Programa 63. Halloween

Escucha la primera parte

La segunda parte

La tercera parte

Las personas que poseen inteligencia verbal-lingüística tienen la capacidad de usar palabras de manera efectiva para la lectura, escritura, comprensión auditiva y expresión oral; y uno de los consejos que se da a estas personas para que mejoren su forma de aprender, es afinar su capacidad innata para contar historias.  Y como en verdad todos tenemos en una medida u otra inteligencia verbal-lingüística, esté día la afinaremos contando historias…..!

Halloween (contracción de All Hallows’ Eve, ‘Víspera de Todos los Santos’), también conocido como Noche de Brujas o Noche de Difuntos, es una fiesta de origen celta que se celebra principalmente en los Estados Unidos, Canadá, Irlanda, el Reino Unido y en países no anglosajones como México y Colombia en la noche del 31 de octubre. Tiene origen en la festividad celta del Samhain y la festividad cristiana del Día de Todos los Santos. En gran parte, es una celebración secular aunque algunos consideran que posee un trasfondo religioso. Los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de la tradición a América del Norte durante la Gran hambruna irlandesa de 1840.1

 El día se asocia a menudo con los colores naranja, negro y morado y está fuertemente ligado a símbolos como la Jack-o’-lantern. Las actividades típicas de Halloween son el famoso truco o trato y las fiestas de disfraces, además de las hogueras, la visita de casas encantadas, las bromas, la lectura de historias de miedo y el visionado de películas de terror.

Origen del nombre

 La palabra “Halloween” (Alfabeto Fonético Internacional /ˌhæl.əʊˈiːn/) es usada como tal por primera vez en el siglo XVI, y proviene de una variación escocesa de la expresión inglesa “All Hallows’ Even” (también usada “All Hallows’ Eve”) que significa «víspera de todos los Santos».

Origen celta

 Halloween tiene su origen en una festividad céltica conocida como Samhain, que deriva de irlandés antiguo y significa fin del verano.2 Los antiguos britanos tenían una festividad similar conocida como Calan Gaeaf. En el Samhain se celebraba el final de la temporada de cosechas en la cultura celta3 y era considerada como el «Año nuevo celta», que comenzaba con la estación oscura.

Los antiguos celtas creían que la línea que une a este mundo con el Otro Mundo se estrechaba con la llegada del Samhain, permitiendo a los espíritus (tanto benévolos como malévolos) pasar a través. Los ancestros familiares eran invitados y homenajeados mientras que los espíritus dañinos eran alejados. Se cree que el uso de trajes y máscaras se debe a la necesidad de ahuyentar a los espíritus malignos. Su propósito era adoptar la apariencia de un espíritu maligno para evitar ser dañado. En Escocia los espíritus fueron suplantados por hombres jóvenes vestidos de blanco con máscaras o la cara pintada de negro.

El Samhain también era un momento para hacer balance de los suministros de alimentos y el ganado para prepararse para el invierno. Las hogueras también desempeñaron un papel importante en las festividades. Todos los otros fuegos se apagaban y en cada hogar se encendía una hoguera en la chimenea. Los huesos de los animales sacrificados se lanzaban a la hoguera.   Otra práctica común era la adivinación, que a menudo implicaba el consumo de alimentos y bebidas.

La tradición romana

 Cuando tuvo lugar la ocupación romana de los dominios celtas la festividad fue asimilada por estos. Aunque ya se celebraban los últimos días de octubre y primeros de noviembre una festividad conocida como la «fiesta de la cosecha», en honor a Pomona (diosa de los árboles frutales), se mezclaron ambas tradiciones. Las manzanas eran muy populares y pronto formaron parte de la celebración.

Cristianización de la festividad

 En una época en la que predominaban las festividades «paganas»,9 los Papas Gregorio III (731–741) y Gregorio IV (827–844) intentaron suplantarla por una festividad cristiana (Día de Todos los Santos) que fue trasladada del 13 de mayo al 1 de noviembre.

La festividad llega a Estados Unidos

 En 1840 esta festividad llega a Estados Unidos, donde queda fuertemente arraigada. Los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de la tradición durante la Gran hambruna irlandesa. Fueron ellos quienes difundieron la costumbre de tallar los «Jack-o’-lantern» (calabaza gigante hueca con una vela dentro) [cita requerida], inspirada en la leyenda de «Jack el Tacaño».

Sin embargo, la fiesta no comenzó a celebrarse masivamente hasta 1921. Ese año se celebró el primer desfile de Halloween en Minnesota y luego le siguieron otros estados. La fiesta adquirió una progresiva popularidad en las siguientes décadas.

La internacionalización de Halloween se produjo a finales de los años 70 y principios de los 80 gracias al cine y a las series de televisión. En 1978, se estrenaba en EEUU y en el mundo entero La Noche de Halloween, de John Carpenter; una película ambientada en la víspera de Todos los Santos que supuso una referencia para el cine de terror de serie B; con innumerables secuelas e imitaciones.

Actualidad

Hoy en día Halloween es una de las fechas más importantes del calendario festivo estadounidense y canadiense. Algunos países latinoamericanos, conociendo aún esta festividad, tienen sus propias tradiciones y celebraciones ese mismo día, aunque coinciden en cuanto a su significado: la unión o extrema cercanía del mundo de los vivos y el reino de los muertos. En Europa son muchas las ciudades en las que los jóvenes han decidido importar el modo con el que Estados Unidos concibe Halloween celebrándolo con fiestas y disfraces. Aunque en algunos lugares, como Inglaterra, la fiesta original ha arraigado de nuevo.

