Programa 115: Todo por Nuestros Hijos

Miércoles 30 de octubre, 2013

Programas # 115

Bienvenidos a su programa

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

      Todo por Nuestros Hijos

Nuestros facilitadores de este día son:

Lupita Montoto y Diego Campoverde-Cisneros y su servidora, Romilia Schlueter.

Escucha la primera parte:

La segunda parte:  

El programa ¡Podemos! ofrece a los padres de familia y a las personas que cuidan a los niños una gran variedad de actividades y sugerencias prácticas para ayudar a los niños a mantener un peso saludable.

En el programa de la semana pasada les prometimos dar un poco más de información sobre el concepto de VARIEDAD a que se refiere el material del programa ¡podemos!

WE CAN!

Comenzamos esté día con algunos consejos para ayudar a los niños de edad preescolar a desarrollar hábitos saludables…..   

PYRAMID

¿Qué podemos hacer los adultos para modelar buenos hábitos alimenticios?  Hablemos un poco sobre la importancia de tomar agua y de tener cuidado con el tamaño de las porciones…

WATER & PORTIONS

¿Cree usted que tratar de cambiar nuestros hábitos alimenticios nos pueda causar estrés?

STRESS and RELAXATION

Veamos que nos dicen algunos expertos sobre el estrés y algunas maneras para manejarlo…

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, les esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

REFERENCIAS

Mypyramid.gov/preschoolers

http://iha.ucsf.edu:16080/LiveWellBeWell

http://wecan.nhlbi.nih.gov/espanol

Programa 114: Departamento de Instrucción Pública de Madison

 Miércoles 23 de octubre, 2013
Programas # 114

Bienvenidos a su programa

 APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

      ¡Podemos! -Todo por Nuestros Hijos
Esta serie de seis programas es posible gracias al patrocinio del Departamento de Instrucción Pública de Madison. 

Nuestros facilitadores de este día son:

Lupita Montoto y Diego Campoverde-Cisneros y su servidora, Romilia Schlueter.

Escucha la primera parte:

La segunda parte:

El programa ¡Podemos! ofrece a los padres de familia y a las personas que cuidan a los niños una gran variedad de actividades y sugerencias prácticas para ayudar a los niños a mantener un peso saludable.

¡Podemos! -Sugerencias Para Mejorar La Actividad y Nutrición de los Niños – es un programa nacional diseñado para brindar a los padres de familia, a las personas encargadas del cuidado de los niños y comunidades, ideas y consejos que ayuden a los niños de 8 a 13 años a mantener un peso saludable.

Estudios científicos demuestran que la fuente de mayor influencia para los niños entre las edades de 8 a 13 años son sus padres y las personas que los cuidan. El programa ¡Podemos! ofrece a los padres de familia y a las personas encargadas del cuidado de los niños una gran variedad de actividades divertidas y sugerencias prácticas para ayudar a los niños a desarrollar hábitos de alimentación saludable, aumentar su actividad física y reducir el tiempo que pasan sentados frente a la pantalla del televisor, la computadora o videojuegos.

El programa ¡Podemos! también ofrece recursos e información sobre como promover un peso saludable entre los niños de 8 a 13 años a organizaciones, grupos comunitarios y profesionales de la salud. Incluye programas educativos basados en estudios científicos, materiales de apoyo, oportunidades de entrenamiento y otros recursos que forman parte de distintos programas diseñados para los niños, los padres y las familias.

El programa ¡Podemos! ha sido creado por cuatro institutos que pertenecen a los Institutos Nacionales de la Salud de los Estados Unidos. El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre, en colaboración con el Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y del Riñón, el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano “Eunice Kennedy Shriver” y el Instituto Nacional del Cáncer han combinado lo mejor de sus recursos y actividades para hacer del programa ¡Podemos! un éxito a nivel nacional.

Otros factores que afectan el peso de una persona son: su metabolismo (la forma en que su organismo convierte los alimentos y el oxígeno en energía), sus genes y su entorno.

