Programa 189: Mentes Saludables Consecuencias a largo plazo del maltrato de menores

Miércoles 29 de abril de 2015
Programas # 189

Bienvenidos a su programa 

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Mentes Saludables: Consecuencias a largo plazo del maltrato de menores

Nuestras facilitadoras: Lupita Montoto y Shelene Zárate, su servidora Romilia Schlueter

Participe en el programa llamando al 321-1480 – enviando un mensaje de texto al 60193.

Escucha:

En el año fiscal 2013, los Estados informaron que un estimado de 676,000 niños fueron víctimas de abuso o negligencia de menores.  Mientras que las heridas físicas pueden o no ser visibles inmediatamente, el abuso y la negligencia pueden tener consecuencias para los niños, las familias y la sociedad que pueden durar toda una vida o hasta generaciones.

De acuerdo a las estadísticas mantenidas por el departamento de niños y familias, este año en Wisconsin hasta esta fecha han muerto 27 niños a consecuencia de abuso y negligencia.

El impacto del abuso y la negligencia de menores es frecuentemente discutido en términos de las consecuencias físicas, psicológicas, de comportamiento y sociales.  Pero en la realidad es imposible separar estas consecuencias completamente. Las consecuencias físicas, como el daño al cerebro en desarrollo de un niño, pueden tener implicaciones psicológicas, como el retraso cognitivo o dificultades emocionales. Los problemas psicológicos frecuentemente se manifiestan como comportamientos de alto riesgo. La depresión y la ansiedad, por ejemplo, pueden hacer que una persona sea más propensa a fumar cigarrillos, abusar del alcohol o las drogas o comer en exceso. Los comportamientos de alto riesgo a su vez pueden causar problemas de salud a largo plazo, tales como enfermedades de transmisión sexual, cáncer y obesidad. No todos los niños que han sido abusados o descuidados experimentarán consecuencias a largo plazo, pero sí pueden estar más susceptibles a ellas.

Factores que Afectan las Consecuencias del Maltrato de Menores: Los resultados de casos individuales varían ampliamente y están vinculados a una combinación de factores, lo cual incluye:

  • La edad del niño y su estado de desarrollo cuando el abuso o la negligencia ocurrió
  • El tipo de maltrato (abuso físico, negligencia, abuso sexual, etc.)
  • La frecuencia, duración y severidad del maltrato
  • La relación entre la víctima y el perpetrador

Los investigadores también han comenzado a explorar por qué, dadas las mismas condiciones, algunos niños experimentan consecuencias a largo plazo debido al abuso y la negligencia mientras que otros salen relativamente ilesos.

La capacidad de manejar y hasta sobreponerse después de una experiencia negativa se refiere a menudo como “resiliencia”. Es importante reconocer que la resiliencia es el resultado de la combinación de los factores de riesgo y de protección que son la causa de la reacción positiva o negativa de un niño a las experiencias adversas.

Consecuencias de la Salud Física: Los efectos físicos inmediatos del abuso o la negligencia pueden ser relativamente leves (moretones o cortadas) o severos (huesos rotos, hemorragias o hasta la muerte). En algunos casos los efectos físicos son temporales; sin embargo, el dolor y sufrimiento que le causan a un niño no deben ser descartados.

El abuso y la negligencia de menores pueden tener una multitud de efectos a largo plazo sobre la salud física. Según investigadores del archivo nacional de data sobre abuso y negligencia de menores, NSCAW por sus siglas en inglés, en algún momento durante los 3 años después de una investigación de maltrato, el 28 por ciento de los niños involucrados sufrieron de una condición crónica de salud.  Entre los resultados que otras investigaciones han identificado están:

Traumatismo craneoencefálico por maltrato: Una lesión infligida a la cabeza y sus contenidos causada por una sacudida y un impacto contundente, el traumatismo craneoencefálico por maltrato es la causa más común de muerte traumática para los bebes. Las lesiones pueden no ser inmediatamente perceptibles y pueden incluir hemorragia en el los ojos o el cerebro y daño a la médula espinal y el cuello.

