Programa 168: Un vistazo al “Manual para los Primeros 100 Días” de “Autism Speaks”

Miércoles 19 de noviembre de 2014
Programas # 168
Bienvenidos a su programa 

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Autismo

Un vistazo al “Manual para los Primeros 100 Días” de “Autism Speaks”

Nuestros facilitadores: Lupita Montoto, Shelene Sárate y su servidora, Romilia Schlueter

Participe en el programa llamando al 321-1480 – enviando un mensaje de texto al 60193.

Escuchaapoyando familias aprendiendo juntos 11-15-14 (11-19-14 programa del)

Los trastornos del espectro autista (TEA) son un grupo de discapacidades del desarrollo que pueden causar problemas significativos de socialización, comunicación y conducta. Las personas con TEA procesan la información en su cerebro de manera distinta a los demás.

Los TEA son “trastornos de un espectro”. Esto significa que afectan de manera distinta a cada persona y pueden ser desde muy leves a graves. Las personas con TEA presentan algunos síntomas similares, como problemas de interacción social. Pero hay diferencias en el momento en que aparecen los síntomas, su gravedad y naturaleza exacta.

Existen tres tipos de TEA:

  • Trastorno autista (también llamado autismo “clásico”)
    Este es el trastorno en que la gente piensa más frecuentemente al escuchar la palabra “autismo”. Las personas con trastorno autista por lo general tienen retrasos significativos en el desarrollo del lenguaje, problemas de socialización y comunicación y conductas e intereses inusuales. Muchas personas con trastorno autista también tienen discapacidad intelectual.
  • Síndrome de Asperger
    Las personas con síndrome de Asperger suelen presentar algunos síntomas más leves del trastorno autista. Pueden tener dificultad para socializar así como intereses y conductas inusuales. Sin embargo, típicamente no tienen problemas de lenguaje o discapacidad intelectual.
  • Trastorno generalizado del desarrollo no especificado (PPD-NOS, por sus siglas en inglés; también llamado “autismo atípico”)
    A las personas que reúnen algunos criterios para el diagnóstico del trastorno autista o del síndrome de Asperger, pero no todos, puede que se les diagnostique un trastorno generalizado del desarrollo no especificado. Las personas con este trastorno por lo general tienen menos síntomas y estos son más leves que en el trastorno autista. Los síntomas pueden causar solo problemas de socialización y comunicación.

Signos y síntomas

Los TEA aparecen antes de los tres años de edad y duran toda la vida, pese a que los síntomas pueden mejorar con el tiempo. Algunos niños con TEA dan señales de que presentarán problemas futuros a los pocos meses de nacidos. En otros niños, los síntomas podrían no manifestarse sino hasta los 24 meses o después. Algunos niños con TEA parecen desarrollarse normalmente hasta alrededor de los 18 a 24 meses de edad, cuando dejan de adquirir nuevas destrezas o pierden las que ya tenían.

Una persona con TEA puede ser que:

  • No reaccione cuando la llaman por su nombre, hacia los 12 meses de edad
  • No señale objetos para mostrar su interés (señalar un avión que está volando), hacia los 14 meses
  • No juegue con situaciones imaginarias (por ejemplo, dar de “comer” a la muñeca), hacia los 18 meses
  • Evite el contacto visual y prefiera estar sola
  • Tenga dificultad para comprender los sentimientos de otras personas o para expresar sus propios sentimientos
  • Tenga retrasos en el desarrollo del habla y el lenguaje
  • Repita palabras o frases una y otra vez (ecolalia)
  • Conteste cosas que no tienen que ver con las preguntas
  • Le irriten los cambios mínimos
  • Tenga intereses obsesivos
  • Aletee con las manos, meza su cuerpo o gire en círculos
  • Reaccione de manera extraña a la forma en que las cosas huelen, saben, se ven, se sienten o suenan

¿Por qué fue diagnosticado con autismo mi hijo? ¿Y qué significa?

¿Por qué necesita mi hijo un diagnóstico de autismo?

Normalmente los padres son los primeros en darse cuenta de los primeros indicios del autismo. Quizás usted se fijó en que su hijo se desarrollaba de manera diferente a otros niños de su edad. Las diferencias pueden haber existido desde que nació, o puede que se hayan hecho más pronunciadas después. Algunas veces las diferencias son severas y obvias para todo el mundo. En otros casos son más sutiles y son reconocidas por alguien en la guardería o por la maestra de preescolar.

Esas diferencias, los síntomas del autismo, han llevado a miles de padres como usted a buscar respuestas que han resultado en un diagnóstico de autismo.

Puede que usted se pregunte: ¿Por qué necesita mi hijo un diagnóstico de autismo? Es una pregunta válida, especialmente considerando que en este momento, nadie le puede ofrecer una cura. Autism Speaks se dedica a financiar investigaciones biomédicas en todo el mundo para encontrar las causas, la prevención, el tratamiento y una cura para el autismo.

