Programa 55. Tiempo De Descanso

Escucha la primera parte

La segunda parte

La tercera parte

La función del “tiempo de descanso” como uno de los métodos para tratar los comportamientos desafiantes de niños prescolares.

Este material forma parte de una serie continua de paquetes de información instructiva breves y fáciles de leer que tratan una variedad de prácticas,  estrategias y procedimientos de intervención basados en evidencia. Están diseñados para ayudar a maestros a apoyar el desarrollo social y emocional de niños pequeños. Abarcan ejemplos y anécdotas que ilustran el uso práctico de las estrategias en una variedad de situaciones de la niñez temprana y ambientes del hogar.

¿Qué es el tiempo de descanso?
El tiempo de descanso constituye una forma de disciplina que puede reducir efectivamente los comportamientos desafiantes de niños pequeños. El término “tiempo de descanso” se refiere a un período cuando no se experimentan refuerzos positivos, como una interrupción temporal de un partido de fútbol. Esta estrategia es como una forma expandida de pasar por alto ciertos comportamientos problemáticos. Se separa al niño por un rato breve de todos los refuerzos (por ejemplo, la atención del maestro y de los compañeros) después de un serio comportamiento desafiante.

Esta estrategia usualmente exige que se separe al niño, durante un rato breve, de una actividad que está en marcha; típicamente, se hace que el niño se siente aparte del lugar donde se está realizando la actividad sin abandonar el salón de clases, hasta que se calma y está listo para reanudar su participación en la actividad. El tiempo de descanso se propone como una forma de responder a los conflictos sin violencia, de modo que se ponga fin al conflicto, se proteja a la víctima y se ofrezca al niño un período para tranquilizarse.

El tiempo de descanso surte efecto únicamente cuando se utiliza dentro del contexto de un método abarcador para apoyar el comportamiento positivo, diseñado para enseñar, estimular y animar los comportamientos sociales positivos. El tiempo de descanso debería ser utilizado únicamente por maestros y cuidadores bien capacitados cuando los procedimientos menos intrusos de disciplina se han probado y se estima que han resultado inefectivos.

Esta estrategia también debería utilizarse únicamente en combinación con procedimientos positivos diseñados para enseñar habilidades nuevas e impedir que ocurran comportamientos desafiantes (lo animamos a examinar otros Éxitos en resumen de CSEFEL sobre prácticas efectivas para impedir los comportamientos problemáticos).

El manejo efectivo del comportamiento debe comenzar siempre con el encomio y los incentivos al comportamiento pro-social y la auto-regulación y debe ir acompañado de la distracción, la redirección, la retirada de la atención y las consecuencias lógicas y naturales.

Este resumen ofrece una descripción general de un método abarcador para apoyar el comportamiento infantil y discute la función del tiempo de descanso dentro del contexto de tal método abarcador. Aunque se ha demostrado que el tiempo de descanso surte efecto en algunas situaciones, no debe utilizarse excesivamente y debe reservarse para comportamientos intensos tales como la agresión hacia compañeros y adultos y el comportamiento destructivo. Debido a la falta de evidencia que apoye el uso con niños muy pequeños, además de la investigación sobre el desarrollo social y emocional de estos niños, no se recomienda el uso del tiempo de  descanso con niños entre el nacimiento y los dos años de edad.

Un método positivo abarcador para apoyar el comportamiento de niños
Prescolares Entre los comportamientos desafiantes graves que podrían disminuirse con el uso del tiempo de descanso, se hallan la agresión, la destrucción de las pertenencias y la desobediencia. El tiempo de descanso representa una opción que podría incluirse en un método abarcador para tratar esos comportamientos desafiantes graves cuando las estrategias menos intrusas no surten efecto. Un método positivo y abarcador debería incluir los siguientes pasos:

1. Entablar relaciones positivas.
Es esencial que cada niño sienta que los adultos de su clase lo valoran. Una relación cariñosa entre el adulto y el niño sirve como fundamento para enseñar las expectativas para el comportamiento y las habilidades sociales. Los adultos tienen que expresar generosamente su aprobación del niño haciendo comentarios positivos sobre lo que hace, de modo que se entable una relación cariñosa.

Cuando los niños perciben que los adultos los quieren y los valoran, sienten más motivación para buscar la atención de los adultos de maneras positivas y para buscar la guía de los adultos. Los niños que tienen relaciones positivas y cariñosas con sus cuidadores pueden adquirir con más facilidad las habilidades y comprensiones que necesitan para regular sus emociones y su comportamiento.

2. El uso de prácticas preventivas para las clases.
Se puede minimizar el comportamiento problemático estructurando la experiencia de los niños en su aula y ofreciendo guía sobre el comportamiento apropiado. Tales prácticas preventivas como los ambientes bien organizados de juego, actividades predecibles, transiciones planificadas, materiales apropiados, oportunidades para tomar decisiones y el apoyo de los adultos para las interacciones entre compañeros, minimizan la probabilidad de que los niños experimenten comportamientos problemáticos.

3. La instrucción de habilidades sociales.
Para muchos niños pequeños, el cuidado grupal les ofrece su primera experiencia con un grupo grande de compañeros de la misma edad. La oportunidad de jugar y trabajar con un grupo de niños también presenta desafíos respecto a la resolución de problemas en grupo, el desarrollo de amistades, la resolución de conflictos y la expresión de las emociones.  Es importante ofrecer a los niños instrucción explícita en forma repetitiva sobre las habilidades sociales y emocionales necesarias para la competencia social.

La enseñanza efectiva incluye la planificación cuidadosa, la provisión de múltiples oportunidades de aprendizaje significativo, el fomento del comportamiento pro social y el uso de tales procedimientos de guía como la redirección y el pasar por alto a propósito ciertos comportamientos, a fin de ayudar a los niños mientras exploran el desarrollo de relaciones sociales con los compañeros y adultos en su aula.

4. La individualización de las intervenciones para el comportamiento.
Los niños pequeños podrían utilizar una variedad de comportamientos problemáticos, como pegar, morder y tirar el cabello. Para muchos niños pequeños, estos comportamientos representan lo normal para su etapa de desarrollo y sirven como oportunidades para que el adulto guíe al niño en el aprendizaje del comportamiento apropiado para esa situación. Por ejemplo, al niño de 1 o 2 años de edad que muerde a fin de obtener un juguete, puede decírsele: “El morder duele, pide para jugar.” A partir de las observaciones del niño, los adultos examinan el contexto del comportamiento para determinar cómo van a intervenir. De esta manera, se diseña la intervención teniendo en cuenta las necesidades únicas e individuales de ese niño.

La intervención también puede utilizarse cuando el niño persiste en comportamientos problemáticos inesperados para su etapa de desarrollo (por ejemplo, un niño de 3 años que utiliza la agresión para obtener juguetes u objetos, o un niño de 4 años que llora y se queja para llamar la atención de los adultos). Con el reconocimiento y comprensión del propósito o la función del comportamiento problemático, un maestro podría escoger una estrategia apropiada de intervención.

La maestra podría emprender este proceso teniendo como base sus observaciones e interacciones con el niño. Cuando el  comportamiento persiste, no sólo el maestro o cuidador sino también la familia, el administrador del programa y, si es posible, el consultor de salud mental debería colaborar en la planificación de la intervención.

5. La enseñanza de habilidades de reemplazo.

Los niños que utilizan el comportamiento problemático a fin de satisfacer sus necesidades no han desarrollado importantes habilidades sociales o de comunicación. Los esfuerzos de intervención individualizados deberían desarrollarse con una comprensión del comportamiento identificando las habilidades que el niño necesita aprender.

Una vez que el equipo ha identificado lo que van a enseñar al niño, puede diseñarse un plan para apoyar el comportamiento que incluya estrategias de prevención para minimizar que el niño siga utilizando el comportamiento problemático, estrategias instructivas para enseñarle las habilidades nuevas y maneras de responder al comportamiento para asegurar que al manifestar ese comportamiento, el niño o niña no logre alcanzar los resultados que desea.