Hay un desarrollo cerebral significativo que ocurre durante la infancia, y este desarrollo se ve comprometido en los niños maltratados.  El centro de control y prevención de las enfermedades, CDC por sus siglas en inglés, reporta que una de cada cuatro víctimas del síndrome del bebé sacudido muere, y casi todas las víctimas experimentan serias consecuencias de salud.

Desarrollo cerebral anormal: Se ha comprobado que el abuso y la negligencia de menores causan que regiones importantes del cerebro no crezcan ni se desarrollen adecuadamente, resultando en problemas de desarrollo. Estas alteraciones en el crecimiento del cerebro tienen consecuencias a largo plazo para el desarrollo de capacidades cognitivas, de lenguaje y académicas y están relacionados con trastornos de salud mental (Tarullo, 2012). El desarrollo neurológico interrumpido como resultado del maltrato puede causar que niños adopten un estado constante de temor, como también atributos que normalmente serian útiles durante momentos amenazantes pero que son contraproducentes en ausencia de amenazas. Algunos ejemplos incluyen la hipervigilancia, ansiedad y comportamientos impulsivos (Perry, 2012).

Mala salud física: Varios estudios han demostrado que existe una relación directa entre algunos tipos de maltrato de menores y la mala salud. Los adultos que experimentaron abuso de niños son más propensos a sufrir de enfermedades cardiovasculares, enfermedades pulmonares y del hígado, hipertensión, diabetes, asma y obesidad (Felitti y Anda, 2009).

También existe una conexión entre condiciones particulares de salud física y tipos de maltrato. Según una investigación, niños que experimentaron negligencia estaban a riesgo más alto de diabetes y problemas pulmonares, mientras que el abuso físico incrementó el riesgo de diabetes y desnutrición (Widom, Czaja, Bentley, y Johnson, 2012).

Además, se ha comprobado que el maltrato de menores aumenta la obesidad en los adolescentes. Un estudio longitudinal encontró que niños que experimentaron negligencia tenían índices de masa corporal que incrementaron a una tasa mucho más rápida en comparación con niños que no habían sufrido negligencia (Shin y Miller, 2012).

Consecuencias Psicológicas: Los efectos emocionales inmediatos del abuso y la negligencia—aislamiento, miedo y desconfianza—pueden tener consecuencias para toda la vida, incluyendo baja autoestima, depresión y dificultades interpersonales.

Los investigadores han relacionado el abuso y la negligencia a las siguientes consecuencias: Dificultades durante la infancia. El 16 por ciento de los niños que entraron en cuidado de crianza en el 2010 tenían menos de 1 año de edad. Cuando bebes y niños jóvenes entran en cuidado fuera de casa debido a abuso o negligencia, el trauma causado por el cambio en su proveedor de cuidado principal puede tener un impacto negativo sobre cómo experimentan vínculos positivos con otras personas (ACF/OPRE, 2012a). Casi la mitad de los bebes en cuidado de crianza que han experimentado maltrato muestran alguna forma de retraso cognitivo y tienen un coeficiente intelectual más bajo, dificultades de lenguaje y desafíos neonatales en comparación con niños que no han sido abusados o descuidados (ZERO TO THREE, 2011).

Mala salud mental y emocional: Experimentar trauma y adversidad en la niñez, como el abuso físico o sexual, es un factor de riesgo para trastornos de la personalidad, la depresión, la ansiedad y otros trastornos psiquiátricos.

Un estudio usando datos del estudio sobre experiencias adversas en la niñez, ACE por sus siglas en inglés, encontró que aproximadamente un 54 por ciento de los casos de depresión y el 58 por ciento de los casos de intento de suicidio en las mujeres estaban conectados a experiencias adversas en la niñez (Felitti y Anda, 2009).

El maltrato de menores también afecta negativamente el desarrollo de la habilidad de regular las emociones, y esto a menudo persiste en la adolescencia o la edad adulta (Messman-Morre, Walsh, y DiLillo, 2010).

