Programa 152: Terminemos con la obesidad infantil

Miércoles 30 de julio de 2014
Programas # 152
Bienvenidos a su programa
APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS 

Terminemos con la obesidad infantil

Nuestros facilitadores: Lupita Montoto, Ricardo——– y su servidora, Romilia Schlueter
Participe en el programa llamando al 321-1480 – enviando un mensaje de texto al 60193.

Escucha las primeras partes:



Las segundas partes:


La obesidad infantil es una epidemia en los Estados Unidos y la lactancia materna puede ayudar a prevenirla. Sin embargo, una de cada tres madres deja de amamantar a su bebé si no cuenta con la guía y apoyo del hospital. Cerca del 95% de los hospitales carece de políticas que brinden apoyo total a la lactancia materna. Dichas instituciones deben esforzarse más para ayudar a que las madres empiecen a amamantar a sus bebés y continúen haciéndolo.

Obesidad significa tener demasiada grasa en el cuerpo. Se diferencia del sobrepeso, que significa pesar demasiado. Ambos términos significan que el peso de una persona está por encima de lo que se considera saludable según su estatura. Los niños crecen a distintas velocidades, de modo que no siempre es fácil saber cuándo un niño está obeso o excede el peso normal. Solicítele a su médico que mida la estatura y el peso de su hijo para determinar si se encuentra dentro de lo que se considera saludable.

En caso de ser necesario apegarse a un programa para bajar de peso, haga participar a toda la familia en los hábitos sanos, de modo que el niño no se sienta apartado. Puede fomentar el consumo de los alimentos sanos sirviendo más frutas y vegetales y comprando menos bebidas gaseosas y bocadillos de alto contenido en grasas y calorías. La actividad física también puede ayudar al niño a superar la obesidad o a sobrepasar su peso normal. Los niños necesitan aproximadamente 60 minutos diarios de actividades físicas.

Niños activos, familias sanas – información muy importante para la salud de sus niños.

¿Niños inactivos? La actividad física es más importante de que usted se imagina – seguramente ha notado que los niños de hoy tienen una vida muy inactiva.  Cuando no estan viendo televisión, estan usando la computadora y jugando video-juegos.  Es decir, pasan muy poco tiempo realizando actividades físicas.

¿Las consecuencias?

Son muchas.  La falta de actividad física puede perjudicar seriamente la salud de sus niños.  Se ha comprobado que muchos de los niños que pasan más de cuatro horas diarias viendo televisión o en la computadora tienen más grasa en su cuerpo, son más propensos al sobrepeso y llegar a ser obesos.  Esto los pone en un alto riesgo d sufrir diabetes o problemas del corazón ¡enfermedades gravísimas!

¿Qué puede hacer?

¡Prepárenlos! Los niños activos son más sanos física y emocionalmente

Además de ser indispensable para la buena salud, la actividad física también puede tener un impacto positivo sobre el desarrollo social y emocional en los niños.   Muchos niños activos tienen más confianza, sufren menos depresión y ansiedad.  En muchos casos, los niños activos tienen mejor desempeño en otras áreas como en los estudios.  También tienen mejor autoestima, y por ello son menos propensos a participar en comportamientos negativos como el uso de tabaco, alcohol o drogas.  La participación regular en actividades físicas le va a enseñar a sus niños habilidades muy útiles para sus vidas.

INFORMACION QUE DEBE SABER

  1. El número de jóvenes con sobrepeso se ha duplicado desde 1980 (Deckelbaum, Williams, Childhood Obesity, Obes Res 2001)
  2. Más del 30% de los niños hispanos están pasados de peso y la cifra sigue aumentando (THE National Longitudinal Study of Adolescent Health, 1998)
  3. En los últimos 10 años se ha triplicado el número de niños hispanos que padecen de Diabetes tipo 2. Para recibir más información sobre este problema visite cdc.gov/diabetes/ (Statement on Diabetes, 1999 Congressional Hispanic Caucus Hearing).
  4. ¿Sabe cuáles son las principales causas de muertes en EE.UU.? Cancer asociado con uso de tabaco y enfermedades al corazón asociadas con la obesidad y la inactividad (U.S. National Center for Health Statistics, National Vital Statistics Report, vol. 521 no. 5. March 14, 2003).
  5. Sobrepeso y vidas inactivas pueden reducir considerablemente los años de vida. (JAMA, 2003; 289: 187-193.
  6. Los médicos recomiendan una hora de actividad física al día (Corbin et al., 1998).

¡Motívelos! Consejos para mantener a sus niños activos

Para desarrollar estilos de vida saludables y disfrutar de todos los beneficios de la actividad física, los médicos recomiendan una hora de actividad física por día.  Logre un equilibrio del tiempo libre de sus niños reduciendo el tiempo que pasan frente a la televisión o la computadora y aumentando el tiempo de actividad física.  Motívelos para que se mantengan activos apoyándolos en las actividades que realicen.  Sea su mejor ejemplo y sea activo junto con ellos.  La actividad física no debe ser un deber, sino un entretenimiento familiar.

¡Ayúdelos! Consejos para que sus niños sean activos

Ayude a sus niños a encontrar actividades físicas como a jugar fútbol, baloncesto, karate, a montar bicicleta o a ir en excursiones familiares.  Estos son buenos ejemplos de actividades que pueden hacer sus niños para mantenerse más sanos.  Recuerde, que no a todos los niños les gusta lo mismo.  Ayúdelos a que participen en diferentes actividades.  Así será más fácil para ellos encontrar las actividades físicas que les gusten y que quieran hacer.

¡Comience hoy mismo! Recursos para los padres

Pregunte en la escuela de sus hijos, en su iglesia o en otras organizaciones de su comunidad sobre las oportunidades que existen para que sus hijos participen en actividades físicas.  Muchos lugares tienen entrenadores que hablan español, cuestan poco y hasta ofrecen becas.  Para obtener más información, visite www.VERBparents.com/español.

El problema de los niños inactivos es serio.  ¡Asegúrese que su familia esté activa!

Peso saludable: ¡No es una dieta, es un estilo de vida!

Consejos para los padres: Ideas para ayudar a que los niños mantengan un peso saludable

Usted probablemente ya lo ha leído en los periódicos y lo ha visto en las noticias: en los Estados Unidos, la cantidad de niños y adolescentes obesos ha continuado en aumento en las últimas dos décadas.1 Quizás usted se pregunte: ¿Por qué los médicos y científicos se preocupan por esta tendencia? Y tal vez como padre de familia o adulto que se interesa en este tema se pregunte: ¿Qué pasos podemos seguir para ayudar a evitar la obesidad en nuestros niños? Esta página ofrece respuestas a algunas de las preguntas que pueda tener y le proporciona recursos para ayudarle a mantener la salud de su familia.

¿Por qué se considera a la obesidad infantil un problema de salud?

Los médicos y los científicos están preocupados por el aumento de la obesidad en niños y jóvenes porque la obesidad puede conducir a los siguientes problemas de salud:

  • Enfermedad cardiaca, causada por:
    • altos niveles de colesterol o
    • hipertensión arterial
  • Diabetes tipo 2
  • Asma
  • Apnea del sueño
  • Discriminación social

La obesidad infantil se asocia a diversos efectos en la salud. Los niños y adolescentes obesos pueden sufrir efectos inmediatos en su salud y corren el riesgo de padecer de problemas de salud relacionados con el peso en la edad adulta.

Los riesgos psicosociales

Algunas de los efectos del sobrepeso infantil y adolescente son psicosociales. Los niños y adolescentes obesos son objeto de una temprana y sistemática discriminación social.2 El estrés psicológico de la estigmatización social puede originar una baja autoestima que, a su vez, puede obstaculizar el funcionamiento académico y social y persistir en la edad adulta.3

Riesgos de enfermedades cardiovasculares

Se ha descubierto que los niños y adolescentes obesos tienen factores de riesgo de enfermedad cardiovascular (ECV), como niveles altos de colesterol, presión arterial alta y la tolerancia anómala a la glucosa. En una muestra poblacional de personas de 5 a 17 años de edad, casi el 60% de los niños con sobrepeso presentaron al menos un factor de riesgo de ECV, y el 25% de niños con sobrepeso tenían dos o más factores de riesgo de ECV.2

Riesgos adicionales para la salud

Otras afecciones menos comunes asociadas con el aumento de peso incluyen asma, esteatosis hepática, apnea del sueño y diabetes tipo 2.

  • El asma es una enfermedad de los pulmones en la que las vías respiratorias se bloquean o se estrechan causando dificultad para respirar. Los estudios han identificado una asociación entre el sobrepeso infantil y el asma4, 5.
  • La esteatosis hepática es la degeneración grasa del hígado originada por una alta concentración de enzimas hepáticas. Al bajar de peso las enzimas hepáticas se normalizan.2
  • La apnea del sueño es una complicación menos común por sobrepeso en niños y adolescentes. Se trata de un trastorno respiratorio que sucede al dormir y se define como una interrupción de la respiración durante el sueño que dura por lo menos 10 segundos. La apnea del sueño se caracteriza por ronquidos fuertes y respiración dificultosa. Durante la apnea del sueño, los niveles de oxígeno en la sangre pueden bajar drásticamente. Un estudio ha estimado que la apnea del sueño se presenta en aproximadamente el 7% de los niños con sobrepeso.6
  • Cada vez se reportan más casos de diabetes tipo 2 en niños y adolescentes con sobrepeso.7 Si bien la diabetes y la intolerancia a la glucosa, un factor precursor de la diabetes, son efectos en la salud comunes de la obesidad en adultos, la diabetes tipo 2 solo ha comenzado a emerger como problema de salud en niños y adolescentes en años recientes. La aparición de la diabetes en la infancia o la adolescencia puede ocasionar complicaciones avanzadas tales como enfermedades cardiovasculares e insuficiencia renal.8

Además, los estudios han demostrado que los niños y adolescentes obesos son más propensos a la obesidad en la adultez.9, 10

¿Qué puedo hacer como padre o tutor legal para ayudar a evitar el sobrepeso en mis niños?

Para ayudar a su hijo a mantener un peso saludable, tiene que lograr un equilibrio entre las calorías que su hijo ingiere con los alimentos y bebidas y las calorías que usa cuando realiza actividad física y en su proceso de crecimiento normal.

Recuerde que para los niños y adolescentes obesos y con sobrepeso, el objetivo es reducir la tasa de aumento de peso, pero al mismo tiempo permitir el crecimiento y desarrollo normales. Los niños y adolescentes NO DEBEN iniciar dietas para bajar de peso sin consultar con un proveedor de atención médica.