6. Los servicios especializados.
Los niños con problemas severos y persistentes de comportamiento podrían necesitar la evaluación y el apoyo de otros profesionales (por ej., de salud mental o educación especial o consultores médicos) que puedan colaborar con el maestro o cuidador a fin de ofrecer intervenciones y apoyos comprensivos para el niño y la familia. En tales situaciones, los servicios tal vez necesiten extenderse más allá del programa para niños pequeños e incluir apoyos para la familia en el hogar y en la comunidad. El maestro o cuidador debería cooperar con los demás profesionales del equipo en el diseño, la implementación y la evaluación continua de los servicios y apoyos especializados.

7. La participación de la familia.
Los programas deberían ofrecer a las familias información sobre el plan de disciplina de la clase, incluyendo detalles sobre cómo y cuándo el tiempo de descanso se utilizará en respuesta al comportamiento agresivo. Si se está considerando utilizar el tiempo de descanso con cierto niño, se debería consultar a sus padres.

La familia debería concordar que los comportamientos desafiantes son graves y que es apropiado recurrir al tiempo de descanso, antes de utilizarse este procedimiento. El equipo —con la ayuda de un consultor de salud mental cuando fuera posible—debería colaborar con los padres para identificar las estrategias que se van a utilizar en casa. Cuándo incluir el tiempo de descanso para tratar el comportamiento desafiante Una vez que se han implementado las estrategias que se describen más arriba, el tiempo de descanso podría utilizarse como intervención con un niño que no responde a la redirección o la guía del maestro para seguir las reglas.

Si el niño no responde al maestro o realiza comportamientos problemáticos que perturban la clase o lastiman a otros niños, el tiempo de descanso podría representar una oportunidad para que el niño se tranquilice. Una vez calmado, el maestro debería discutir el comportamiento con el niño (por ej., hablar de la situación en la que surgió el problema, recordarle las expectativas para el comportamiento, explorar opciones para resolver los problemas).

El tiempo de descanso también podría convertirse en un procedimiento planificado para remover a un niño de la situación cuando experimenta un comportamiento problemático destinado a llamar la atención de los maestros o compañeros.  Por ejemplo, si un niño destruye los materiales de otros niños o interfiere con sus actividades para obtener acceso a la atención del maestro, un tiempo de descanso podría utilizarse para privar al niño de cualquier atención relacionada mientras se le enseña a pedir atención de una manera apropiada.

El tiempo de descanso también podría representar una estrategia efectiva para interrumpir el comportamiento problemático y proveer una estructura para que el niño se calme, exprese sus sentimientos (por ej., “Estoy enojado.  Quiero un turno con la volqueta”) y escoja una estrategia para resolver problemas. El tiempo de descanso no debería utilizarse si el niño está utilizando el comportamiento problemático para escapar de una actividad o alejarse de adultos o compañeros. Si el tiempo de descanso sigue comportamientos problemáticos que sirven para escapar actividades o interacciones que el niño encuentra desagradables o aburridas, se podría reforzar el comportamiento problemático ofreciendo al niño un tiempo de descanso.

La planificación para el uso de tiempos de descanso

  • Como hemos estado discutiendo, antes de utilizar el tiempo de descanso, se necesita evidencia de que los comportamientos desafiantes no han mejorado aun cuando se han implementado prácticas preventivas y pro-activas de buena calidad.

En tales casos, los maestros deberían colaborar con las familias y los  consultores de salud mental para observar y documentar cuidadosamente que los comportamientos problemáticos realmente son preocupantes.

Los comportamientos agresivos o perturbadores del niño deberían documentarse registrando cuándo, dónde y con quién ocurren, por ejemplo, durante las transiciones o momentos no estructurados). Los datos de observación también deberían utilizarse para determinar si el tiempo de descanso realmente produce los resultados deseados, o sea, la reducción de los comportamientos desafiantes.

Consideremos el siguiente ejemplo:
Jaime ha manifestado una tendencia hacia la agresión. Su maestra lo describe como teniendo poca paciencia e insuficientes habilidades de juego, especialmente para unirse a sus compañeros y jugar con ellos. Ella ha

desarrollado una estrategia para enseñar a Jaime las habilidades de amistad y trabaja con él diariamente para fomentar estas habilidades. Sin embargo, a veces Jaime todavía tiene roces en los que lastima a otros niños.

Por ejemplo, cierta vez Jaime estaba jugando solo con los bloques. Vio a tres niños que pasaban un buen rato jugando con el equipo de trenes al otro lado del aula. Fue hacia ellos y agarró un tren. Cuando los niños se quejaron y llamaron a la maestra para que los ayudara, Jaime pateó la vía de trenes y le pegó a uno de los niños. La maestra se acercó rápidamente y dijo: “¿Cuál es el problema aquí?” Jaime siguió pegando y dando patadas a los niños. Mientras la ayudante atendía al niño que se había lastimado, la maestra dirigió a Jaime hacia el área del tiempo de descanso para calmarse. Una vez que estuvo tranquilo, ella le preguntó si estaba listo para unirse a los demás niños. Luego modeló y practicó con Jaime cómo pedir a los niños unirse a su juego y le dio apoyo y encomios al utilizar sus palabras para unirse a los demás niños y jugar con ellos.

  • Los maestros deberían tener capacitación extensa sobre este procedimiento y recibir la oportunidad de practicar cómo, cuándo y dónde utilizar el tiempo de descanso. Cada maestro debería tener una secuencia ensayada y bien comprendida de los pasos a dar. El tiempo de descanso debería ocurrir dentro del ambiente de las clases y vigilarse cuidadosamente.
  • Los maestros deberían contar con el apoyo de un consultor de salud mental o de comportamiento o un administrador del programa para determinar cuándo se utilizará el tiempo de descanso, cómo se coordinará con el plan general para apoyar el comportamiento de ese niño individual y cómo se vigilará el uso de esta estrategia.
  • Es importante que los maestros ofrezcan a los niños una guía sobre la mejor manera de ayudar a sus amigos cuando están en el tiempo de descanso. El maestro podría decir: “La mejor manera de ayudar a nuestros amigos a tranquilizarse cuando están en el tiempo de descanso es dejarlos solos y seguir jugando. En cuanto nuestros amigos vuelven a jugar, podemos divertirnos junto con ellos.” Cuando se decida que el tiempo de descanso será utilizado, deberían darse los siguientes pasos:

1. Describa los comportamientos desafiantes de modo que todos los miembros del personal sepan exactamente cuáles comportamientos deberían resultar en un tiempo de descanso. Los niños muy pequeños y aquellos que no hablan, frecuentemente dan empujones suaves o realizan comportamientos un tanto agresivos. Tales comportamientos frecuentemente pueden manejarse con la redirección o un indicio de parte del maestro para que el niño utilice sus palabras.

El tiempo de descanso debería reservarse para las acciones muy agresivas y los maestros deberían decidir en conjunto cuáles comportamientos serán lo suficientemente graves como para resultar en un tiempo de descanso.

Además, se deberían especificar comportamientos pro-sociales alternativos que puedan enseñarse y animarse en vez de los comportamientos desafiantes. Estos comportamientos alternativos deberían enseñarse y animarse a lo largo del día durante los momentos en que el comportamiento problemático no está ocurriendo.

2. Cuando ocurra el comportamiento desafiante, dé una explicación muy breve (por ejemplo: “No debes golpear a tus amigos, necesitas tomar un tiempo de descanso hasta que estés tranquilo”).  Luego dirija inmediatamente al niño para que se siente en la silla. No responda al niño, ni positivamente ni negativamente, mientras está en el tiempo de descanso. Los maestros deberían llevar a cabo esta estrategia de una manera calmada y respetuosa, no enojada, ni de una manera que condene o estigmatice al niño.

3. El tiempo del descanso debe ser breve, normalmente de 3 a 4 minutos. No obstante, algunos niños necesitarán más tiempo que otros para calmarse y las diferencias individuales deben respetarse. Es necesario que el maestro vigile cuidadosamente el tiempo de descanso y lo acabe una vez que el niño está tranquilo. Así, los niños aprenderán rápidamente que el descanso acabará en cuanto se tranquilicen y estén listos para volver a unirse a la actividad que se está realizando. Esta práctica puede ayudar a los niños a desarrollar comportamientos para calmarse a sí mismos.

4. El tiempo de descanso ofrece al niño una nueva oportunidad. Esto es, se ofrece a los niños la oportunidad de reanudar la actividad de la que se los había sacado y así aprender un método pro-social de adaptarse y manejar la dificultad o conflicto que habían experimentado.