Dificultades cognitivas: Investigadores de NSCAW encontraron que niños involucrados en denuncias comprobadas de maltrato estaban a riesgo de problemas severos de desarrollo y cognitivos, incluyendo el tener que repetir un grado en la escuela (ACF/OPRE, 2012b). En el reporte final sobre el segundo estudio de NSCAW (NSCAW II), más del 10 por ciento de los niños y jóvenes de edad escolar mostraron algún riesgo de problemas cognitivos o bajo rendimiento académico, el 43 por ciento mostraron problemas emocionales o de comportamiento y el 13 por ciento mostraron ambos (ACF/OPRE, 2011).

Dificultades sociales: Los niños que son descuidados tienen más probabilidades de desarrollar hábitos y rasgos antisociales a medida que van creciendo. La negligencia paterna o materna también está relacionada con los trastornos de la personalidad, problemas de vínculos positivos o de comportamientos afectivos con personas desconocidas o poco conocidas, el modelar comportamientos adultos inadecuados y la agresión (Perry, 2012).

Consecuencias en el Comportamiento: No todas las víctimas del abuso y la negligencia de menores experimentarán cambios en su comportamiento. Sin embargo, los problemas de comportamiento parecen ser más probables dentro de este grupo. Según NSCAW, más de la mitad de los jóvenes involucrados en denuncias de maltrato están en riesgo de un problema emocional o de comportamiento (ACF/ OPRE, 2012b). El abuso y la negligencia de menores parecen hacer que lo siguiente sea más probable:

Las dificultades durante la adolescencia: Los datos de NSCAW demuestran que más de la mitad de los jóvenes involucrados en denuncias de maltrato están en riesgo de tener que repetir un grado, abuso de sustancias, delincuencia, absentismo escolar o embarazo (ACF/OPRE, 2012b). Otros estudios sugieren que los niños abusados o descuidados tienen más probabilidades de arriesgarse sexualmente al llegar a la adolescencia, aumentando así sus probabilidades de contraer una enfermedad de transmisión sexual. Las víctimas de abuso sexual de menores también corren un mayor riesgo de violación en la edad adulta, y la tasa de riesgo aumenta de acuerdo a la gravedad de la experiencia o las experiencias de abuso sexual de menores (Felitti y Anda, 2009; Messman-Morre, Walsh, y DiLillo, 2010).

La delincuencia juvenil y criminalidad adulta: Varios estudios han documentado la correlación entre el abuso de menores y la futura delincuencia juvenil. Los niños que han experimentado abuso son nueve veces más propensos a involucrarse en actividades criminales (Gold, Wolan Sullivan, y Lewis, 2011).

El abuso del alcohol y las drogas: Las investigaciones han demostrado una y otra vez que los niños abusados y descuidados tienen más probabilidades de fumar cigarrillos, abusar del alcohol o consumir drogas ilícitas durante sus vidas. De hecho, niños varones con una calificación ACE de 6 o más (han tenido seis o más experiencias adversas durante la niñez) tenían una mayor probabilidad, de más de 4,000 por ciento, de usar drogas por vía intravenosa en el futuro (Felitti y Anda, 2009).

El comportamiento abusivo: Los padres abusivos frecuentemente fueron abusados durante su propia niñez. Los datos un estudio longitudinal de la salud adolescente, mostraron que las niñas que experimentaron abuso físico durante su niñez tenían del 1 al 7 por ciento más probabilidades de convertirse en autoras de violencia juvenil y del 8 al 10 por ciento más probabilidades de cometer violencia interpersonal.

Los niños varones que experimentaron violencia sexual durante la niñez tenían del 3 al 12 por ciento más probabilidades de cometer violencia juvenil y del 1 al 17 por ciento más probabilidades de cometer violencia interpersonal. (Xiangming y Corso, 2007).

Las Consecuencias Sociales: Aunque el abuso y la negligencia de menores casi siempre ocurren dentro de la familia, el impacto no termina allí. Toda la sociedad paga el precio por el abuso y la negligencia de menores, tanto en términos de costos directos como indirectos.

Los costos directos: El costo de por vida del maltrato de menores y las fatalidades relacionadas en 1 año asciende a $124 mil millones, según un estudio financiado por los CDC. El maltrato de menores es más costoso anualmente que los dos principales problemas de salud, el derrame cerebral y la diabetes tipo 2 (Xiangming, Brown, Florence, y Mercy, 2012).