El hecho de que esta fiesta haya llegado hasta nuestros días es, en cierta medida, gracias al enorme despliegue comercial y la publicidad engendrada en el cine estadounidense. La imagen de niños norteamericanos correteando por las oscuras calles disfrazados de duendes, fantasmas y demonios, pidiendo dulces y golosinas a los habitantes de un oscuro y tranquilo barrio, ha quedado grabada en la mente de muchas personas.

En esa noche los espíritus visitaban las casas de sus familiares, y para que los espíritus no les perturbasen los aldeanos debían poner una vela en la ventana de su casa por cada difunto que hubiese en la familia. Si había una vela en recuerdo de cada difunto los espíritus no molestaban a sus familiares, si no era así los espíritus les perturbaban por la noche y les hacían caer entre terribles pesadillas.

Dulce o truco en Suecia

Originalmente el Truco o trato (en inglés «Trick-or-treat») era una leyenda popular de origen céltico según la cual no solo los espíritus de los difuntos eran libres de vagar por la Tierra la noche de Halloween, sino toda clase de entes procedentes de todos los reinos espirituales. Entre ellos había uno terriblemente malévolo que deambulaba por pueblos y aldeas, yendo de casa en casa pidiendo precisamente «truco o trato». La leyenda asegura que lo mejor era hacer trato, sin importar el costo que éste tuviera, pues de no pactar con este espíritu (que recibiría el nombre de Jack O’Lantern, con el que se conocen a las tradicionales calabazas de Halloween) él usaría sus poderes para hacer «truco», que consistiría en maldecir la casa y a sus habitantes, dándoles toda clase de infortunios y maldiciones como enfermar a la familia, matar al ganado con pestes o hasta quemar la propia vivienda. Como protección surgió la idea de crear en las calabazas formas horrendas, para así evitar encontrarse con dicho espectro (y con el tiempo, debido a la asociación mental entre el espíritu y las calabazas[cita requerida], el nombre de este sería dado a ellas, que es como son conocidas hoy día cuando llega esta fiesta).

Realmente, aunque se ha generalizado la traducción «truco» en castellano por el inglés «trick» y «trato» literalmente por «treat», en el caso del «Trick-or-treating» no se trata de un truco propiamente dicho sino más bien de un susto o una broma por lo que una traducción más exacta sería por ejemplo «susto o dulce» o <<travesura o dulce>>.

En la actualidad, los niños se disfrazan para la ocasión y pasean por las calles pidiendo dulces de puerta en puerta. Después de llamar a la puerta los niños pronuncian la frase «truco o trato», «truco o dulce» o «travesura o dulce» (proveniente de la expresión inglesa trick or treat). Si los adultos les dan caramelos, dinero o cualquier otro tipo de recompensa, se interpreta que han aceptado el trato. Si por el contrario se niegan, los chicos les gastarán una pequeña broma, siendo la más común arrojar huevos o espuma de afeitar contra la puerta.

 En México existe una versión denominada Calaverita en la que los niños preguntan ¿me da usted mi calaverita? en lugar de ¿Truco o Trato? refiriendose a un dulce con forma de calavera.

El recorrido infantil en busca de golosinas probablemente enlace con la tradición neerlandesa de la Fiesta de San Martín.

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de Información utilizadas para este programa:

http://www.edutopia.org/multiple-intelligences-learning-styles-quiz

http://www.galeon.com/aprenderaaprender/general/indice.html

Programa 62. Aprendiendo a Aprender

Escucha la primera parte

La segunda parte

La tercera parte

En el programa de la semana pasada discutimos los distintos estilos que tenemos para aprender, hoy vamos a continuar aprendiendo a aprender.

APRENDER A APRENDER

El mundo en continuo cambio en el que vivimos nos exige que aprendamos cosas nuevas continuamente, pero para ello lo primero que necesitamos es ser buenos aprendices, saber aprender de la manera más eficaz. Para poder aprender todo lo que se requiere de nosotros tenemos que aprender a aprender mejor.

El primer paso para aprender a aprender es saber que es lo que estamos haciendo y que otras cosas podríamos hacer para ser más capaces, más eficientes, mejores aprendices.

Como profesores necesitamos plantearnos no sólo que es lo que queremos que aprendan nuestros alumnos sino,  también,  la forma en que les es más fácil aprender. Como alumnos nos interesa entender mejor que es lo que hacemos para aprender y como podemos hacerlo mejor.

Pero las teorías no sirven de nada sino se aplican y si no nos ayudan a mejorar nuestra práctica diaria, como maestros y como aprendices perpetuos, por tanto esta página también ofrece ideas y ejemplos de actividades de aula centrados en el proceso de aprendizaje, con la esperanza de que sirvan como punto de partida de reflexión y debate.

¿QUÉ SON LOS ESTILOS DE APRENDIZAJE?

El término ‘estilo de aprendizaje’ se refiere al hecho de que cuando queremos aprender algo cada uno de nosotros utiliza su propio método o conjunto de estrategias. Aunque las estrategias concretas que utilizamos varían según lo que queramos aprender cada uno de nosotros tiende a desarrollar unas preferencias globales.

Esas preferencias o tendencias a utilizar más unas determinadas maneras de aprender que otras constituyen nuestro estilo de aprendizaje.