5. Recuerde que el tiempo de descanso sólo es efectivo si se utiliza infrecuentemente. Las alternativas a esta estrategia deberían utilizarse siempre que sea posible. Por ejemplo, cuando ocurre un comportamiento muy difícil, los maestros podrían interrumpir el comportamiento y redirigir al niño hacia una manera más apropiada de comportarse o hacia otra actividad.

6. Si un niño no encuentra muy interesante una actividad o si una lección se le hace muy difícil, el niño podría experimentar comportamientos perturbadores que resulten en un tiempo de descanso. Recuerde que se trata de una interrupción temporal de los refuerzos positivos, y algunos niños podrían comportarse de tal modo para evitar ciertas actividades yendo en cambio al tiempo de descanso. Si el comportamiento desafiante persiste, especialmente en relación con ciertas actividades o situaciones, puede que el niño evite estas actividades con el tiempo de descanso.

7. Si los comportamientos desafiantes persisten a pesar de esfuerzos considerables por animar los comportamientos pro-sociales y el uso del tiempo de descanso, vuelva a observar al niño a fin de determinar qué es lo que mantiene el comportamiento agresivo o perturbador. Evalúe el plan para asegurar que el niño no recibe la atención de otros adultos o de sus compañeros al manifestar esos comportamientos y para determinar si se necesitan refuerzos más significativos para motivar al niño a utilizar comportamientos más apropiados.

Ejemplo:
Karina tiene 4 años de edad y asiste a un programa preescolar comunitario.
Experimenta dificultades al momento de jugar con los compañeros; derriba estructuras de bloques, agarra la ropa de juego de compañeros y golpea a niños que están en el mismo centro con ella y en el patio de recreo. Cuando un adulto interviene, ella lo golpea y lo pellizca y se pone aún más agresiva. Los maestros de su clase han hablado con la familia y todos creen que Karina manifiesta estos comportamientos para llamar la atención de los adultos en el aula o para obtener un juguete preferido.

Ellos intentan poner más atención en Karina cuando se está comportando apropiadamente y le enseñan cómo pedir jugar con un juguete, esperar su turno para usar cosas y pedir ayuda a un adulto. Aun así, ha habido ocasiones cuando Karina ha continuado manifestando el comportamiento. Los adultos creen que se necesita quitar a Karina de la situación para calmarse y recordar las expectativas de la clase.

Los maestros de su clase, después de consultar con el director y el consultor de salud mental además de la familia de la niña, han decidido utilizar el tiempo de descanso, dirigiendo a Karina a sentarse en una silla para calmarse cuando se pone agresiva. La maestra de Karina le recuerda cada mañana que tiene que pedir los juguetes que quiere o pedir a un adulto que la ayude. Se le ha dicho a Karina también que cuando golpee a alguien o le da patadas, tendrá que ir a la silla de pensar para calmarse y recordar las reglas del aula.

Al día siguiente, Karina derribó con una patada la construcción de bloques de un niño. La maestra se acercó a ella y Karina le dio una patada y agarró a otro niño. La maestra le dijo con un tono firme: “Karina, no debes dar patadas. Tienes que sentarte en la silla de pensar y calmarte.” Dirigió a Karina hacia una silla en el aula y le dijo que se sentara. La maestra luego puso un cronómetro a los tres minutos y minimizó la conversación y atención que recibía Karina al apartarse de la niña y no hablarle.

Cuando sonó el cronómetro, la maestra fue donde la niña y le dijo tranquilamente: “Ya estás calmada. Puedes ir a jugar con tus amigos. Vamos a practicar lo que les dices a los amigos cuando quieres jugar con ellos. Podrías decir: ‘¿Puedo jugar contigo?’” La maestra luego acompaña a Karina hacia los niños, le da indicios para utilizar sus habilidades de pedir y la encomia con entusiasmo cuando recuerda pedir jugar con ellos en vez de agarrar cosas.

Indicios de que existen problemas con el uso del tiempo de descanso:
Es importante reconocer que es posible dar un uso excesivo o incorrecto al tiempo de descanso. En tales casos, es muy importante que los maestros y todos los demás miembros del personal sean sensitivos para notar los problemas. Las siguientes condiciones indican que el tiempo de descanso no está funcionando y que podría estar ocasionando problemas y un ambiente negativo en la clase:

  • Los maestros amenazan a los niños con ponerlos en “la silla” si no se portan bien.
  • Ciertos niños utilizan el tiempo de descanso repetidas veces, un día tras otro y durante largos plazos de tiempo. Si el comportamiento desafiante persiste, debería desarrollarse un nuevo plan para apoyar el comportamiento. Algunos niños con comportamientos desafiantes persistentes tal vez necesiten evaluación y servicios de apoyo adicionales o consultas sobre la salud mental a fin de satisfacer sus necesidades.
  • El tiempo de descanso se utiliza cuando el maestro desea un descanso de trabajar con el niño.
  • Otros niños se burlan del niño mientras está en el tiempo de descanso.
  • Se utiliza esta estrategia como el único método para tratar los comportamientos problemáticos, en vez de utilizarla en conjunto con muchas otras estrategias para manejar la clase (por ejemplo, el encomio, el pasar por alto, la redirección.
  • Los maestros tienen una lucha física para dirigir al niño hacia el tiempo de descanso o lo sujetan físicamente en la silla.
  •  Se regaña o riñe al niño mientras se lo pone en el tiempo de descanso.

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de Información:
Quisiéramos agradecer las contribuciones de los siguientes individuos:
Douglas Tynan, AI duPont Children’s Hospital, Jefferson Medical College
Deborah Miller, AI duPont Children’s Hospital, Jefferson Medical College
Carolyn Webster-Stratton, University of Washington
Mark Greenberg, Penn State University
Marilyn Benoit, Georgetown University Medical Center
Joseph Hagan, University of Vermont College of Medicine
Edward Carr, State University of New York at Stony Brook
Edward Christophersen, Mercy Children’s Hospital, University of Missouri at Kansas City School of Medicine
Nicholas Ialongo, Johns Hopkins University
¿Dónde puedo hallar más información sobre la implementación de esta práctica?
Visite el sitio Web de CSEFEL (http://csefel.uiuc.edu) para hallar recursos adicionales, incluyendo otros «Éxitos en resumen» sobre temas relacionados.
Center on the Social and Emotional Foundations for Early Learning
http://csefel.uiuc.edu
Recibiremos con gusto sus respuestas sobre este «Éxito en resumen». Sírvase ir al sitio Web de CSEFEL (http://csefel.uiuc.edu) o llamarnos al (217) 333-4123 para ofrecer sugerencias.
Información práctica sobre estrategias para prevenir y tratar comportamientos problemáticos puede hallarse en tales revistas como Young Children. Revise los siguientes artículos y libros para aprender cómo y cuándo utilizar el tiempo de descanso apropiadamente:
American Academy of Pediatrics, Committee on Psychosocial Aspects of Child and Family Health. (1998).
Guidance for effective discipline. Pediatrics, 101(4), 723-728.
American Psychological Association and National Association for the Education of Young Children. (2004). Adults and children together against violence: Early violence prevention—Discipline at home, Discipline at childcare center & school. Available: http://www.actagainstviolence.org/discipline/index.html
Howard, B. J. (2002). Time out. In M. Jellinek, B. P. Patel, & M. C. Froehle (Eds.), Bright futures in practice: Mental health. Vol. II, tool kit. Arlington, VA: National Center for Education in Maternal and Child Health.