Por otro lado, los programas que previenen el maltrato han demostrado ser más beneficiosos y menos costosos. El programa de Paternidad Positiva (PPP), financiado por los CDC, tiene una relación beneficio/costo de $47 en beneficios para la sociedad por cada $1 en costos del programa (Mercy, Saul, Turner, y McCarthy 2011)

Los costos indirectos: Los costos indirectos representan las consecuencias económicas a largo plazo para la sociedad a causa del abuso y la negligencia de menores. Esto incluye los costos asociados con el uso incrementado del sistema de cuidado de salud, la actividad criminal juvenil y adulta, las enfermedades mentales, el abuso de sustancias y la violencia doméstica.

“Prevent Child Abuse América” calcula que las estrategias para la prevención del abuso y la negligencia de menores pueden ahorrarle a los contribuyentes $104 mil millones cada año.

Según el “Schuyler Center for Analysis and Advocacy” (2011), por cada $1 gastado en servicios de visitas al hogar se obtiene un retorno de $5.70 en la inversión en Nueva York, y esto incluye la reducción en denuncias comprobadas de abuso, la reducción en las inscripciones familiares en Ayuda Temporal Para las Familias Necesitadas (Temporary Assistance for Needy Families, o TANF, por sus siglas en inglés), la reducción en visitas a salas de emergencia, la reducción en la tasa de detenciones de madres y un aumento en ingresos mensuales.

Un estudio encontró que todas de las categorías de experiencias adversas de la niñez se asocian con un mayor riesgo de problemas de empleo, problemas financieros y el absentismo (Anda et al., 2004). Según los autores, estos costos a largo plazo, tanto para la fuerza laboral como para la sociedad, son evitables.

¿Qué es un  experiencia adversa en la niñez/ ACE?

Crecer experimentando cualquiera de las siguientes condiciones antes de cumplir los 18 años:

  1. Frecuente abuso físico
  2. Frecuente abuso emocional
  3. Abuso sexual de contacto
  4. Una persona en el hogar que abusa alcohol y o drogas
  5. Un miembro de la familia en la cárcel
  6. Un miembro de la familia que sufre depresión crónica, enfermedad         mental, interno en una institución o tiene tendencias suicidas
  7. La madre es tratada con violencia
  8. Uno o no padres
  9. Negligencia física
  10. Negligencia emocional

Práctica y Estrategias de Prevención: Para romper el ciclo de maltrato y reducir la probabilidad de consecuencias a largo plazo, las comunidades de todo el país deben continuar desarrollando e implementando estrategias para prevenir el abuso o la negligencia. Aunque los expertos coinciden en que las causas del abuso y la negligencia de menores son complejas, es posible desarrollar iniciativas de prevención que aborden los factores de riesgo conocidos.

La Práctica Informada por el Trauma: Aunque la prioridad es prevenir la ocurrencia del abuso y la negligencia de menores, es igualmente importante responder a aquellos niños y adultos que ya han experimentado abuso y negligencia. Durante los últimos 30 años, los investigadores, profesionales y médicos han desarrollado un mejor conocimiento de los efectos del trauma. Se han hecho más esfuerzos para desarrollar apoyos que afronten estos efectos, aumenten la resiliencia y, con suerte, prevengan traumas futuros.

La práctica informada por el trauma se refiere a aquellos servicios y programas diseñados específicamente para enfrentar y responder al impacto del estrés traumático. La importancia de este enfoque se ha hecho particularmente evidente en el sistema de bienestar de menores, ya que la mayoría de los niños y las familias involucradas en el bienestar de menores han experimentado alguna forma de trauma en el pasado. Niños, jóvenes y familias se benefician cuando los sistemas de servicios humanos reconocen y responden al impacto del trauma y usan ese conocimiento para adaptar sus políticas y sus prácticas (Wilson, 2012).

La Red Nacional Para el Estrés Traumático Infantil, trabaja para elevar el nivel de cuidado y mejorar el acceso a servicios para niños traumatizados, sus familias y comunidades.

