Programa 49. Aprendiendo a controlar nuestro temperamento… continuación

Escucha la primera parte
La segunda parte

La tercera parte

Un testimonio:

Consciente del peso de mis pensamientos negativos. Hace unos días los conté. Cada vez que me venía un pensamiento negativo lo apuntaba. En sólo dos horas llegué a ¡104 pensamientos negativos…!

Estaban relacionados con todo: mi trabajo, mi familia, la sociedad, mis amigos y conmigo mismo.

En el fondo he estado pensando como afectan a mi vida los pensamientos negativos y puedo decirte que:

•       Me agotan

•       Me hace infeliz

•       Me aíslan

•       Me convierten en pesimista

•       Me anulan cualquier motivación

•       Me contrarrestan la alegría y la energía

•       Me restan posibilidades en mi trabajo

•       Me convierten en impopular entre mis compañeros

•       Los traslado a los seres más queridos, “los educo en la negatividad.” Afectan a mi familia de forma muy diversa. Van creando barreras con mis hijos

•       Perjudican a mi pareja, le quitan ilusión, entusiasmo, alegría…

•       Me impide ver oportunidades y potencialidades, me sumen en un marco de perjuicios y riesgos

•       Me llevan a un concepto del mundo en el que apenas merece vivir

•       Cada vez río menos, me disgusto más, incluso por tonterías. Me irrito cada vez con más gente y con más facilidad

•       Me afecta a la salud (dolores de cabeza, úlcera, dolores y tensiones en los músculos

Me acaban deprimiendo…”

Haga la prueba:

Primer día: Lleve una pequeña libreta de bolsillo con un lápiz. Apunte todas las veces que su pensamiento se ha inclinado en criticar a alguien con una palabra que sintetice la crítica en cuestión. Por la noche escriba, las veces que usted ha caído en lo que ha sido objeto de la crítica en cuestión. Por ejemplo, si reprocha a su pareja que gasta en exceso, apunte las veces que se ha excedido en su presupuesto o ha hecho gastos inútiles.

Segundo día: Alabe sinceramente a personas a las que ha criticado. Observe su reacción y comportamiento.

Tercer día: Lea cómo mejorar las relaciones con los demás:

Las personas ejercemos una influencia determinante sobre los demás. Somos seres sociales, el amor, el trabajo y las relaciones en general determinan a lo largo del día muchos de nuestros estados de ánimo, nuestra alegría, tristeza, euforia, depresión…

¿Cómo podemos mejorar nuestras relaciones con los demás hasta el punto de esto pueda ejercer positivamente en nosotros mismos? He aquí unas ideas:

 Desarrollo de nuestra inteligencia emocional

Daniel Goleman, autor del libro “Inteligencia Emocional” nos invita a “tomar las riendas de nuestros impulsos emocionales”. En resumen, se trata de que no desperdiciemos nuestra energía mental.  Hay que conseguir cultivar más energía, potenciar el bienestar de nuestra mente. Cuidarla.

Por dónde empezar: practicar LA EMPATÍA. Empatía significa ponerse en lugar del otro, intentar comprender su punto de vista desde su posición. Si hemos ya realizado con éxito nuestro objetivo de Dejar de criticar, podemos dar un paso más y practicar la empatía. Sé generoso, piensa que probablemente tú, con una influencia familiar, educacional, laboral, social, etc. -incluso genética- podrías ser mucho peor que otro… Por eso, merece la pena meterse en la piel de los demás. Quien lo hace encuentra gente interesantísima en los lugares menos esperados, entre las gentes con menos posición social, menos “triunfadores”.  Si les damos una oportunidad a todas esas gentes, nos estamos dando una oportunidad a nosotros mismos. Estamos haciéndonos mucho más fuertes.