Que no todos aprendemos igual, ni a la misma velocidad no es ninguna novedad. En cualquier grupo en el que más de dos personas empiecen a estudiar una materia todos juntos y partiendo del mismo nivel, nos encontraremos al cabo de muy poco tiempo con grandes diferencias en los conocimientos de cada miembro del grupo y eso a pesar del hecho de que aparentemente todos han recibido las mismas explicaciones y hecho las mismas actividades y ejercicios. Cada miembro del grupo aprenderá de manera distinta, tendrá dudas distintas y avanzará más en unas áreas que en otras.

Esas diferencias en el aprendizaje son el resultado de muchos factores, como por ejemplo la motivación, el bagaje cultural previo y la edad. Pero esos factores no explican porqué con frecuencia nos encontramos con alumnos con la misma motivación y de la misma edad y bagaje cultural que, sin embargo, aprenden de distinta manera de tal forma que, mientras a uno se le da muy bien redactar, al otro le resultan mucho más fácil los ejercicios de gramática. Esas diferencias sí podrían deberse, sin embargo, a su distinta manera de aprender.

Tanto desde el punto de vista del alumno como del punto de vista del profesor el concepto de los estilos de aprendizaje resulta especialmente atrayente porque nos ofrece grandes posibilidades de actuación para conseguir un aprendizaje más efectivo.

El concepto de los estilos de aprendizaje está directamente relacionado con la concepción del aprendizaje como un proceso activo. Si consideramos que el aprendizaje equivale a recibir información de manera pasiva lo que el alumno haga o piense no es muy importante, pero si entendemos el aprendizaje como la elaboración por parte del receptor de la información recibida parece bastante evidente que cada uno de nosotros elaborará y relacionará los datos recibidos en función de sus propias características.

Los distintos modelos y teorías existentes sobre estilos de aprendizaje lo que nos ofrecen es un marco conceptual que nos ayude a entender los comportamientos que observamos a diario en el aula, como se relacionan esos comportamientos con la forma en que están aprendiendo nuestros alumnos y el tipo de actuaciones que pueden resultar más eficaces en un momento dado.

Pero la realidad siempre es mucho más compleja que cualquier teoría. La forma en que elaboremos la información y la aprendamos variará en función del contexto, de lo que estemos tratando de aprender, de tal forma que nuestra manera de aprender puede variar significativamente de una materia a otra. Por lo tanto es importante no utilizar los estilos de aprendizaje como una herramienta para clasificar a los alumnos en categorías cerradas. Nuestra manera de aprender evoluciona y cambia constantemente, como nosotros mismos.

LAS DISTINTAS TEORIAS Y COMO SE RELACIONAN ENTRE SÍ

En las últimas décadas se han elaborado todo tipo de teorías y modelos para explicar las diferencias en la forma de aprender. Pero, de todas esas teorías y modelos ¿cuál es la buena?

La respuesta es que todas y ninguna. La palabra “aprendizaje” es un término muy amplio que abarca fases distintas de un mismo y complejo proceso. Cada uno de los modelos y teorías existentes enfoca el aprendizaje desde un ángulo distinto. Cuando se contempla la totalidad del proceso de aprendizaje se percibe que esas teorías y modelos aparentemente contradictorios entre sí no lo son tanto e incluso que se complementan.

Como profesores y dependiendo de en que parte del proceso de aprendizaje centremos nuestra atención, unas veces nos interesará utilizar un modelo y otras veces otro.

El aprendizaje parte siempre de la recepción de algún tipo de información. Una posible manera de entender las distintas teorías es el siguiente modelo en tres pasos:

  1. De toda la información que recibimos seleccionamos parte de esa información. Cuando analizamos como seleccionamos la información podemos distinguir entre alumnos visuales, auditivos y kinestésicos.
  2. La información que seleccionamos la tenemos que organizar y relacionar. El modelo de los hemisferios cerebrales nos da información sobre las distintas maneras que tenemos de organizar la información que recibimos.
  3. Una vez organizada esa información la utilizamos de una manera o de otra. La rueda del aprendizaje de Kolb distingue entre alumnos activos, teóricos, reflexivos y pragmáticos.

Naturalmente, esta separación en fases es ficticia, en la práctica esos tres procesos se confunden entre sí y están estrechamente relacionados entre sí. El hecho de que tendamos a seleccionar la información visual, por ejemplo afecta a nuestra manera de organizar esa información. No podemos por tanto entender el estilo de aprendizaje de alguien si no le prestamos atención a todos los aspectos. Además de las teorías relacionadas con la manera que tenemos de seleccionar, organizar y trabajar con la información hay modelos que clasifican los estilos de aprendizaje en función de otros factores, como por ejemplo, el comportamiento social.

ESTILOS DE APRENDIZAJE Y ESTRATEGIAS

Nuestro estilo de aprendizaje está directamente relacionado con las estrategias que utilizamos para aprender algo. Una manera de entenderlo sería pensar en nuestro estilo de aprendizaje cómo la media estadística de todas las distintas estrategias que utilizamos. Nuestro estilo de aprendizaje se corresponde por tanto con las grandes tendencias, con nuestras estrategias más usadas.

Pero naturalmente, la existencia de una media estadística no impide las desviaciones, o dicho de otro modo, el que alguien pueda ser en general muy visual, holístico y reflexivo no impide, sin embargo, el que pueda utilizar estrategias auditivas en muchos casos y para tareas concretas.

LOS ESTILOS DE APRENDIZAJE Y LA TEORIA DE LAS INTELIGENCIAS MULTIPLES

Una de las teorías más apasionantes y mejor fundadas de las aparecidas en los últimos años es la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner. Gardner define la inteligencia como el conjunto de capacidades que nos permite resolver problemas o fabricar productos valiosos en nuestra cultura. Gardner define 8 grandes tipos de capacidades o inteligencias, según el contexto de producción (la inteligencia lingüística, la inteligencia lógico-matemática, la inteligencia corporal kinestésica, la inteligencia musical, la inteligencia espacial, la inteligencia naturalista, la inteligencia interpersonal y la inteligencia intrapersonal).