Existe un importante cuerpo de investigación en curso sobre las consecuencias del abuso y la negligencia de menores. Los efectos varían dependiendo de las circunstancias del abuso o la negligencia, las características personales del niño y su entorno. Las consecuencias pueden ser leves o severas. Pueden desaparecer al poco tiempo o durar toda la vida. Además de afectar al niño física y psicológicamente, estas consecuencias pueden afectar su comportamiento o manifestarse en combinación.

A fin de cuentas, el abuso y la negligencia de menores generan altos costos para las entidades públicas como los sistemas de salud, servicios humanos y escolares, y su impacto no solo afecta a los niños y las familias, sino a la sociedad en general. Por lo tanto, es importante que las comunidades puedan ofrecer un marco de estrategias y servicios de prevención antes de que el abuso y la negligencia ocurran y que estén preparadas para ofrecer remedios y tratamiento cuando sea necesario.

Resumen: El Gobierno Federal ha hecho una inversión considerable en la investigación de las causas y consecuencias a largo plazo del abuso y la negligencia de menores, y estos esfuerzos siguen en curso.

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, les esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

 

Fuentes de información:

http://www.acf.hhs.gov/sites/default/files/cb/cm2013.pdf

Supporting Brain Development in Traumatized Children and Youth (Cómo Apoyar el Desarrollo Cerebral en los Niños y Jóvenes Traumatizados):

https://www.childwelfare.gov/pubs/ braindevtrauma.cfm

Understanding the Effects of Maltreatment on Brain Development (Entendiendo los Efectos del Maltrato Sobre el Desarrollo Cerebral): https://www.childwelfare.gov/pubs/issue_ briefs/brain_development/index.cfm

La práctica informada por el trauma: Visite su página web en español: http://www.nctsn.org/resources/audiences/ Informaci%C3%B3n-en-Espa%C3%B1ol
https://www.childwelfare.gov/can/

Definitions of Child Abuse and Neglect (Definiciones de Abuso y Negligencia de Menores) https://www.childwelfare.gov/can/defining/

Preventing Child Abuse and Neglect (Cómo Prevenir el Abuso y la Negligencia de Menores) http://www.childwelfare.gov/preventing/

Recursos Para la Prevención del Abuso y la Negligencia de Menores (Child Abuse and Neglect Prevention Resources) Versión en inglés: https://www.childwelfare.gov/espanol/prevention_resources.cfm Versión en español: https://www.childwelfare.gov/espanol/prevencion_recursos.cfm

Reporting Child Abuse and Neglect (Cómo Reportar el Abuso y la Negligencia de Menores) https://www.childwelfare.gov/responding/reporting.cfm

Referencias:

Administration for Children and Families, Office of Planning, Research and Evaluation (2007).  Special health care needs among children in child welfare (NSCAW Research Brief No. 7). Retrieved from http://www.acf.hhs.gov/sites/default/files/opre/special_health.pdf

Administration for Children and Families, Office of Planning, Research and Evaluation. (2011). NSCAW II baseline report: Child well-being. Retrieved from http://www.acf.hhs.gov/sites/default/files/opre/nscaw2_child.pdf

Administration for Children and Families, Office of Planning, Research and Evaluation. (2012a). Instability and early life changes among children in the child welfare system (NSCAW Research Brief No. 18). Retrieved from http://www.acf.hhs.gov/programs/opre/resource/national-survey-of-child-and-adolescent-well-being-no-18-instability-and Administration for Children and Families, Office of Planning, Research and Evaluation. (2012b).

Adolescents with a history of maltreatment have unique service needs that may affect their transition to adulthood. Retrieved from http://www.acf.hhs.gov/sites/default/files/opre/youth_spotlight_v7.pd

Anda, R., Fleisher, V., Felitti, V., Edwards, V., Whitfield, C., Dube, S., & Williamson, D (2004). Childhood abuse, household dysfunction, and indicators of impaired adult worker performance. Permanente Journal, 8 (1). Retrieved from http://xnet.kp.org/permanentejournal/winter04/childhood.pd

Courtney, M., Dworsky, A., Brown, A., Cary, C., Love, K., & Vorhies, V. (2011).  Midwest evaluation of the adult functioning of former foster youth: Outcomes at age 26. Retrieved from http://www.chapinhall.org/sites/default/files/Midwest%20Evaluation_Report_12_21_11_2.Pdf Felitti, V. J., & Anda, R. (2009).