Cómo balancear las calorías: ayude a los niños a adoptar hábitos de alimentación saludables

Una de las maneras de equilibrar calorías es comer alimentos que proporcionan una nutrición adecuada y una cantidad de calorías adecuada. Usted puede ayudar a que los niños aprendan a ser conscientes de lo que comen adoptando hábitos de alimentación saludables, preparando versiones más saludables de sus platillos preferidos y reduciendo las tentaciones de alto contenido calórico.

Fomente hábitos de alimentación saludables.
Alimentarse de forma saludable no tiene ningún secreto. Para ayudar a sus niños y su familia a adoptar hábitos de alimentación saludables:

  • Ofrezca una variedad de verduras, frutas y productos integrales.
  • Incluya leche y productos lácteos bajos en grasa o descremados.
  • Elija carnes magras, aves, pescado, lentejas y frijoles para ingerir proteínas.
  • Sirva porciones de tamaño razonable.
  • Anime a su familia a beber mucha agua.
  • Limite las bebidas endulzadas con azúcar.
  • Limite el consumo de azúcar y grasas saturadas.

¡Recuerde que los cambios pequeños a diario pueden crear la receta del éxito!

Prepare versiones más saludables de los platillos preferidos.
Con apenas unos pocos cambios en las recetas que prepara normalmente y que su familia disfruta, puede hacer que los platos sean más saludables y tan buenos como siempre.

¡Retire de la vista las tentaciones que contienen muchas calorías!
Si bien se puede disfrutar de todo con moderación, reducir las tentaciones de alto contenido calórico ricas en grasa y azúcar o los refrigerios salados, también puede ayudar a que sus niños adopten hábitos de alimentación saludables. ¡Solo permita que sus niños las coman de vez en cuando, para que así sean verdaderas golosinas! Estos son ejemplos de golosinas fáciles de preparar, con poca grasa y azúcar, y que tienen 100 calorías o menos:

  • Una manzana mediana
  • Una banana mediana
  • 1 taza de arándanos
  • 1 taza de uvas
  • 1 taza de zanahorias, brócoli o pimientos verdes con 2 cucharadas de humus

Cómo balancear las calorías: ayude a los niños a mantenerse activos

Otra forma de equilibrar calorías es realizar una cantidad apropiada de actividad física y evitar el sedentarismo en exceso. Además de ser divertido para los niños y adolescentes, la actividad física regular tiene muchos beneficios para la salud, por ejemplo:

  • Fortalecimiento de los huesos
  • Disminución de la presión arterial
  • Reducción del estrés y la ansiedad
  • Aumento de la autoestima
  • Ayuda para controlar el peso

Ayude a los niños a mantenerse activos.
Se recomienda que los niños y los adolescentes hagan por lo menos 60 minutos de actividad física moderada casi todos los días, preferentemente en forma diaria.11 Recuerde que los niños imitan a los adultos. Agregue una actividad física a su rutina diaria y anime a su hijo para que le acompañe.

Algunos ejemplos de actividad física moderada son:

  • Caminar a paso rápido
  • Jugar al “corre que te alcanzo”
  • Saltar la cuerda
  • Jugar al fútbol (soccer)
  • Natación
  • Bailar

Reduzca el sedentarismo.
Además de fomentar la actividad física, ayude a los niños a evitar el exceso de sedentarismo. Aunque está muy bien pasar un tiempo tranquilo para leer y hacer la tarea, límite a no más de 2 horas por día el tiempo que sus niños ven televisión, juegan videojuegos o navegan por internet. Además, la Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda que los niños menores de 2 años de edad no vean televisión.12 En su lugar, anime a sus niños a que busquen actividades divertidas más activas para realizar en forma individual o con la familia.

¿Desea saber más?

Aquí le ofrecemos algunos recursos adicionales para que usted (y su niño) puedan utilizar para ayudarles a alcanzar o mantener un peso saludable con actividad física y alimentos saludables.

 

Cinco hábitos para combatir la obesidad infantil

Los padres deben dar el ejemplo y ser persistentes

La obesidad infantil representa uno de los problemas de salud más grandes del país particularmente para los hispanos.

Según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades el 20 por ciento de niños hispanos entre los 12 y 19 años padece de obesidad. En contraste el 18 por ciento de todos los niños entre los 12 y 19 años padece de obesidad.

“Podríamos decir que es el principal problema de nuestra comunidad”, dijo El Dr. Felipe Lobelo, un especialista en nutrición de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, una agencia del Gobierno federal que promueve la buena salud.

“Somos lamentablemente el grupo en Estados Unidos con las tasas más altas de obesidad en adultos y niños y tenemos que hacer algo respecto”, dijo. Ese algo podría resumirse en los siguientes cinco hábitos que el Dr. Lobelo recomienda a padres de familia o tutores que buscan combatir la obesidad infantil en casa:

1) Introducir más frutas y verduras

El consumo de frutas y verduras es fundamental para combatir la obesidad infantil. Señala que los padres pueden incorporar frutas a la dieta de los niños reemplazando los dulces y las grasas a la hora de comer un bocadillo. Para aumentar el consumo de verduras sugiere que los padres preparen y condimenten las verduras que más les gustan a sus niños y que los ayuden a reducir el consumo de grasas y comidas altas en calorías. “Lo importante es aumentar las probabilidades de que los niños consuman frutas y verduras y bocadillos saludables, porque sabemos que no tienen muchas oportunidades de hacerlo durante el día.”

2) Pasar menos tiempo enfrente de una pantalla

La obesidad difícilmente se combate con éxito sin cambiar hábitos sedentarios como ver demasiada televisión, jugar videojuegos o pasar horas frente a la computadora. “Todos esos son momentos sedentarios que contribuyen al desarrollo de la obesidad”. Lo ideal, es limitar a dos horas al día el tiempo que los niños pasan frente a una pantalla. De esa forma los niños tendrán más tiempo disponible para seguir el próximo consejo: poner sus cuerpos en movimiento.

3) Aumentar la actividad física

Si el ejercicio pudiera comprimirse en una pastilla sería una droga milagrosa que reduciría el riesgo de diabetes, enfermedades del corazón y ciertos tipos de cáncer. Por lo tanto, el Dr. Lobelo, recomienda que los niños hagan por lo menos una hora diaria de actividad física. “No se trata de que se entrenen para un deporte en específico o que el ejercicio sea riguroso todos los días. Se trata de que los niños jueguen en los espacios abiertos, que pasen menos tiempo encerrados en casa, que salgan a caminar y que tengan un estilo de vida que no sea sedentario”, señaló.

4) Eliminar el consumo de bebidas azucaradas

En los últimos años se ha dado una explosión en el consumo de bebidas azucaradas como sodas, jugos y bebidas energéticas e incluso muchas veces las familias desconocen cuánta azúcar contienen estas bebidas. “Las sodas tienen muchas calorías que no tienen ningún componente nutricional y que no contribuyen a una dieta saludable”. “Por eso la recomendación es que se eviten al máximo”. Lo ideal es que los padres fomenten el consumo de agua en el hogar para así inculcar a los niños hábitos saludables.

5) Dar el ejemplo a los hijos

Los buenos hábitos de salud son posibles si los padres les dan suficiente importancia en el hogar. “No se trata de que el padre le diga al hijo que tenga hábitos saludables pero él mismo no los tiene”. Los CDC ofrecen consejos a padres de familia para equilibrar el ejercicio con la buena alimentación. “Toda la familia tiene que tener hábitos saludables, salir a caminar juntos, tratar de reducir el número de horas de televisión y tratar de evitar el consumo de bebidas azucaradas.”

Para aprender más sobre temas relacionados a la nutrición visita GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de Estados Unidos en español y parte de la Administración de Servicios Generales (GSA) de EE. UU. Este artículo es una colaboración de GobiernoUSA.gov y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Estrategias clave para que las escuelas (y las guarderías) prevengan la obesidad

Las escuelas son una parte esencial en la solución a la epidemia de obesidad entre los niños estadounidenses. A través de normas y programas escolares sólidos, como estándares de nutrición, educación sobre salud de calidad, educación física de calidad y oportunidades para realizar actividad física, las escuelas pueden ayudar a que los estudiantes adopten y mantengan comportamientos alimenticios y físicos saludables.

El impacto de la obesidad infantil

La obesidad es un problema de salud grave en EE. UU., que afecta a adultos y niños de todas las razas, etnias y niveles de ingresos. La obesidad infantil está relacionada con numerosos problemas físicos y de salud mental.

Entre los niños de 6 y 11 años, la prevalencia de la obesidad pasó a ser más que el doble en las últimas tres décadas, incrementándose de un 6.5% en 1980 a un 17.0% en 2006. La tasa entre adolescentes de 12 a 19 años pasó a ser más que el triple durante el mismo período, incrementándose de un 5.0% a un 17.6%. La obesidad infantil tiene efectos en la salud inmediatos y a largo plazo:

  • Las personas jóvenes obesas tienen mayor riesgo de padecer problemas óseos y de las articulaciones y apnea del sueño.
  • Los niños y adolescentes obesos pueden tener problemas sociales y psicológicos, tales como estigmatización y baja autoestima.
  • Los niños y jóvenes obesos tienen más probabilidad que los de peso normal de tener sobrepeso o ser obesos cuando son adultos.
  • Seis de diez jóvenes tienen al menos un factor de riesgo adicional de padecer enfermedades cardíacas, tales como colesterol alto o hipertensión.

Es fundamental tener buenos hábitos alimenticios y realizar actividad física para mantener un peso saludable. Lamentablemente, menos del 25% de los adolescentes comen suficientes frutas y vegetales y sólo un tercio de los adolescentes realizan los 60 minutos recomendados de actividad física diaria.

El rol de las escuelas para prevenir la obesidad infantil

Revertir la epidemia de obesidad requiere de un esfuerzo a largo plazo y bien coordinado para que llegue a las personas jóvenes a los lugares donde viven, aprenden y juegan. Las escuelas son socios clave en este esfuerzo:

  • Más del 95% de los jóvenes de EE. UU. asisten a una escuela.
  • Los estudiantes tienen la oportunidad de comer una porción más grande que la que se necesita a diario y estar físicamente activos cuando asisten a la escuela.
  • Las escuelas son el lugar ideal para enseñarles a los jóvenes cómo adoptar y mantener un estilo de vida saludable y activo.
  • Investigaciones muestran que los programas escolares bien organizados y bien implementados pueden promover de manera efectiva la actividad física y la alimentación saludable.
  • Investigaciones recientes muestran la conexión que existe entre la actividad física, la buena alimentación, la educación física y los programas de nutrición y el rendimiento académico.

