Programa 71. Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo a toda la Audiencia de Apoyando Familias Aprendiendo Juntos!

Escucha primera parte

Segunda parte

Tercera parte

El Tema de hoy: Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo a toda la Audiencia de Apoyando Familias Aprendiendo Juntos!

 

Reto: Llamen al programa y compartan una buena acción que hayan hecho

 

Recordar a la audiencia que sobre los lugares donde pueden llenar la encuesta de Apoyando Familias Aprendiendo Juntos.

 

Cuentos:

El Regalo de Navidad

Hubo una vez un niño de 5 años llamado Pepito, al que le encantaban los juguetes como a todos los niños. Se acercaba la navidad y Pepito estaba impaciente porque todavía no veía que sus papás le compraran un regalo para Navidad. Sus papás siempre compraban los regalos antes de Navidad y los guardaban muy bien para que Pepito no los viera. Pero lo que no sabían ellos era que Pepito siempre sabía dónde guardaban los regalos. Este año Pepito se había propuesto abrir los regalos antes de Navidad porque estaba desesperado por saber qué le regalarían esta vez.

Un día, cuando faltaban dos días para Navidad, muy tarde llegó el papá trayendo un regalo enooorme. Era mucho más grande que cualquiera de los regalos de otras Navidad anteriores. A Pepito se le salía el corazón de la emoción!!! Entonces sus papás luego de esconder muy bien el regalo (si supieran que Pepito tenía todo bien planeado), se durmieron.

Pepito entonces se despertó muy despacio a eso de las 3 de la mañana. Muy despacio juntó tres sillas y las puso una encima de otra con el objetivo de alcanzar el regalo que estaba muy en lo alto del ropero de sus padres.

Entonces, Pepito trataba de alcanzar con sus manitos el regalo, pero no podía. Parece que necesitaba poner una cuarta silla para poder llegar pero eso sería un poco peligroso porque con 3 sillas estaba perdiendo un poco el equilibrio. Pepito empezó a estirarse y a estirarse para lograr coger el regalo por una esquina… hasta que lo logró!!!

Pepito muy contento tenía su regalo en la mano. Pepito abrazó su regalo fuerte y ahora lo que seguía era ir a su cuarto para ver su regalo. Pero al momento de bajar de las tres sillas, Pepito perdió el equilibrio y zas!!!

Pobre Pepito!!!

Al dia siguiente Pepito despertó en el hospital acompañado de sus padres y con su regalo al costado. El regalo era auto a control remoto que se transformaba en un robot y que podía volar por los aires!!!

Pero se había roto!!!

Entonces los papás de Pepito abrazaron fuerte a su hijo y le dijeron:

—Mi amor, no importa que el regalo esté roto. Lo que importa es que estás bien. Pero esperamos que hayas aprendido la lección y nunca más vuelvas a cometer una travesura como esta.

—No lo volveré a hacer nunca más. Se los prometo —dijo Pepito con lágrimas en los ojos y abrazando a sus padres.

Pepito aprendió la lección y ahora tiene mucha paciencia y espera a abrir los regalos el mismo día de Navidad. También es paciente para muchas otras ocasiones de la vida como por ejemplo cuando tiene hambre y su mamá aún no termina de cocinar.

Martita y el Regalo Navideño

Martita era una niña buena, noble y obediente. Una mañana salió de casa temprano para ir a su colegio pero en el camino se encontró con una niña de mirada triste que parecía estar enferma. Se acercó a ella inclinándose y le preguntó qué era lo que le sucedía. La pequeña, llamada Claudia, le contó entre sollozos que su padre la abandonó con su madre y demás hermanos. No tenían qué comer, pero lo más triste era que esa noche sería navidad y en esa fecha todos celebran en sus casas con regalos, una rica cena y reunidos en familia. Martita también era pobre pero tenía más que Claudia, un hogar lleno de amor con padres maravillosos y un bello y grande oso de peluche. Sin pensarlo dos veces regaló su oso a Claudia.

Esa noche mientras dormía Martita tuvo un lindo sueño, vio que un ángel bajaba desde el cielo y le daba un regalo. Cuando despertó poco antes de la medianoche encontró al lado de su cama una preciosa muñeca. Ella corrió y les mostró a sus padres lo sucedido. Ellos abrazándola muy contentos le dijeron que ese regalo se lo enviaba Dios como premio por haber compartido con Claudia y ser tan generosa siempre.

Los juguetes no son lo más importante en Navidad

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de Información utilizadas para este programa:

http://miscuentitos.org/cuentos-cortos-de-navidad-para-ninos/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s