Se han realizado grandes avances y el progreso ha llegado muy lejos desde la época cuando nadie daba esperanzas a los padres. Algunas de las mentes más brillantes de nuestra época han dedicado su atención a este trastorno y en Autism Speaks trabajamos a un ritmo que ha permitido acercarnos cada vez más a lograr una cura para el autismo. Sin embargo, aunque vivimos en una época de milagros y maravillas, aún no hemos llegado a la meta.

Mientras tanto, los mejores tratamientos que tenemos disponibles —las terapias y las intervenciones que verá en este folleto— son como la quimioterapia, la diálisis y la insulina que requieren otros con trastornos de salud. Su hijo fue diagnosticado con autismo y usted ha pedido ayuda. Éste es un momento decisivo en un largo camino. Para algunas familias, puede ser el punto en el que, luego de una larga búsqueda por respuestas, ahora tienen un nombre para algo que no sabían cómo llamar, pero que sabían que existía. Quizás usted sospechaba que se trataba de autismo, pero tenía la esperanza de que una evaluación demostrara lo contrario.

Muchas familias reportan sentimientos mezclados de tristeza y alivio cuando reciben el diagnóstico del niño. Puede que se sienta completamente abrumado. También es posible que se sienta aliviado al saber que la preocupación que ha tenido respecto a su hijo es válida. Sienta lo que sienta, sepa que miles de padres comparten este camino. Usted no está solo. Hay motivos para tener esperanza; tiene ayuda disponible.

Ya que tiene el diagnóstico, la pregunta es: ¿Qué debe hacer ahora? Este folleto, el Manual de los 100 Días de Autism Speaks™, fue creado para ayudarlo a hacer el mejor uso posible de los próximos cien días en la vida de su hijo. Contiene información y consejos de respetados y reconocidos expertos en autismo, y de padres como usted.

En este manual, el término general de “autismo” se refiere a los trastornos generalizados del desarrollo (TGD) y trastornos generalizados del desarrollo no especificado (TGNE), también conocidos como trastornos del espectro autista, que incluyen el autismo y el síndrome de Asperger.

¿Por qué necesita mi hijo un diagnóstico de autismo? Normalmente los padres son los primeros en darse cuenta de los primeros indicios del autismo.

Quizás usted se fijó en que su hijo se desarrollaba de manera diferente a otros niños de su edad. Las diferencias pueden haber existido desde que nació, o puede que se hayan hecho más pronunciadas después. Algunas veces las diferencias son severas y obvias para todo el mundo. En otros casos son más sutiles y son reconocidas por alguien en la guardería o por la maestra de preescolar.

Esas diferencias, los síntomas del autismo, han llevado a miles de padres como usted a buscar respuestas que han resultado en un diagnóstico de autismo. Puede que usted se pregunte: ¿Por qué necesita mi hijo un diagnóstico de autismo? Es una pregunta válida, especialmente considerando que en este momento, nadie le puede ofrecer una cura. Autism Speaks se dedica a financiar investigaciones biomédicas en todo el mundo para encontrar las causas, la prevención, el tratamiento y una cura para el autismo.

Se han realizado grandes avances y el progreso ha llegado muy lejos desde la época cuando nadie daba esperanzas a los padres. Algunas de las mentes más brillantes de nuestra época han dedicado su atención a este trastorno y en Autism Speaks trabajamos a un ritmo que ha permitido acercarnos cada vez más a lograr una cura para el autismo. Sin embargo, aunque vivimos en una época de milagros y maravillas, aún no hemos llegado a la meta. Mientras tanto, los mejores tratamientos que tenemos disponibles —las terapias y las intervenciones que verá en este folleto— son como la quimioterapia, la diálisis y la insulina que requieren otros con trastornos de salud.

El autismo afecta la forma en que su hijo percibe el mundo y dificulta la comunicación y la interacción social. Puede que también tenga conductas repetitivas o intereses intensos. Los síntomas, y su gravedad, varían en cada una de las áreas afectadas (comunicación, interacción social, y conductas repetitivas). Es posible que su hijo no tenga los mismos síntomas y parezca muy diferente a otro niño con el mismo diagnóstico.

Si usted conoce a una persona con autismo, no podrá generalizar sus características autistas particulares a los demás que tienen el síndrome. Los síntomas del autismo típicamente están presentes durante toda la vida de la persona. Una persona afectada levemente puede llevar una vida normal y sólo aparentar ser algo peculiar. Una persona afectada severamente puede ser incapaz de hablar o cuidarse a sí misma. La intervención temprana puede marcar diferencias extraordinarias en el desarrollo de su hijo. Además, la manera en que su hijo funciona en estos momentos puede ser muy distinta a la manera en que funcionará más adelante.

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, les esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Recursos:

Más información… Ofrecemos una abundancia de recursos en el sitio Web

de Autism Speaks. Visite www.AutismSpeaks.org

https://www.childwelfare.gov/preventing

Transtornos del espectro autista TEA: http://www.cdc.gov/ncbddd/Spanish/autism/index.html

El síndrome de Asperger es uno de los trastornos del espectro autista (TEA): www.cdc.gov/pronto

Instituto Nacional de Salud Mental: http://www.nimh.nih.gov/health/publications/espanol/spanish-listing.shtml

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s