The relationship of adverse childhood experiences to adult medical disease, psychiatric disorders, and sexual behavior: Implications for healthcare. In R. Lanius, E. Vermetten, & C. Pain (Eds.),

The hidden epidemic: The impact of early life trauma on health and disease. Retrieved from http://www.acestudy.org/yahoo_site_admin/assets/docs/LaniusVermetten_FINAL_8-26-09.12892303.pdf Gold, J., Wolan Sullivan, M., & Lewis, M. (2011). The relation between abuse and violent delinquency: The conversion of shame to blame in juvenile offenders. Child Abuse & Neglect, 35 (7), 459–467.

Mercy, J., Saul, J., Turner, S., & McCarthy, P. (2011).  Creating a healthier future through prevention of child maltreatment. Retrieved from http://www.cdc.gov/about/grand-rounds/archives/2011/June2011.htm Messman-Morre, T., Walsh, K., & DiLillo, D. (2010). Emotion dysregulation and risky sexual behavior in revictimization. Child Abuse & Neglect, 34 (12), 967–976.

Perry, B. (2012). Supporting maltreated children: Countering the effects of neglect and abuse.Adoption Advocate. Retrieved from https://www.adoptioncouncil.org/images/stories/documents/NCFA_ADOPTION_ADVOCATE_NO48.pdf

Schuyler Center for Analysis and Advocacy. (2011). Home visiting saves money, prevents child abuse, helps children learn and strengthens families. Retrieved from http://www.scaany.org/documents/homevisiting_issuebrief_summer2011.pdf

Shaffer, A. (2012). Child maltreatment: Risk and resilience in ages birth to 5. CW360 ̊. Retrieved from https://www.cehd.umn.edu/ssw/cascw/attributes/PDF/publications/CW360-CEED_Winter2012.pdf

Shin, S., & Miller, D. (2012). A longitudinal examination of childhood maltreatment and adolescent obesity: Results from the National Longitudinal Study of Adolescent Health (AddHealth) study.Child Abuse & Neglect, 36 (2), 84–94.

Tarullo, A. (2012). Effects of child maltreatment on the developing brain. CW360 ̊. Retrieved from http://www.cehd.umn.edu/ssw/cascw/attributes/PDF/publications/CW360-CEED_Winter2012.pdf

Para más información, visite los sitios web a continuación: Adverse Childhood Experiences (ACE) Study, un estudio sobre experiencias adversas durante la niñez, es una colaboración entre los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, o CDC, por sus siglas en inglés) y el Health Appraisal Clinic de Kaiser Permanente en San Diego, CA. Es el análisis más grande en curso de la correlación entre el maltrato durante la niñez y la salud adulta y resultados de bienestar. Los datos son recopilados de 17,000 participantes recibiendo exámenes de salud rutinarios quienes proveen información sobre sus experiencias de abuso y negligencia durante la niñez. Los hallazgos demuestran que ciertas experiencias son factores de riesgo o pueden causar varias enfermedades o la mala salud. http://www.cdc.gov/ace/ LONGSCAN (Longitudinal Studies of Child Abuse and Neglect) es un consorcio de estudios longitudinales sobre las causas e impacto del abuso y la negligencia de menores, iniciada en 1990 con el aporte del National Center on Child Abuse and Neglect. El tamaño y la diversidad del grupo de muestra (1,354 niños de cinco áreas geográficas distintas) permite que investigadores de LONGSCAN examinen el impacto relativo de varios tipos de maltrato, solos y en combinación. Las investigaciones de LONGSCAN también evalúan la eficacia de los servicios de protección y bienestar de menores. http://www.iprc.unc.edu/longscan NSCAW (El National Survey of Child and Adolescent Well-Being) es un proyecto de la Administración Para Niños, Jóvenes y Familias (Administration on Children, Youth and Families) para describir el sistema de bienestar de menores y las experiencias de los niños y las familias que entran en contacto con el sistema. Los datos de la encuesta son recopilados de los informes de primera mano de niños, padres y otros proveedores de cuidado, como también informes de trabajadores de caso, maestros y expedientes administrativos. NSCAW seguirá el curso de la vida de estos niños para recopilar datos sobre los servicios que reciben, las medidas de bienestar de menores y los resultados a más largo plazo para la población de estudio. Esta información proporcionará una comprensión más clara de los resultados de vida para los niños y las familias que reciben servicios de bienestar de menores.