Si trabajan con otras organizaciones públicas, de voluntariado y del sector privado, las escuelas pueden ayudar a cambiar el ambiente social y físico de un niño y brindar información, herramientas y estrategias prácticas para ayudar a los estudiantes a adoptar estilos de vida saludables.

Para ayudar a las escuelas en estos esfuerzos, los CDC revisan evidencia científica para determinar qué normas y prácticas escolares son más propensas a mejorar los comportamientos de salud claves entre los jóvenes, incluyendo la actividad física y la alimentación saludable. En base a estas revisiones, los CDC identificaron 10 estrategias para ayudar a las escuelas a prevenir la obesidad a través de la promoción de la actividad física y la alimentación saludable. Los CDC y sus socios desarrollaron además herramientas fáciles de usar para ayudar a las escuelas a implementar cada una de estas estrategias de manera efectiva.

10 estrategias clave

Construya una base fuerte

  • Fomente la actividad física y la alimentación a través de programas escolares de salud coordinados.
  • Designe un coordinador escolar de salud y mantenga activo un consejo de salud escolar.
  • Evalúe las normas y programas de salud escolar y desarrolle un plan de mejoras.
  • Fortalezca las normas escolares de alimentación y actividad física.

Prepárese

  • Implemente un programa de promoción de la salud de alta calidad para el personal escolar.
  • Implemente un curso de alta calidad sobre educación para la salud.
  • Implemente un curso de alta calidad sobre educación física.
  • Incremente la posibilidad de que los estudiantes hagan actividad física.
  • Implemente programas de calidad alimenticia escolar.
  • Asegúrese de que los estudiantes tengan elecciones saludables de comidas y bebidas fuera del programa alimenticio escolar.

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, les esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de información:

Consejos para padres: http://www.cdc.gov/healthyweight/spanish/children/
Cinco hábitos para combatir la obesidad infantil: http://www.usa.gov/gobiernousa/MasNoticias/Articulos/20101016.shtml
Obesidad infantil – NIH: Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/obesityinchildren.html

Obesidad infantil: la prevención comienza al amamantar a los bebés

Created: 8/2/2011 by Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Date Released: 8/2/2011. Series Name: CDC Vital Minute. http://www2c.cdc.gov/podcasts/player.asp?f=8321184
Niños activos, familias sanas: www.VERBparents.com/espanol
http://www.cdc.gov/youthcampaign/marketing/adult/pdf/Hispanic.pdf

Programa 151: ¡Cuídense! – Guía bilingüe para niños

Miércoles 23 de julio de 2014
Programas # 151
Bienvenidos a su programa
APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

¡Cuídense! –  Guía bilingüe para niños

Nuestros facilitadores: Lupita Montoto, Rubén Barahona y su servidora, Romilia Schlueter

Participe en el programa llamando al 321-1480 – enviando un mensaje de texto al 60193.

Escucha la primera parte: 

Los segunda partes:  

Repaso del programa anterior: Lo que usted puede hacer

Padres: Ustedes conocen a su hijo mejor que nadie. Hablen con el profesional de la salud que atiende a su hijo si tienen alguna preocupación acerca de la manera en que el niño se comporta en la casa, la escuela o con los amigos.

Jóvenes: Cuidar su salud mental es tan importante como cuidar su salud física. Si están enojados, preocupados o tristes, no teman hablar acerca de sus sentimientos y acudan a un amigo o adulto de confianza.

Profesionales de la salud: Es muy importante tener un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado que se base en directrices actualizadas. Hay recursos disponibles para ayudar a diagnosticar y tratar los trastornos mentales de los niños.

Maestros o personal administrativo de la escuela: La detección temprana es importante para que los niños puedan recibir la ayuda que necesitan. Trabajen con las familias y los profesionales de la salud si tienen alguna preocupación sobre la salud mental de un niño en su escuela. 

En este programa les traemos información que es parte de un folleto para gente joven acerca de los Estados Unidos y las maneras de cuidarse de los peligros que dice in su introducción: “Niños y adolescentes ingresan todos los días a los Estados Unidos sin la compañía de sus padres o tutores y sin documentación legal.  Estos jóvenes sin acompañamiento suelen venir para reunirse con su familia, trabajar, o buscar más oportunidades de educación.  Algunos tal vez están huyendo de la violencia y del abuso, evitando el acoso y reclutamiento de las pandillas, o escapando de la persecución política o religiosa…”

Tú eres un ser único y especial

Gente de todo el mundo vive en los Estados Unidos

La gente se diferencia entre si de muchas maneras.  Se hablan diferentes idiomas.  El idioma más hablado en los Estados Unidos es el inglés y, después de éste, el español.  Pero aquí también se hablan muchos otros idiomas.  Es muy bueno si hablas otros idioma demás del inglés.  Eso te ayudará cuando seas mayor.  Aprender a hablar inglés es importante para ir a la escuela y trabajar.

La gente en los Estados Unidos como alimentos de muchos países.  Usan todo tipo de ropas.  Celebran diferentes fiestas.  Los Estados Unidos son como un jardín con distintas clases de flores.  Las diferencias entre ellas hacen el jardín más hermoso.  Un jardín con un solo tipo de flor sería aburrido.

 

¡Eres una persona hermosa!
Todas las personas son hermosas a su manera.

¿Alguna vez has notado que todas las plantas son diferentes entre sí? Cada nube es diferente también.  Del mismo modo, no hay dos personas exactamente iguales.  Algunas son altas.  Otras son bajas.  Algunas son grandes.  Otras, pequeñas.  Algunas tienen piel de color oscuro, otras de color claro, y algunas otras de color marrón medio.  Los ojos, narices y cabellos de la gente son todos también diferentes. Algunas personas caminan con facilidad y otras usan muletas o sillas de ruedas.  Todas las personas son hermosas a su manera.  Tú también eres hermoso.  Personas que se ven muy diferentes entre sí viven juntas en los Estados Unidos.

 

Respeto

Se amable con las otras personas

Respetar significa tratar a las otras personas de la manera cómo quieres ser tratado.  Cuando mostramos respeto, vemos y valoramos la bondad en cada persona.  Una manera de mostrar respeto a las otras personas es pedirles permiso antes de interactuar con ellas y asegurarse de que ellas aceptan lo que harás antes de que lo hagas.  Esto significa tener cuidado con las cosas, espacios y cuerpos de las otras personas.

 

Respetando las cosas de las personas

Pide permiso para tocar las cosas de otra persona

Amigos y familiares con frecuencia comparten sus cosas.  Tal vez estás acostumbrado a compartir todo con otras personas.  Sin embargo, para ser respetuosos, es mejor preguntar antes de tocar las cosas de otra persona.  También, otros niños deben pedirte permiso antes de tocar tus cosas.

Respetando el espacio de las personas

Pregunta antes de acercarte mucho a los demás

Amigos y parientes usualmente se sientan muy cerca.  Ellos, a veces, se suben unos sobre otros y eso puede ser divertido.  Algunas veces, deseas sentarte junto a una persona que te gusta.  Si esa persona está de acuerdo, pueden sentarse muy juntos.  Pero si alguien se sienta más cerca de lo que tú quieres, pide a esa persona que se distancie.

Respetando los cuerpos de otras personas

Pregunta antes de tocar a otros

Los amigos usualmente se tocan los brazos o cabellos y se dan abrazos si están pasando por un mal momento o simplemente para expresar su cariño.  El contacto físico con alguien de tu familia puede hacerte sentir bien.

Pero no todo contacto físico es bienvenido.  Nadie debe tocarte si tú no deseas ser tocado.  No toques a nadie que no quiera ser tocado.  Si alguien te toca o hace que tú lo toques de una manera que no te gusta o que te hace sentir incómodo, díselo a un adulto.  Pueden ayudarte tu consejero, trabajador social, cuidador, profesor, la policía u otra persona adulta en la que confíes.  Sigue contándolo hasta que alguien pare a esa persona.

Los amigos deben respetarse mutuamente

Se bueno con tus amigos

Algunas veces, las personas gritan mucho o se hieren mutuamente.  No están siendo respetuosas.  No están siendo buenos amigos.  Los buenos amigos:

  • Se hablan con amabilidad. No se gritan.
  • Deciden juntos lo que van a hacer.
  • Deciden pasar el tiempo a solas a veces; pasan tiempo juntos o algunas veces también con otros.
  • Nunca se golpean.
  • Se alegran cuando se encuentran.
  • Piden perdón cuando se equivocan o cuando hieren los sentimientos del otro.
  • Se perdonan. Ellos no esperan que el amigo sea perfecto.

 

Los “bullies” no tienen respeto

Ser “bully” no está bien

Algunas veces, un joven trata de controlar o intimidar a otro.  Esto se llama ‘bullying.’ Un “bully” usa su poder contra las otras personas.  Los “bullies” se burlan o hieren a las otras personas.  Algunas veces ellos logran que las otras personas reaccionen también con agresividad.

Tú debes ser tratado con respeto y no agredido.  Si alguien te molesta, dile a esa persona que pare de hacerlo e, inmediatamente cuéntaselo a un adulto en quien confías.  Sigue diciéndoselo a la gente hasta que alguien te ayude.  Necesitas a tu lado a alguien en quien puedas confiar.  No te metas en una pelea.  Otros jóvenes y adultos necesitan decirle al “bully” que para de hacerlo.

Si tú ves que otra persona está siendo agredida, dile al “bully” que pare de hacer eso.  Díselo a un adulto y ayuda a la persona que está siendo agredida a salir de esa situación.  Pasa un tiempo con la persona que está siendo agredida para ayudarla a sentirse mejor.

Tal vez tú te has portado como un “bully” con otros.  Tal vez no has sido amable con ciertas personas debido a que ellas son más pequeñas o, de alguna manera, más débiles que tú.  Si es así, debes actuar de diferente manera.

 

Sentimientos fuertes

Está bien tener sentimientos fuertes… trata de manejarlos siempre de manera positiva

Algunas veces puedes sentirte triste, molesto o tener miedo.  Todo el mundo tiene estos sentimientos de vez en cuando.  Puede ser difícil manejar sentimientos fuertes.  Aquí tienes algunas cosas que te pueden ser útiles:

  • Dile a un adulto lo que estás sintiendo.
  • Trata de hacer lo que te hace sentir bien. ¿Qué te hacía sentir mejor antes? Trata de hacerlo nuevamente.
  • Si te sientes triste, ponte en acción. Correr, bailar, jugar fútbol o saltar la soga puede ayudar.
  • Si te sientes nervioso, haz algo que te calme como leer, dibujar, bañarte o escuchar música.
  • Habla con un amigo o amiga o con otra persona en quien confías.
  • Cuando no te sientas feliz, no hagas nada que pueda herir a ti mismo o a alguien más.