Todos desarrollamos las ocho inteligencias, pero cada una de ellas en distinto grado. Aunque parte de la base común de que no todos aprendemos de la misma manera, Gardner rechaza el concepto de estilos de aprendizaje y dice que la manera de aprender del mismo individuo puede variar de una inteligencia a otra, de tal forma que un individuo puede tener, por ejemplo, una percepción holística en la inteligencia lógico -matemática y secuencial cuando trabaja con la inteligencia musical.

Gardner entiende (y rechaza) los estilos de aprendizaje como algo fijo e inmutable para cada individuo. Pero si entendemos el estilo de aprendizaje como las tendencias globales de un individuo a la hora de aprender vemos que no hay contraposición real entre la teoría de las inteligencias múltiples y las teorías sobre los estilos de aprendizaje.

Como profesor ambos tipos de teoría me resultan útiles. La teoría de las inteligencias múltiples se centra en la producción por parte del individuo en unas áreas y no en otras. Es mi opinión personal que personas con el mismo estilo de aprendizaje pueden utilizarlo para desarrollar áreas de producción distintas y viceversa, es decir que individuos con distintos estilos de aprendizaje podrían tener el mismo éxito en la misma área. Una determinada manera de aprender puede utilizarse para ‘fabricar’ distintos artefactos. Los valores, opiniones y actitudes del individuo, sus gustos y su ambiente, podrían llevarle a un campo u a otro.

LA INTELIGENCIA EMOCIONal

De los ocho tipos de inteligencia de los que habla Howard Gardner, dos se refieren a nuestra capacidad de comprender las emociones humanas. La inteligencia interpersonal está relacionada con nuestra capacidad de entender a los demás. La inteligencia intrapersonal está determinada por nuestra capacidad de entendernos a nosotros mismos.

Daniel Goleman agrupa ambos tipos de inteligencia bajo el nombre de inteligencia emocional. La inteligencia emocional es nuestra capacidad de comprender nuestras emociones y las de los demás.

La inteligencia emocional determina, por ejemplo, nuestra capacidad de resistencia a la frustración, a la confusión, o nuestra manera de reaccionar ante la adversidad. Nuestra capacidad de aprendizaje está, por tanto íntimamente ligada a nuestra inteligencia emocional.

ESTILOS DE APRENDIZAJE: COMO SELECCIONAMOS Y REPRESENTAMOS LA INFORMACIÓN

En nuestro estilo de aprendizaje influyen muchos factores distintos pero uno de los más influyentes es el relacionado con la forma en que seleccionamos y representamos la información.

Todos nosotros estamos recibiendo a cada momento y a través de nuestros sentidos una ingente cantidad de información procedente del mundo que nos rodea. Nuestro cerebro selecciona parte de esa información e ignora el resto. Si, por ejemplo, después de una excursión le pedimos a un grupo de turistas que nos describan alguno de los lugares que visitaron probablemente cada uno de ellos nos hablará de cosas distintas, porque cada uno de ellos se habrá fijado en cosas distintas. No recordamos todo lo que pasa, sino parte de lo que pasa a nuestro alrededor.

Seleccionamos la información a la que le prestamos atención en función de su interés, naturalmente. Nos es más fácil recordar el día de nuestra boda que un día cualquiera. Pero también influye él como recibimos la información.

Algunos de nosotros tendemos a fijarnos más en la información que recibimos visualmente, otros en la información que reciben auditivamente y otros en la que reciben a través de los demás sentidos.

Por ejemplo, cuando le presentan a alguien, ¿qué le es más fácil recordar después, la cara, el nombre, o la impresión que esa persona le produjo? Las personas que se fijan más en lo que ven recuerdan las caras, pero a veces tienden a olvidarse de los nombres, por el contrario las personas que se fijan en lo que oyen suelen aprenderse antes los nombres que las caras.

El que nos fijemos más en un tipo de información que en otra parece estar directamente relacionado con la forma en la que recordamos después esa información.

Aunque las investigaciones sobre la memoria no han hecho más que empezar parece bastante claro que nuestro cerebro no es un archivador donde guardar las fotos o grabaciones que hacemos de lo que nos rodea.

Cuando recordamos algo no recuperamos una grabación almacenada en un fichero, sino que, partiendo de datos muy diversos creamos una representación de lo que queremos recordar.

Tómese un momento para traer a su memoria a alguna conversación reciente. Procure recordarla de la manera más completa posible, las caras y aspecto de las personas implicadas, las palabras que se dijeron, el tono de voz, los ruidos                    de fondo, los gestos y la manera de moverse, las sensaciones que sintió. Añada cuantos más detalles mejor a su recuerdo. ¿Qué le fue más fácil recordar? ¿qué es lo primero que le vino a la mente? ¿qué es lo que no pudo recordar?

Cuando le prestamos más atención a la información que recibimos visualmente nos resulta más fácil reconstruir en nuestra mente la información visual. O dicho de otro modo, nos es más fácil representar visualmente lo que sabemos. Tenemos tres grandes sistemas para representar mentalmente la información, elsistema de representación visual, el auditivo y el kinestésico. Utilizamos el sistema de representación visual siempre que recordamos imágenes abstractas (como letras y números) y concretas. El sistema de representación auditivo es el que nos permite oír en nuestra mente voces, sonidos, música. Cuando recordamos una melodía o una conversación, o cuando reconocemos la voz de la persona que nos habla por teléfono estamos utilizando el sistema de representación auditivo. Por último, cuando recordamos el sabor de nuestra comida favorita, o lo que sentimos al escuchar una canción estamos utilizando el sistema de representación kinestésico.