Kaiser, B., & Rasminsky, J. S. (2003). Challenging behavior in young children: Understanding, preventing, and responding effectively. Boston: Allyn & Bacon.
Landy, S. (2002). Pathways to competence: Encouraging healthy social and emotional development in young children.
Baltimore, MD: Paul H. Brookes.
Schreiber, M. E. (1999). Time-outs for toddlers: Is our goal punishment or education? Young Children, 54(4), 22-25.
Slaby, R. G., Roedell, W. C., Arezzo, D., & Hendrix, K. (1995). Early violence prevention: Tools for teachers of young children. Washington, DC: National Association for the Education of Young Children.
Webster-Stratton, C. (1999). How to promote children’s social and emotional competence. London: Paul Chapman.
¿Cuál es la base científica para esta práctica?
Para quienes desean aprender más sobre el tema, los siguientes investigadores han estudiado el tiempo de descanso:
Brestan, E. V., & Eyberg, S. M. (1998). Effective psychosocial treatments of conduct disordered children and adolescents:
29 years, 82 studies, and 5272 kids. Journal of Clinical Child Psychology, 27(2), 180-189.
Mace, F. C., Page, T. J., Ivancic, M. T., & O’Brien, S. (1986). Effectiveness of brief time-out with and without contingent delay: A comparative analysis. Journal of Applied Behavior Analysis, 19(1), 79-86.
Porterfield, J. K., Herbert-Jackson, E., & Risley, T. R. (1976). Contingent observation: An effective and acceptable procedure for reducing disruptive behavior of young children in a group setting. Journal of Applied Behavior Analysis, 9(1), 55-64.
Sherbourne, S., Utley, B., McConnell, S., & Gannon, J. (1988). Decreasing violent or aggressive theme play among preschool children with behavior disorders. Exceptional Children, 55(2), 166-172.
Turner, S. T., & Watson, T. S. (1999). Consultant’s guide for the use of time-out in the preschool and elementary class room. Psychology in the Schools, 36(2), 135-148.
Webster-Stratton, C., Reid, M. J., & Hammond, M. (2001). Preventing conduct problems, promoting social competence A parent and teacher training partnership in Head Start. Journal of Clinical Child Psychology, 30(3), 283-302.
Este «Éxito en resumen» fue desarrollado por el Centro sobre los Fundamentos Sociales y Emocionales para el
Aprendizaje Temprano con la guía de Glen Dunlap, Lise Fox, Mary Louise Hemmeter y Phil Strain.

Este material fue desarrollado por el Centro sobre los Fundamentos Sociales y Emocionales del Aprendizaje Temprano (Center on the Social and Emotional
Foundations for Early Learning) con fondos federales del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., la Administración para Niños y Familias
(Administration for Children and Families) (Acuerdo Cooperativo N. PHS 90YD0119). El contenido de esta publicación no necesariamente refleja los
puntos de vista ni las políticas del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., ni la mención de nombres comerciales, productos comerciales
ni organizaciones implica ningún endoso del Gobierno de los EE.UU. Se puede reproducir este material para propósitos de capacitación e información.

http://csefel.vanderbilt.edu/briefs/wwb14-sp.pdf

The Case Against Time Out.

http://www.naturalchild.org/guest/peter_haiman.html

Programa 54. Que quieren Decir las Estrellas en YoungStar

Escucha la primera parte

La segunda parte

La tercera parte


En cabina llame al: 321-1480 Mensajes de texto: 60193

Este día responderemos a dos pedidos de información por parte de nuestra audiencia:

1. Información sobre el significado de las Estrellas en YoungStar
2. Información sobre las chinches

Pero comenzaremos con un algo divertido y bello… las respuestas escritas por niños de 8 años a la pregunta ¿QUE ES UN  ABUELO?   

  1. Los abuelos son una señora y un señor que como no tienen niños propios Les gustan mucho los de los demás.
  2. Un abuelo es una abuela pero hombre.
  3. Los abuelos son gente que no tienen nada que hacer, solo están ocupados cuando nosotros los vamos a visitar.
  4. Los abuelos son tan viejitos que no deben correr.
  5. Los abuelos son personas con las que es bien divertido salir de compras.
  6. Cuando salimos a pasear con ellos, se detienen para enseñarnos cosas bonitas como hojas de diferentes formas, un ciempiés de muchos colores o la casa del lobo.
  7. Ellos no nos dicen: “¡apúrate!”
  8. Por lo general, las abuelas son unas señoras  bien gordas (!!!!!!!?????), pero así y todo se agachan para amarrarnos los zapatos.
  9. Son unos señores que para leer usan anteojos, siempre los pierden y cuando me he quedado a  dormir con ellos usan unas ropas bien cómicas.
  10. Algunos abuelos tienen papás, esos si son bien viejitos, la mamá de mi abuelita, se puede quitar las encías y los dientes…..a la misma  vez.
  11. Nos responden preguntas como: “¿Por qué Dios no está casado? O ¿Por qué es que los perros persiguen a los gatos?
  12. No les importa contarnos el mismo cuento varias veces y les encanta leernos  historias.
  13. Todo el mundo debe buscarse unos abuelos, son las  únicas personas grandes, que siempre están contentas de estar con  nosotros
  14. Al acostarnos, les encanta rezar con nosotros y nos  besan y consienten aunque nos hayamos portado un poco  mal.
  15. A un niño de 6 años le preguntaron donde vivía su abuelita y él contestó: Ella, ella vive en el aeropuerto, cuando la necesitamos vamos allá y la buscamos y cuando queremos que regrese a su casa la volvemos a llevar a su  aeropuerto.

Si quieren una copia de la lista para mandársela a los abuelos en sus vidas, la pueden descargar del sitio web de Apoyando Familias – Aprendiendo Juntos.  ¡Que bendición es llegar a ser abuelos!

Pasando de abuelos a nietos…

¿Qué es YoungStar?  El nombre YoungStar señala directamente a los niños como su enfoque – nuestras estrellas jóvenes!

YoungStar es un programa del Departamento de Niños y Familias, creado para mejorar la calidad del cuidado infantil para niños de Wisconsin.

  1. YoungStar evalúa y califica la calidad del cuidado que prestan los proveedores de cuidado infantil
  2. Ayuda a los padres a elegir el mejor cuidado infantil para sus hijos
  3. Apoya a los proveedores con las herramientas y la capacitación que necesitan para ofrecer cuidado temprano de alta calidad
  4. Fija una norma coherente (un estándar consistente) de calidad para el  cuidado infantil

Porque el objetivo en general es CALIDAD, este sistema de calificación reta a los proveedores de cuidado infantil a crear metas para su desarrollo profesional y define los pasos que son necesarios para que las guarderías acumulen los puntos necesarios para adquirir las ESTRELLAS que identifican el nivel que han alcanzado en su determinación de crear lugares donde todos los niños puedan crecer sanos, seguros y felices; y donde los niños puedan tener el mejor comienzo en sus vidas.

El desarrollo profesional de cada persona es dirigido por sus características, habilidades, tiempo disponible, recursos financieros, determinación,…etc.; y los puntos acumulados en el desarrollo profesional de las personas que trabajan en las guarderías ayudan a los programas en el camino hacia las ESTRELLAS que demuestran el nivel que han alcanzado en YoungStar.

Cómo Leer las Estrellas

En la clase de la semana pasada nos pidieron un poco de información sobre como lidiar con la peste que son las chinches.  Esta información la encontramos en el sitio web: bedbugsinfo.ca.

El sitio de web YoungStar

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Programa 53. Mascotas saludables, Gente Saludable

Escucha la primera parte

La segunda parte

La tercera parte

Tener una mascota tiene muchos beneficios; sin embargo, es importante saber que algunos animales pueden portar microbios que podrían transmitirse a las personas y causarles enfermedades.

Las mascotas pueden parecer estar saludables aunque tengan microbios. Aquí ofrecemos algunos consejos para que usted y toda su familia se mantengan sanos.

Escoja la mascota adecuada para usted
Antes de comprar o adoptar una mascota, asegúrese de escoger el animal adecuado para usted y su familia. Los CDC recomiendan lo siguiente:

•Las familias con niños menores de 5 años de edad no deben tener como mascotas reptiles, por ejemplo tortugas o anfibios como ranas.

•Las mujeres embarazadas deben evitar el contacto con los roedores domésticos para prevenir la exposición a virus transmitidos por este tipo de animales.

•Las mujeres embarazadas deben evitar adoptar o manipular gatos callejeros, en especial gatitos. En particular, no deben limpiar las cajas que los gatos usan para defecar (buena escusa para pasar esta tarea a otros miembros de la familia 🙂

•Las personas con bajas defensas y las personas con VIH o sida deben seguir precauciones adicionales al escoger sus mascotas y al tocarlas.  Para escoger la mascota adecuada, infórmese de antemano sobre las necesidades específicas del animal.