Programa 188: Mentes Saludables AQUÍ EL TEMA DEL DIA

Miércoles 22 de abril de 2015
Programas # 188

Bienvenidos a su programa 

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Mentes Saludables
AQUÍ EL TEMA DEL DIA

Nuestros facilitadores: Lupita Montoto y Shelene Zárate y nuestra invitada especial Veronica Lazo

Participe en el programa llamando al 321-1480 – enviando un mensaje de texto al 60193.

Escucha:

MATERIAL ESCRITO

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, les esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Programa 187: Mentes Saludables, El abuso emocional: Tercera parte

Miércoles 15 de abril de 2015
Programas # 187

Bienvenidos a su programa 

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Mentes Saludables
El abuso emocional

Tercera parte

“Violencia no es simplemente matar a otros. Es violencia cuando usamos una palabra cruel, cuando hacemos un gesto para apartar a alguien de nuestro camino y cuando obedecemos porque tenemos miedo.”

– Jiddu Krishnamurti (Filósofo orador, escritor y educador Indú.)

***

Escucha:

El abuso emocional busca lastimar a través del insulto, humillación, rechazo, la devaluación, etc. Sus heridas no se perciben a simple vista, pero pueden perdurar a lo largo de toda la vida.

Nuestros facilitadores: Lupita Montoto y Shelene Zárate y nuestros invitados especiales el señor Pancho Oyarbide y el Dr. Darald Hanusa

Participe en el programa llamando al 321-1480 – enviando un mensaje de texto al 60193.

AQUÍ UN RESUMEN DEL MATERIAL PRESENTADO

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, les esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

 

Programa 186 Mentes Saludables: El abuso emocional, Segunda parte

Miércoles 08 de abril de 2015
Programas # 186

Bienvenidos a su programa

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Mentes Saludables: El abuso emocional, Segunda parte

Escucha:

“Violencia no es simplemente matar a otros. Es violencia cuando usamos una palabra cruel, cuando hacemos un gesto para apartar a alguien de nuestro camino y cuando obedecemos porque tenemos miedo”.
Jiddu Krishnamurti (Filósofo orador, escritor y educador Indú.)

***

radio_4_8_15

El abuso emocional busca lastimar a través del insulto, humillación, rechazo, la devaluación, etc. Sus heridas no se perciben a simple vista, pero pueden perdurar a lo largo de toda la vida.

Nuestros facilitadores: Lupita Montoto y Shelene Zárate y nuestros invitados especiales el señor Pancho Oyarbide y el Dr. Darald Hanusa

Participe en el programa llamando al 321-1480 – enviando un mensaje de texto al 60193.

AQUÍ UN RESUMEN DEL MATERIAL PRESENTADO

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, les esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Programa 185: Mentes Saludables El abuso emocional Primera parte

Miércoles 01 de abril de 2015
Programas # 185

Bienvenidos a su programa 

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Mentes Saludables El abuso emocional Primera parte

Nuestros facilitadores: Lupita Montoto, Shelene Zárate, Romilia Schlueter y nuestros invitados especiales el señor Pancho Oyarbide y el Dr. Darald Hanusa

Participe en el programa llamando al 321-1480 – enviando un mensaje de texto al 60193.

Escucha: 

“Violencia no es simplemente matar a otros. Es violencia cuando usamos una palabra cruel, cuando hacemos un gesto para apartar a alguien de nuestro camino y cuando obedecemos porque tenemos miedo”.
Jiddu Krishnamurti (Filósofo orador, escritor y educador Indú.)

El abuso emocional busca lastimar a través del insulto, humillación, rechazo, la devaluación, etc. Sus heridas no se perciben a simple vista, pero pueden perdurar a lo largo de toda la vida.