La mayoría de nosotros utilizamos los sistemas de representación de forma desigual, potenciando unos e infra-utilizando otros.


El que utilicemos más un sistema de representación es importante por dos motivos:

 

Primero, porque los sistemas de representación se desarrollan más cuanto más los utilicemos.

Segundo, porque los sistemas de representación no son neutros. Cada uno tienes sus propias características.

Los sistemas de representación se desarrollan cuando los utilizamos. La persona acostumbrada a  seleccionar un tipo de información absorberá con mayor facilidad la información de ese tipo o, planteándolo al revés, la persona acostumbrada a IGNORAR la información que recibe por un canal determinado no aprenderá la información que reciba por ese canal, no porque no le interese, sino porque no está acostumbrada a prestarle atención a esa fuente de información. Utilizar más un sistema implica que hay sistemas que utilizo menos y, por lo tanto, que distintos sistemas de representación tendrán distinto grado de desarrollo.

Aplicado al aula, eso quiere decir que después de recibir la misma explicación no todos los alumnos recordarán lo mismo. A algunos alumnos les será más fácil recordar las explicaciones que se escribieron en la pizarra, mientras que a otros podrían recordar mejor las palabras del profesor y, en un tercer grupo, tendríamos alumnos que recordarían mejor la impresión que esa clase les causó.

Cuando a un grupo de alumnos acostumbrados a fijarse en lo que ven les damos las instrucciones oralmente (por ejemplo, haced el ejercicio 2 de la lección 4) lo más probable es que tengamos que repetirles la información varias veces, porque no la oirán. Si con ese mismo grupo de alumnos escribimos las instrucciones en la pizarra nos evitaremos gran cantidad de repeticiones.

Los sistemas de representación no son neutros. No es lo mismo recordar imágenes que sonidos. Cada sistema de representación tiene sus propias características y reglas de funcionamiento. Los sistemas de representación no son buenos o malos, pero si más o menos eficaces para realizar determinados procesos mentales. Si estoy eligiendo la ropa que me voy a poner puede ser una buena táctica crear una imagen de las distintas prendas de ropa y ‘ver’ mentalmente como combinan entre sí. Fijarme en el aspecto no es tan buena

estrategia si lo que estoy haciendo es elegir la comida en un restaurante.

Cada sistema tiene sus propias características y es más eficaz en unos terrenos que en otros. Por lo tanto el comportamiento de mis alumnos en el aula cambiará según favorezcan unos sistemas de representación u otros, es decir, según sean más visuales, auditivos o kinestésicos.

Como profesores y para potenciar el aprendizaje de nuestros alumnos nos interesará organizar el trabajo del aula teniendo en cuenta la manera de aprender de todos nuestros alumnos.

  • Características de los sistemas de representación: visual, auditivo y kinestésico
  • El comportamiento según el sistema de representación preferido
  • Alumnos visuales, auditivos y kinestésicos en el aula
  • Actividades VAK en el aula
  • Test sobre el sistema de representación favorito
  • El presente continuo: ejemplo de actividad de aula en los tres sistemas

 

CARACTERISTICAS DE LOS SISTEMAS DE REPRESENTACION

 

 

Sistema de representación visual:

Cuando pensamos en imágenes (por ejemplo, cuando ‘vemos’ en nuestra mente la página del libro de texto con la información que necesitamos) podemos traer a la mente mucha información a la vez, por eso la gente que utiliza el sistema de representación visual tiene más facilidad para absorber grandes cantidades de información con rapidez.

Visualizar nos ayuda además, a establecer relaciones entre distintas ideas y conceptos. Cuando un alumno tiene problemas para relacionar conceptos muchas veces se debe a que está procesando la información de forma auditiva o kinestésica.

La capacidad de abstracción está directamente relacionada con la capacidad de visualizar. Tambíen la capacidad de planificar.

Esas dos características explican que la gran mayoría de los alumnos universitarios (y por ende, de los profesores) sean visuales.

Los alumnos visuales aprenden mejor cuando leen o ven la información de alguna manera. En una conferencia, por ejemplo, preferirán leer las fotocopias o transparencias a seguir la explicación oral, o, en su defecto, tomarán notas para poder tener algo que leer.

 

Sistema de representación auditivo

Cuando recordamos utilizando el sistema de representación auditivo lo hacemos de manera secuencial y ordenada. En un examen, por ejemplo, el alumno que vea mentalmente la página del libro podrá pasar de un punto a otro sin perder tiempo, porqué está viendo toda la información a la vez. Sin embargo, el alumno auditivo necesita escuchar su grabación mental paso a paso. Los alumnos que memorizan de forma auditiva no pueden olvidarse ni una palabra, porque no saben seguir. Es como cortar la cinta de una cassette. Por el contrario, un alumno visual que se olvida de una palabra no tiene mayores problemas, porqué sigue viendo el resto del texto o de la información.

El sistema auditivo no permite relacionar conceptos o elaborar conceptos abstractos con la misma facilidad que el sistema visual y no es tan rápido. Es, sin embargo, fundamental en el aprendizaje de los idiomas, y naturalmente, de la música.

Los alumnos auditivos aprenden mejor cuando reciben las explicaciones oralmente y cuando pueden hablar y explicar esa información a otra persona.