Recuerda, los malos sentimientos no van a durar para siempre.

Viviendo con respeto

En los Estados Unidos, algún adulto debe estar a cargo tuyo en todo momento.  Si estás en peligro o te sientes amenazado, pide ayuda.  Sigue pidiéndola hasta que la consigas.

Tienes el derecho de ser aceptado y apreciado por ser quien realmente eres.  Tienes el derecho de ser tratado bien por los adultos y otros jóvenes.  Tienes el derecho de decir “no” si alguien quiere tocarte y tú no quieres eso.  Tienes el derecho de sentir lo que sientes.

Para estar en una situación segura y proteger a otros, debes también tratar a los demás con respeto, apreciarlos por quienes realmente son, protegerte a ti mismo, y ser un buen amigo.  Así construimos un mundo de paz.

 

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, les esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Sources:

http://www.brycs.org/documents/upload/childrens-bilingual-safety-guide.pdf

Department of Health and Human Services. USA

 

BRYCS – Bridging Refugee Youth & Children’s Services

 

©2013 by the United States Conference of Catholic Bishops, Washington, DC 20017

Programa 150: El Cerebro Adolescente: Todavía en construcción

 Miércoles 16 de julio de 2014
Programas # 150
Bienvenidos a su programa
APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS
El Cerebro Adolescente: Todavía en construcción

Nuestros facilitadores: Lupita Montoto, Rubén Barahona y su servidora, Romilia Schlueter
Participe en el programa llamando al 321-1480 – enviando un mensaje de texto al 60193.

Escucha la primera parte: 

La segunda parte:

Introducción

Una de las maneras en la que los científicos han buscado las causas de las enfermedades mentales es estudiando el desarrollo del cerebro desde el nacimiento hasta la edad adulta.

Potentes nuevas tecnologías les han permitido seguir el crecimiento del cerebro e investigar las conexiones entre la función cerebral, el desarrollo y el comportamiento.

La investigación ha demostrado algunas sorpresas, entre ellas el descubrimiento de sorprendentes cambios que tienen lugar durante la adolescencia. Estos hallazgos han alterado suposiciones largamente aceptadas sobre la edad en la que el cerebro alcanza madurez. En aspectos clave, el cerebro parece alcanzar madurez alrededor de los 20 años de edad.

Entendiendo la manera en la que el cerebro adolescente está cambiando, puede ayudarnos a explicar desconcertantes contradicciones de la adolescencia: los jóvenes en este tiempo de sus vidas, se hallan en su cúspide de salud, fuerza, capacidad mental, sin embargo, para algunos, esta puede ser una época peligrosa.  Las tasas de mortalidad suben en los años de la adolescencia.  Las tasas de muerte por lesión entre las edades de 15 a 19 años son cerca de seis veces mayores que entre los 10 y 14 años. Las tasas de criminalidad son más altas entre los hombres jóvenes y las tasas de abuso de alcohol son más altas en comparación con otras edades.

Aunque la mayoría de los adolescentes sobrellevan bien esta etapa de transición en su crecimiento, es importante entender los factores de riesgo durante esos años para el comportamiento, que pueden tener graves consecuencias.

Genes, experiencia de la infancia y el medio ambiente en el cual una persona joven alcanza la adolescencia todo esto contribuye a formar el comportamiento. Agregando a este complejo cuadro, la investigación está revelando cómo todos estos factores actúan en el contexto de un cerebro que está cambiando, con su propio impacto en el comportamiento.

Cuanto más aprendemos, mejor podremos entender las capacidades y vulnerabilidades de los adolescentes y la importancia que esta etapa tiene para la salud mental de toda la vida.

El hecho de que tanto cambio está teniendo lugar bajo la superficie puede ser algo que los padres deben tener en cuenta durante los altibajos de la adolescencia.

El cerebro “Visible”

Una pista sobre el grado de cambio que tiene lugar en el cerebro adolescente proviene de estudios en los que científicos hicieron exploraciones del cerebro de los niños durante su crecimiento, desde la primera infancia hasta que cumplieron 20 años de edad.

Los análisis revelaron inesperadamente tarde, cambios en el volumen de materia gris, la que forma la capa externa delgada, plegable o corteza del cerebro. La corteza es donde se basan los procesos del pensamiento y la memoria.

En el transcurso de la infancia, el volumen de materia gris en la corteza aumenta y luego disminuye. Una disminución en el volumen es normal a esta edad y es de hecho una parte necesaria de la maduración.

La suposición por muchos años había sido que el volumen de materia gris era mayor en la infancia temprana y gradualmente bajaba a medida que el niño crecía. Los estudios más recientes, sin embargo, revelaron que la mayor parte de la materia gris se produce durante la adolescencia temprana.

Mientras los detalles de los cambios en el volumen de materia gris revelados por las exploraciones no están totalmente claros, los resultados empujan la línea de tiempo de maduración del cerebro hacia la adolescencia y adultos jóvenes. En términos del volumen de materia gris en imágenes del cerebro, el cerebro no comienza a parecerse al de un adulto hasta los 20 años de edad.

Los estudios también sugieren que diferentes partes de la corteza maduran a ritmos diferentes. Las áreas involucradas en las funciones más básicas maduran primero: los involucrados, por ejemplo, en el procesamiento de la información de los sentidos y en el control de movimiento.

Las partes del cerebro responsables de controlar los impulsos y la habilidad de hacer planes para el futuro — características distintivas del comportamiento adulto — se encuentran entre las últimas en madurar.

¿Qué es la materia gris?

Los detalles de lo que está detrás del aumento y disminución de la materia gris todavía no están totalmente claras. La materia gris se compone de los cuerpos celulares de las neuronas, las fibras nerviosas que salen de ellas y sirven de apoyo a las células.

Una de las características del crecimiento del cerebro en los primeros años de vida es que hay un florecimiento temprano de las sinapsis, las conexiones entre las células cerebrales o neuronas — seguido de poda a medida que madura el cerebro.

Las sinapsis son los medios por los cuales las neuronas se comunican entre sí y son la base de los circuitos de funcionamiento del cerebro. Ya más numerosas que las de un adulto en el nacimiento,  las sinapsis se multiplican rápidamente en los primeros meses de vida.

Un niño de 2 años tiene aproximadamente 50% más de sinapsis que un adulto.

(Para tener una idea de la complejidad del cerebro: un cubo de masa encefálica, de 1 milímetro por lado, puede contener entre 35 y 70 millones de neuronas y un estimado de 500 billones de sinapsis.)

Los científicos creen que la pérdida de sinapsis a medida que un niño madura es parte del proceso por el cual el cerebro se vuelve más eficiente. Aunque los genes desempeñan un papel en la disminución de las sinapsis, las investigaciones en animales han demostrado que la experiencia también da forma a la disminución.

Las sinapsis “activadas” por la experiencia sobreviven y se fortalecen, mientras que otras son podadas. Los científicos están trabajando para determinar en qué medida los cambios en la materia gris del cerebro durante la adolescencia reflejan el crecimiento y la poda de las sinapsis.

Un espectro de cambios

La investigación utilizando muchos diferentes enfoques está demostrando que más que la materia gris está cambiando:

  • Las conexiones entre las diferentes partes del cerebro aumentan a lo largo de la infancia y en la edad adulta. Mientras se desarrolla el cerebro, las fibras que conectan las células nerviosas están envueltos en una proteína que aumenta enormemente la velocidad con la que se pueden transmitir los impulsos de célula a célula.El aumento resultante en la conectividad — parecido a proporcionar a una ciudad que crece con un sistema de comunicación integrado, rápido — da forma a la manera en la que las diferentes partes del cerebro funcionan en conjunto.La investigación ha encontrado que el grado de conectividad está relacionado con el crecimiento en capacidades intelectuales como la memoria y la capacidad de la lectura.
  • Varias líneas de evidencia sugieren que los circuitos cerebrales involucrados en las respuestas emocionales estan cambiando durante la adolescencia.Estudios de imágenes del cerebro, por ejemplo, sugieren que las respuestas de los adolescentes a imágenes y situaciones cargadas de emoción son más agudas en relación a los adultos y los niños más pequeños.Los cambios cerebrales que causan estos patrones implican centros cerebrales y moléculas de señalización que forman parte del sistema de recompensa con la cual el cerebro motiva el comportamiento.

    Estos cambios relacionados con la edad dan forma a la manera en que las diferentes partes del cerebro son activadas en respuesta a la experiencia, y en términos de comportamiento, la urgencia y la intensidad de las reacciones emocionales.

  • Enormes cambios hormonales ocurren durante la adolescencia. Las hormonas reproductivas dan forma no sólo al crecimiento sexual, sino al comportamiento social general. También están cambiando los sistemas hormonales implicados en la respuesta del cerebro al estrés durante la adolescencia. Como con hormonas reproductivas, las hormonas del estrés pueden tener efectos complejos en el cerebro y como resultado, el comportamiento.
  • En términos de poder intelectual, el cerebro de un adolescente es igual al de un adulto. La capacidad de una persona para aprender nunca será mayor que durante la adolescencia.Al mismo tiempo, pruebas de comportamiento, a veces combinadas con la proyección de imagen funcional del cerebro, sugieren diferencias en cómo los adolescentes y adultos realizan tareas mentales.Los adolescentes y adultos parecen involucrar diferentes partes del cerebro en diferentes grados durante las pruebas que requieran cálculo y control de los impulsos o en reacción al contenido emocional.
  • La investigación sugiere que la adolescencia trae consigo cambios basados en el cerebro en la regulación del sueño que puede contribuir a la tendencia de los adolescentes quedarse despiertos hasta tarde en la noche.Junto con los efectos obvios de privación del sueño, tales como fatiga y dificultad para mantener la atención, el sueño inadecuado es un poderoso colaborador para irritabilidad y depresión.Estudios de niños y adolescentes han encontrado que la privación del sueño puede incrementar el comportamiento impulsivo; Algunos investigadores reportan que es un factor en la delincuencia. Un sueño adecuado es fundamental para la salud física y emocional.

El cerebro en desarrollo y el comportamiento de los adolescentes

Una interpretación de todos estos hallazgos es que en la adolescencia, las partes del cerebro involucradas en las respuestas emocionales son totalmente paralelas, o incluso más activas que en los adultos, mientras que las partes del cerebro involucradas en mantener respuestas emocionales e impulsivas bajo control todavía no alcanzan la madurez. Un equilibrio cambiante podría proporcionar pistas para el apetito de un joven por la novedad y la tendencia a actuar impulsivamente, sin tener en cuenta el riesgo.