Los cambios en nuestro entorno juegan un papel importante cuando adoptamos prácticas saludables. Sin embargo, en las últimas décadas esto ha contribuido a un aumento de peso generalizado. Por ejemplo:

  • Vivimos en una sociedad en la que pasamos mucho tiempo sentados en el automóvil o detrás de un escritorio. Para muchos de nosotros, tanto padres como niños, la vida diaria no incluye mucha actividad física. Si queremos mantenernos activos, tenemos que hacer un esfuerzo.
  • Hay comida en todas partes y los mensajes de comerciales que nos invitan a comer y a beber abundan. Ahora podemos comprar comida en lugares donde antes no era posible hacerlo, como en las estaciones de servicio. Salir a comer o comprar comida para llevar es muy fácil.
  • Las porciones de comida en los restaurantes y en los hogares son más grandes de lo que solían ser.

El sobrepeso no es algo que ocurre de la noche a la mañana. Por el contrario, ocurre con el transcurso del tiempo y cuando la energía aportada por los alimentos que consumimos no está en equilibrio con la energía que gastamos cuando hacemos actividad física.

Como Lograr un Peso Saludable

Como padre de familia o persona encargada del cuidado de los niños, usted cumple un rol importante en cómo sus hijos piensan y actúan, así como en los niños que están bajo su cuidado. Llevar una dieta apropiada y practicar actividad física puede ayudar a que usted y su familia mantengan un peso saludable. Su comportamiento servirá como ejemplo para sus hijos, y es muy probable que ellos también hagan lo mismo.

Como padre de familia, usted es el responsable de que su familia mantenga un peso saludable. Para poder lograrlo, es importante tener en cuenta el principio del “equilibrio de energía” que se define como el equilibrio entre el APORTE DE ENERGÍA y el GASTO DE ENERGÍA. Lo que come y bebe representa el APORTE DE ENERGÍA, y las calorías usadas a través de la actividad física es el GASTO DE ENERGÍA. Otros factores que afectan el peso de una persona son: su metabolismo (la forma en que su organismo convierte los alimentos y el oxígeno en energía), sus genes y su entorno.

Piense en soluciones para que la familia reduzca el tiempo que pasa frente a la pantalla y aumente su actividad física:

Situaciones:

  1. El niño llega a casa después de la escuela e inmediatamente prende el televisor y se sienta a ver televisión comiendo un bocadillo.
  2. La televisión de la cocina está encendida durante la cena y todos la están viendo mientras comen.
  3. Después de la cena los niños se van a sus habitaciones a jugar juegos de videos.
  4. Es un día lluvioso y los niños y sus amigos están viendo una película en DVD, mientras otro integrante de la familia se entretiene en la computadora.
  5. Todos los sábados por la mañana los niños ven caricaturas en televisión por horas.

 ¡Podemos! Ayudar a nuestros niños a mantener un peso saludable: Como mantener la energía equilibrada para toda la vida

A continuación le ofrecemos algunos consejos sencillos que le ayudarán a su familia a mantener una energía balanceada, mantenerse motivados y controlar cualquier interrupción en su dieta, a fin de mantener un peso saludable para toda la vida.

COMPROMÉTASE.
Necesita comprometerse consigo mismo y con su familia a comer alimentos nutritivos y mantener una actividad física constante.

TENGA UN GRUPO DE APOYO.
Siempre es positivo tener un grupo de apoyo en la familia, entre los amigos y los compañeros de trabajo que lo respalden en su nuevo estilo de vida.

Cuando se encuentra en reuniones familiares se pueden servir comidas bajas en grasa; sus amigos pueden limitar las bebidas con azúcar agregada, además de limitar el tiempo enfrente de la televisión cuando los niños están jugando.

De igual forma, sus compañeros de trabajo pueden salir a caminatas cortas con usted y ayudarle a escoger alimentos más saludables en la cafetería o en las máquinas de venta de alimentos y golosinas.

Cuéntele a cuanta gente sea posible sobre tus metas y con suerte, no sólo le apoyaran, sino que también se unirán a sus esfuerzos.
¡Mantener un peso saludable es bueno para todos!

ESTABLEZCA METAS REALISTAS.
Las metas eficaces por lo general son específicas, alcanzables, e indulgentes (no perfectas). “Comer 3 porciones de fruta al día” da mejores resultados como meta que simplemente “comer más fruta”.

CONTROLE SU PROGRESO.
El controlar su progreso puede ayudarle a sentirse bien con respecto a sus logros y guiarle en qué aspectos necesita hacer cambios si no está cumpliendo sus metas. Continúe usando las herramientas que le ofrece el material de ¡Podemos!