Algunas preguntas que puede hacer son: ¿Cuánto ejercicio requiere la mascota? ¿Qué tanto va a crecer? ¿Este tipo de animal es agresivo? ¿Qué come? ¿Cuánto costará llevarlo al veterinario? ¿Cuento con el tiempo suficiente para cuidar adecuadamente a mi mascota y limpiar donde ensucia? ¿Qué necesita en particular esta mascota en su hábitat para mantenerse sana? ¿Puedo tener mascotas en mi apartamento? ¿Cuánto tiempo vivirá este animal?

 

Lávese las manos después de tocar a su mascota
•Siempre lávese bien las manos con agua y jabón inmediatamente después de tocar una mascota, la cama o cualquier objeto (por ejemplo, la comida o golosina) que entre en contacto con la mascota o las áreas donde viven. Es especialmente importante que se lave las manos después de tocar a una mascota y antes de beber y de preparar, servir o comer alimentos.

•Lo mejor es lavarse las manos con agua corriente y jabón, pero si no están disponibles, use desinfectantes para manos. Asegúrese de lavarse las manos con agua y jabón tan pronto como tenga acceso a un lavabo.

Muchas mascotas, como perros, gatos, reptiles, roedores y pájaros tienen gérmenes que pueden propagarse a las personas. Siempre lávese las manos cuando salga de áreas donde viven animales (es decir, gallineros, establos, etc.) aun cuando no haya tocado a un animal, después de ir al baño, antes de comer o beber y después de quitarse la ropa o los zapatos sucios.

También es importante lavarse las manos después de tocar alimentos o golosinas de las mascotas, ya que pueden estar contaminados con bacterias u otros gérmenes. La comida y golosina para las mascotas pueden ser, comida seca para perros o gatos, galletas para perros, orejas de cerdos, pezuñas y roedores para alimentar a reptiles.

 

Mantenga a su mascota sana
No importa que tenga un caballo, un periquito o una iguana, es importante proporcionarle la atención de un veterinario a largo plazo para que tanto su mascota como su familia se mantengan saludables. Asegúrese de vacunar a su mascota, la desparasiten y le prevengan las pulgas y garrapatas. Mantenga a su mascota en una buena dieta alimenticia, proporciónele agua fresca, un sitio para dormir limpio y sáquela a hacer ejercicio. Si usted mantiene a su mascota sana, se mantiene sano usted y a su familia. Llevar a su mascota al veterinario de manera regular es importante para la salud de esta.

Su mascota puede tener garrapatas, las cuales pueden transmitir a las personas la enfermedad como Lyme y la fiebre de las Montañas Rocosas. En las áreas con peste, las pulgas presentan un riesgo tanto para el animal como para su dueño.

Siga buenos hábitos de higiene cuando esté con su mascota
Asegúrese de lavarse las manos inmediatamente después de tocar a un animal, limpiar los desechos de su mascota y antes de comer o preparar alimentos. Asegúrese de quitar las heces de su perro del jardín o de lugares públicos usando una bolsa o un instrumento especial y deséchelos en áreas adecuadas.

Las heces de los perros contienen muchos tipos de bacterias, algunas pueden ser nocivas para las personas. Mantenga a sus niños alejados de áreas que puedan contener heces de perros o gatos para prevenir la transmisión de lombrices intestinales.

Cubra las cajas de arena donde juegan los niños para que los gatos no las usen para defecar. Limpie diariamente las cajas de arena para gatos. Las mujeres embarazadas no deben limpiar las cajas de arena para gatos porque los gatos pueden portar un parásito que causa (toxoplasmosis) una enfermedad que puede causar defectos de nacimiento.

 

Prevención de la rabia
La rabia puede matar a su perro o a su gato y hasta puede provocarle la muerte a usted. Hágale poner la vacuna contra la rabia a su mascota, en especial a sus perros o gatos u otros. Hable con su veterinario para determinar si su mascota necesita la vacuna contra la rabia. Póngale a su mascota una medalla que indique su historial de vacunación, nombre y su información de contacto. Mantenga al animal en un patio cercado o sáquelo siempre con la correa.

Deje que los animales silvestres sean silvestres
Aunque se vean todos lindos y tiernos, no aliente a los animales silvestres como mapaches, perros de las praderas o algunos roedores salvajes a que se acerquen a su casa al ofrecerles alimentos. Es probable que encuentre un animal pequeño que parezca estar abandonado y lo quiera rescatar pero por lo general, sus padres están cerca. No toque a los animales silvestres ni su hábitat, muchos portan gérmenes, virus y parásitos.

Enséñeles a los niños a que cuiden de sus mascotas en forma adecuada
Los niños menores de 5 años siempre deben ser supervisados cuando interactúan con animales.  Enseñe a los niños a que se laven las manos inmediatamente después de jugar con animales o cualquier objeto del ambiente del animal (por ejemplo, jaulas, camas, comida y recipiente de agua). Los niños menores de 5 años deben tener mucho cuidado cuando visitan granjas y tienen contacto directo con los animales de estos sitios, entre los que se encuentran los animales de los zoológicos o ferias locales, donde se les permite a los niños acariciar a los animales.

 

¡Disfrute de su mascota!
Tener una mascota tiene muchos beneficios para la salud. La compañía que brindan las mascotas puede ayudarle a sobrellevar la soledad y la depresión. Las mascotas pueden ayudarle a que tenga más oportunidades de hacer ejercicios, actividades al aire libre y de socializar.

Caminar con frecuencia o jugar con su mascota puede disminuir la presión arterial y los niveles de colesterol y triglicéridos. Recuerde, ¡mascotas sanas = gente sana!

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) trabajan a toda hora para salvar vidas, proteger al público contra amenazas a la salud y ahorrar costos, a fin de mejorar la seguridad de la nación. Los CDC, una agencia federal de los EE. UU., utilizan la ciencia y la prevención para facilitar la toma de decisiones saludables. Los CDC buscan ayudar a que las personas tengan una vida más larga, productiva y saludable.

Enfermedades de los reptiles
Se estima que un 3% de los hogares en los Estados Unidos tienen al menos un reptil. Los reptiles, como tortugas, lagartos y serpientes, pueden portar gérmenes que enferman a las personas. De mayor importancia es la salmonella.  En Estados Unidos se estima que cada año, 70.000 personas contraen salmonella por el contacto con los reptiles.

Es importante saber que los niños menores de 5 años de edad y personas con sistemas inmunes débiles deben evitar el contacto con reptiles. Estas personas se pueden enfermar de un germen, llamado Salmonella, que los reptiles llevan. Los reptiles incluyen lagartos, serpientes y tortugas.

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de Información

Centros para el Control y Prevención de Enfermedades

1600 Clifton Road. Atlanta, GA 30333, EE.UU.

800-CDC-INFO (800-232-4636) cdcinfo@cdc.gov

 

El URL de esta página es: http://www.cdc.gov/spanish/especialesCDC/MascotasSanas/

Fuente del contenido: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades

 

 

 

Programa 52. Juegos Infantiles Tradicionales

Escucha le primera parte

La segunda parte

La tercera parte

En el programa de la semana pasada mencionamos las estadísticas sobre el número de horas que los niños miran televisión, las cuales indican que las probabilidades de tener problemas de peso están relacionadas con el tiempo que los niños pasan mirando televisión.

Los juegos infantiles al aire libre tienen muchas ventajas, incluyendo
El hecho de que hay muchas oportunidades para el aprendizaje y el crecimiento en el juego netamente infantil.

Cuando compartimos con nuestros niños juegos de nuestra infancia, infancia ellos aprenden a disfrutar sus horas libres en una forma sana y divertida al mismo tiempo que aprenden sobre la historia de sus familias de origen, costumbres, tradiciones, cultura…

Hablemos un poco de nuestros juegos tradicionales.  Estoy comenzando un proyecto que ha nacido de mi interés de regalar a mi familia y a mi comunidad, un medio de preservar algo tan bello como son: Los juegos que jugábamos en nuestra infancia.  ¿Que tal si toman parte en la creación de una gran colección de juegos tradicionales del mundo de habla Hispana?  Todos nuestros países estarán representados:

 

Argentina Nicaragua Bolivia
Perú Chile Panamá
Colombia Cuba Ecuador
Paraguay El Salvador Uruguay
Costa Rica Republica Dominicana Guatemala
Puerto Rico España Venezuela
Honduras México Guinea Ecuatoriana

Para Las entradas deberán incluir:

1.      Nombre del juego y país (región) donde se juega
2.     Descripción del juego
3.     Número de jugadores
4.     Reglas del juego
5.     Que materiales se necesitan para jugarlo

Incluya también su nombre e información de contacto.

