Programa 140: ¿Por qué Muerden los Niños?

 Miércoles 07 de mayo del 2014
Programas # 140
Bienvenidos a su programa
APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

¿Por qué Muerden los Niños? 

Nuestros facilitadores: Lupita Montoto, Diego Campoverde-Cisneros y su servidora, Romilia Schlueter

Participe en el programa llamando al 321-1480 – enviando un mensaje de texto al 60193.

Eschucha la primera parte: 

La segunda: 

 

Creando Seguridad Emocional:

  1. Ofrecer a los niños mucha proximidad física. Abrazar, hacer arrumacos, sentarles en el regazo, incluso cuando no están tristes ni enfadados. Dormir juntos durante su primera infancia y llevarlos en portabebés.
  2. Ofrecer a los niños mucha atención consciente, dejando que el niño lleve la iniciativa durante estos momentos especiales. Evitar dirigir el juego con las propias ideas, transformándolo en una situación académica.
  3. Escuchar respetuosamente a los niños cuando hablan. Al igual que cuando se habla con un adulto, no se debe interrumpir, ni hablar sobre él con otra persona cuando pueda oírle. Reconocer y aceptar sus sentimientos sean cuales sean. Nunca decirle a un niño que debería sentir diferente ni minimizar sus sentimientos. Evitar dar consejos o cambiar de tema.
  4. Mantenerse cerca y prestar atención a los niños cuando lloran o rabian. Cuando un niño llora, asegurarse de que se siente seguro y aceptado.  Incluso aunque parezca que exagera.
  5. Utilizar el enfoque no autoritario con los niños (sin premios ni castigos). Una relación con desequilibrio de poder no da seguridad emocional a los niños.
  6. Dar a los niños una información correcta sobre el llanto. Explicar que el niño que llora se siente muy triste o enfadado o asustado y que llorar o rabiar le hace sentir mejor.
  7. Comunicar los propios sentimientos y necesidades con honestidad.
  8. Enfrentarse de forma responsable a sus propias emociones. Estar con un niño que llora o rabia puede provocar fuertes sentimientos en los adultos (enfado, impaciencia, incomodidad, ansiedad, impotencia). Los niños tienen una capacidad extraordinaria para sentir quién está emocionalmente disponible y quién no lo está.

Fuente: Llantos y rabietas de Aletha J. Solter

“Lo primero que hay que hacer es observar cuando y porque está conducta aparece. Cuando un niño muerde siempre debemos transmitirle que la agresión no es aceptada. Debemos intervenir con rapidez, pero con calma y mostrarle nuestra desaprobación. Hay que explicarle que “no se puede hacer daño” mirándole a los ojos. Si el niño está jugando debe separarse de la actividad (dos minutos son suficientes), si quiere continuar jugando con los demás tendrá que parar de morder. También es aconsejable que tenga una conducta reparadora: ayudarle a curar al amigo, darle un beso, pedirle disculpas…”

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, les esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

REFERENCIAS

  1. Maneras de Tratar las mordidas de su hijo

http://csefel.vanderbilt.edu/documents/biting-parenting_sp.pdfwww.scanva.org

  1. Mordidas.  Cuando los niños muerden

http://healthandwelfare.idaho.gov/Espa%C3%B1ol/Informaci%C3%B3nParaLaNi%C3%B1ez/PadresActivos/tabid/238/ctl/ArticleView/mid/1765/articleId/972/Mordidas-Cuando-los-ninos-muerden.aspx

  1. ¿Por qué los niños muerden?

http://www.guarderiachiquitines.com/documentos/porque_muerden.pdf

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s