Programa 177: Mentes Saludables Desarrollo del cerebro de 2 a 6 meses

Miércoles 4 de febrero de 2015
Programas # 177
Bienvenidos a su programa 

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Mentes Saludables Desarrollo del cerebro de 2 a 6 meses

Nuestros facilitadores: Lupita Montoto y Shelene Zárate

Participe en el programa llamando al 321-1480 – enviando un mensaje de texto al 60193.

Escucha: 

 

 

¿Qué sabemos realmente acerca de la forma como se desarrolla un niño pequeño? ¿Qué pueden hacer los padres para apoyar el desarrollo saludable y el crecimiento del cerebro de su hijo? Algunas de las respuestas se encuentran en esta serie de folletos titulados Mentes saludables. Cada folleto se basa en los resultados de un informe* de la Academia Nacional de Ciencias que revisó la investigación acerca del desarrollo del niño y del cerebro para establecer lo que se conoce acerca de los primeros años. La información que nos ofrecen en estos folletos es específica para cada edad, resume resultados clave del informe y sugiere de qué manera podría hacerse uso de estos para así fomentar el desarrollo saludable de su hijo.

Continuamos con las edades de 2 a 6 meses 

 

  • Su relación con su hijo es la base de su desarrollo saludable.
  • El desarrollo de su hijo depende de las características con las que nació (naturaleza) y de lo que experimenta en su ambiente (crianza).
  • Todas las áreas de desarrollo (social/emocional/intelectual/

lenguaje/motor) están vinculadas. Cada una depende de, e influencia a, las otras.

  • Lo que los niños experimentan, incluso la manera como sus padres responden a ellos, da forma a su desarrollo a medida que se adaptan al mundo.

 

La vida familiar cotidiana: A Maria, de cinco meses, le gusta jugar a las escondidas con su mamá y su papá. Cuando dejan de hacerlo, ella grita y estira sus brazos para hacerles saber que quiere jugar más. De modo que continúan. Luego, sus padres agregan otra acción al juego y comienzan a esconderse detrás de la almohada por unos segundos antes de “reaparecer” para darle tiempo a que anticipe lo que va a suceder.

 

Este sencillo juego es más que simplemente una diversión. Demuestra que todas las áreas de desarrollo de Maria están vinculadas y la forma cómo sus padres ayudan a estimular su desarrollo saludable. El interés de Maria en jugar con sus padres es una señal de su desarrollo social y emocional porque se divierte con sus padres y puede ver cuánto disfrutan el estar con ella. Esto la hace sentirse amada y segura y le ayudará a desarrollar otras relaciones positivas a medida que crezca. Su deseo de jugar este juego con mamá y papá conduce al desarrollo de nuevas capacidades intelectuales, ya que aprende a anticipar lo que viene, una habilidad importante para ayudarla a sentirse más en control de su mundo.

 

El saber que esperar también le ayudará a enfrentar una separación de su lado, ya que aprende que las personas existen aun cuando no podemos  verlas. Las habilidades tempranas de lenguaje y motoras de Maria son evidentes cuando ella emite sonidos y mueve sus brazos para comunicar a sus padres que no quiere detenerse. Al continuar, sus padres le hacen saber que es una buena comunicadora y cada vez que reaparecen, ella aprende que puede confiar en que ellos siempre regresarán.

Las relaciones constituyen la base del desarrollo saludable de un niño.

 

Representación del desarrollo saludable de su niño de 2 a 6 meses

La siguiente información describe muchas de las cosas que su bebé aprende entre los 2 y los 6 meses y lo que usted puede hacer para apoyar a su hijo en todas las áreas de su desarrollo. A medida que lea, recuerde que los niños tienen su propio ritmo y manera de desarrollarse. Trate de entender cómo es su hijo, cuáles son sus fortalezas y dónde requiere mayor apoyo, para así poder fomentar su desarrollo saludable.

Si tiene preguntas acerca del desarrollo de su hijo, consulte a su pediatra.

Qué está sucediendo: A esta edad, los bebés son muy interactivos. Utilizan sus nuevas habilidades de lenguaje y comunicación cuando sonríen y balbucean una y otra vez. Es posible que su bebé balbucee y luego se detenga por un momento, esperando que usted responda. También disfrutan imitándolos. Por ejemplo, la mamá saca su lengua, el bebé la imita y la mamá lo hace nuevamente. Esto también les enseña el intercambio en la conversación. Los bebés tienen mayor control sobre sus cuerpos.

