha ocurrido.
El niño está agitado y perturbado.
El comportamiento desafiante le surtió efecto con muy poco esfuerzo.
El niño podría encontrar muy reforzador una “lección” de la maestra.

Entonces, ¿cuáles serían momentos para enseñar más efectivos?”
Respuesta: al momento de las flechas verdes a la izquierda.)

Hoy comenzaremos a discutir estrategias efectivas para enseñar a los niños pequeños las habilidades de amistad y cómo seguir reglas e instrucciones, aumentar el vocabulario de sentimientos, ideas para controlar la ira y los impulsos, habilidades para resolver problemas e ideas para lidiar con problemas comunes entre compañeros.

Presente la Lámina 9.
La enseñanza de las habilidades sociales exige el cimiento sólido de una relación positiva entre el maestro y el niño.

Presente la metáfora —adaptada de la obra de Carolyn Webster-Stratton— de un “banco” para ilustrar el uso de los “depósitos” para entablar relaciones positivas (Webster-Stratton , 1990) .

Recuerde el poder del juego para entablar relaciones positivas, por ejemplo, platicar durante el juego sobre las cosas que los niños hacen en casa, participar activamente en el juego de los niños, participar como socio del juego, sentarse al nivel de los niños, bromear y reírse con los niños, jugar al estilo de los niños, pasar tiempo con los niños haciendo lo que les encanta hacer.

¿Cuáles comportamientos conducen a la amistad? Presente la Lámina 11.

Cuando juegan juntos, los niños pequeños exhiben varios comportamientos discretos que guardan relación directa con la formación de amistades (Tremblay et al., 1981). Esto significa que es más probable que tengan amigos los niños que realizan estos comportamientos con más frecuencia. Estos comportamientos específicos incluyen los siguientes

(Nótese que cada página de PowerPoint se organiza a partir de estrategias que los maestros podrían utilizar para fomentar el desarrollo de estos comportamientos específicos—por ej., la justificación, describir el comportamiento a los niños, demostrarles la manera correcta de hacerlo y una manera incorrecta, permitir oportunidades de practicar estas habilidades y fomentarlas durante el día):

Maneras de organizar el juego. Presente la Lámina 12. Entre los niños de edad preescolar, el juego suele organizarse mediante declaraciones como “Juguemos con los camiones”. Frecuentemente estas declaraciones como “hagamos esto” van seguidas de sugerencias sobre los papeles (por ej., “Sé tú el chofer”) o actividades específicas (por ej., “Envíamelo”).

Compartir cosas. Presente la Lámina 13. Los niños preescolares tienen muchas formas de compartir cosas. Los niños que tienen amigos hacen pedidos como, “Dame un poco de pintura”. También obligan a los compañeros a pedirles que compartan cosas.  Presente la Lámina 14 (Turnarse).

Ayudar o trabajar en equipo. Presente la Lámina 15. También hay muchas formas de ayudar entre los niños preescolares. Podrían ayudarse uno al otro a subir o bajar de un aparato, explicarle o mostrarle a un amigo cómo hacer algo o ayudar a alguien que experimenta dificultades.

Turnarse. Presente la Lámina 16 de las niñas que se ayudan. Además de realizar estos comportamientos discretos, la formación de amistades depende igualmente de dos patrones de interacción.  Primero, es necesario que las interacciones de los niños sean recíprocas. La reciprocidad tiene dos dimensiones. Inicialmente, los niños necesitan ser sensibles a las ofertas sociales de otros. Además, durante un período de tiempo (digamos varios meses), es importante que haya una cantidad más o menos igual de ocasiones en las que cada miembro de la pareja inicie las interacciones.

Además de la reciprocidad, los patrones de interacción que caracterizan la amistad tienen que ver con la duración de las interacciones. Esto es, las parejas de amigos participan en interacciones más largas.

Dar cumplidos. Presente la Lámina 17. Aunque estos comportamientos ocurren infrecuentemente entre los niños preescolares, suelen influir profundamente en la formación de amistades. Los niños preescolares encomian los éxitos, las construcciones y el aspecto físico de otros niños.