Mientras que mucho se está aprendiendo sobre el cerebro adolescente, aún no es posible saber hasta qué punto un determinado comportamiento o habilidad es el resultado de una característica de la estructura cerebral — o un cambio en la estructura cerebral. Cambios en el cerebro ocurren en el contexto de muchos otros factores, entre rasgos innatos, historia personal, familia, amigos, comunidad y cultura.

Los adolescentes y el cerebro: más preguntas para la investigación

Los científicos siguen investigando el desarrollo del cerebro y la relación entre los cambios que están teniendo lugar, comportamiento y salud. Las siguientes preguntas están entre las más importantes como objetivos para la investigación:

  • ¿Cómo interactúan la experiencia y el ambiente con la pre-programación genética para dar forma a la maduración cerebral y como resultado, las futuras capacidades y comportamiento? En otras palabras, ¿hasta qué punto lo que un adolescente hace y aprende da forma su cerebro para el  resto de su vida?
  • ¿De qué manera las características únicas al cerebro adolescente juegan un papel en los altos índices de abuso de alcohol y uso de sustancias ilícitas en los últimos años de adolescencia y los jóvenes adultos? ¿Esta capacidad que los adolescentes tienen para el aprendizaje los hace especialmente vulnerables a la adicción?
  • ¿Por qué tan a menudo es el caso de que, para muchos trastornos mentales, los primeros síntomas surgen durante la adolescencia y los adultos jóvenes?

Esta última pregunta ha sido el motivo central para estudiar el desarrollo del cerebro desde la infancia hasta la edad adulta. Los científicos consideran cada vez más las enfermedades mentales como trastornos del desarrollo que tienen sus raíces en los procesos implicados en la forma en las que el cerebro madura.

Mediante el estudio de cómo se desarrolla el sistema de circuitos del cerebro, los científicos esperan identificar cuándo y por qué razones el desarrollo se desvía.

Los estudios han revelado distintivas variaciones en los patrones de crecimiento del tejido cerebral en jóvenes que muestran signos de trastornos que afectan la salud mental.

Las investigaciones en desarrollo nos proporcionan información sobre la manera en la que los factores genéticos o incrementan o reducen la vulnerabilidad a enfermedades mentales; y cómo las experiencias durante la infancia, la niñez y la adolescencia pueden aumentar el riesgo de enfermedades mentales o proteger contra ellas.

El cerebro adolescente y el cerebro adulto

No es sorprendente que el comportamiento de los adolescentes sea un estudio en el cambio, ya que el cerebro está cambiando de un modo tan fascinante.

Los científicos destacan que el hecho de que el cerebro adolescente está en transición no significa de alguna manera que no esté en línea. Es diferente del cerebro de un niño y del cerebro de un adulto en tal forma que puede equipar a los jóvenes para hacer la transición de la dependencia a la independencia.

La capacidad de aprender a esta edad, la expansión de la vida social y el gusto por la exploración y deseo de poner a prueba los límites, pueden hasta cierto punto, ser reflejos de la biología relacionados con la edad.

Entendiendo los cambios ocurridos en el cerebro a esta edad presenta una oportunidad para intervenir temprano en las enfermedades mentales que tienen su inicio en esta edad.

Los resultados de la investigación sobre el cerebro también pueden servir para ayudar a los adultos a comprender la importancia de crear ambientes en los cuales los adolescentes puedan explorar y experimentar mientras que se les ayuda a evitar comportamientos destructivos a sí mismos y a otros.

El alcohol y cerebro adolescente

Los adultos beben más con frecuencia que los adolescentes, pero cuando los adolescentes beben tienden a beber cantidades más grandes que los adultos.

Hay evidencia que sugiere que el cerebro adolescente responde al alcohol diferentemente que el cerebro adulto, esto quizás nos puede ayudar a explicar el elevado riesgo de consumo concentrado de alcohol en la juventud.

Bebiendo en la juventud y beber en gran cantidad son dos factores de riesgo de dependencia al alcohol más adelante.  Resultados en el cerebro en desarrollo deberían ayudar a aclarar el papel del cerebro en desarrollo en el consumo de alcohol de los jóvenes y la relación entre los jóvenes que beben y el riesgo de adicción más adelante en vida.

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, les esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Sources:

This publication is in the public domain and may be reproduced or copied without permission from NIMH. We encourage you to reproduce it and use it in y our efforts to improve public health. Citation of the National Institute of Mental Health as a source is appreciated. However, using government materials inappro-priately can raise legal or ethical concerns, so we ask you to use these guidelines:

NIMH does not endorse or recommend any commercial products, processes, or services, and our publications may not be used for advertising or endorsement purposes.

NIMH does not pro vide specific medical advice or treat-ment recommendations or referrals; our materials may not be used in a manner that has the appearance of such information.

NIMH requests that non-Federal organizations not alter our publications in ways that will jeopardize the integrity and “brand” when using the publication.

Addition of non-Federal Government logos and website links may not have the appearance of NIMH endorsement of an y specific commercial products or services or medical treatments or services.

Images used in publications are of models and are used for illustrative purposes only. Use of some images is restricted.

If you have questions regarding these guidelines and use of NIMH publications, please contact the NIMH Information Resource Center at 1-866-615-6464 or e-mail at nimhinfo@nih.gov.

Programas 149: ¿Qué es el habla y el idioma?

Miércoles 9 de julio de 2014
Programas # 149
Bienvenidos a su programa
APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

¿Qué es el habla y el idioma?

Nuestros facilitadores: Lupita Montoto, Rubén Barahona y su servidora, Romilia Schlueter

Participe en el programa llamando al 321-1480 – enviando un mensaje de texto al 60193.

Escucha la primera parte: 

La segunda parte:  

“El período más importante en el desarrollo del habla y del lenguaje es durante los tres primeros años de edad. El cerebro en desarrollo es más capaz que nunca de absorber el idioma, cualquier idioma, durante este período”.

¿Qué es el habla y el idioma?

El habla y el idioma son las herramientas que los seres humanos usan para comunicar o intercambiar pensamientos, ideas y emociones.

El idioma es el conjunto de reglas, compartido por los individuos que se están comunicando, que les permite intercambiar esos pensamientos, ideas o emociones.

El habla es la conversación, una de las formas de expresar el idioma. El idioma también puede expresarse mediante la escritura, el lenguaje a señas o los gestos, en el caso de las personas que tienen trastornos neurológicos y que dependen de guiños de los ojos o de los movimientos de la boca para comunicarse.

Existen muchos idiomas en el mundo, y cada uno tiene su propio conjunto de reglas fonéticas (fonemas o sonidos de habla o, en el caso del lenguaje a señas, formas manuales), morfológicas (formación de la palabra), sintáxicas (formación de oraciones), semánticas (significado de la palabra y de la oración), prosódicas (entonación y ritmo del habla) y pragmáticas (uso eficaz del idioma).

¿Cómo se desarrollan normalmente el habla y el idioma?

El período más importante en el desarrollo del habla y del idioma para los seres humanos es durante los tres primeros años de vida, una etapa en la cual el cerebro está desarrollándose y madurando. Estas aptitudes parecen desarrollarse mejor en un mundo que es rico en sonidos, elementos visuales y exposición permanente al habla y al idioma de otras personas.

La evidencia de que hay “períodos críticos” en el desarrollo del habla y del idioma en los bebés y los niños pequeños, ha aumentado de manera significativa. Esto significa que un cerebro en desarrollo es más capaz de absorber un idioma, cualquier idioma, durante este período.

La capacidad de aprender un idioma será más difícil, y quizás menos eficiente o eficaz, si estos períodos críticos se dejan pasar sin exposición a un idioma. Los signos del comienzo de la comunicación ocurren durante los primeros días de vida cuando el recién nacido aprende que el llanto traerá alimentos, consuelo y compañía.

El bebé también empieza a reconocer los sonidos importantes de su ambiente. La voz del padre puede ser un sonido importante. Según crecen, los bebés empiezan a clasificar los sonidos del habla (fonemas) o los elementos fundamentales que componen las palabras de su idioma. La investigación indica que a los seis meses de edad, la mayoría de los niños reconoce los sonidos básicos de su idioma nativo.

A medida que los mecanismos del habla y la voz maduran (mandíbula, labios y lengua), los bebés son capaces de controlar los sonidos. Esto empieza en los primeros meses de vida con el “arrullo”, una vocalización silenciosa–tranquila–, agradable, repetitiva. A los seis meses de edad, un bebé balbucea generalmente o produce sílabas repetitivas como “ba, ba, ba” o “da, da, da”.

Estos balbuceos pronto se convierten en un tipo de habla sin sentido (jerga) que a menudo tiene el tono y ritmo del habla humana, pero que no contiene palabras reales. A fines del primer año, la mayoría de los niños ya tienen la capacidad de decir unas pocas palabras sencillas. Los niños no conocen el significado de sus primeras palabras, pero aprenden el poder de esas palabras en la medida en que las personas a su alrededor responden a éstas.

A los dieciocho meses de edad, la mayoría de los niños puede decir entre ocho y diez palabras. A los dos años, la mayoría junta palabras en oraciones simples como “más leche”. Durante este período, los niños aprenden rápidamente que las palabras simbolizan o representan objetos, acciones y pensamientos. También a esta edad juegan a representar a otra persona. A las edades de tres, cuatro y cinco años, el vocabulario aumenta rápidamente, y comienzan a dominar las reglas del idioma.

¿Cuáles son los hitos en el desarrollo del habla y el idioma?

El desarrollo del habla y del idioma varía de acuerdo al niño. Sin embargo existe una progresión natural o cronológica para dominar estas técnicas en cada idioma. Los hitos son las aptitudes que pueden ser identificadas y que sirven de guía para el desarrollo normal.

Típicamente, se deben alcanzar las habilidades simples antes de aprender las más complejas. Hay una edad y tiempo habitual durante los cuales la mayoría de los niños pasa por estos períodos. Estos hitos ayudan a los doctores y a otros profesionales de la salud a determinar cuándo un niño puede necesitar ayuda extra para aprender a hablar o a usar el idioma.

¿Cómo sé si mi niño está alcanzando estos hitos?

Aquí hay una lista que usted puede seguir para determinar si el habla y las capacidades idiomáticas de su niño están desarrollándose a tiempo. Usted debe conversar con el doctor de su hijo sobre cualquier cosa que haya sido marcada “no”.

Lista de control para la audición y la comunicación del bebé

Del nacimiento a 5 meses de edad

Reacciona a los sonidos fuertes.

SÍ    NO

Vuelve la cabeza hacia la fuente de sonido.

SÍ   NO

Observa su cara cuando usted habla.