Entre los 4 y los 6 meses, es posible que puedan rodar hacia ambos lados, mejorar su habilidad para tomar y agarrar y comenzarán a sentarse con ayuda. También, comenzarán a querer explorar sus alimentos y ayudar a que los alimenten. Tocar y saborear distintos alimentos es bueno para aprender y para crear la confianza en sí mismo.

A los niños de esta edad les encanta explorar. Aprenden al mirar, sostener y colocar sus bocas sobre distintos objetos. Aproximadamente a los 3 meses, los bebés comienzan a alcanzar objetos y a intentar sostenerlos. Asegúrese de que todos los objetos sean seguros. Un juguete u otro objeto que usted le ofrezca no debe poder introducirse por completo en su boca (para evitar el peligro de asfixia.)

Qué puede hacer:

  • Cuando su bebé balbucea, háblele y balbucee, como si entendiera cada palabra. Estas conversaciones tempranas le enseñarán cientos de palabras antes de que realmente pueda hablarlas.

 

  • Participe en interacciones con gestos. Por ejemplo, sostenga un objeto interesante, estimule a su hijo para que lo alcance y luego, pídale que se lo devuelva. Continúe haciéndolo si a su bebé le gusta. Pase un juguete a la vez para que su bebé se pueda concentrar y explorar cada uno de ellos, por ejemplo un sonajero pequeño y un libro de cartón con imágenes.

 

  • Acueste su bebé sobre su espalda y sostenga juguetes de colores brillantes sobre su pecho y a su alcance. Le encantará alcanzarlos y acercarlos. Comenzará a ver que le interesa más. Coloque a su bebé en diferentes posiciones, sobre su espalda, estómago y sentado con apoyo. Cada posición le brinda la oportunidad de una perspectiva diferente y una oportunidad para moverse y explorar de distintas maneras.

 

  • Deje que su bebé juegue con sus dedos y explore al comer. A medida que crezca, deje que manipule la comida con sus manos y ayúdelo a sostener la cuchara.

Preguntas que debe formularse:

  • ¿Cómo le comunica su bebé lo que quiere y cómo se siente?

 

  • ¿Disfrutan usted y su hijo la comunicación mutua?

¿Qué dice o hace que logra la mayor reacción por parte de su bebé?

  • ¿En qué tipo de juguetes u objetos se interesa más su hijo? ¿Cómo lo sabe?
  • ¿Qué es lo que más disfruta al jugar con su bebé? ¿Por qué?

 

¿De qué forma usa su bebé su cuerpo para explorar? ¿Qué posiciones le gustan más y cuales le gustan menos?

 

  • ¿Cómo describiría el nivel de actividad de su bebé? ¿Le gusta moverse mucho o necesita pasar más tiempo acostado?

Libro del día: La gallinita roja “La gallinita roja” es un cuento que ha sido difundido a través de muchas generaciones de narradores. La historia está llena de diálogos previsibles y repeticiones, por lo que es apropiada para la lectura de niños pequeños. La historia tiene emoción, con un argumento sencillo y un desarrollo eficaz de los personajes. Programa una gran variedad de actividades explorando causas y efectos, secuencia y otros componentes narrativos, muy importantes para enseñar a los niños

“La gallinita roja”

        Una gallinita roja encontró un grano de trigo.

– ¿Quién plantará este trigo? -dijo.

– Yo no -dijo el  perro.

– Yo no -dijo el  gato

– Yo no -dijo el  puerco.

– Yo no -dijo el  pavo.

– Entonces lo haré yo -cloqueó la gallinita.

Y así plantó el grano de trigo. Muy pronto el trigo creció y hojas verdes brotaron del suelo. El sol brilló, la lluvia cayó y el trigo siguió creciendo hasta que estuvo alto, fuerte y maduro.

-¿Quién cosechará este trigo? -preguntó la gallinita.

– Yo no -dijo el  perro.

– Yo no -dijo el  gato

– Yo no -dijo el  puerco.

– Yo no -dijo el  pavo.

– Entonces lo haré yo -cloqueó la gallinita.

Y así cosechó el trigo.

-¿Quién trillará este trigo? -preguntó la gallinita.

– Yo no -dijo el  perro.

– Yo no -dijo el  gato.

– Yo no -dijo el  puerco.

– Yo no -dijo el  pavo.