 

Sistema de representación kinestésico

Cuando procesamos la información asociándola a nuestras sensaciones y movimientos, a nuestro cuerpo, estamos utilizando el sistema de representación kinestésico. Utilizamos este sistema, naturalmente, cuando aprendemos un deporte, pero también para muchas otras actividades. Por ejemplo, muchos profesores comentan que cuando corrigen ejercicios de sus alumnos, notan físicamente si algo está mal o bien. O que las faltas de ortografía les molestan físicamente. Escribir a máquina es otro ejemplo de aprendizaje kinestésico. La gente que escribe bien a máquina no necesita mirar donde está cada letra, de hecho si se les pregunta dónde está una letra cualquiera puede resultarles difícil contestar, sin embargo sus dedos saben lo que tienen que hacer.

Aprender utilizando el sistema kinestésico es lento, mucho más lento que con cualquiera de los otros dos sistemas, el visual y el auditivo. Se necesita más tiempo para aprender a escribir a máquina sin necesidad de pensar en lo que uno está haciendo que para aprenderse de memoria la lista de letras y símbolos que aparecen en el teclado.

El aprendizaje kinestésico también es profundo. Nos podemos aprender una lista de palabras y olvidarlas al día siguiente, pero cuando uno aprende a montar en bicicleta, no se olvida nunca. Una vez que sabemos algo con nuestro cuerpo, que lo hemos aprendido con la memoria muscular,  es muy difícil que se nos olvide.

Los alumnos que utilizan preferentemente el sistema kinestésico necesitan, por tanto, más tiempo que los demás. Decimos de ellos que son lentos. Esa lentitud no tiene nada que ver con la falta de inteligencia, sino con su distinta manera de aprender.

Los alumnos kinestésicos aprenden cuando hacen cosas como, por ejemplo, experimentos de laboratorio o proyectos. El alumno kinestésico necesita moverse. Cuando estudian muchas veces pasean o se balancean para satisfacer esa necesidad de movimiento. En el aula buscarán cualquier excusa para levantarse y moverse.

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de Información utilizadas para este programa:

ESTA PÁGINA TAMBIÉN ES LA TUYA

Hola,

Gracias por visitar esta página. Espero que te haya resultado útil e interesante y si tienes un momento, te agradecería que me mandases tu opinión sobre el material que ya hay y sobre el material que tendría que añadirse próximamente.

No sólo tu opinión, si tienes dudas, preguntas, experiencias que compartir o material que añadir no dudes en ponerte en contacto conmigo. Esta es un página abierta. Para que esta página sea de verdad de todos hazla también  tuya.

Un saludo

Ana Robles

ENLACES

Estas direcciones te pueden resultar útiles (si,  ya se que no son muchas, y encima la mayoría en inglés, pero prometo añadir más enlaces en cuanto pueda):

Sobre mapas conceptuales:

        http://www.sinera.org/tom/creative

        http://www.mind-map.com

Sobre gimnasia cerebral:

        http://www.braingym.org

Sobre inteligencias mútliples:

        http://el.www.media.mit.edu/groups/el/elprojects.html

        http://idpride.net/learningstyles.MI.htm

Sobre estilos de aprendizaje:

        http://www.xtec.es/~cdorado/cdora2/esp/

Sobre creatividad y el hemisferio derecho:

        http://sival.homestead.com

Otras direcciones de interés:

La página de Tom Maguire sobre PNL y educación

        http://www.xtec.es/~jmaguire

La página de Jose Manuel Espigares sobre aprendizaje humanístico y PNL

        http://perso.wanadoo.es/jmespiga

Si te preocupa la situación del sistema educativo y quieres hacer oír tu voz, esta es tu página

        http://www.galeon.com/puntodepartida

Celebrando La Familia

 

El sábado 29 de septiembre 2012, un grupo de personas movidas por el deseo de fortalecer nuestras comunidades mediante la creación de lazos de cooperación entre los proveedores de cuidado de niños y las familias, participaron en el primer Festival de Madison, Celebrando La Familia.

Los proveedores de cuidado infantil saben la importancia de involucrar a la familia en la vida de la guardería, por esta razón, la invitación para hacer del festival una realidad fue recibida con corazones abiertos, mentes creativas, y muchos voluntarios dispuestos a ayudar.

Fue un verdadero esfuerzo comunitario, patrocinado por la Asociación Juntos Apoyando Familias, La Movida 1480AM, Union Sports Club, Madison Gas and Electric, La Rosita Latina, Garra Felina y su Norteño Banda, Taquería Guadalajara, El Grupo URSO, y “Manualidades Don Vicente. ”

Las actividades que los niños y las familias disfrutaron fueron planeadas y preparadas por los proveedores de cuidado infantil en el área de Madison e incluyeron muchas de las requeridas por YoungStar, el sistema de Wisconsin para calificar a los proveedores de cuidado de niños, así como el programa de prevención de la obesidad infantil Niños Activos.

El desfile infantil de modas fue un verdadero placer, nuestros corazones se llenaron de alegría y orgullo por la inocencia y la gracia de los niños – viéndolos desfilar frente a sus padres, proveedores y la comunidad, me dio el deseo de ir al fin del mundo en busca de formas para protegerlos de cualquier forma de maltrato.

Louie y Manny Montoto nos deleitaron con su personificación de Elvis Presley y break dance, respectivamente; otros niños cantaron cancioncitas como el alfabeto en Inglés y español, brilla brilla estrellita y muchas más.