SÍ   NO

Vocaliza sonidos placenteros y desagradables (ríe, se ríe tontamente–risilla–, llora o se alborota).

SÍ   NO

Hace ruidos cuando conversan con él o ella.

SÍ   NO

6-11 meses

Comprende cuando le dicen “no”.

SÍ   NO

Balbucea (dice “ba-ba-ba” o “ma-ma-ma”).

SÍ   NO

Trata de comunicarse con acciones o gestos.

SÍ   NO

Trata de repetir los sonidos que hace.

SÍ   NO

12-17 meses

Pone atención en un libro o juguete al menos por 2 minutos.

SÍ   NO

Sigue instrucciones sencillas acompañadas por gestos.

SÍ   NO

Responde preguntas simples con gesticulaciones.

SÍ   NO

Apunta a objetos, pinturas o fotos y a los miembros de la familia.

SÍ   NO

Utiliza entre dos a tres palabras para identificar a una persona u objeto (quizás la pronunciación no es clara).

SÍ   NO

Trata de imitar palabras simples.

SÍ NO

18-23 meses

Disfruta que le lean.

SÍ   NO

Sigue órdenes simples sin usar gesticulaciones.

SÍ   NO

Señala partes del cuerpo simples como la “nariz”.

SÍ   NO

Comprende verbos simples como “comer” o “dormir”.

SÍ   NO

Pronuncia correctamente la mayoría de las vocales y las letras n, m, p, h, especialmente al comienzo de las sílabas y en palabras cortas. También empieza a usar otros sonidos.

SÍ   NO

Dice entre 8 y 10 palabras (quizás la pronunciación todavía es poco clara).

SÍ   NO

Pide alimentos comunes por su nombre.

SÍ   NO

Hace sonidos de animales como “muuuu”.

SÍ   NO

Comienza a combinar palabras tales como “más leche”.

SÍ   NO

Empieza a usar pronombres posesivos como “mío”.

SÍ   NO

2-3 años

A los 24 meses de edad ya conoce alrededor de 50 palabras.

SÍ   NO

Conoce algunos conceptos de espacio tales como “en” o “sobre”.

SÍ   NO

Conoce pronombres tales como “tú”, “yo”, “ella”.

SÍ   NO

Conoce palabras descriptivas tales como “grande” o “feliz”.

SÍ   NO

A los 24 meses de edad ya dice cerca de 40 palabras.

SÍ   NO

El habla–pronunciación de las palabras–se torna más exacta, pero todavía no pronuncia los sonidos finales de la palabra. Las personas desconocidas pueden no comprender gran parte de lo que se dice.

SÍ   NO

Responde a preguntas simples.

SÍ   NO

Comienza a usar más pronombres como “ustedes” o “yo”.

SÍ   NO

Habla con oraciones compuestas de dos o tres palabras.

SÍ   NO

Usa inflexiones en la voz para pedir algo (por ejemplo, “¿mi pelota?” ).

SÍ   NO

Empieza a usar plurales como “zapatos” o “calcetines” y los verbos en pasado simple como “salté”.

SÍ   NO

3-4 años

Agrupa objetos tales como alimentos, ropa, etc.

SÍ   NO

Identifica los colores.

SÍ   NO

Usa la mayoría de los sonidos, pero puede distorsionar algunos de los sonidos más difíciles como j, s, ch, rr, r. Estos sonidos no pueden dominarse plenamente hasta la edad 7 u 8 años.

SÍ   NO

Usa consonantes al comienzo, al medio y al final de las palabras. Tiene problemas con la pronunciación de las consonantes más difíciles, pero trata de decirlas.

SÍ   NO

Los desconocidos entienden gran parte de lo que el niño dice.

SÍ   NO

Es capaz de describir el uso de los objetos como “tenedor”, “auto”, etc.

SÍ   NO

Es capaz de describir el uso de los objetos como “tenedor”, “auto”, etc.

SÍ   NO

Se divierte con el idioma. Disfruta los poemas y reconoce los absurdos del idioma como “¿eso es un elefante o tu cabeza?”

SÍ   NO

Expresa ideas y sentimientos en vez de hablar de las cosas que están alrededor de él o ella.

SÍ   NO

Usa verbos que terminan en “ando” tales como “caminando” o “conversando”.

SÍ   NO

Responde a preguntas simples, como por ejemplo, “¿qué hacen ustedes cuando tienen hambre?”

SÍ   NO

Repite oraciones.

SÍ   NO

4-5 años

Comprende conceptos de espacio como “atrás” o “cerca de”.

SÍ   NO

Entiende preguntas más complejas.

SÍ   NO

Se entiende lo que dice, pero comete equivocaciones al pronunciar palabras largas, difíciles o complejas como “hipopótamo”.

SÍ   NO

Dice entre 200 y 300 palabras distintas.

SÍ   NO

Usa algunos verbos irregulares en tiempo pasado tales como “hubo” o “cayó”.

SÍ   NO

Describe cómo hacer cosas, por ejemplo, un dibujo.

SÍ   NO

Define palabras.

SÍ   NO

Enumera elementos que pertenecen a una categoría en particular, como por ejemplo, animales, vehículos, etc.

SÍ   NO

Responde con preguntas de “¿por qué?”

SÍ   NO

5 años

Entiende más de 2.000 palabras.

SÍ   NO

Entiende secuencias de tiempo (lo que sucedió primero, segundo, tercero, etc.).

SÍ   NO

Ejecuta instrucciones en tres pasos.

SÍ   NO

Entiende rimas (versos).

SÍ   NO

Participa en conversaciones.

SÍ   NO

Las oraciones pueden ser de 8 o más palabras.

SÍ   NO

Usa oraciones compuestas y complejas.

SÍ   NO

Describe objetos.

SÍ   NO

Usa la imaginación para crear historias.

SÍ   NO

¿Qué debo hacer si el habla o el idioma de mi niño parecen retrasarse?

Usted debe conversar con su médico de cabecera (familia) si tiene inquietudes sobre el desarrollo del habla o idioma de su niño. La lista anterior debería ayudarle para hablar de sus inquietudes. Su doctor puede decidir si su hijo debe ser referido a un fonoaudiólogo–un profesional de la salud que evalúa y trata a las personas que tienen trastornos del lenguaje, idioma, voz o deglución (incluidos los problemas de audición) y que afectan la capacidad de comunicación.

El fonoaudiólogo conversará con usted acerca de la comunicación y el desarrollo general de su niño. También evaluará a su hijo con pruebas especiales del lenguaje e idioma. Una prueba de audición está incluida, a menudo, en la evaluación porque un problema de audición puede afectar el habla y desarrollo del idioma.

Según los resultados de la prueba, el fonoaudiólogo puede sugerir actividades para el hogar que estimulen el desarrollo del habla y del idioma. Estas actividades pueden incluir leer a su niño regularmente; hablar con oraciones cortas usando palabras simples para que su niño pueda imitar estas oraciones con éxito; o repetir lo que su niño dice, pero usando la gramática y pronunciación correctas.

Por ejemplo, si su niño dice, “pota bao” usted le puede responder con, “sí, la pelota está debajo de la mesa”. Esto le permitirá enseñarle la manera correcta de decir algo sin tener que corregirlo, lo cual con el tiempo, puede hacer que el aprendizaje del habla se vuelva desagradable.

El fonoaudiólogo también puede recomendar la terapia de grupo o individual o sugerir una evaluación adicional hecha por otros profesionales de la salud como un audiólogo–un profesional de la salud que puede identificar y medir la pérdida de audición, y un psicólogo del desarrollo.

¿Qué investigaciones se están realizando con relación al desarrollo del habla y los problemas del idioma?

Los científicos están examinando una serie de temas relacionados con el desarrollo del habla e idioma. Los estudios de imágenes cerebrales están definiendo la relación entre la exposición al habla y al idioma, el desarrollo del cerebro y las aptitudes para comunicarse. Los estudios genéticos están investigando la probabilidad de que al menos algunos de los problemas del habla y del idioma puedan ser heredados o traspasados de padres a hijos.

Los estudios adicionales están caracterizando los trastornos hereditarios de la comunicación. El efecto de las infecciones frecuentes del oído sobre el desarrollo del habla e idioma es también un área de investigación. Otros científicos están distinguiendo los tipos de errores del habla y del idioma para determinar cuáles pueden ser superados sólo con la maduración y cuáles necesitarán de algún tipo de intervención o terapia.

Otra área de estudio es el efecto del desarrollo del habla y del idioma sobre el posterior desempeño escolar. Investigación adicional está identificando dialectos que pertenecen a ciertos grupos étnicos o regionales. Este conocimiento ayudará a los profesionales a distinguir las diferencias entre un idioma o dialecto (que debe preservarse para ayudar a un individuo a identificarse con un grupo) y un trastorno del lenguaje, que puede requerir tratamiento.

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, les esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

REFERENCIAS

NIH: http://www.nidcd.nih.gov/health/spanish/pages/speechandlanguage_span.aspx

¿Cómo puedo obtener mayor información?

El NIDCD mantiene un directorio de organizaciones que pueden responder sus preguntas y proporcionarle información, por escrito o en formato electrónico, acerca de este tema. La lista de organizaciones está localizada en www.nidcd.nih.gov/directory. Actualmente, el directorio por Internet está disponible solamente en inglés.

Use las siguientes palabras claves para ayudarle a localizar las organizaciones de mayor relevancia:

Para mayor información, direcciones y números telefónicos adicionales o para recibir una lista de las organizaciones por escrito, contacte a:

NIDCD Information Clearinghouse
1 Communication Avenue
Bethesda, MD 20892-3456
Número de Teléfono Gratuito: (800) 241-1044
Número Gratuito de TTY: (800) 241-1055
Fax: (301) 770-8977
Correo electrónico: nidcdinfo@nidcd.nih.gov

Publicación de NIH No. 00-4781
mayo de 2000

¿Qué es un patólogo o terapeuta del habla y lenguaje?

http://saludinfantil.about.com/od/Infantil/f/que-Es-Un-Patologo-O-Terapeuta-Del-Habla-Y-Lenguaje.htmPor Ninoska Marcano

Pregunta: ¿Qué es un patólogo o terapeuta del habla y lenguaje?

Respuesta:

Según la Asociación Americana del Habla, el Lenguaje y la Audición (ASHA por sus siglas en inglés) el patólogo del habla y el lenguaje o logopeda es el profesional especializado en evaluar, diagnosticar y tratar los trastornos de la comunicación en pacientes pediátricos y en los adultos.