Siembra positividad en los demás ¿Cómo? Intenta encontrar el lado positivo de cada persona. Existe. Incluso en las más negativas. Si siembras positividad en tu entorno, ellos te devolverán también mensajes cada vez más positivos. El ambiente negativo, volverá a ser progresivamente positivo… Intenta descubrir el lado bueno de las cosas. Persevera en ver las cosas buenas de la gente e intenta comprender y ser generoso con sus cosas menos buenas.

Intenta actuar positivamente en pequeños detalles de la vida diaria en tu relación con los demás. Dale Carnegie escribío a principios de XX una obra que en los Estados Unidos llegó a ser más leída que la Biblia, Se tiulaba “Cómo ganar amigos” y en realidad fue un tratado para un país que utilizó su filosofía y método para triunfar profesionalmente a través de un ideario para mejorar las relaciones humanas. Darnegie se fijaba en los pequeños detalles y su gran capacidad para influir positivamente en las personas. Aunque es un libro ya viejo te invitamos a que los leas y que practiques alguno de ellos, cada día:

Autocontrol de tus emociones. Conócete a ti mismo: analiza tus propias emociones y cómo te afectan. Dedica tiempo a analizar el modo en el que tu estado de ánimo influye en tu comportamiento. Haz una lista con tus puntos fuertes y tus puntos débiles. Aprenderás cosas de ti mismo que quizás te sorprenderán.

Automotivación: Hay que aprender a auto motivarse. Canalizar nuestras emociones positivas. Hay que fijar nuestra atención en nuestras metas, nuestros objetivos -de ahí la importancia de fijar unos objetivos que viables nos motiven y animen- en lugar de en los obstáculos. Reír, ser optimista, nos ayudará por la senda de los avances y de pensar positivamente para lograr nuestros objetivos.

La empatía. Fomentemos que los demás sean nuestro aliados. Ganemos a las personas reconociendo sus emociones, sus expresiones, sus gestos, sus contestaciones… Establezcamos lazos reales con los demás. Tratemos de identificarnos con su situación… No cultivemos el rechazo, las diferencias, la xenofobia mental, la distancia…

La fórmula es:

AUTOCONTROL EMOCIONES + AUTOMOTIVACIÓN PERSONAL + EMPATÍA =

Control de nuestros impulsos emocionales= + ENERGÍA MENTAL

¿Gente que tiene éxito? ¿Cómo son positivos? ¿Qué ideas y qué métodos siguen? El personal de “Investor’s Business Daily” hizo un seguimiento de las personas con éxito en la vida, especialmente en el mundo de los negocios y en el ámbito profesional y laboral… Y estos son los diez consejos estrella:

La forma de pensar es clave. Cómo piensas es determinante. Al respecto, “pensar positivamente en cada momento da una ventaja fundamental. Al respecto se deben visualizar éxitos no fracasos. Se debe evitar gente negativa y ambientes negativos. Eres lo que piensas.

Decide tus propios sueños y objetivos. Sé concreto a la hora de fijar tus objetivos. Por ejemplo no digas “me gustaría empezar a hacer ejercicio este mes” sino “voy a empezar a hacer ejercicio este mes”. Haz un plan meticuloso y cúmplelo.

Pasa a la acción. Los objetivos por sí solos no tienen sentido sino se pasa a la acción para hacerlos realidad. Simplemente ponte a ejecutarlos sin vacilar. En el ejemplo anterior: Compra tu ropa de deporte, apúntate al gimnasio y controla el rendimiento creciente de tus dos primeras semanas…

Nunca dejes de aprender. Nunca pares de aprender, Toma clases, lee libros, participa en grupos, adquiere nuevas habilidades continuamente. .

Sé persistente y trabaja duro. Alguna vez habrás oído la expresión “el camino del éxito es una maratón, no una salida rápida. Mantén tu objetivo, lucha por él y trabaja duro de forma persistente. No te rindas.

Aprende a analizar los detalles. Obtén todos los hechos, pide todos los datos, todas las variables claves. Esto te ayudará a tomar las decisiones más sabias. Aprende de tus errores, pero no dejes que te batan.