Cinco suculentos moles y deliciosas salsas asaltaron nuestros paladares con el sabor de la cocina mexicana, en un concurso donde “jueces por el día” eligieron sus favoritos.

Moo, un cerdito miniatura Juliana, vino con su familia Judá y  Janna Rinzel, y se robó los corazones de muchos con sus largas pestañas y delicadas pezuñas… oink oink a Moo!

¡Un profundo agradecimiento a todas las familias que vinieron al Festival, a todas las personas que ofrecieron sus servicios como voluntarios, a las familias que ingresaron moles y salsas en el concurso, a las organizaciones y a los individuos que patrocinaron el evento!  Las vidas de nuestros niños son mejores porque hay personas bondadosas como ustedes. ¡GRACIAS!

Programa 61. ¿Cual es su estilo de aprendizaje?

Escucha la primera parte

La segunda parte

La tercera parte

¡Durante este programa, Lupita Montoto y Diego Campoverde harán un test para saber cual es el estilo de aprendizaje de ellos!

http://www.edutopia.org/multiple-intelligences-learning-styles-quiz

¿QUÉ SON LOS ESTILOS DE APRENDIZAJE?

El término ‘estilo de aprendizaje’ se refiere al hecho de que cuando queremos aprender algo cada uno de nosotros utiliza su propio método o conjunto de estrategias. Aunque las estrategias concretas que utilizamos varían según lo que queramos aprender cada uno de nosotros tiende a desarrollar unas preferencias globales.

Esas preferencias o tendencias a utilizar más unas determinadas maneras de aprender que otras constituyen nuestro estilo de aprendizaje.

Que no todos aprendemos igual, ni a la misma velocidad no es ninguna novedad. En cualquier grupo en el que más de dos personas empiecen a estudiar una materia todos juntos y partiendo del mismo nivel, nos encontraremos al cabo de muy poco tiempo con grandes diferencias en los conocimientos de cada miembro del grupo y eso a pesar del hecho de que aparentemente todos han recibido las mismas explicaciones y hecho las mismas actividades y ejercicios. Cada miembro del grupo aprenderá de manera distinta, tendrá dudas distintas y avanzará más en unas áreas que en otras.

Esas diferencias en el aprendizaje son el resultado de muchos factores, como por ejemplo la motivación, el bagaje cultural previo y la edad. Pero esos factores no explican porque con frecuencia nos encontramos con alumnos con la misma motivación y de la misma edad y bagaje cultural que, sin embargo, aprenden de distinta manera de tal forma que, mientras a uno se le da muy bien redactar, al otro le resultan mucho más fáciles los ejercicios de gramática. Esas diferencias sí podrían deberse, sin embargo, a su distinta manera de aprender.

Tanto desde el punto de vista del alumno como del punto de vista del profesor el concepto de los estilos de aprendizaje resulta especialmente atrayente porque nos ofrece grandes posibilidades de actuación para conseguir un aprendizaje más efectivo.

El concepto de los estilos de aprendizaje está directamente relacionado con la concepción del aprendizaje como un proceso activo. Si consideramos que el aprendizaje equivale a recibir información de manera pasiva lo que el alumno haga o piense no es muy importante, pero si entendemos el aprendizaje como la elaboración por parte del receptor de la información recibida parece bastante evidente que cada uno de nosotros elaborará y relacionará los datos recibidos en función de sus propias características.

Los distintos modelos y teorías existentes sobre estilos de aprendizaje lo que nos ofrecen es un marco conceptual que nos ayude a entender los comportamientos que observamos a diario en el aula, como se relacionan esos comportamientos con la forma en que están aprendiendo nuestros alumnos y el tipo de actuaciones que pueden resultar más eficaces en un momento dado.

Pero la realidad siempre es mucho más compleja que cualquier teoría. La forma en que elaboremos la información y la aprendamos variará en función del contexto, de lo que estemos tratando de aprender, de tal forma que nuestra manera de aprender puede variar significativamente de una materia a otra. Por lo tanto es importante no utilizar los estilos de aprendizaje como una herramienta para clasificar a los alumnos en categorías cerradas. Al igual que nosotros nuestra manera de aprender evoluciona y cambia constantemente, como nosotros.

Su forma de aprender es naturalista
Su mantra: Vamos a investigar el mundo natural.
Los estudiantes naturalistas a menudo entienden los patrones de los seres vivos, y aplican el razonamiento científico en el mundo. Usted reconoce (y puede clasificar) tipos diferentes de plantas o animales. También siente empatía con los animales. Algunas carreras muy conocidas para las personas con inteligencia naturalista son: agricultores, naturalistas, especialistas en el comportamiento de los  animales, y científicos.
Consejos para la forma en la que usted aprende:
• Observar y registrar los datos.
• Crear un “sistema vivo” para el material que está tratando de aprender. Imagínese el nuevo material como un ecosistema o un patrón para que usted pueda entender.
• Escriba sobre la naturaleza, la vida cotidiana, o la gente como un tema para interesarse en su asignación.
———–
Su forma de aprender es musical
Su mantra: Eso suena bien para mí!

