Programa 165: Conociendo nuestras fortalezas para tener familias fuertes

Miércoles 29 de octubre de 2014
Programas # 165
Bienvenidos a su programa 

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS 

Conociendo nuestras fortalezas para tener familias fuertes

Nuestros facilitadores: Lupita Montoto, Shelene Sárate y su servidora, Romilia Schlueter
Participe en el programa llamando al 321-1480 – enviando un mensaje de texto al 60193.

Escucha:

Manejando el estrés

Lo que está pasando

Todas las personas experimentan el estrés, sea a causa de un día difícil en el trabajo, problemas con su auto o simplemente por tener demasiadas cosas que hacer. Sin embargo, demasiado estrés puede causarle dificultades en la crianza eficaz de sus hijos. Con el tiempo sus hijos también podrían mostrar síntomas de estar estresados.

Lo que usted podría estar observando

Algunos síntomas de que podría estar estresado incluyen:

  • Sintiéndose enojado o irritado a menudo
  • Sintiéndose desesperado
  • Teniendo dificultades en tomar decisiones
  • Llorando fácilmente
  • Sintiéndose preocupado todo el tiempo
  • Peleando con sus amigos o con su pareja
  • Comiendo demasiado o no suficiente
  • El no poder dormir o querer dormir todo el tiempo

Una acumulación de estrés también puede contribuir a problemas de salud, incluyendo alergias, dolores de cuello o de espalda, dolores de cabeza, molestias estomacales y tensión alta.

Lo que usted puede hacer

Es importante aprender a manejar su estrés—para su bien y el bien de sus hijos. Las siguientes sugerencias podrían ayudar:

  • Identifique lo que le causa estrés

Las causas del estrés son diferentes para cada persona. Las suyas podrían estar relacionadas con el dinero, el trabajo, su ambiente (tráfico, crimen), su pareja, el comportamiento de sus hijos o asuntos de salud.

  • Acepte lo que no puede cambiar

Pregúntese, “¿Puedo hacer alguna cosa al respecto?” Si la respuesta

es no, trate de enfocarse en otra cosa. Si hay alguna cosa que puede hacer (buscar un trabajo nuevo, por ejemplo), divida el proceso en pasos más pequeños para que no se sienta abrumado.

  • Tenga fe

Reflexione sobre otros instantes cuando pudo superar los desafíos que lo enfrentaban. Piense, “Esto también pasará”. Considere que las personas

quienes van a la iglesia, oran regularmente o practican otras formas de espiritualidad tienden a sentir menos estrés.

  • ¡Relájese!

Respire hondo, practique la meditación, haga yoga o escuche música. Tome 30 minutos para jugar un juego de mesa y reírse con sus hijos.

  • Cuide de su salud.

El dormir suficiente puede hacer una gran diferencia en su nivel de estrés, como también el comer comidas saludables y hacer ejercicio.

  • Aparte un tiempo para usted mismo.

Tómese un baño, lea un libro o búsquese una actividad recreativa. Cuando pueda, busque una niñera (o coordine con un amigo o vecino para el cuidado de sus hijos) y salga por unas horas.

  • Desarrolle una red de apoyo.

No tenga miedo de pedir ayuda. Los niños mayores pueden poner la mesa.

Su esposo(a) o pareja podría encargarse de acostar a los niños un par de noches a la semana. Sus amigos podrían recoger a sus niños en la escuela para darle un descanso.

Recuerde: El aprender a manejar su estrés aumentará su felicidad y les enseñará a sus hijos que ¡ellos también pueden manejar el estrés!

Manejando sus finanzas

Lo que está pasando

Si usted siente que sus finanzas están fuera de control, no está solo! Muchas personas se preocupan por el dinero. Aunque sea común, la lucha diaria para pagar las cuentas crea estrés que puede ser dañino para su vida familiar y el bienestar de su hijo.