Centra tu tiempo y dinero. Cuando creas en algo, pon toda tu atención y energía en ello. No dejes que la gente te distraiga.

No temas ser innovador. Sé diferente, intenta ser innovador. El mundo se mueve continuamente, progresando. No pares tu mundo. Ten ideas propias sobre lo que tiene éxito idea. No sigas la multitud.

Comunícate con la gente de forma efectiva. Una persona no es una isla. Comunica tus pensamientos y tus deseos de forma sincera. Anima a terceros a comunicarte de forma sincera contigo. Practica el entendimiento y la motivación con la gente.

Actúa con honradez. Toma la responsabilidad de lo que haces. Nunca hagas trampas o mientas. Cuando hagas una promesa mantenla. Cuando cometas un error admítelo.

Superar los celos en una relación de pareja

Posiblemente lo más destructivo para una relación de pareja son los celos, muchas veces irracionales, que impidan que la relación fluya de forma sosegada. Si eres una persona celosa y tu relación sufre estrés por ello, aquí hemos extraído unos consejos que aparecieron en el periódico británico El Independiente, para superar tu problema y hacer que los celos irracionales desaparezcan.

Frenarlos

Los celos son parte natural y casi inevitable de una relación romántica. El truco está en asegurarse de que apenas constituyan una parte muy pequeña. Tener una pelea por celos cada cinco minutos resulta agotador para todos los implicados y no mejorará en absoluto las posibilidades de éxito de la relación; de hecho, podría conducir al fin de todo lo que precisamente intentamos proteger.

Ser racional

Los celos románticos normalmente provienen de la percepción de una amenaza para la relación. Un buen paso es intentar averiguar si esta amenaza es real o imaginaria, recordando siempre que una mente celosa es propensa a magnificar con rapidez pequeñas cosas, dando lugar a una respuesta totalmente desproporcionada. Para ver una prueba de ello –y una muestra de las terribles consecuencias que pueden llegar a tener los celos– basta con leer Otelo, de Shakespeare, que se basa en un pañuelo extraviado como prueba de que su esposa le ha sido infiel y la mata.

Trabajar nuestra autoestima

Los celos y los sentimientos de ansiedad y sospecha que los acompañan, están muy relacionados con la inseguridad. Un estudio de 2008 observó que los hombres bajitos eran más propensos a los celos que los altos, lo que sugiere que los más altos estaban más seguros de sí mismos y, por tanto, se preocupaban menos por la amenaza de posibles amantes rivales. Tomar medidas para aumentar nuestra estima puede ayudarnos a protegernos de los celos. Estas medidas pueden ser algo tan sencillo como intentar no tener pensamientos negativos sobre nosotros mismos, centrándonos en nuestros puntos fuertes y pasando tiempo con amigos con hacen sentirnos bien.

Reafirmar la relación

Tener una pareja celosa puede ser agotador, pero hay que ser pacientes ya que, a menudo, la reacción adecuada puede acabar con los posibles celos. Si hay algo que dispare los celos de nuestra pareja, procurar evitarlo. Por último, recordar que aunque puede que nuestra pareja se comporte como un completo imbécil, los celos son una consecuencia del amor, por lo que debemos intentar reafirmar a nuestra pareja en lugar de ponernos a la defensiva.

Ejercicios de relajación – Modo de relajación: Técnica Yóguica

¿Tiene estrés? ¿No descansa bien cuando duerme? ¿Se crispa con facilidad? ¿Tiene algún músculo en tensión mientras escucha estas palabras: la mano, los dedos, la pierna…? ¿Le gustaría practicar un método de relajación anti-estrés en 45 minutos cada día?

El Yoga lleva milenios practicándose y obteniendo sorprendentes beneficios para la salud con la respiración, la relajación y una serie de posturas llamadas asanas.  Anímese a interesarse en esta técnica milenaria.