– Entonces lo haré yo -cloqueó la gallinita.

Y así trilló el trigo.

– ¿Quién llevará este trigo al molino para hacerlo moler? -preguntó la gallinita.

– Yo no -dijo el  perro.

– Yo no -dijo el  gato.

– Yo no -dijo el  puerco.

– Yo no -dijo el  pavo.

– Entonces lo haré yo -cloqueó la gallinita.

Y así llevó el trigo al molino, y al poco tiempo regresó con la harina.

-¿Quién amasará esta harina? -preguntó la gallinita.

– Yo no -dijo el  perro.

– Yo no -dijo el  gato.

– Yo no -dijo el  puerco.

– Yo no -dijo el  pavo.

– Entonces lo haré yo -cloqueó la gallinita.

Y así amasó la harina y cocinó una hogaza.

-¿Quién comerá este pan? -preguntó la gallinita.

– Yo -dijo el  perro.

– Yo -dijo el  gato.

– Yo -dijo el  puerco.

– Yo -dijo el  pavo.

– No, lo haré yo -cloqueó la gallinita.

Y se comió la hogaza.

Actividades para padres y proveedores de cuidado infantil:

  1. Hacer un viaje a la biblioteca para buscar el libro “LA GALLINITA ROJA”
  2. Leer y comentar el libro con los niños.
  3. a) ¿Quién encontró el grano de trigo?
  4. b) ¿Quiénes no quisieron plantarlo, ni cosecharlo, ni trillarlo, ni amasarlo?
  5. c) ¿Quién se comió la hogaza?
  6. d) ¿Por qué la gallinita no les dio de comer a los otros animales?
  7. e) ¿Cómo pueden los niños disfrutar mejor de sus juegos?
  8. Mientras los niños comparten, el padre o maestro escribe en un cuaderno lo que los niños dicen y se los lee al final – si hay varios niños, pueden hacer comparaciones de las respuestas.
  • Obra de títeres
    • La comprensión de los estudiantes y el recuerdo de una historia mejora cuando están involucrados en una recreación de la historia. De a los niños un dibujo en blanco y negro de distintos animales de granja. Los niños colorean estas imágenes y pegan cada animal en una bolsa de papel marrón o en un palillo. Vuelva a leer la historia a la clase y enseñe a los estudiantes como usar sus títeres para representar la historia. Invítelos a participar en los patrones de habla predecibles cuando los animales responden “Yo no” a lo largo de la historia. Cuando la historia se ha completado, deles tiempo libre para volver a contar y representar la historia de forma independiente con sus títeres.
  1. Hacer un libro de secuencias:
  • Comprender la secuencia de eventos en una historia ayuda a los estudiantes a entender y volver a contar una historia. Lea el cuento “La gallinita roja” a sus niños. Utilice el patrón de la historia para ayudar a los estudiantes a organizar la narración en principio, medio y fin. Explique a los estudiantes cómo escribir tres columnas en una hoja de papel. Marque cada principio, medio y fin. Discuta y haga una lista de los acontecimientos de la historia. De a los estudiantes folletos engrapados de papel en blanco. Pídales que hagan dibujos de los eventos de la historia siguiendo la secuencia correcta que se muestra en el gráfico (o pegar recortes de los dibujos.) Si los niños son capaces, anímales a que escriban una leyenda debajo de las imágenes.

Promoviendo la habilidad de enfoque y autocontrol.

Habilidad fundamental de la función ejecutiva: Enfoque y autocontrol

Los niños necesitan esta habilidad para poder lograr sus metas, especialmente en un mundo lleno de distracciones y sobrecarga de información. Hacerlo involucra prestar atención, recordar las reglas, pensar de manera flexible y practicar el autocontrol.

Sugerencias para promover la habilidad de enfoque y autocontrol

El enfoque y autocontrol incluyen el enfoque para trabajar y lograr una meta. El impulso de las habilidades de la función ejecutiva son las metas. Eso quiere decir continuar intentando aún sin ayuda. Pregúntele a su niño:

 

¿Cómo crees que la gallinita roja se siente cuando el pato, el gato, y el perro están demasiado ocupados para ayudarla?

 

¿Qué expresan los dibujos de la gallinita roja sobre sus sentimientos cuando le toca hacer el trabajo a ella sola?

 

¿Por qué piensas que siguió trabajando?

¿Cómo te hubieses sentido tú y que hubieses hecho?