Incorpore los consejos que encontrará en ¡Podemos!, para comer bien y tener más actividad y las hojas ¡Podemos! Para hacer que la actividad sea divertidaPodemos! Ayuda a los niños a reducir el tiempo que pasan enfrente de la pantalla viendo televisión o frente a otros tipos de pantallas.

ESTÉ PREPARADO.
El tener ideas y alternativas que le ayuden a mantener a su familia con una energía equilibrada. Las listas de consejos para comer sanamente y para tener más actividad física al igual que la rueda de ideas le ayudarán a realizar esta tarea. Visite la página web de ¡Podemos! para obtener ideas adicionales que le permitan mantener una energía equilibrada.

ESPERE TENER INTERRUPCIONES EN SU DIETA.
Éstas normalmente ocurren cuando las personas se confían demasiado y dicen “eso no me va a pasar a mí”. Mantenerse comprometido a establecer metas realistas y estar preparado con alternativas le ayudará a vencer los obstáculos.

DÉSE UN PREMIO.

Una manera en que puede mantenerse motivado es permitiéndose algún lujo o premio de vez en cuando. Elija aquellos que no estén relacionados con alimentos, como por ejemplo, pasar un día en el lago o en la playa o simplemente ir al parque en bicicleta, patinar o elevar una cometa. También puede comprarse un regalo que le ayude a mantenerte físicamente activo, como por ejemplo nuevos zapatos deportivos o ropa de ejercicio, una pelota, una raqueta u otro tipo de equipo.

¿Cómo puede saber si su niño tiene un peso saludable?

Saber el índice de masa corporal (IMC) de su niño puede ser el primer paso para saber si tiene un peso saludable.?????

Casi un tercio de los niños en Estados Unidos tiene sobrepeso o son considerados obesos. Puede resultar confuso para los padres entender lo que esto significa, especialmente cuando sus hijos lucen saludables y activos.

Hay quienes piensan que los niños con sobrepeso son más saludables que los que tienen un peso normal, o creen que la obesidad no es un problema para la salud de los niños. La verdad es que el sobrepeso y la obesidad pueden aumentar el riesgo de tener presión arterial alta, diabetes, apnea del sueño y otras condiciones. La obesidad sucede a través del tiempo cuando la energía que obtenemos al comer y beber no está en equilibrio con la energía que quemamos mediante la actividad física.

Para aclarar sus dudas, calcule el índice de masa corporal (IMC) de su niño. La calculadora en línea del IMC para niños y adolescentes del Centro de Control y Prevención de las Enfermedades le puede ayudar a establecer el IMC de su niño. Sin embargo, es importante que comparta los resultados con su médico de cabecera, pediatra u otro profesional de la salud.

Una vez que sepa cuál es el peso de su niño, podrá seguir los siguientes consejos para ayudarle a que tenga una alimentación saludable y a mantenerse físicamente activo:

Controle el tamaño de las porciones. Muchos niños están comiendo mayor cantidad y más calorías de las que necesitan para mantener un peso saludable. Aprenda más sobre cómo mantener un peso saludable.

Piense en las bebidas. Muchas bebidas, como la gaseosa regular o las bebidas energéticas, pueden proporcionarles a los niños más calorías de lo que usted piensa. Anime a su niño a tomar agua, leche sin grasa o baja en grasa.

Varíe las actividades físicas de su niño. Ayude a sus niños a ver con entusiasmo la actividad física enseñándoles juegos activos.

Limitar el tiempo frente a la pantalla a menos de dos horas diarias es una manera de motivar a los niños a hacer más actividad física, a no ser que sus deberes escolares lo requieran.

Secretos para preparar almuerzos saludables y divertidos

Prepare un almuerzo saludable que sus hijos desearan comer. Ayude a sus hijos a superar las tentaciones de los almuerzos pre-envasados y golosinas en la cafetería.

A continuación le presentamos algunos consejos de ¡Podemos!®:

Elija un tema

Despierte la creatividad de sus hijos y sugiera temas, como:  

La salsa: corte una pechuga de pollo horneado en tiras y aparte añada aderezo de mostaza y miel. Para acompañar, incluya zanahorias y brócoli con aderezo para ensalada tipo “ranch” sin grasa o con poca grasa.

• Al revés: haga un sándwich al revés usando lechuga para envolver el pavo, queso sin grasa o bajo en grasas y tomate.

• Lunes mexicanos: permita que su hijo prepare bur­ritos o tacos saludables con ingredientes como tortillas de trigo integral, lechuga, crema agria sin grasa o baja en grasas, salsa, arroz integral y frijoles (no refritos).