Paso 1:

Aprenda a respirar. Es fundamental para iniciar una relajación con resultados rápidos y efectivos, aprender a respirar, es indispensable antes de seguir los ejercicios de relajación.

Paso 2:

Prepare un sitio cómodo y tranquilo: sin interrupciones ni ruidos. Puede tenderse en una cama boca arriba, o en una manta en el suelo. Concéntrese unos minutos en su respiración. Déjese llevar por ella. No fuerce nada. Lenta, profunda y silenciosa. Piense solo en su respiración durante cinco minutos. Concéntrese en hacer una espiración lenta y profunda. Deje entrar el aire en sus pulmones lentamente mientras inspira… Ensaye una respiración completa. Céntrese en la respiración abdominal, sienta como el diafragma desciende suavemente cuando inspira… Concéntrese en hacer una respiración relajada, silenciosa; respirar y relajar… Sienta que respira con su cuerpo, sienta que sus ojos respiran, su cara, su frente, respire con sus órganos internos, su garganta, sus pulmones, su vientre, sus músculos… Tome conciencia de que todas las células de su cuerpo están respirando…(Haga esto unos diez minutos…

Paso 3:

Déjese llevar por la gravedad. Vaya tomando conciencia de su cuerpo mientras respira lenta, profunda y silenciosamente. Sea consciente de las fuerzas de la gravedad, la tierra nos atrae… Deje que cada músculo de los pies, las piernas, los muslos, la espalda, los hombros, el cuello, la cabeza… sea atraído por la gravedad. Sienta cada músculo muy pesado, aleje de su mente cualquier necesidad de contracción muscular… concentre su pensamiento en la relajación. Deje que sus pies, piernas y muslos, los atraiga el suelo… sus brazos extendidos hacia arriba, su cuello sin tensión, relajando… (3 minutos).

Paso 4:

Relaje los pies, las piernas y los muslos. Vaya dejando su respiración relajada y su cuerpo y centre su mente en partes muy concretas. Primero los pies, sus dedos, uno a uno… Relájelos, abandone cualquier tensión que exista, relaje dedo a dedo, sienta calor conforme note su relajación, su respiración, lentamente, vaya relajando la planta del pié, los talones, cada tobillo, los gemelos de las piernas, sienta su pesadez… la de sus muslos, su zona lumbar… No siga hasta que haya desaparecido cualquier tensión o signo de contracción muscular de las extremidades inferiores, observe mental y pasivamente cómo respiran… (6 minutos).

Paso 5:

La relajación de la espalda, el cuello, el vientre, la caja torácica, el pecho, los hombros. Siga concentrándose en la relajación de cada músculo, relajándolo, sintiendo su descanso, su respiración… En realidad es su estado natural, aleje de cada músculo la tensión, no hay necesidad de tensión… Su cerebro ayuda a cada músculo a recuperar su estado natural en posición de descanso… Cuando llegue a la espalda, concéntrese vértebra a vértebra sienta que se ensancha y se extiende; deje que el diafragma de un masaje suave al abdomen al respirar relajándolo del todo, retire del cuello cualquier rigidez que todavía quede…

(8 minutos).

Paso 6:

Relaje las manos, los brazos… Concéntrese en sus manos. Primero la relajación de sus dedos, uno a uno de cada mano. Pase a la las palmas de sus manos, sus muñecas, sus antebrazos y brazos (8 minutos).

Paso 7:

Relajar la cabeza, la cara… Tómese un tiempo muy especial para su cabeza de forma muy minuciosa. Empiece por relajar las mandíbulas, la lengua, los labios… Relaje los músculos de sus ojos: sus cejas, sus pestañas… Sienta su frente amplia, relajada; relaje hasta los cabellos, el cuero cabelludo… (6 minutos).