Lo que usted podría estar observando

Se puede decir que su familia tiene “estabilidad financiera” si tiene:

  • La habilidad de pagar las cuentas a tiempo
  • Un monto de deuda manejable
  • Un fondo de emergencia con suficiente para vivir de 3–6 meses como protección en contra de la pérdida de ingresos

Lo que usted puede hacer

Sea como sea su situación, usted puede tomar ciertos pasos para llevar a su familia hacia una situación financiera más estable.

  • Esté consiente de dónde va su dinero

Siga los gastos de su familia por un mes y mantenga al día su libreta bancaria. Estos pasos le ayudarán a sentirse más en control y a crear un presupuesto razonable

  • Organícese

Asegúrese de saber cuánto gana cada persona en su hogar y cuándo le pagan. Sepa cuáles recibos se tendrán que pagar de cada sueldo. Mantenga sus recibos en un lugar central para que no se pierdan, y revise sus finanzas a menudo.

  • Gaste solamente lo que gane

Guarde sus tarjetas de crédito y use dinero en efectivo. Esto ayudará a asegurar que solamente compre lo que de verdad necesita y quiere

  • Obtenga ayuda para estirar su presupuesto

Programas Estatales y Federales incluyen el Crédito por Ingreso del Trabajo (EITC, por sus siglas en inglés); cupones de comida o el Programa Especial de Nutrición Suplementaria Para Mujeres, Infantes y Niños (WIC, sus siglas en inglés); el programa de Asistencia Temporal Para Familias Necesitadas (TANF sus siglas en inglés); servicios de cuidado de menores o vivienda a bajo costo; Head Start y otros.

  • Búsquese una cuenta bancaria.

Los servicios de cambio de cheques o préstamos de día de pago cobran cuotas altas. Un programa que ayuda a personas a acceder a cuentas corrientes gratis o a bajo costo se llama Bank On: http://joinbankon.org/about/

  • Empiece a ahorrar

Cuentas de desarrollo individual (IDA, por sus siglas en inglés) igualan sus ahorros para ayudarlo a alcanzar una meta como la compra de una casa, entrenamiento para un trabajo nuevo, o empezar una pequeña empresa. Encuentre un programa de IDA cerca de usted: http://cfed.org/programs/idas/directory_search/

  • Busque nuevas oportunidades de empleo.

Programas de preparación para el empleo, capacitación vocacional, contratación y orientación profesional pueden ayudarlo a encontrar y a calificar para nuevas oportunidades que podrían pagar mejor y llevarlo hacia una situación financiera más segura.

Recuerde: Sí es posible lograr la estabilidad financiera, aun después de un retraso. ¡Los pasos que tome hoy ayudarán a crear un futuro mejor para su familia!

Cómo fortalecer los lazos de afecto con su bebé

Lo que está pasando

El apego es un lazo profundo y duradero que se desarrolla entre el proveedor de cuidados y el niño durante los primeros años de vida del bebé. Este apego es crucial para crecimiento del cuerpo y la mente del bebé. Aquellos bebés que cuentan con este lazo y que se sienten amados tienen mejores probabilidades de llegar a ser adultos que confían en los demás y que saben cómo reciprocar el afecto.

Lo que usted podría estar observando

La mayoría de los bebés:

  • Tienen periodos breves en los que duermen, lloran, se quejan o están tranquilos y atentos muchas veces por día
  • A menudo lloran por mucho tiempo sin motivo aparente
  • Les encanta que los mimen y abracen
  • Responden a las expresiones faciales y las imitan
  • Les encantan las voces tranquilas y responden a ellas con sonrisas y gorgoritos
  • Crecen y se desarrollan todos los días
  • Aprenden nuevas habilidades rápidamente y pueden superar comportamientos difíciles en cosa de unas pocas semanas

Lo que usted puede hacer

Nadie conoce a su bebé mejor que usted, por lo que es usted quien está en mejores condiciones para reconocer y satisfacer las necesidades de su hijo. Los padres que ofrecen grandes cantidades de afecto y cariño a sus bebés ayudan a sus bebés a desarrollar un apego sólido. El afecto estimula a su hijo a crecer, a aprender, a conectarse con los demás y a disfrutar la vida.