Almuerzos interesantes: Ponga cantidades pequeñas de diferentes alimentos en una lonchera con múltiples recipientes o espacios para distintos tipos de comidas. Para que el almuerzo sea interesante, corte lo sándwiches en formas divertidas (en forma de corazón o de estrella), añada frutas y verduras de colores y tamaños diferentes, y ponga deliciosas salsas para acompañar, como yogur sin grasa o bajo en grasas o humus (puré de garbanzo al estilo griego).

Olvídese del pan blanco: Elimine el aburrimiento utilizando panes de grano integral, y cambie los rellenos, por ejemplo:

Si a su hijo le encanta la mantequilla de maní con jalea o mermelada, haga un rollito de mantequilla de maní y banana. Unte la mantequilla de maní en una tortilla de grano integral, añada una banana en rodajas y enróllelo.

> Rellene un pan pita con las verduras preferidas de su hijo, añada humus para hacerlo más sabroso.

> Ponga salsa para pizza en una tortilla de trigo inte­gral, cúbrala con queso mozzarella bajo en grasas o sin grasa, y caliéntela hasta que el queso se derrita, enróllela y córtela en rebanadas.

Combine los acompañamientos. ¡No se limite a las papitas fritas!

Ponga mantequilla de maní o de semillas para las roda­jas de manzana.

Ponga arvejas en vaina (snap peas), pimientos o pepi­nos en rodajas para dar  colorido y un sabor crujiente.

Añada variedad con palomitas de maíz bajas en grasa.

No se olvide que el jugo y las bebidas gaseosas pueden contener mucha azúcar y calorías. Sustitúyalos con agua o leche sin grasa o baja en grasa. 

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, les esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

REFERENCIAShttp://wecan.nhlbi.nih.gov/espanol

http://www.nhlbi.nih.gov/health/public/heart/obesity/wecan/downloads/tip-school-lunches-sp.pdf

http://www.lchealth.org/Spanpyramid.pdf

Programa 113: (DPI) Nutrición

Programas # 113

 Bienvenidos a su programa

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

      ¡Podemos! -Todo por Nuestros Hijos

Esta serie de seis programas es posible gracias al patrocinio del Departamento de Instrucción Pública de Madison. 

Nuestros facilitadores de este día son:

Lupita Montoto y Diego Campoverde-Cisneros y su servidora, Romilia Schlueter.

Programa 113:
Escucha:

Parte 1: Miércoles 16 de octubre, 2013

Parte 2:

    “Al fin y al cabo, para mí, como Primera Dama, esto no es un tema solo relacionado con política pública. Esta es mi pasión, mi misión. Me he comprometido a trabajar con todas las personas a lo largo y ancho de este país para lograr que una generación de niños cambie su manera de pensar acerca de la comida y la actividad física”.
-Primera Dama Michelle Obama

En las últimas tres décadas, el índice de obesidad infantil en Estados Unidos aumentó al triple. Hoy en nuestro país casi uno de cada tres niños tiene sobrepeso o es obeso. Los números son aún mayores en la comunidad afroamericana e hispana, en que casi 40 por ciento de los niños tienen sobrepeso o son obesos.

La obesidad infantil en la población hispana está aumentando más rápido que en los otros segmentos de la población. Casi dos de cada cinco niños hispanos entre la edad de 2-19 años, tienen sobrepeso o son obesos. Los niños hispanos tienen un mayor riesgo de tener sobrepeso o ser obesos durante la niñez y adolescencia.  Estas estadísticas son alarmantes dado que la obesidad en la niñez es un factor que contribuye a tener un mayor riesgo de complicaciones de salud como diabetes, enfermedades del corazón, hipertensión, cáncer y asma.

¡A moverse! es un programa integral, creado por la Primera Dama en el mes de febrero del 2010 para resolver el problema de la obesidad infantil en una generación. De esta manera, los niños que nacen hoy crecerán más sanos y estarán en mejores condiciones para ir en pos de sus sueños. Obviamente, este objetivo es muy ambicioso, pero con su ayuda podremos lograrlo.

Mediante una combinación de estrategias integrales y sentido común, ¡A Moverse!, pretende encaminar a los niños hacia un futuro saludable, sobre todo durante los primeros meses y años de vida. También busca darles a los padres información útil y fomentar entornos que beneficien una vida más sana, ofrecer comidas más saludables en nuestras escuelas, asegurar que todas las familias tengan acceso a comidas saludables y de bajo precio y contribuir a que los niños hagan más actividad física.