Paso 8:

Incluso… los órganos internos… Sienta su respiración y relajación. Vaya sintiendo la unidad de su cuerpo. Viaje por su cuerpo y observe que está perfectamente relajado… casi separado de usted. Vaya abandonando a su cuerpo ya perfectamente relajado, deje que su mente se recree con imágenes plácidas, el agua, el cielo, la naturaleza (2 minutos)

Paso 9:

Relajación total. Abandone mentalmente su cuerpo, deje su mente flotar, viajar por el espacio, por un bosque la luz, su aire limpio, puro, la paz… Sienta que cambia de tamaño conforme camina… sienta que todo lo que le rodea tiene un tamaño enorme (los árboles, los troncos, las hojas siéntase una abeja que vuela, disfrute de la placidez de animales pacíficos: una ardilla, los pájaros… Perciba dimensiones de gran tamaño… disfrute de los detalles, las formas de las hojas, los colores de las flores, el tamaño inmenso de las flores, las gotas de agua, el olor de humedad de la tierra, recorra los tallos de las plantas, mire hacia arriba los inmensos árboles… camine y hágase un gigante de aire… vea una dimensión diferente, vea pequeños los árboles, las casas, los pueblos… respire mucho aire… flote. Navegue por las estrellas, por el espacio infinito… (todo el tiempo que quiera, que disfrute).

Comprobará que es uno de los mejores remedios para el nerviosismo, la tensión, el estrés…

Si le gusta la música puede escuchar música relajante mientras practica los ejercicios.

Frases que inspiran:

      Para triunfar en la vida, no es importante llegar el primero. Para triunfar simplemente hay que llegar, levantándose cada vez que se cae en el camino.

      Si no te esfuerzas hasta el máximo, ¿cómo sabrás donde está tu límite?

      Cada fracaso supone un capítulo más en la historia de nuestra vida y una lección que nos ayuda a crecer. No te dejes desanimar por los fracasos. Aprende de ellos, y sigue adelante.

      Somos dueños de nuestro destino. Somos capitanes de nuestra alma. (Winston Churchill)

      Nuestra gloria más grande no consiste en no haberse caído nunca, sino en haberse levantado después de cada caída. (Confucio)

      Las oportunidades no son producto de la casualidad, mas bien son resultado del trabajo. (Tonatiuh)

      Para empezar un gran proyecto, hace falta valentía. Para terminar un gran proyecto, hace falta perseverancia.

      Si quieres triunfar, no te quedes mirando la escalera. Empieza a subir, escalón por escalón, hasta que llegues arriba.

      Cuando pierdes, no te fijes en lo que has perdido, sino en lo que te queda por ganar.

      Utiliza tu imaginación, no para asustarte, sino para inspirarte a lograr lo inimaginable.

      Si no sueñas, nunca encontrarás lo que hay más allá de tus sueños.

      Es duro fracasar en algo, pero es mucho peor no haberlo intentado.

      Nunca se ha logrado nada sin entusiasmo. (Emerson)

      Los grandes espíritus siempre han tenido que luchar contra la oposición feroz de mentes mediocres. (Einstein)

      Saber no es suficiente; tenemos que aplicarlo. Tener voluntad no es suficiente: tenemos que implementarla. (Goethe )

¿Te crees perfecto?  Enhorabuena.  Ya tiene una muy buena razón para ser generoso con los demás -a los que Dios o la naturaleza no les han dotado de tanta perfección.

No eres perfecto… reconocerlo te ayudará a tener un poco de humildad y comprensión hacia los demás… ¡Los humanos no somos perfectos! ¡Deja de criticar y sé comprensivo!

Cuantos textos y dichos populares nos advierten sobre la costumbre de criticar a los demás. Y no escarmentamos. La Biblia: “El que esté libre de pecado que tire la primera piedra”. O no digamos el refranero popular español: “Se ve antes una legaña en el ojo ajeno que una viga en el propio”. Pero el caso es que no paramos de tirar piedras y de ver legañitas en ojos ajenos.