¿Qué estaban haciendo el pato, el gato, y el perro cada vez que les pedían ayuda? Espere la respuesta de su niño y luego responda, quizás preguntando: ¿Por qué eran importantes estas actividades para ellos? Algunos pueden pensar que no están haciendo algo importante, pero si observamos más de cerca, cada uno está dedicándose a alguna actividad que le interesa, como el gato que está practicando un instrumento. Este vaivén de interacciones es lo que los investigadores llaman “servir y responder.

 

Como en un juego de pelota, uno de ustedes dice o hace algo (sirve) y el otro reacciona (responde). Las investigaciones sobre el desarrollo infantil han concluido que este tipo de interacciones cotidianas son de suma importancia para el desarrollo del cerebro.  Miren los objetos en la ilustración y pida a los niños que los identifiquen por sus nombres y para lo que se usan. Puede señalar y decir: “¿Qué es esto?”.

 

Pregúntele a su niño: “¿Qué pasaría en la historia si la gallinita roja hubiera compartido el pan con los demás, aun cuando ellos no estuvieron dispuestos a ayudarla?”  Este tipo de preguntas promueve el autocontrol – los niños deben ignorar lo que ellos hubiesen hecho para tomar en cuenta la perspectiva de la gallinita.  El enfoque y autocontrol incluyen pensar de manera flexible. Un perfecto ejemplo de esto es cuando la gallinita roja debe adaptarse al no tener ayuda. “¿Qué pudo haber hecho la gallinita para evitar tener que hacer todo el trabajo ella sola? ¿Hacer el pan otro día? ¿Preguntar a los otros animales si le podían ayudar en otro momento? ¿Planear actividades con otros de antemano en vez de invitarlos a última hora?

 

Puede contarle a su niño sobre alguna vez cuando usted tuvo que practicar el autocontrol para lograr una meta que consideraba importante. Recuérdele a su niño sobre una ocasión cuando él también haya trabajado para lograr una meta, como lanzar una pelota, decir una palabra difícil, o ir a un lugar nuevo.  Al contar cuentos motivantes basados en la experiencia de su hijo, está ayudándolo a crear una imagen de confianza en sí mismo.

Se dará cuenta que estas actividades promueven dos principios del desarrollo del cerebro: Servir y responder y las habilidades de la función ejecutiva. Servir y responder describen un vaivén de interacciones entre usted y su niño.  Como en un juego de pelota, uno de ustedes dice algo (sirve) y el otro reacciona (responde). Es importante escuchar y luego desarrollar y ampliar lo que su hijo dice o hace, continuando este patrón el tiempo que su hijo siga interesado.

 

Las habilidades de la función ejecutiva se utilizan para controlar la atención, las emociones, el intelecto y el comportamiento, y así poder lograr las metas. Son el corazón de las habilidades fundamentales de la vida. Incluyen el enfoque, la memoria de trabajo, la flexibilidad cognitiva y el autocontrol. Cuando los niños son mayores, estas habilidades incluyen reflexionar, analizar, razonar, planear, resolver problemas y evaluar.

Encuentre más libros y materiales para apoyar las habilidades fundamentales de La mente en formación en el mercado de First Book, un recurso disponible exclusivamente para los educadores y los programas para niños necesitados. www.fbmarketplace.org. Encuentre más información sobre La mente en formación del “Families and Work Institute” en ww.mindinthemaking.org.

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, les esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de información:

© 2005 ZERO TO THREE. Estos folletos se pueden reproducir libremente sin permiso para fines educacionales sin fines de lucro. Su reproducción para otros usos requiere la autorización expresa de ZERO TO THREE.

Para obtener mayor información visite: www.zerotothree.orgwww.aap.org

El informe llamado From Neurons to Neighborhoods: The Science of Early Childhood Development constituyó un esfuerzo de dos años y medio de un grupo de 17 profesionales con experiencia en neurociencia, psicología, desarrollo de los niños, economía, educación, pediatría, psiquiatría y política pública. Ellos revisaron lo que se conoce como la naturaleza del desarrollo de la primera infancia y la influencia de experiencias tempranas sobre la salud y bienestar del niño. El estudio fue patrocinado por diversos organismos federales y fundaciones privadas.

La MENTE en formación y First Book… libros y materiales para apoyar las habilidades de la mente en formación… recursos disponibles exclusivamente para los educadores y los programas para niños necesitados.

http://www.first-school.ws/activities/fairytales/redhen.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s