Al inicio del programa, el Presidente Barack Obama firmó un Memorando Presidencial que constituye el primer Grupo de Trabajo sobre la Obesidad Infantil, que se dedicará a analizar los programas y medidas políticas relacionadas con la nutrición infantil y la actividad física.  El grupo también estará a cargo de formular un plan de acción nacional para utilizar al máximo los recursos federales y establecer metas concretas para apoyar ¡A Moverse!

Las recomendaciones del Grupo de Trabajo se centrarán en los cinco pilares del programa ¡A Moverse! de la Primera Dama:

  1. Darles un comienzo sano a los niños
  2. Darles más poder de decisión a los padres y personas a cargo del cuidado de salud
  3. Ofrecer comidas saludables en las escuelas
  4. Aumentar el acceso a comidas saludables y de bajo precio
  5. Aumentar la actividad física

Todos tenemos que asumir un rol para reducir la obesidad infantil, incluidos los funcionarios electos de todo nivel, escuelas, profesionales de la salud, organizaciones religiosas y no gubernamentales y empresas del sector privado. Su participación será vital para asegurar un futuro sano para nuestros niños.

Usted puede ayudarnos en la lucha por resolver el problema de la obesidad infantil motivando a que su familia aprenda sobre el Índice de Masa Corporal (IMC), como también sobre la importancia de comer sano y hacer ejercicio.

¿Qué es el Índice de Masa Corporal?

Obesidad significa que hay un exceso de grasa en el cuerpo. Dado que la grasa en el cuerpo no es fácil de medir directamente, la obesidad generalmente se mide con el IMC, una manera científica de medir si una persona está por debajo de su peso, tiene un peso normal o sobrepeso, o es obesa. El IMC mide el peso con relación a la estatura y es específico a la edad y sexo, dado que es importante considerar los cambios que ocurren durante el crecimiento y desarrollo. Aunque el IMC no es un indicador perfecto de obesidad, es un elemento útil para el sistema de salud pública.

¿Qué significa tener un peso saludable?
A pesar de que se utilizan métodos precisos, determinar el peso saludable de un niño no es fácil. El IMC generalmente se usa como método de análisis, dado que, generalmente pero no siempre, ser obeso o tener sobrepeso de acuerdo a la medición del IMC, indica que un niño tiene un mayor riesgo de tener problemas de salud. La evaluación de la salud y el desarrollo del niño en general deben incluir un examen clínico y otros indicadores.

La definición de sobrepeso no es la misma para niños y adolescentes que para adultos. Los niños todavía están creciendo, y los niños y niñas desarrollan a un ritmo diferente.

¿Cómo calcular el percentil de IMC de su hijo?
El percentil de IMC de su hijo es una comparación del IMC de su hijo o hija con el IMC de otros niños o niñas de la misma edad. Un niño o adolescente que se encuentra entre el percentil 85 y 95 en la tabla de crecimiento tiene sobrepeso. Un niño o adolescente que se encuentra o está por arriba del percentil 95 en la tabla de crecimiento es obeso. El IMC se utiliza en niños para determinar si tienen sobrepeso, si tienen un peso saludable o si están por debajo de su peso. El IMC no se utiliza para diagnosticar. Por ejemplo, un niño puede tener un IMC alto para la edad y sexo, pero para determinar si el exceso de grasa en el cuerpo es un problema, un profesional de la salud debe examinarlo minuciosamente, utilizando otros métodos de evaluación.

Hable con su proveedor de atención médica para averiguar más sobre el IMC.ApoyandoFamiliasPrograma113

Esta calculadora ofrece el IMC y el percentil de IMC para la edad correspondiente en una tabla de crecimiento CDC IMC para la edad. Utilice esta calculadora para niños y adolescentes, 2 años de edad y 19 años de edad. Para los adultos, 20 años de edad y mayores, utilice la calculadora de IMC adulto

Los padres y proveedores de atención médica cumplen un rol vital en la selección de opciones saludables para los niños y su educación, para ayudarlos así a tomar decisiones saludables. Sabemos que hoy en día, no es fácil tomar este tipo de decisiones. Por eso ¡A Moverse! les ofrece a los padres y proveedores de salud médica los instrumentos, apoyo e información que necesitan para tomar decisiones beneficiosas para la salud y para inculcar en los niños hábitos saludables que les duren toda la vida.