Éstas son algunas formas de promover la formación de lazos afectivos:

  • Responda cuando su bebé llore. Trate de entender lo que él o ella le está diciendo. Los recién nacidos no se vuelven “consentidos” por exceso de atención—ellos necesitan del cariño de sus padres y se benefician de él, aun cuando parecieran ser inconsolables.
  • Tome en brazos, mime y toque a su bebé a menudo. Puede mantener a su bebé cerca con canguros, portabebés o mochilas especiales (para bebés más grandes).
  • Aproveche las horas de comida, de bañar y de cambio de pañales para mirar a su bebé directamente a los ojos, sonreírle y hablarle.
  • Léale, cántele y juegue a que se esconde y aparece. A los bebés les encanta oír voces humanas y tratarán de imitar su voz y los sonidos que hace.
  • En lo que su bebé se hace mayorcito, intenten jugar con juguetes y juegos sencillos. En lo que su bebé pueda sentarse sin ayuda, planee pasar grandes cantidades de tiempo en el piso con juguetes, rompecabezas y libros.
  • Si siente que está teniendo problemas para formar lazos afectivos con su bebé, ¡no espere para obtener ayuda! Hable con su doctor o con el pediatra del bebé tan pronto como sea posible.

Recuerde: El mejor regalo que le puede dar a su bebé es USTED MISMO. El amor y la atención que le dé ahora permanecerán con él para siempre y le ayudarán a ser un niño y adulto sano y feliz

Cómo lidiar con los berrinches

Lo que está pasando

Los niños entre dos y tres años de edad tienen muchas habilidades, pero controlar sus temperamentos no es una de ellas. Los berrinches son comunes a esta edad porque los niños pequeños están comenzando a independizarse y están desarrollando sus propias ideas, necesidades y deseos. Sin embargo, todavía no expresan sus deseos y sentimientos con palabras. Consuélese sabiendo que la mayoría de los niños superan la etapa de los berrinches alrededor de los cuatro años de edad.

Lo que usted podría estar observando

La mayoría de los niños pequeños:

  • Les encanta decir: ¡No!… ¡Mío!… y ¡Yo solo!
  • Ponen a prueba las reglas una y otra vez para ver cómo reaccionarán los padres
  • No saben compartir todavía
  • Necesitan muchas actividades divertidas, tiempo para jugar y oportunidades para explorar el mundo
  • Responden bien a las rutinas para comer y dormir (un horario regular)
  • Les gusta imitar a los “grandes” y “ayudar” a mami y a papi

Lo que usted puede hacer

  • A menudo es más fácil prevenir un berrinche que tener que lidiar con ellos una vez que comienzan. Intente poner estos consejos en práctica:
  • Ayude a su hijo a concentrarse en otra cosa. (“¡Mira ese camión de bomberos!”)
  • Deje que su hijo tome decisiones sobre cosas pequeñas. (“¿Quieres comer chícharos o zanahorias?”)
  • Siga una rutina diaria de actividades divertidas, con suficiente descanso y comida sana.
  • Anticipe lo que puede desilusionar a su hijo. (“Vamos a comprar comida para la cena. Esta vez no vamos a comprar galletitas pero, ¿me ayudas a elegir fruta para el postre?”)
  • Felicite a su hijo cuando se controle a sí mismo y exprese sus sentimientos con palabras.

Si no puede prevenir un berrinche, pruebe estas sugerencias:

  • Diga lo que espera de su hijo y confíe en que su hijo se comportará.
  • No pierda la calma. Usted es el modelo a seguir para su hijo.
  • Sostener a su hijo durante un berrinche puede ayudarlo a sentirse seguro y a calmarse más rápido.
  • Lleve a su hijo a un lugar tranquilo para que se pueda calmar de manera segura. Háblele en voz baja o ponga música suave.
  • Algunos niños tienen berrinches para llamar la atención. Intente ignorar el berrinche, pero préstele atención a su hijo después de que se haya calmado.
  • Resista la tentación de sobre reaccionar a los berrinches, y trate de no perder el sentido del humor.