Es muy fácil caer en el error de criticar a los demás. A nuestros hijos, nuestra pareja, nuestros vecinos, nuestros compañeros de trabajo… Las personas somos diferentes. Ni mejores, ni peores. Ha sido la diversidad uno de los factores que ha hecho progresar a la humanidad. Aceptar y respetar la diversidad es un acto de inteligencia suprema.

Hágalo de forma egoísta. Cuanta más generosidad y tolerancia practique, más capacidad intelectual tendrá su cerebro. Criticar es un factor importante en la escala de pensamientos negativos que nos perjudican psíquica y físicamente, según la psiconeuroinmunología.

Pasamos horas en analizar con detalle los defectos de los demás. Es un tiempo precioso que podríamos emplear en observarnos a nosotros mismos y combatir esos mismos defectos. Si vas a criticar a alguien practica el “pensamiento opuesto”. Analiza de forma honesta, sincera y valiente ese mismo defecto en ti. Tu mente adquirirá mayor grandeza si la empleas en autoanalizarte y en tratar de superar tus propios defectos.

Criticar, obstáculo para las buenas relaciones humanas

A veces, cuando una persona critica en nuestra presencia a un tercero, nos vemos identificados con la persona criticada, nos molesta. También pensamos que esta actitud prepotente del crítico no nos librará de críticas a nosotros con otras personas. El que critica frecuentemente, va adquiriendo mala imagen.

Dale Carnegie daba el siguiente consejo: “Hable usted de sus propios errores antes de criticar al prójimo”. Cuando llame la atención a su hijo por algo, piense en lo que hacía usted a su edad. Comience diciéndole: “Yo también a tu edad hacia lo mismo, incluso peor que tú…”. Es muy sabio aplicar el dicho “Antes de que digan, digas”, esto nos indica que es mejor adelantarse a los demás en explicar los defectos propios.

Piense en cómo hemos reaccionado nosotros mismos ante las críticas. Si no tiene mala memoria recordará que hemos reaccionado, en el mejor de los casos, a la defensiva o auto justificándonos; en el peor de los casos, atacando los defectos de la persona que critica. Recuerde ahora como ha reaccionado ante una alabanza generosa. Probablemente ha intentado actuar para merecerla realmente. Practique el arte de la tolerancia, la comprensión, la generosidad… le conviene.

Piense en política. Lo que diferencia a un estadista de un simple político es la capacidad para ceder y llegar a acuerdos de estado en beneficio de una nación. El estadista invita a la oposición a pactar y avanzar en temas importantes para un país. Es imposible que un estadista moderno emplee la crítica ácida y descalificadora con su adversario político, sin hacer daño a su propia imagen.

Piense en la empresa. Los grandes empresarios son generalmente grandes líderes, personas capaces de motivar a cientos o a miles de personas, de hacer equipos, de entusiasmarles e ilusionarles con sus objetivos y ganar la dura batalla de la competencia. No critican, alaban, motivan. Criticar es una pérdida de tiempo y de dinero. Saben muy bien que la productividad crece con la motivación.

Y otro refrán español: “Mayor gloria se alcanza defendiendo que acusando”.

Actividades propuestas:

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de Información utilizadas para este programa:

Pensamientos Negativos:  http://www.euroresidentes.com/salud/ser_positivo/pensamientos_negativos.htm

Definiciónes:

Psiconeuroinmunología: es un campo científico interdisciplinar que se dedica al estudio e investigación de los mecanismos de interacción y comunicación entre el cerebro (mente/conducta) y los sistemas responsables del mantenimiento homeostático del organismo, los sistemas: nervioso (central y autónomo), inmunológico y neuroendocrino, así como sus implicaciones clínicas.  George F. Solomon1

2 pensamientos en “Programa 49. Aprendiendo a controlar nuestro temperamento… continuación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s