Esto comienza en la infancia, cuando la lactancia materna puede tener un impacto a largo plazo. Los niños que han sido amamantados tienen un riesgo 22 por ciento menor de ser obesos más adelante.

La comida saludable les ofrece a los niños una nutrición apropiada para tener energía y mantener un peso saludable.

Entonces, asegurémonos de que todos los niños empiecen la vida de manera saludable al incorporar la buena nutrición en casa y comer bien en la escuela, y que todas las familias tengan acceso a comidas saludables y de bajo precio en sus comunidades.

  • Familias sanas
  • Las madres deben comer bien durante el embarazo y mientras amamantan.
  • Los niños deben comer cinco frutas y cinco vegetales al día.
  • Sirva frutas y vegetales frescos, congelados y en lata; todas son buenas opciones.
  • Escoja un vegetal que le guste a su hijo y prepárelo de diferentes formas sabrosas.
  • Ofrézcale a su hijo jugo 100% natural, sin azúcar.
  • Ofrézcale fruta o zanahorias en bastones como bocadillo o merienda.
  • Mezcle los vegetales con otras comidas, por ejemplo arroz con pedacitos de brócoli, o agréguele pepinos al sándwich.
  • Elija opciones bajas en grasa y azúcar.
  • Escoja agua o leche baja en grasa en vez de gaseosas endulzadas con azúcar.
  • Escoja leche, yogurt y queso bajo en grasa o descremado.
  • Utilice en sus platillos preferidos ingredientes más saludables como granos integrales y carnes magras.
  • En vez de freír la comida, hornéela o ásela a la brasa.
  • En vez de manteca, utilice aceite vegetal o de oliva.
  • Escoja cereales con poca azúcar para el desayuno.
  • Escoja postres de fruta en vez de helados y pasteles.
  • Reduzca el número de bocadillos que se sirven al día.
  • Tenga siempre sobre la mesa un plato con zanahoria cortada en bastoncitos.
  • Establezca la diferencia entre los tipos de bocadillo para los que sus hijos deben pedirle permiso (galletitas dulces) y los que no (fruta fresca o seca, o vegetales en bastoncitos).
  • Haga que sus hijos tomen agua a la hora del bocadillo.
  • Guarde los “gustos especiales” para ocasiones especiales.
  • Fíjese de medir porciones.
  • Utilice platos más pequeños para los niños.
  • No obligue a sus hijos a terminarse toda la comida si se sienten llenos.
  • Ofrezca porciones del tamaño de un puño de mano cerrado. Cada porción para el niño debe ser del tamaño del puño cerrado de este.
  • Comience por servir una porción pequeña. Los niños pueden pedir una segunda porción.
  • Coman todos juntos.
  • El comer juntos le permite a la familia disfrutar más de la compañía con los demás miembros y de la comida.
  • El comer juntos también permite que sus hijos observen e imiten buenos patrones de conducta.
  • Desayunar, almorzar o cenar con frecuencia a la misma hora ayuda a que los niños tengan una estructura para comer.
  • Plante una huerta comunitaria. Encuentre un lugar donde pueda cultivar vegetales y frutas con sus hijos – en la escuela, en la iglesia o en un espacio vacío – para que así puedan aprender a comer lo que plantan.

REALICE ACTIVIDAD FISICA

La actividad física es un componente esencial para llevar un estilo de vida saludable. Al combinar la actividad física con una nutrición saludable en su rutina diaria, los niños pueden prevenir varias enfermedades crónicas, incluidas las enfermedades del corazón, cáncer y ataques cerebrales, las tres principales causas de muerte. La actividad física ayuda a controlar el peso, desarrollar músculos y articulaciones, reducir la grasa, fortalecer los huesos, y reducir el riesgo de ser obeso. Los niños necesitan 60 minutos todos los días de actividad física (moderada a intensa).

Una de las formas más fáciles y divertidas de hacer actividad física es jugar al aire libre. También es importante congregar a padres cerca de parques, lugares para correr o caminar, y ofrecer ideas Let’s Move Outside (en inglés) ayuda a las familias a tener una vida más activa.

Entonces, ¡tratemos de generar más oportunidades para que los niños puedan realizar más actividad física, dentro y fuera de casa y de la escuela, como también de crear nuevas oportunidades para que las actividades se realicen en familia!