Ventajas de los juegos infantiles tradicionales:

1.      Se pueden incluir muchos niños
¿Que cosas podemos aprender cuando jugamos con otros?
2.     Debemos respetar las reglas del juego
¿Que ejemplos de reglas deben seguir los niños cuando participan en los juegos tradicionales?
3.     No permitamos que nuestros niños pierdan parte de su herencia cultural – la que es parte de los juegos que jugaban sus padres y abuelos.

¿Que recuerdos les vienen a la mente cuando escuchas los nombres de estos juegos?

Esconde el anillo, el bote pateado, el resorte, el avión, las estatuas de marfil, a la víbora de la mar, a la rueda de San Miguel, doña Blanca, matarili-rili-ron…

¿A que jugaba usted cuando era niño/niña?

2. STOP

Descripción General: Stop se juega con varios niños, primero se dibuja un círculo y luego uno más chico en medio.

Luego se divide en varias partes, luego cada uno de los jugadores pone un nombre de país, estado, frutas, animales o su propio nombre, o el nombre de su novia o mejor amigo, en cada una de las divisiones que se hizo en el círculo.

En el círculo de en medio ponen Stop.

Luego, cada uno pone un pie en donde puso su nombre, su fruta, etc., y uno comienza diciendo “Declaro la guerra en nombre de mi peor enemigo que es ‘sandía’ o el nombre de un país.

Al que le tocó, tiene que pisar el círculo más chico y decir “Stop”, los demás tienen que correr lo más que puedan y cuando digan “Stop” se paran y se quedan ahí.

Reglas del Juego: El que dijo “Stop” tiene que adivinar cuántos pasos tiene que dar para llegar hasta otro compañero, si sí llega con los pasos que dijo, al que le adivinaron la distancia se le pone un punto, y si no, se le pone al que no llegó con los pasos.

Al primero que lleve cinco puntos, se le pone un castigo que deciden entre todos.

Doña Blanca:

Descripción General: Se hace una rueda y en medio hay un niño y uno se pone atrás de los que hacen la rueda, se llama “jicotillo”.

Los niños de la rueda cantan: “Doña Blanca está cubierta de pilar, oro y plata… romperemos un pilar para ver a Doña Blanca, quién es ese jicotillo que anda en voz de Doña Blanca, romperemos un pilar para ver a Doña Blanca”.

El jicotillo contesta: “Yo soy ese jicotillo que anda en busca de Doña Blanca” y pregunta: “¿está ahí Doña Blanca?”.

Los niños de la rueda contestan: “no está, fue al mercado”.

El jicotillo pregunta así varias veces hasta que los niños contestan que sí está Doña Blanca, cuando esto sucede el jicotillo va pasando por los lugares en los que los niños se encuentran unidos de las manos y pregunta “¿de qué es este pilar?” y los niños contestan “de oro”, el jicotillo vuelve a preguntar (señalando la unión de las manos) “¿de qué es éste?”, los niños contestan “de plata”.

Una vez más, el jicotillo vuelve a preguntar “¿Y éste?”, los niños contestan “de madera”.

Cuando se dice que el pilar es de madera, el jicotillo lo rompe, Doña Blanca se echa a correr; cuando se echa a correr, el jicotillo tiene que atraparla.

Reglas del Juego: El jicotillo únicamente puede atrapar a Doña Blanca estando afuera del círculo, si regresa a él, ya no puede ser atrapada. Si el jicotillo agarra a Doña Blanca, ella se vuelve jicotillo y el que era jicotillo se integra a la rueda.

Se escoge a otro niño para que haga el papel de Doña Blanca.

Pueden jugar niños y niñas y hacerle de jicotillo o de Doña Blanca.

Juegos tradicionales de México:

Matarile rile ro
Escojo a ella
Matarile rile rile
Que oficio le pondremos
Matarile rile ro
Le pondremos lavandera
Matarile rile rile
Ese oficio no le gusta
Matarile rile ro
Le pondremos planchadora
Matarile rile rile
Ese oficio no le gusta
Matarile rile ro
Le pondremos bordadora
Matarile rile rile
Ese oficio no le gusta
Matarile rile ro
Le pondremos ser la reina
Matarile rile rile
Ese oficio si le gusta
Matarile rile ro
(Risas)

Artículo de la Enciclopedia Libre Universal en Español.

1.     Juegos infantiles
Anillo
Avión
Beli
Bote pateado
Botella
Brincar la reata (riata o cuerda)
Burro castigado [1]
Burro flete
Coleadas
Cebollitas
Chicote
Chinche al agua
Cuadrito o cualdito
Encantados
Escondidas (escondidillas)
La Roña (tu las traes)
Las comadres
Listones
Ollitas (jarritas de atole)
Marinero que se fue a la mar
Palmas
Piedra, tijera, papel (piedra, papel o tijera/tijeritas)
Piñata
Policía a buscar caco
Policías y ladrones
Quemados
Rescate
Resorte
Robar pareja
Rueda (o burros) de San Miguel
Stop (la guerra de las naciones)
Teléfono descompuesto
Tochito
Yo lo tengo (“Este es el juego del rey y la reina…alza la capa y escapate tu”)
Zapatero [2]

3.     Juegos para el “desempate”
De tin marin
Piedra, tijera, papel
Volados
Zapatito Blanco

4.     Rondas
Arroz con leche
Doña Blanca
El lobo feroz
El patio de mi casa
Juan Pirulero
La víbora de la mar
Matarile rile rón

5.     Castigos para los perdedores de los juegos
Prendas
Cadenita
Semana Inglesa o Siete cruces

http://actividadesfamilia.about.com/b/2012/03/26/actividades-familiares-al-aire-libre.htm

La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, enciclo@listas.us.es

http://enciclopedia.us.es/index.php/Juegos_tradicionales_de_M%C3%A9xico

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Programa 51. ¿Qué es el juego? ¿Por qué es tan importante para los niños?

Escucha la primera parte

La segunda parte

La tercera parte

El juego no es simplemente una actividad en la que los niños ocupan su tiempo cuando todavía no tienen la edad para asistir a la escuela. Algunas personas perciben el juego como “la labor” o “el trabajo” de los niños. Al jugar, los niños ponen el cimiento para el aprendizaje posterior en la vida, ya que resuelven problemas y aumentan su comprensión de sí mismos, de otras personas y del mundo en el que viven.

Para los niños pequeños, “el juego” incluye una variedad de actividades divertidas e interesantes. Estas incluyen el juego tranquilo, creativo, activo o dramático, juegos con reglas y el juego con objetos para manipular. Se puede jugar de una manera estructurada o sin estructura.

El juego estructurado tiene reglas o una manera específica de hacer las cosas. Los juegos activos, como deportes o la ‘caza’, juegos de naipes y de tableros son ejemplos de juegos estructurados. El juego sin estructura incluye actividades como el usar ropa de juego, jugar con muñecas, construir con bloques, correr, trepar y montar triciclos, entre otras cosas.

Puede que un niño juegue a solas o que juegue de manera social, con otros niños o con adultos. El juego social toma un papel esencial en ayudar a los niños a aprender a relacionarse con otros. Cierta investigación ha identificado las etapas del juego social.

Los niños pasan por estas etapas al crecer y a medida que se desarrollan, llegan a ser capaces de relacionarse más con otras personas mientras juegan.  Es importante tener en cuenta que un niño de cualquier edad puede jugar de una manera que refleje una etapa del desarrollo más temprana.

¿Cuáles juegos son apropiados para la edad prescolar y de kindergarten?

Cuando los niños tienen entre 3 y 5 años, sus actividades de juego frecuentemente extienden las experiencias que les gustaban de más pequeños. Con sus destrezas motoras y habilidades sociales más desarrolladas, gozan de los juegos activos y supervisados, a solas y con compañeros.