Según laClínica Mayo entre las condiciones que atiende el patólogo del lenguaje son:

  • Afasia o trastornos del lenguaje
  • Acrecentamiento o comunicación alternativa
  • fisura labio-palatina” o “fisura naso-labial
  • Memoria cognitiva
  • Hemorragia cerebral
  • Disfagia oral/motor oral (trastornos en la articulación)
  • Programa de laringectomía
  • Terapia pediátrica
  • Tartamudez
  • Evaluaciones y terapias para tratar la capacidad de tragar
  • Lesiones traumáticas del cerebro (TBI por su siglas en inglés)
  • Resonancia o trastornos en la voz.

En Estados Unidos, los terapeutas del habla y el lenguaje deben tener una maestría, además de la licenciatura del estado en el que practican. Igualmente la Asociación Americana del Habla, Lenguaje y Audición (ASHA por sus siglas en inglés,) los certifica para que puedan ejercer su profesión.

Recuerda que ante cualquier duda sobre el desarrollo y salud de tu niño es importante que consultes al pediatra. Aunque la tartamudez no tiene una cura, el trastorno es superable y al consultar con un terapeuta del lenguaje podrás aclarar dudas y disminuir la ansiedad natural que niño siente al no poder comunicarse fluidamente.

 

Programa 148: ¿Qué tiene que ver el lavado de manos con la enfermedad de manos, pies y boca?

Miércoles 2 de julio de 2014
Programas # 148
Bienvenidos a su programa
APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS 

¿Qué tiene que ver el lavado de manos con la enfermedad de manos, pies y boca?

Nuestros facilitadores: Lupita Montoto, Rubén Barahona y su servidora, Romilia Schlueter

Participe en el programa llamando al 321-1480 – enviando un mensaje de texto al 60193.

Escucha la primera parte: 
La segunda parte: 

Enfermedad de manos, pies y boca

La enfermedad de manos, pies y boca es una afección viral contagiosa. Comúnmente afecta a bebés y niños pequeños. No hay una vacuna para prevenir Mesta enfermedad. Sin embargo, usted puede tomar medidas sencillas para disminuir el riesgo.

La enfermedad de manos, pies y boca (HFMD, por sus siglas en inglés) es una afección contagiosa causada por diferentes virus. Los bebés y niños menores de 5 años tienen más probabilidades de contraerla. Sin embargo, los niños mayores y los adultos también pueden tenerla. En los Estados Unidos y otros países con estaciones que cambian durante el año, es más común que las personas contraigan la enfermedad de manos, pies y boca entre la primavera y el otoño.

Datos breves

  • Por lo general, causa fiebre, llagas dolorosas en la boca y un sarpullido en las manos y los pies.
  • Es contagiosa
  • Afecta principalmente a bebés y niños menores de 5 años, pero pueden contraerla personas de cualquier edad.
  • No existe un tratamiento específico.
  • El riesgo de infección se puede disminuir por medio de buenos hábitos de higiene, como el lavado frecuente de las manos.
  • No es lo mismo que la fiebre aftosa.

¿Cuáles son los síntomas?

Por lo general, los síntomas comienzan con fiebre, menos ganas de comer, dolor de garganta y sensación de malestar. Uno o dos días después del comienzo de la fiebre, pueden aparecer llagas dolorosas en la boca.

También se puede desarrollar un sarpullido en la piel de las palmas de las manos y las plantas de los pies, con manchas rojas planas. Esto, a veces, también puede ocurrir en las rodillas, los codos y las nalgas. El sarpullido puede producir ampollas, pero comúnmente no causa picazón.

Algunas personas, especialmente los niños pequeños, pueden deshidratarse si las ampollas dolorosas no les permiten tragar suficientes líquidos.

Hay personas infectadas con los virus que causan la enfermedad de manos, pies y boca que tal vez no presenten todos los síntomas de la enfermedad. Tal vez solo se les manifiesten las ampollas en la boca o erupción en la piel.

No todos presentarán todos estos síntomas. Puede que otras personas no presenten ningún síntoma, pero aun así pueden transmitir el virus a otros.

¿Es grave?

Por lo general, la enfermedad de manos, pies y boca no es grave. La enfermedad es habitualmente leve y casi todos los pacientes se recuperan en 7 a 10 días sin tratamiento médico. Las complicaciones son poco comunes.

Raras veces, una persona infectada puede presentar meningitis viral* (caracterizada por fiebre, dolor de cabeza, rigidez del cuello o dolor de espalda) y podría requerir algunos días de hospitalización. Otras complicaciones muy poco frecuentes incluyen parálisis, similar a la que produce la poliomielitis, o encefalitis (inflamación del cerebro), que podría ser mortal.

¿Es contagiosa?

Sí. Los virus que causan la enfermedad de manos, pies y boca se pueden encontrar en una persona infectada en:

  • las secreciones de la nariz y garganta como la saliva, el esputo o moco nasal
  • el líquido de las ampollas, y
  • las heces (materia fecal).

Los virus se pueden transmitir de una persona infectada a otras a través de:

  • el contacto directo como el besarse, abrazarse o compartir tazas o cubiertos;
  • la tos y los estornudos;
  • el contacto con las heces, por ejemplo al cambiar pañales;
  • el contacto con el líquido de las ampollas, y
  • al tocar objetos o superficies que tengan el virus.

Por ejemplo, usted puede infectarse al besar a alguien que tenga la enfermedad de manos, pies y boca, o al tocar la manilla de una puerta que tenga virus y luego tocarse los ojos, boca o nariz.

Generalmente, una persona con la enfermedad de manos, pies y boca es más contagiosa durante la primera semana de la enfermedad. A veces, las personas pueden ser contagiosas durante días o semanas después de que los síntomas han desaparecido.

Es posible que algunas personas que se infectan con los virus que causan la enfermedad de manos, pies y boca —especialmente los adultos— no tengan ningún síntoma. Sin embargo, todavía pueden ser contagiosas. Esta es la razón por la cual las personas siempre deben tratar de mantener una buena higiene. Por ejemplo, lavarse las manos para minimizar la posibilidad de propagar o contraer infecciones.

Usted debería quedarse en casa mientras tenga la enfermedad de manos, pies y boca. Hable con su proveedor de atención médica si no está seguro de cuándo debería regresar al trabajo o a la escuela. Esto también se aplica al regreso de los niños a la guardería infantil.

La enfermedad de manos, pies y boca no se transmite a las mascotas u otros animales, ni se contrae de ellos.

¿Quién está en riesgo?

La enfermedad de manos, pies y boca afecta principalmente a bebés y niños menores de 5 años, pero los niños mayores y los adultos también pueden tenerla. Cuando las personas contraen esta enfermedad, por lo general se vuelven inmunes al virus específico que causó su infección.

Sin embargo, debido a que es provocada por varios virus distintos, pueden volver a contraerla.

¿Se puede tratar?

No existe un tratamiento específico para la enfermedad de manos, pies y boca. Sin embargo, se pueden tomar algunas medidas sencillas para aliviar los síntomas, como:

  • tomar medicamentos que no requieren receta médica para aliviar el dolor y la fiebre (Precaución: no se les debe dar aspirina a los niños.)
  • usar enjuagues bucales o aerosoles para adormecer la boca.
  • Es importante beber suficientes líquidos para prevenir la deshidratación (pérdida de líquidos corporales).

Las personas que estén preocupadas por sus síntomas deben consultar con su proveedor de atención médica.

¿Se puede prevenir?

No existe una vacuna para proteger contra la enfermedad de manos, pies y boca. No obstante, usted puede disminuir el riesgo de infectarse con los virus que la causan al tomar unas cuantas medidas sencillas:

  • Lávese las manos con agua y jabón frecuentemente durante 20 segundos, en especial después de cambiar pañales.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca antes de lavarse las manos.
  • Evite el contacto directo (besar, abrazar, compartir tazas y cubiertos) con personas infectadas.
  • Desinfecte con frecuencia las superficies que se tocan (los juguetes, las manijas de las puertas, etc.), especialmente si alguien está enfermo.

La enfermedad de manos, pies y boca, ¿es la misma que la fiebre aftosa del ganado (Foot-and-Mouth Disease)?

No. La enfermedad de manos, pies y boca a menudo se confunde con la fiebre aftosa que afecta al ganado vacuno, a las ovejas y a los cerdos.

Los seres humanos no contraen la fiebre aftosa de los animales y viceversa.

La enfermedad de manos, pies y boca es una de las muchas infecciones que causan ampollas en la boca. Los médicos por lo general pueden distinguir las ampollas causadas por la enfermedad de manos, pies y boca de las que tienen otras causas al tomar en cuenta:

  • la edad del paciente,
  • los síntomas del paciente,
  • y el aspecto de la erupción en la piel y las ampollas.

Dependiendo de la gravedad de los síntomas, se pueden recolectar muestras de la garganta o las heces fecales y enviarlos al laboratorio para el análisis de los virus.

http://www2c.cdc.gov/podcasts/media/mp3/Kidtastics_Handwashing_Span.mp3

 

Los CDC: Centros para la Prevención y Control de Enfermedades, trabajan a toda hora para salvar vidas y proteger al público contra amenazas a la salud, con el fin de mejorar la seguridad de la nación.

Los CDC, una agencia federal de los EE. UU., utilizan la ciencia y la prevención para facilitar la toma de decisiones saludables. Los CDC buscan ayudar a que las personas tengan una vida más larga, productiva y saludable.

Todo lo que hay que hacer es lavarse las manos – Guion

Todo lo que tienes que hacer es lavarte las manos

[Locutor] Este podcast es una presentación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. CDC – gente – segura – saludable.

[Cristyl]¡Hola chicos! ¡Bienvenidos al programa Kidstatics de los CDC! Soy Cristy, de Kidtastics. Hoy vamos a hablar de los gérmenes.

[Todos] ¡Uuuuu!

[Cristy] …¡Y de lo que TÚ puedes hacer para evitar que te enfermen! Nadie quiere tener moqueo en la nariz ni enfermarse del estómago, ¿verdad?

[Samuel] No

[Cristy] ¡BUENO! ¿Hay algo que puedes hacer que realmente te ayude a mantenerte saludable?

[Todos] ¿Qué?

[Cristy] Todo lo que tienes que hacer es…¡LAVARTE LAS MANOS!

[Tomás] ¡Eso es fácil!

[Cristy] ES fácil, pero tienes que lavarte las manos en forma CORRECTA para deshacerte de los gérmenes.

[Mateo] ¿Pero cuál es la forma correcta?

[Cristy] Solo sigue estos cinco pasos sencillos:

[Todos] ¡UNO!

[Cristy] Abre el agua de la llave y moja tus manos.

[Todos] ¡DOS!

[Cristy] Pon un poco de jabón en tus manos.

[Todos] ¡TRES!