  • Familias activas
    • Ofrézcales a los niños juguetes como pelotas, cometas y una cuerda para saltar, con los que puedan realizar actividad física.
    • Motive a sus hijos a que se inscriban en una actividad deportiva o introdúzcalos a una actividad física nueva.
    • Limite el tiempo que ven televisión o usan otro aparato electrónico que no requiere que se muevan. Más bien, trate de que su familia sea más activa: pruebe nadar en la piscina del club de su barrio, o busque un parque cerca de su casa para montar bicicleta, correr o caminar.
    • Realicen en familia cambios pequeños como, por ejemplo, usar las escaleras en vez del ascensor o caminar a la escuela.
    • Promueva las actividades físicas después de las clases y asegúrese de que el niño duerma lo necesario.
    • Informe a miembros de su familia sobre el Premio Presidencial al Estilo de Vida: y desafíelos para ver quién es el primer miembro de la familia en ganan el premio. Para ganar el premio la persona tiene que comprometerse a hacer actividad física cinco días a la semana, durante seis semanas. El premio se otorga a niños y adultos.
    • Cree una regla nueva en la casa, por ejemplo, pararse, bailar, saltar o correr durante los comerciales de televisión.
    • Celebre las ocasiones especiales como cumpleaños o aniversarios, con alguna actividad física, como jugar al fútbol, vóleibol o baloncesto.
    • Haga que toda la familia participe en los quehaceres domésticos como, por ejemplo, limpiar la casa, pasar la aspiradora o cortar el pasto.
    • Hable con la directora de la escuela de su hijo o escríbale una carta al intendente si piensa que la escuela debe ofrecer la oportunidad de hacer más actividad física.
    • Aliente a las escuelas a que tengan un recreo antes del almuerzo para aumentar la actividad física antes de la comida.
    • Asegúrese de que los niños duerman lo suficiente. Los niños menores de 5 años, en su mayoría, necesitan dormir 11 horas al día, los niños de 5 a 10 años necesitan 10 horas de sueño, y los niños mayores de 10 años necesitan por lo menos 9 horas.
    • Entérese sobre las opciones divertidas y de bajo precio que hay para las familias que quieran hacer actividad física fuera al aire libre en Let’s Move Outside que promueve varios tipos de actividades saludables al aire libre para niños y familias en todo el país.  www.letsmove.gov

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, les esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

REFERENCIAS
¡A Moverse!: http://www.letsmove.gov/en-espanol
Calculador: http://apps.nccd.cdc.gov/dnpabmi/
https://www.presidentschallenge.org/

Programa 112 ELEMENTOS BÁSICOS PARA UN FUTURO SANO – GUIA PARA FAMILIAS

Programas # 112

Bienvenidos a su programa

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Nuestros facilitadores de este día son:

Lupita Montoto y Diego Campoverde-Cisneros. Buenos días. Gracias por permitirnos entrar nuevamente en sus hogares a través de este su programa, Apoyando Familias- Aprendiendo Juntos.

Programa 112:
Escucha:
Miércoles 9 de octubre, 2013

El tema de hoy:

ELEMENTOS BÁSICOS PARA UN FUTURO SANO –

GUIA PARA FAMILIAS

El material que les traemos este día y el próximo miércoles, tiene como objetivo dar ideas a las familias sobre cómo crear comunicación con los niños.  Sabemos que los niños están expuestos al consumo de alcohol y uso de drogas desde muy temprana edad.  Lo que usted dice y hace todos los días puede afectar las actitudes y futuros hábitos de sus hijos con relación al consumo de drogas y la interacción con miembros de la familia y otras personas.  Ahora es el momento preciso para hacer que sus hijos tengan relaciones, actitudes y hábitos sanos.

Le invitamos a que use la información y las actividades de esta guía, para fortalecer el vínculo con sus hijos y prepararlos para la vida sana que todo niño merece.

USAR LA GUIA PARA FAMILIAS………………………………..

Si usted está interesado en usar estos materiales, los puede descargar   http://bblocks.samhsa.gov/media/bblocks/Spanish/ParentGuide.pdf

También los tendremos durante el Festival Celebrando la Familia, que se llevará a cabo el sábado 19 de octubre en el local del Centro Hispano.

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, les esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!


REFERENCIAS

http://bblocks.samhsa.gov/media/bblocks/Spanish/ParentGuide.pdf