Programa 72. Padres Adolescentes

Escucha la primera parte

La segunda parte

La tercera parte

PADRES ADOLESCENTES

En este programa continuamos discutiendo el tema de los retos de ser padres de adolescentes y ser padres adolescentes.

Criando a nuestros jovencitos: Los padres pueden encontrarse con una creciente lista de preocupaciones a medida que sus hijos entran en la adolescencia Los jóvenes pueden sentirse incomodos o nerviosos durante este tiempo.  Jóvenes adolescentes varían de gran manera en la edad en la que pasan por los cambios del crecimiento.  En la mayoría de los pre-adolescentes se podrán ver cambios en su apariencia física, forma de pensar, emociones y como se relacionan con otros.  A continuación les damos algunos cambios típicos y diferencias individuales.

CAMBIOS FISICOS

El crecimiento físico durante los años de la adolescencia temprana es más rápido que cualquier otro desde la infancia.  Los jóvenes comienzan a desarrollar características físicas que distinguen al adulto masculino y femenino.  El desarrollo de los senos en las niñas puede comenzar tan pronto como a los 9 años, o tan tarde como a los 13 años.  Para la edad de 12 años, la mitad de las niñas ha comenzado a menstruar.  En los varones, el crecimiento de los testículos comienza de la edad de 9 a 13 años.  Los cambios en el desarrollo sexual usualmente suceden antes del rápido incremento en altura.  El proceso del crecimiento sexual puede causar cambios en la piel, lo cual es otra causa de incomodidad para los adolescentes.

Muchos pre-adolescentes pueden sentirse extremadamente cohibidos, pensando que no lucen bien o que todo el mundo los mira.  Las niñas pueden tener preocupaciones acerca de la menstruación y los niños pueden necesitar ayuda para entender que los “sueños húmedos” son algo normal.

Es importante que los padres tomen muy en serio los sentimientos de sus hijos y que les dejen saber que esos cambios son normales.  Es también importante que los padres hablen con sus hijos acerca de los cambios físicos antes de que sucedan.

CAMBIOS EMOCIONALES

Los adolescentes exhiben una gama más amplia de estados emocionales que niños más jóvenes o que los adultos.  Los cambios emocionales no están relacionados a cambios hormonales.  Lo que pasa es que las áreas del cerebro que procesan las emociones están cambiando durante los años de adolescencia y causan cambios en las emociones.  Eventos estresantes en la familia, la escuela, o con los amigos producen más impacto en las emociones de los adolescentes que las hormonas o los cambios en el cerebro.  Los estados de ánimo varían con los cambios de actividades e interacciones sociales.  Por ejemplo, un adolescente puede sentirse feliz de mirar a su novia, pero cinco minutos más tarde puede decir que se siente aburrido en la clase de matemáticas.

CAMBIOS EN LA FORMA DE PENSAR

Para la edad de 11 a 12 años, los jóvenes son capaces de analizar situaciones y usar razonamiento.  Son capaces de pensar en términos de lo que podría ser en vez de únicamente lo que es.  Los adolescentes son capaces de imaginar y reflexionar más como un adulto que como un niño.

Estas habilidades pueden crear problemas entre los pre-adolescentes y sus padres.  Los adolescentes son propensos a cuestionar las reglas y valores de los padres y con frecuencia son muy rápidos en decir que algo “es injusto.“ Como padre, usted puede preguntarse qué le pasó a su niño que era tan despreocupado y feliz con el que usted se llevaba tan bien.

CUANDO SU PEQUEÑA COMIENZA A CRECER

María y José se preguntan qué está pasando con Carmencita de 12 años.   Siempre fue una niña muy buena, Carmencita se llevaba muy bien con sus padres y con su hermanito menor, con excepción de una pelea de vez en cuando.  Casi de repente se ha vuelto combativa, irritable, y enojona en casa.  Se pasa horas en su curto con la puerta cerrada o constantemente enviando mensajes de texto a sus amigos.  ¿Qué pasó con la dulce niña que sus padres conocían? ¿Es normal su comportamiento?

CAMBIOS SOCIALES

La importancia de los amigos.  Hacia el cuarto o quinto grado, la mayoría de los niños disfrutan pasar su tiempo libre en compañía de sus amigos.  Los amigos cobran aún más importancia durante los años de la adolescencia temprana.  Los padres se pueden preocupar por la presión del grupo cuando, en efecto, los compañeros pueden ser una influencia positiva.  Los amigos con valores similares pueden ayudar a que su hija tenga la confianza para hacer frente a los cambios y ajustes de esta etapa de su vida.   Los adolescentes a esta edad también pueden disfrutar de “clubes secretos” donde los adultos no tienen cabida y también tener secretos que no comparten con sus padres.  Esto es normal a menos que los jóvenes exhiban señales de comportamientos peligrosos.

Algunos padres se sienten tristes cuando sus hijos adolescentes pasan menos tiempo con la familia.  Mientras que la familia continua siendo extremadamente importante, algunos jóvenes actualmente parecen sentirse apenados de que los vean con sus padres.  Los padres se pueden sentir lastimados cundo sus hijos expresan estos sentimientos, pero es usualmente una señal normal de independencia.   Cuando los jóvenes adolescentes sienten más confianza con sus amigos, este sentimiento a menudo desaparece.

Es importante dejar saber a su hijo que usted todavía quiere y espera que él o ella pase tiempo con la familia.  Al mismo tiempo, ayude a su niño a entender la importancia de ser independiente.  Puede ser muy beneficioso hacer tiempo cada  semana para actividades familiares.

Pérdida de auto confianza.  Algunos padres se sorprenden al darse cuenta que es muy común que los jóvenes tengan baja auto estima.  Su hijo puede parecer muy seguro de sí mismo o hasta arrogante, pero bajo la superficie él o ella pueden sentirse menos seguros.  No solo se sienten físicamente torpes, sino que los jóvenes adolescentes crean imágenes ideales de lo que ellos piensan que deberían ser.  Cuando no pueden alcanzar ese ideal, se preocupan:

¿Tendré suficientes amigos? ¿Me escogerán para ser parte del equipo?  ¿Se mira mi cuerpo de la forma que debe ser?

Diferencias individuales

De la misma manera que los niños crecen de diferentes maneras, la personalidad de un joven y su comportamiento pasado también afectan esas experiencias.  Un niño a quien no le gusta el cambio, por ejemplo, puede tener dificultades más grandes en los años de la pre-adolescencia.

 

Antes de terminar recordar a la audiencia sobre las encuestas y los dos eventos que se llevarán a cabo el 19 de enero. 

1. Encuesta de Apoyando Familias – donde pueden encontrar una copia para llenar.

2. LILM 2013

3. Quinta conferencia Latina de Salud Mental

 

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

 

Fuentes de información:

https://www.childwelfare.gov/edtoolkit/topics/supporting_and_preserving_families/tips_for_parents.html

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s