Los niños de edad prescolar tienen más capacidad para usar crayones, lápices y pinturas, tijeras seguras y pegamento o engrudo. Suelen tener más confianza en su capacidad de correr, dar saltos, trepar, montar triciclos, y jugar a pelota u otros juegos interactivos. A menudo aprovechan con gusto la oportunidad de jugar en equipos y usar sus músculos grandes, al aire libre y bajo techo.

A muchos niños prescolares les encanta hacer de cuenta o actuar fantasías y pueden cooperar para jugar juntos. Los títeres y otros accesorios pueden usarse para actuar papeles y contar cuentos. Estos juegos imaginarios ayudan a los niños a representar intereses y deseos en una situación que implica reglas del comportamiento social al colocar dos sillas ante la computadora para que los niños puedan relacionarse fácilmente al usarla.

¡Los niños pequeños necesitan jugar!

Se ha dicho que el juego es la labor de los niños. Trabajan mucho en su juego, porque lo pueden inventar ellos mismos. Lo mejor de los juegos infantiles es que los niños aprenden mucho a la vez de divertirse. He aquí unas cosas para tener presente sobre el juego.

“El juego” puede ser cualquier actividad espontánea que sea divertida.

El juego espontáneo ocurre cuando los niños hacen libremente alguna actividad. Si los niños organizan un juego de pelota, una representación dramática, o un juego de escondite, están satisfaciendo su necesidad del juego espontáneo.

El juego espontáneo es distinto de inscribir a los niños en los deportes de Little League o unas clases de baile. Los niños sacan más provecho de un equilibrio entre las actividades planeadas y dirigidas por adultos y las que ellos mismos planean y dirigen.

El juego puede serles a los niños pequeños una manera efectiva y divertida de desarrollar sus habilidades:

Habilidades de lenguaje cuando juegan juegos de nombres, cantan canciones, y recitan rimas infantiles.

Habilidades de pensamiento cuando construyen una torre de bloques, siguen las instrucciones de algún juego, o adivinan cómo armar las piezas de un rompecabezas.

Habilidades de motricidad fina cuando ensartan cuentas, hacen figuras de arcilla y cortan con tijeras.

Habilidades de motricidad gruesa cuando juegan con una pelota, patinan y corren carreras de relevos.

Habilidades creativas cuando se imaginan cuentos, presentan un espectáculo de títeres, y se atavían con ropa de juego.

Habilidades sociales cuando forman los equipos para juegos de pelota, discuten las reglas de un juego de naipes, y deciden quién realizará cuál papel en un juego dramático.

Es importante eliminar barreras a las oportunidades de los niños para jugar, tales como:

Demasiadas actividades estructuradas. Cuando sus vidas incluyen demasiadas actividades, deportes y clases, los niños no tienen tiempo para estar solos consigo mismo ni para el juego no estructurado.

Demasiada televisión. Cuando los niños pasan demasiado tiempo mirando la tele, su juego imita con demasiada frecuencia lo que ven en ella (o en la pantalla del videojuego o de la computadora). La tele también les roba a los niños un tiempo valioso para jugar.

Si una niña dice, “Estoy aburrida”, podría necesitar más tiempo no estructurado para jugar. Los padres frecuentemente escuchan las quejas de sus hijos sobre el aburrimiento cuando no hay actividades programadas para ellos.

El juego exploratorio –que a veces se llama el juego desocupado– se refiere a las interacciones que un niño realiza, aparentemente al azar, con las cosas y las personas que encuentra a sus alrededores. Si un adulto observa al niño, tal vez no pueda darse cuenta si el niño tiene un propósito para lo que hace.

El juego del observador ocurre cuando un niño parece estar jugando solo pero realmente está mirando las actividades y juegos de otros.

El juego solitario ocurre cuando un niño juega a solas o cerca de otro niño pero no se relaciona con él.

El juego en paralelo se refiere al juego de niños que están cerca y usan materiales similares pero casi no se relacionan.

El juego asociativo se parece al juego en paralelo, pero los niños se relacionan un poco más.

El juego cooperativo incluye las metas comunes y la colaboración. Se puede negociar de maneras complejas, tomar decisiones de forma cooperativa, y fijar reglas.

A veces el juego de niños tiene mucho que ver con aprender sobre su entorno, y poco que ver con otras personas. Los niños pequeños exploran sus ambientes de manera natural y juguetona para entender el ambiente físico y sus propios cuerpos.

Este tipo de juego a veces se llama juego sensorimotor. Mientras varían sus acciones y se relacionan con juguetes y otros objetos, los niños descubren lo que sus propios músculos pueden hacer y practican los movimientos que necesitarán para la vida diaria. También tienen la oportunidad de aprender sobre la gravedad y otros principios del mundo físico.

¿Cuáles juegos son apropiados para los bebés y niños de 1 y 2 años?

Los bebés aprenden fácilmente a jugar mediante sus propias acciones y su contacto con otras personas. Los bebés juegan al relacionarse con adultos quienes les hablan, les cantan, se ríen con ellos y los ayudan a explorar su mundo. Lo que más les encanta a los bebés es jugar con otras personas. Los padres, madres y cuidadores pueden jugar a esconderse la cara, bailar sosteniendo al bebé, llevarlo de un cuarto a otro y andar a gatas con él en el piso.

La capacidad de turnarse comienza con juegos sencillos e interactivos. Los adultos ayudan al bebé a aprender a hablar cuando le sonríen y le hablan durante interacciones juguetonas, como las de esconderse la cara o dar y tomar un juguete. Estas interacciones de ‘dar y tomar’ ponen el cimiento para aprender a hablar, ya que demuestran que la conversación incluye respuestas a las palabras y acciones de otra persona.

El primer año de la vida de un niño es buen momento para que los adultos empiecen a leerle libros ilustrados. También pueden escuchar varios tipos de música con un bebé y cantarle.

También es bueno para los bebés ponerlos en el piso por un rato para que puedan darse vueltas y explorar en forma segura. Una vez que un bebé empieza a andar a gatas, los juguetes que pueden empujarse, hacerse rodar o perseguirse en el piso, animan a la actividad física y a la interacción con otras personas.

Los juguetes para bebés deberán estimular varios sentidos. Los bebés gozan de ver un móvil colgado encima de su cuna y dibujos en las paredes. Pueden empezar a manejar los juguetes seguros: juguetes suaves para palpar y mascar, sonajeros y juguetes con variados sonidos. Los juguetes deben ser seguros para mascar, ya que muchos bebés exploran cosas con la boca.

Los niños de 1 y 2 años de edad siguen desarrollando la destreza de usar los músculos grandes y pequeños (motricidad gruesa y fina). Les gusta manejar objetos, como por ejemplo, echándolos a un recipiente y luego volcándolo. También pueden aprender jugando de manera ‘sucia’ con agua, arena y arcilla suave o pasta para moldear.

Muchas actividades de arte estimulan la motricidad fina y la creatividad del niño. Puede empezar a usar grandes brochas para pintar, pinturas no tóxicas que se puedan lavar, y crayones para principiantes. Es necesario seguir de cerca a los niños de 1 y 2 años y darles materiales seguros, por si acaso intentan probarlos con la boca.

A los niños de esta edad a menudo les encanta la música. Pueden empezar a cantar canciones con adultos o hacer su propia música. ¡Las ollas y cacerolas hacen muy buenos tambores! Los niños también pueden moverse al ritmo de la música y empezar a bailar.

Los niños de 1 y 2 años también necesitan oportunidades de jugar usando los músculos grandes. Les gusta tirar y hacer rebotar o rodar pelotas de varios tamaños, dar saltos en colchones, o hacer una casa o ‘fortaleza’ con una caja de cartón. Con supervisión, estos niños pueden salir a dar paseos, jugar con juguetes para trepar y montar, y usar equipos de un tamaño adecuado en patios de recreo.

El jugar con adultos u otros niños puede estimular a los niños a desarrollar las habilidades sociales y emocionales y a aprender a hablar. Al turnarse usando juguetes o hablando durante los juegos, los niños de 1 y 2 años pueden aprender a relacionarse con otros y a entender las ‘reglas de conversación’ fundamentales para la interacción social y el desarrollo del lenguaje. Si estos niños juegan con otros, ¡también tendrán mucho que decir sobre sus juegos!