Recuerde: Incluso cuando el niño hace un berrinche en pleno piso, lo mejor que puede hacer es guardar la calma y esperar. No permita que el comportamiento de su hijo le haga perder el control

Diez maneras de ser un mejor padre

Lo que está pasando

Los niños necesitan de ambos padres. Los padres que participan en las vidas de sus hijos pueden ayudarlos a tener vidas más saludables, felices y exitosas que las de aquellos niños cuyos padres se ausentan o no participan en sus vidas. Cuando los padres dedican tiempo a sus hijos, éstos tienen más probabilidades de sobresalir en la escuela, tener menos problemas de comportamiento y experimentar mejor autoestima y bienestar

Lo que usted puede hacer

  1. Respete a la madre de sus hijos. Cuando los niños ven que sus padres se respetan, es más probable que ellos también sientan que son aceptados y respetados.
  2. Dedique tiempo a sus hijos. Si siempre está muy ocupado para encargarse de sus hijos, tarde o temprano se sentirán abandonados sin importar lo que les diga. Deje tiempo libre para dedicarse a sus hijos.
  3. Gánese el derecho de ser escuchado. Empiece a platicar con sus hijos desde muy pequeños y hábleles de muchas cosas. Escuche sus ideas y sus problemas.
  4. Imponga disciplina, pero con amor. Todos los niños necesitan orientación y disciplina, pero no como un castigo, sino para establecer límites razonables y para ayudar a los niños a aprender consecuencias lógicas y naturales. Los padres que disciplinan a sus hijos de forma tranquila, justa y sin violencia demuestran su amor.
  5. Sea un padre modelo. Quieran o no, los padres dan el ejemplo a sus hijos. Una niña con un padre cariñoso y respetuoso crece con la idea de que merece ser respetada. Los padres les enseñan a sus hijos las cosas importantes de la vida al demostrar humildad, honestidad y
  6. Sea un buen maestro. Los padres que enseñan sus hijos la diferencia entre el bien y el mal, animándolos a poner su mejor esfuerzo, se sentirán recompensados cuando sus hijos tomen buenas decisiones. Los padres involucrados usan ejemplos comunes y de todos los días para enseñar las lecciones básicas de la vida.
  7. Coma con la familia. Comer en familia puede ser una parte importante de una vida familiar saludable. La comida con la familia da a los niños la oportunidad de hablar sobre sus actividades, y los padres, a su vez, pueden escucharlos y aconsejarlos.
  8. Lea con sus hijos. Lea con sus hijos desde pequeños. Cultivar el amor por la lectura es una de las mejores formas de asegurar que tengan una vida rica y llena de posibilidades personales y profesionales.
  9. Demuestre afecto. Los niños necesitan sentirse seguros sabiendo que son queridos, aceptados y amados por su familia. Demostrar afecto diariamente es la mejor forma de dejar saber a sus hijos que los ama.
  10. Comprenda que el trabajo de un padre nunca termina. Aun después de que los niños crezcan y se vayan de casa seguirán respetando los consejos y la sabiduría de sus padres. Un padre es para toda la vida.

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, les esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Recursos:

Making Meaningful connections – 2014 Prevention Resource Guide

https://www.childwelfare.gov/preventing

Los niños no son egoístas por naturaleza. El egoísmo también se aprende. ¿Cómo enseñar a los niños a que hagan lo que muchos de nosotros todavía no lo hemos aprendido? El compartir es una de las habilidades sociales más difíciles de enseñar a los hijos. Requiere tiempo y práctica. Los bebés demuestran habilidades sociales desde el día que nacen.

Al escuchar la voz de su madre, al voltear la cabeza para seguirla, los bebés están estableciendo un lazo social con su entorno. Luego, cuando empiezan a jugar con sus iguales, ellos estarán desarrollando habilidades sociales que serán positivas o no dependiendo de las relaciones que tengan con sus padres, familiares, cuidadores y maestros

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s