Usted probablemente canta para sí mismo mientras camina por la calle.  Continúe haciéndolo! La inteligencia musical está asociada con disfrutar la música, el canto (vocalistas), haciendo música (compositores), y tocando un instrumento (instrumentistas). Usted es sensible a los sonidos y la las emociones que la música transmite. Usted tiene una habilidad muy especial para saber cuando algo esta fuera de tono.
Consejos para la forma en la que usted aprende:
• Escuche música mientras estudia para conectar sus patrones y sonidos con el tema que está estudiando. vuelva a reproducir la misma canción justo antes de una prueba/examen.
• Cree una rima, una canción o canto para el material que desea memorizar.
• Asocie lo que está aprendiendo con una canción que le guste.
• Use su capacidad para distinguir sonidos y así como para escuchar el compás, tono, o un acorde en una canción, aprendiendo a tocar un instrumento o mezclando un sonido.
Su forma de aprender es interpersonal
Su mantra: Entiendo lo que quieres decir.
Las personas que aprenden de manera interpersonal prosperan en la interacción social.  Los amigos a menudo les piden consejo porque usted comprende y esta en sintonía con la gente que lo rodea y con las cosas que los motivan, emociones, perspectivas y estados de ánimo.
Su habilidad para manejar las relaciones le ayuda a comprender las situaciones y tomar un papel de liderazgo cuando es necesario. Usted disfruta enseñando y compartiendo sus pensamientos.
Profesiones que requieren el conocimiento y la capacidad de leer lo que alguien está pensando o sintiendo – tales como la enseñanza, la psicología, o las ventas  – son muy apropiadas para las personas con inteligencia interpersonal.

Consejos para la forma en la que usted aprende:
• De y reciba retroalimentación (feedback).
• Discuta los problemas.
• Trabaje en proyectos de grupo con muchas personas para que pueda utilizar sus capacidades sociales, dividir las tareas y comprender todos los aspectos del proyecto.
• Sea parte de un aprendizaje activo a través de mentores, tutores, o entrenamientos. Esta actividad reforzará sus conocimientos o habilidades.
——————————————
Su forma de aprender es intrapersonal
Su mantra: Sea verdadero con usted mismo.
Se dice que la inteligencia intrapersonal es el camino hacia el logro, el aprendizaje y la satisfacción personal.  Usted esta conectado a lo que es y a lo que siente, y conoce sus propios límites y capacidades. A menudo se fija metas para si mismo, maneja bien sus proyectos, y reflexiona sobre los resultados.
Las personas con inteligencia intrapersonal tienen éxito en carreras donde saber manejar su propio tiempo es importante, como ser un escritor, un maestro, un consejero, un oficial de policía, o un piloto.
Consejos para la forma en la que usted aprende:
• Estudie solo en un ambiente cómodo y tranquilo.
• Establezca metas para usted mismo, y supervise su progreso con regularidad.
• Reflexione sobre lo que ha aprendido, y piense en nuevo material.
• Cree una conexión entre el nuevo material y temas que ya le son familiares
Usted es un estudiante visual-espacial
Su mantra: Lo que ves es lo que obtienes.
La inteligencia visual-espacial le permite ver y modificar las cosas en su mente. Con una comprensión del mundo visual y su relación con los elementos físicos, que son buenos para resolver problemas espaciales, como diseñar y hacer manualidades. Los diseñadores de interiores tienen notables habilidades espaciales, al igual que los pintores.
Consejos para la forma en la que usted aprende:
• Utilice proyectos de arte para crear representaciones del contenido que está aprendiendo.
• Dibuje imágenes relacionadas a la par de sus notas (conecte las ideas con flechas) para crear conexiones y puntos de referencia.
• Organice con color.  El uso de colores diferentes marcadores, papel, fichas, carpetas o pestañas para crear un sistema visual para encontrar cosas y agrupar los temas.
¿Aprende usted de manera lógica-matemática?
Su mantra: ¿Por qué? Bueno, porque es lógico.
La Inteligencia lógico-matemática es a menudo a lo que nos referimos cuando llamamos inteligente – a un matemático o a un ingeniero. Estas personas poseen la capacidad para comprender problemas complejos, tanto lógicos como matemáticos. Esta inteligencia hace preguntas, busca soluciones, y reflexiona sobre el proceso de resolución de problemas.

Consejos para la forma en la que usted aprende:
• Piense en lo que usted está tratando de aprender como un rompecabezas o una fórmula.
• Haga preguntas y permítase experimentar con sus propias hipótesis para encontrar soluciones o respuestas nuevas.
• Concéntrese en símbolos, diseños y palabras para resolver la lógica matemática y verbal.
• Cree un esquema para entender el problema, paso a paso. Esto le permitirá mantenerse organizado y dar seguimiento a lo que esta aprendiendo en una secuencia lógica.
__________________________________________________________

Si usted aprende de manera  verbal-lingüística
Su mantra: Dime con palabras – escritas o habladas – y lo entenderé.
La Inteligencia verbal-lingüística (junto con la inteligencia lógico-matemática) se asocia a menudo con buenos resultados en la escuela. Usted tiene la capacidad de usar palabras de manera efectiva para la lectura, escritura, comprensión auditiva y expresión oral. El poeta ha sido descrito como el epítome de la inteligencia verbal-lingüística.

Consejos para la forma en la que usted aprende:
• Usar palabras para explicar temas complicados.
• Haga preguntas.
• Participar en el método socrático; o sea, digerir la información a través de un intercambio de preguntas y respuestas.
• Afine su capacidad innata para contar historias.

—————-

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de Información utilizadas para este programa:

http://www.edutopia.org/multiple-intelligences-learning-styles-quiz

http://www.galeon.com/aprenderaaprender/general/indice.html

Programa 60. Fortaleciendo la Comunicación entra la Familia y la Escuela

Escucha la primera parte

La segunda parte

La tercera parte

Fuentes de Información:  http://alcanza.uprrp.edu/modulo8/

Taller ALCANZA – Universidad de Puerto Rico, Recinto de Poncelsamar Rosado, M. Lourdes Mendoza, M. ED