[Cristy] Frótate las manos durante 20 segundos o el tiempo que te tardas cantando dos veces la canción Happy Birthday. ¡Asegúrate de frotarte las manos por delante y por detrás y no olvides de pasarte el jabón entre los dedos y debajo de las uñas!

[Todos] ¡CUATRO!

[Cristy] Enjuágate todo el jabón de las manos.

[Todos] ¡CINCO!

[Cristy] Sécate muy bien las manos con una toalla limpia, una toalla de papel o con el secador de manos, pero no las seques en tu ropa… ¡Y ya está!

[Tomás] ¿CUÁNDO debemos lavarnos las manos?

[Cristy] Lávate las manos antes de comer. Después de ir al baño. Después de toser, estornudar o sonarte la nariz, o de estar cerca de alguien enfermo. Y después de tocar mascotas u otros animales.

[Mateo] Pero ¿qué pasa si estoy en el parque y ahí no hay ni agua ni jabón?

[Cristy] En muchos lugares no hay agua corriente, pero de todas maneras necesitas limpiarte las manos. Entonces ahí es cuando debes usar un desinfectante para manos a base de alcohol. Es muy fácil. Solo échate un poquito en una mano y frota las dos manos hasta que se sequen. Asegúrate de que frotas por delante y detrás de las manos y en todos los dedos. ¡Ahora ya sabes cómo hacer un lavado instantáneo de manos!

[Todos] ¡Sí!

[Cristy] Ahora que ya sabes lavarte las manos en forma CORRECTA, dile a tus amigos, a tus papás, a tus hermanos y hermanas, a tus vecinos, a tu maestra, a tu entrenador ¡y a todos los que te escuchen! ¡Pasa la voz, no los gérmenes!

[Todos] ¡Sí!

[Cristy] Gracias por escuchar este programa de Kidtastics de los CDC. Nos hablamos pronto. Mientras tanto, ¡mantengámonos seguros y saludables!

En Wisconsin, cuáles son los requisitos de YoungStar sobre el lavado de las manos:

  • ITERS
  • ECERS
  • FCCERS

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, les esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

REFERENCIAS

CDC: Centers for Desease Control and Prevention: Centros para la Prevención y Control de Enfermedades

http://www.cdc.gov/spanish/especialesCDC/EnfermedadManosPiesBoca/

Kidtastics Handwashing – Podcast

http://www2c.cdc.gov/podcasts/media/mp3/Kidtastics_Handwashing_Span.mp3

Programa 146: Usando Libros para Apoyar el Desarrollo Socio Emocional

Miércoles 18 de junio del 2014
Programas # 146
Bienvenidos a su programa
APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS 

Usando Libros para Apoyar el Desarrollo Socio Emocional 

Nuestros facilitadores: Lupita Montoto, Rubén Barahona y su servidora, Romilia Schlueter. Participe en el programa llamando al 321-1480 – enviando un mensaje de texto al 60193.

Escucha la primera parte: 
La segunda parte: 

El Pez Arco Irisfish
Por Marcus Pfister
North South Books, 1992

 

 

El pez Arco Iris es el más bello pez en el océano. El piensa que es muy especial por sus brillantes escamas, y rehúsa compartir sus escamas con los otros peces.  Sus amigos se molestan cuando él no comparte y comienzan a ignorarlo.  El pez Arco Iris está muy solitario hasta que pide consejo de un sabio pulpo y descubre que es más feliz cuando comparte sus bellas escamas con sus amigos.  (Edades 3-8)

Ejemplos de actividades que pueden usarse leyendo El Pez Arco Iris y a través del día para promover el desarrollo socio emocional:

  • Después de que los niños se familiarizan con la historia, hablen de las diferentes emociones que el pez siente a través de la historia.  Pregunte a los niños como se siente el Pez Arco Iris de tener bellas y brillantes escamas. ¿Por qué quiere una de las brillantes escamas el pequeño pez azul? ¿Cómo creen que se sintieron los otros peces cuando el Pez Arco Iris no quería jugar ni compartir con ellos? ¿Por qué se sentía tan solo el Pez Arco Iris? ¿Por qué estaba feliz el pez Arco Iris al final del libro? ¿Cómo se sintieron los otros peces cuando el pez Arco Iris compartió sus brillantes escamas con ellos?
  • Mientras lee la historia, invite a los niños a que hablen de ocasiones en las que no tenían deseos de compartir.  Pregunte a los niños como se sentirían ellos si fueran el Pez Arco Iris.  ¿Querrían compartir sus bellas escamas con sus amigos? ¿Qué tal si ellos fueran los amigos del Pez Arco Iris? ¿Cómo se sentirían si el pez Arco Iris no quisiera compartir sus escamas con ellos?  Pregunte a los niños que pueden hacer cuando ellos no quieren compartir las cosas con las que están jugando.Por ejemplo, ellos pueden usar un medidor de tiempo y decir a sus amigos que podrán usar el juguete en 5 minutos.  Pregunte si recuerdan lo que hizo el Pez Arco Iris.  ¡El pidió ayuda! Primero le pregunto a la Estrella de Mar y después al pulpo sabio.  Explique que ellos pueden hacer lo que hizo el Pez Arco Iris y pedir ayuda a un/a maestro/a, o uno de sus amigos.  Esta es una gran oportunidad para discutir que compartir es a veces muy difícil.
  • Hable de la importancia que tiene la amistad.  Pregunte a los niños que significa ser un buen amigo.  Mientras los niños comparten sus pensamientos, escríbalos en un poster decorado con “Peces Amigos” (peces cortados de papel de construcción.)  Refiérase a la lista a medida que usted ve a los niños usando sus ideas de “Peces Amigos” a través del día.
  • Organice un “Día de Ser Buenos Amigos” para que los niños puedan practicar usando sus habilidades de amistad a través del día.  Señale la lista de “Peces Amigos” para recordarles maneras de ser buenos amigos.

Leer el mismo libro por varios días consecutivos es una buena manera de proveer oportunidades para que los infantes, niños pequeños, y preescolares desarrollen sentido de competencia y confianza, lo cual es una parte muy importante del desarrollo socio emocional.  Ellos aprenden a dar vuelta a las páginas, señalar, y nombrar dibujos, hablar acerca de una historia, predecir lo que pasará más adelante, aprender nuevas palabras, hablar de sus propias experiencias en relación a la historia y hasta inventar sus propias historias!

Trate de leer el Pez Arco Iris por varios días consecutivos y use algunas de las ideas, actividades, y oportunidades de aprendizaje que se dan a continuación para mejorar las habilidades socioemocionales.

…Amistad

Recuerde a los niños como el pez Arco Iris estaba muy solo e ignorado cuando no quería compartir sus bellas y relucientes escamas. Cuando sus amigos lo dejaron solo, el pez Arco Iris sintió que no tenía amigos.

Explique a los niños que harán actividades muy divertidas relacionadas con hacer amistades.

Arte: Pregunte a los niños si ellos recuerdan que es lo que el pez Arco Iris compartió con los otros peces en el océano (sus bellas escamas.) Explique que trabajarán juntos para hacer su propio pez Arco Iris con escamas brillantes.  Corte la forma de un pez en una hoja de papel grande.  Usando medios círculos hechos con papel de colores o platos de papel cortados en cuatro partes, ponga a los niños a trabajar juntos para hacer escamas brillantes, como las que el pez Arco Iris tenía.

Pueden decorar las escamas con crayones, papel de aluminio, purpurina (escarcha/brillo,) pegatinas (calcomanías.)  Limite la cantidad de los materiales para que los niños tengan la oportunidad de practicar las habilidades de compartir y trabajar juntos.  Mientras ellos decoran las escamas, señale los momentos en los que estan cooperando como lo hacen los buenos amigos.

Cuando terminen de decorar las escamas, ayude a los niños a pegarlas en la forma del pez que usted cortó.  Asegúrese de pegar solo una pequeña esquina de cada escama a la forma del pez.  La próxima vez que lea la historia y llegue a la parte en la que el pez Arco Iris comparte sus escamas, usted puede invitar a los niños a tomar una escama del pez Arco Iris grande y ponerla en uno de los peces pequeños hechos de papel de construcción  que usted ha pegado alrededor del pez grande.

Área de Bloques: Diga a los niños que van a construir con los bloques, un gran océano, igual al océano donde vive el pez Arco Iris.  Ayude a los niños a poner los bloques en un círculo para construir el océano.  Explique que van a ir a pescar en el océano.  Ponga tapas de metal (como las que vienen en los jugos  congelados) con dibujos que los niños han hecho, pegadas a las tapas, en el “océano” (prepare las tapas de antemano.) Usando una caña de pescar con un imán, los niños van a “pescar amigos.”

Cuando pescan un amigo, ellos pueden hacer algo especial con su amigo durante el resto del día.  Hable con los niños sobre las cosas que pueden hacer con sus amigos.  Repase las ideas  en la  lista de “peces amigos.”  Al final del día, invite a los niños a compartir las cosas especiales que ellos hicieron con sus amigos.

Alfabetización: Explique a los niños que harán un libro del Pez Arco Iris ilustrando lo que quiere decir ser un buen amigo.  Corte formas de peces en papel de diferentes colores con la frase: “Yo son un buen amigo cuando….” Escrita en cada pez.  Hable a los niños  sobre las cosas que un buen amigo puede hacer.  Hágalos pensar acerca de sus amigos.  ¿Qué cosas hacen sus amigos que los hacen sentir especiales?  Ayúdelos a escribir sus pensamientos en cada pez.

También pueden hacer dibujos para decorar sus páginas de peces.  Cuando terminen, junte las páginas para formar un libro.  Lea el libro durante el tiempo de grupo y ponga el libro en el área de libros para que los niños puedan leer su libro del Pez Arco Iris durante todo el año.

Este “Book Nook” fue desarrollado por Ángel Lee and Tweety Yates; y traducido al español por Romilia E. Schlueter, SFTA, Especialista en Mejoramiento de la Calidad.

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, les esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

REFERENCIAS

http://csefel.vanderbilt.edu/cse

Este material fue desarrollado por el Centro sobre los Fundamentos Sociales y Emocionales del Aprendizaje Temprano (Center on the Social and Emotional Foundations for Early Learning) con fondos federales del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., la Administración para Niños y Familias (Administration for Children and Families) (Acuerdo Cooperativo N. PHS 90YD0119). El contenido de esta publicación no necesariamente refleja los puntos de vista ni las políticas del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., ni la mención de nombres comerciales, productos comerciales ni organizaciones implica ningún endoso del Gobierno de los EE.UU. Se puede reproducir este material para propósitos de capacitación e información.