A algunos niños de esta edad les interesa cada vez más el mirar libros ilustrados o escuchar mientras alguien les lee, además de explorar lo que se encuentra en su entorno. Otros niños todavía estarán muy ocupados investigando su mundo y no querrán sentarse a escuchar un libro. Los padres y madres podrían leer a estos niños antes de la siesta o a la hora de acostarse.

Se pueden animar los juegos imaginarios y dramáticos de los niños de 1 y 2 años con una variedad de juguetes y objetos comunes. Les gusta jugar con bloques grandes; ollas y cacerolas; camiones, coches y aviones de juguete; ropa y sombreros de juego; muñecas, animales de peluche y juguetes para hacer de casa; y otros objetos interesantes, como cajas, lazos, y papel estampado para envolver. Los juguetes de montar que los niños pueden propulsar dando empujones con los pies, también sirven para estimular los músculos grandes.

Los juegos aparentados de los niños frecuentemente guardan relación con cuentos que los adultos les han leído, de modo que los libros forman una parte importante de los juegos de niños. Estos deberán tener acceso a libros para compartirlos o mirarlos a solas. Al llevarlos a la biblioteca para asistir a actividades para niños, se los puede ayudar a formar el hábito de ir a la biblioteca durante toda la vida.

Los niños prescolares pueden seguir construyendo con bloques y otros juguetes de construir. A veces planifican carreteras y edificios y agregan pequeños coches o muñecas a sus estructuras. Un padre, madre o maestro puede unirse a los juegos de un niño y darle sugerencias para expandir lo que hacen: “¿Qué tal si construimos un puente para tus coches?” “¿Qué pasa luego?” “Siena quiere jugar a la casita también. ¿Puede ser ella la vecina que está visitando?”

Se pueden enseñar juegos sencillos para grupos, como Simón Dice o Seguimos al Líder. A algunos niños prescolares les gustarán juegos de naipes o de tableros. Pueden empezar a entender que los juegos tienen reglas para que todos los que juegan puedan gozar jugando juntos. A veces les gusta cambiar las reglas de un juego o idear otras; en otros momentos querrán que todos “jueguen siguiendo las reglas”. Los padres, madres y maestros querrán enfatizar la diversión y la cooperación en vez de la competencia.

Los materiales de uso abierto –aquellos que dependen más de la imaginación y el uso creativo del niño– frecuentemente ayudan a los niños prescolares a aprender más que los juguetes que tienen un uso limitado. Por ejemplo, los bloques pueden usarse de muchas maneras, pero los juguetes que se mueven o hacen ruidos mientras el niño los mira son de uso limitado.

¿Qué tal de la televisión, los videojuegos y las computadoras?

De acuerdo a Activos Temprano, una guía de Wisconsin para mejorar la actividad física durante la niñez, 26% de los niños menores de dos años, tienen televisión en su dormitorio; y el 40% de los niños de 4 a 6 años tienen televisión en su cuarto.

La televisión forma parte de la vida para muchos niños pequeños, pero mirarla mucho puede impedirles jugar. La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda que los padres y madres restrinjan el uso de la televisión, los videojuegos y las computadoras con los niños menores de 2 años y sugiere que los niños de edad prescolar no miren la televisión más de 1 ó 2 horas al día; sin embargo algunos estudios demuestran que el 43% de los niños menores de 2 años miran televisión diariamente.

Si los padres, madres o maestros deciden dejar que los niños mayores de 2 años miren televisión, deberán mirarla con los niños y hacer la experiencia activa. Los adultos pueden animar a los niños a cantar o bailar con el programa y discutirlo con ellos.

También hay que tomar en cuenta que el uso prolongado de los medios de entretenimiento está relacionado con una reducción en la actividad física, lo que puede contribuir a la obesidad. También este uso prolongado se ha conectado a una reducción del tiempo que se pasa mirando libros o escuchando la lectura de ellos, lo que puede demorar que un niño aprenda a leer.

Las personas que estudian el desarrollo infantil han sugerido a menudo que los videojuegos y el uso de la computadora simplemente no satisfacen las necesidades de niños menores de 3 años. Los niños de esta edad todavía están aprendiendo a coordinar todas las partes del cuerpo: los brazos y las piernas, los ojos, el oído, el sentido del equilibrio y más.

Los niños cambian a menudo el enfoque de su atención, y necesitan moverse con frecuencia. No existe un buen sustituto para la actividad física durante esta etapa de la vida. Los videojuegos y el uso de la computadora no son buenas opciones para estimular las destrezas esenciales que los bebés y niños de corta edad necesitan dominar: andar a gatas, caminar, hablar, agarrar cosas, turnarse y conocer a otras personas.

Los niños menores de 3 años sacan más provecho jugando de forma activa y relacionándose con las personas, que quedándose sentados frente a una computadora. Esta puede ser útil en el caso de niños mayores que la usen de maneras apropiadas a su desarrollo.

Cuando los niños mayores usan la computadora, es importante la supervisión de adultos además de claras reglas sobre el tiempo para su uso, los programas que se usan o los sitios de Internet que se visitan. Los padres, madres y maestros pueden animar la interacción social al colocar dos sillas ante la computadora para que los niños puedan relacionarse fácilmente al usarla.

Siete formas para inculcar hábitos respecto a la TV:

  1. Sea exigente respecto a los programas que usted y su hijo vean. Lean las reseñas en línea e impresas acerca de los programas para identificar los que sean aptos para la edad y la etapa de desarrollo de su hijo. En vez de confiar en su suerte para encontrar algo apropiado, mantengan a la mano un conjunto de programas previamente grabados o videos confiables que ustedes saben que son atractivos, educativos y que sirven de inspiración. Apaguen la TV cuando se acabe el programa seleccionador.
  2. Vean la TV al mismo tiempo que su hijo en edad prescolar la ven. A menudo, los niños chiquitos imitan lo que ven y oyen en la TV. No duden en hacerles preguntas que fomenten que su niño o niña invente su propio diálogo o que varíe la trama. He aquí algunas ideas para iniciar la conversación sobre la TV: ¿Qué pasó al principio de la película? ¿Cuál de los personajes te gustaría ser? Si pudieras inventar una nueva historia con los mismos personajes, ¿cómo acabaría tu historia?
  3. Eviten que la TV remplace el tiempo destinado a la familia y al juego activo. Limiten el tiempo que puede pasar su hijo frente a la TV. Esto les garantizará que el niño dispondrá de tiempo ininterrumpido para pasarlo con ustedes, para jugar con otros niños o para explorar el medio ambiente. Use los aspectos musicales de un programa o las hazañas físicas de un personaje para fomentar que su hijo baile, brinque o aplauda, en vez que se la pase sentado inmóvil viendo la televisión.
  4. Usen los programas de la TV y los videos para mejorar la capacidad auditiva del niño. Convierta la TV en un juego de escuchar: Mientras están viendo un programa o película que les es familiar, pídanle al niño que se ponga de espaldas a la TV. Cuando empiece a hablar o a cantar el personaje que le es familiar, pídanle que identifique quién es el que está actuando sólo a través de lo que escucha.
  5. Eviten los programas que muestran a personajes que resuelven los conflictos con la violencia. Cuando su hijo ve que un personaje resuelve un problema recurriendo a golpes, patadas o mordidas, señálenle que eso es algo que no debe de hacer. Ofrézcanle otros cursos de acción alternativos: “En vez de pegarle a su hermana, el niño podría haberle pedido que ella dejara de molestarlo.”
  6. Establezcan claramente que los personajes de las caricaturas hacen cosas que las personas no pueden hacer. Si su hijo imita algo que hace un personaje en la televisión, ustedes podrían recordarle que: Aunque un personaje haya salido sano y salvo después de un accidente, bajarse de un brinco del columpio puede realmente lastimar a los niños como tú.
  7. Eviten los programas que pudieran asustar a su niño. Si un espectáculo de la TV o una película asustan a su hijo, cálmenlo dándole su juguete para abrazar, un abrazo o algo para beber. El consuelo físico reconforta más que las palabras tranquilizadoras.

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de Información utilizadas para este programa:

The Illinois Early Learning Project: Los Niños Pequeños necesitan Jugar

http://www.pbs.org/parents/childrenandmedia/spanish/tvmovies-preschool.html

Soluciones Positivas para las familias – El Centro sobre los fundamentos Sociales y Emocionales para el Aprendizaje Temprano: www.vanderbilt.edu/cefel