Saber cuándo y cómo pedir disculpas. Presente la Lámina 18. Al aprender cuándo y cómo pedir disculpas, se puede tener un impacto positivo en la formación de amistades, así como al aprender a dar cumplidos. Los niños empiezan a aprender cómo prestar atención y ser más sensibles a los sentimientos de sus amigos.

La preparación del ambiente para el desarrollo de amistades. Presente la Lámina 19. Antes de comenzar la instrucción sobre el comportamiento amigable, los cuidadores necesitan atender los siguientes elementos del aula o guardería.

  • Un ambiente que incorpora la inclusión significativa de niños con discapacidades en proporciones naturales es esencial para preparar el ambiente (Guralnick, 1990).
  • Al elegir con anticipación y presentar juguetes y materiales de uso cooperativo, se aumentan las oportunidades de interacción social. Los juguetes de uso cooperativo son aquellos que se prestan naturalmente a que dos o más niños jueguen juntos.
  • Es necesario examinar todas las rutinas diarias y entretejer la instrucción sobre la interacción social dando oportunidades para practicar durante todo el día.
  • Lo más importante es que los cuidadores consagren sus energías para crear un ambiente con una clara disposición amistosa. Al pasar a un aula o guardería donde un adulto ha logrado crear esta clase de ambiente, se ve a los adultos pasar tiempo con los niños y fijarse cuando participan en comportamientos amistosos, se escucha a los adultos hablar a otros adultos cortésmente y se escucha a los niños apoyar el comportamiento amistoso de otros niños. Por lo general, se percibe que la amistad es la meta más importante.

Estrategias para desarrollar amistades. Presente la Lámina 20. Es necesario preparar el ambiente para apoyar el desarrollo de amistades entre los niños. Sin embargo, algunos niños necesitarán la enseñanza sistemática para desarrollar las habilidades que desembocan en la formación de amistades. Esta instrucción frecuentemente implica servir de modelo del comportamiento apropiado y ofrecer oportunidades de practicarlo y recibir consejos en respuesta.

Principios sobre modelar. Los adultos o los compañeros podrían servir de modelos al demostrar la habilidad de la amistad.  Frecuentemente es efectivo presentar ejemplos tanto correctos como incorrectos seguidos de oportunidades para responder correctamente. Existen tres principios guías para estrategias efectivas de modelar.

Utilice un apoyo invisible, esto es, pídale que sirva de modelo al niño que usted confía que modelará las habilidades apropiadamente antes de pedirle a un niño que necesitará más apoyo.

A veces, cuando los niños sirven de modelo de la habilidad de amistad enfrente de sus compañeros, podrían dejarse llevar y actuar de manera ‘chistosa’ o inapropiada.

Es importante ofrecer a los niños otra oportunidad y más apoyo para que tengan éxito al demostrar la habilidad de una manera positiva. Este método les permite recibir refuerzos positivos del maestro al representar la habilidad.

Puesto que la realización de papeles típicamente implica la participación de solo uno o dos niños a la vez, es necesario planificar modos para que los demás niños participen activamente.

Las estrategias para incluir a niños que no están realizando papeles incluyen pedirles que den un gesto positivo para el comportamiento amistoso y un gesto negativo para el comportamiento no amistoso; que den aplausos al fin del escenario; que digan “¡En sus puestos, listos, acción!” antes de comenzar la escena, o darles un letrero con una cara sonriente a un lado y una cara triste al otro para que muestren la cara sonriente cuando el comportamiento presentado es amigable y la cara triste cuando el comportamiento no es amigable). También es importante tener presente quiénes han tenido la oportunidad de realizar papeles para asegurar que todos los niños de la clase tengan un turno durante la semana.

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de Información utilizadas para este programa:

Read more at http://www.yodibujo.es/c_16195/lecturas-infantiles/poemas-infantiles/poemas-dia-del-padre/poema-dia-del-padre#

http://csefel.vanderbilt.edu/modules-archive/index.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s