Crítica, tensión, angustia, tristeza, temor, soledad, rechazo, sentirse inútil, confusión, aislamiento, falta de control de tu propia vida, culpabilidad, ridículo, burla, insultos, manipulación, falta de reconocimiento por tus esfuerzos o cualidades, falta de libertad para ir donde deseas… ¿son algunos de estos sentimientos parte de tu vida?

¿Cómo podríamos reemplazar estos sentimientos negativos con sentimientos positivos?

¿Cómo podríamos lograrlo?

¿Es posible?

El abuso tiende a incrementarse, cuando no se hace nada al respecto.  Nunca se elimina, sólo con promesas del quien abusa o con el paso del tiempo. Quien abusa disfruta de su conducta y de los resultados de la misma, pero no acepta, ni siquiera ante sí, que su conducta es violenta.  La persona que abusa siempre encuentra una justificación para sus acciones.  Cree la víctima es la causa.

Tema principal

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, les esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

 

Vocabulario emocional:

Aburrido Bored ; Weary
Afable Affable ; Pleasant
Agradecido Grateful
Alegre Happy ; Joyful ; Cheerful
Alegría Joy
Ambicioso Ambitious
Amor Love
Angustioso Distressing
Anormal Abnormal
Ansioso; Inquieto Anxious
Apasionado Extremely; Passionately fond
Apático Apathetic ; Indifferent
Asombrado; Atónito Amazed
Asombrado; Sorprendido Astonished
Astuto Astute
Aterrorizado Terrified
Autoritario Authoritarian
Avergonzado Ashamed
Avergonzado; En un apuro Embarrassed
Bueno Good
Celoso Jealous
Conformista Conformist ; Orthodox
Contento Glad
Deprimido Depressed
Desdichado Unhappy
Desilusionado, Decepcionado Disappointment
Disgustado; Afectado Upset
Egoísta Selfish ; Egoistic ; Egoistical
Embaucador Deceptive ; Deceiving
Emotivo Emotional
Encantado Delighted
Enérgico Vigorous
Enfadado Angry
Entusiasmado; Emocionado; Nervioso Excited
Envidioso Envious
Esperanza Hope
Felicidad Happiness
Feliz ; Contento Happy
Furioso Furious
Grito Scream
Hipócrita Hypocritical
Humor Mood
Impaciente ; Ansioso , Ilusionado Eager
Impresión ; Shock Shock
Individualista Individualistic
Infeliz Miserable
Inteligente Intelligent ; Clever
Ira Rage
Irritable Irritable
Lástima Pity
Llorar To cry
Malvado Evil ; Wicked ; Villainous
Melancólico Melancholic ; Melancholy ; Gloomy
Miedo Fear
Molesto ; Enfadado Annoyed
Necesidad Need
Nervioso Nervous
Odio Hate
Optimista Optimistic
Orgullo Pride
Orgulloso Proud ; Arrogant ; Haughty
Pesimista Pessimistic
Placer Pleasure
Preocupación Worry
Rabia- Ira Rage
Rebelde Rebellious
Rencoroso Rancorous
Risa Laughter
Satisfecho Satisfied
Satisfecho – Contento Pleased
Sentimiento Feeling
Sonrisa Smile
Sorprendido Surprised
Sorpresa Surprise
Suspiro Sigh
Terror Terror
Ruborizarse To Blush
Sonreír To smile
Triste Sad
Tristeza Sadness
Valiente Valiant ; Courageous ; Brave
Vergüenza Shame
Violento Violent
Voluntarioso Willing

 

 

 

Palabras que describen sentimientos

cariñoso

agradable

hastiado

horrible

aburrido

valiente

calmado

capaz

afectuoso

alegre

torpe

confundido

cómodo

cooperador

creativo

cruel

deprimido

decepcionado

asqueado

extático

avergonzado

le gusta disfrutar

emocionado

fantasioso

temeroso

harto

libre

amistoso

frustrado

suave

generoso

curioso

triste

culpable

ignorado

impaciente

importante

interesado

celoso

alegre

solitario

perdido

amoroso

abrumado

pacífico

agradable

orgulloso

aliviado

seguro satisfecho

sensible

serio

tímido

estresado

fuerte

obstinado

pensativo

emocionado

preocupado

sin miedo

incómodo

cansado

preocupado

relajado