Programa 191: Nuevos líderes en el campo del cuidado y la educación temprana

Miércoles 13 de mayo de 2015
Programas # 191
Bienvenidos a su programa 

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Facilitadoras: Lupita Montoto, Shelene Zárate y Romilia Schlueter

El tema de este día:

 Nuevos líderes en el campo del cuidado y la educación temprana
Invitados especiales: Charlie Antimo y Chrisbelly Antimo

Participe en el programa llamando al 321-1480 – enviando un mensaje de texto al 60193

Libro del dia: La vasija que Juan fabricó

Escucha: 

La cerámica de Mata Ortiz es un estilo de artesanías, principalmente vasijas y ollas, iniciada por Juan Quezada Celado en el poblado de Juan Mata Ortiz, Chihuahua. Toma su inspiración de la cerámica aridoamericana originada en Casas Grandes, para convertirse en cuatro décadas en un estilo artesanal de gran reconocimiento, expuesto en galerías de arte y celebrado internacionalmente.

Actualmente son más de 300 los artesanos dedicados a la producción de esta cerámica en Mata Ortiz.

A la edad de 20 años, Juan Quezada Celado emprendía largas caminatas con su burro para colectar leña, fruta y miel de agave en las cercanías de su poblado natal, Juan Mata Ortiz. En estos viajes, Quezada recolectaba piezas y pedacería prehispánica proveniente de la cultura Casas Grandes. Durante varios años, resultado de la observación de los colores y los patrones geométricos de la cerámica aridoamericana, fue perfeccionando su técnica, añadiendo un poco de arena en la mezcla para evitar que se fragmentara.1 Alrededor de 1974 Quezada concentró todos sus esfuerzos en la producción de cerámica, seguido por sus hermanos Nicolás, Reynaldo, Lidia, Consolación, Reynalda, Jesús y Genoveva, y fue así como toda la familia comenzó a involucrarse en la incipiente producción de este tipo de artesanía.1 A este inicio emprendido por la familia Quezada y usando las técnicas de Juan se sumaron a la producción Félix Ortiz del Barrio Porvenir, así como Nicolás, Macario y Eduardo Ortiz, ambos con un diseño menos refinado en inicio, y que se desarrolló por su cuenta posteriormente.

En 1976 Spencer MacCallum, un estadounidense con conocimientos en antropología e historia del arte, descubrió tres ollas de Quezada en una tienda de segunda mano en Deming, Nuevo México. MacCallum notó la originalidad y la técnica refinada con la que habían sido elaboradas las ollas, por lo que se dio a la búsqueda de su autor. Preguntando en distintas poblaciones de Chihuahua cercanas a Nuevo México y a Casas Grandes y con ayuda de fotografías, dio con Mata Ortiz, el autor de las obras.2 Confirmó que las piezas que había comprado en Nuevo México fueron producidas por Quezada. Observando a detalle, MacCallum notó la originalidad en el estilo de los ceramistas chihuahuenses, por lo que en los ocho años siguientes se dedicó a trabajar con los artistas de Mata Ortiz, logró convencerlos de que debían acrecentar la elaboración y los puso en contacto con galerías de arte, corredores de arte y curadores de museos.1

El paso crucial de este esfuerzo fue la exposición de las cerámicas de Mata Ortiz en cinco galerías de Arizona y Nuevo México entre 1989 y 1990.

Dice Juan Quezada que la suerte no existe, que hay que atraerla a base de trabajo, de entusiasmo.

La historia de este gran maestro del barro bruñido es fascinante, y ya tenía desde sus comienzos los elementos indispensables para el éxito. Pasión creadora, fortaleza y tenacidad no le faltaron nunca al genial artista originario de Mata Ortiz, Chihuahua.

Hijo de familia numerosa con escasos recursos, buscaba leña en las montañas cuando en una de sus largas caminatas descubrió una cueva en la encontró unas ollas de cerámica prehispánica de la antigua cultura Paquimé. Él mismo cuenta que le gustaron tanto que quiso hacerlas, pero sin copiarlas, eso no le interesaba, él quería hacer algo propio.

Durante años experimentó con diferentes materiales y colores hasta que consiguió hacer las primeras ollas finas. Su suerte cambió cuando el antropólogo estadounidense Spencer Mc Callum descubrió su trabajo casualmente. De este encuentro surgió una colaboración entre ambos que llevó a Juan Quezada a exponer sus piezas en grandes museos y galerías de Estados Unidos y a obtener fama y reconocimiento por su obra.

Por aquella época, la situación en Mata Ortiz era desoladora. No había empleo ni apoyo para la agricultura, la mayoría de las familias habían emigrado a Estados Unidos y las que quedaban estaban destinadas a la extrema pobreza. Juan Quezada, hombre generoso, vio la posibilidad de mejorar las condiciones de vida de su gente a través de la cerámica, así que transmitió sus conocimientos a hermanos, primos y amigos. El arte fue pasando de unos a otros y dio lugar a un ejido alfarero que llevó a la prosperidad a un pueblo que estaba condenado a la marginación.

En 1999 se le otorgó el Premio Nacional de Ciencias y Artes en la categoría de Artes y Tradiciones Populares. En el vídeo, él mismo cuenta su historia y lo hace de una manera que parece que participas en ella, es una historia inspiradora, merece la pena escucharla.

http://www.pbs.org/frontlineworld/stories/mexico403/thestory.html#

Este día tenemos como invitados especiales dos jóvenes; líderes en el campo del cuidado y la educación temprana.  Charly y Chrisbelly Antimo, vienen este día a compartir con nosotros la pasión que los ha motivado a trabajar en este campo. Que los motiva, cual es la visión que los guía, que estudios o entrenamientos han hecho hasta ahora y que más necesitan aprender, que los empuja a trabajar en este campo.

Escuchemos a nuestros jóvenes líderes.

*******

Quienes son líderes en el campo del cuidado y la educación temprana

  • Profesionales que tienen una fuerte base en su trabajo y en sus programas y que usan sus conocimientos y fortalezas para abogar y hacer una diferencia positiva en las vidas de los niños y las familias.
  • Los papeles que juegan incluyen: maestros en el salón de clase, directores de programas, entrenadores, – todas las personas conectadas a los asuntos que rodean a los niños pequeños y sus familias
  • Base de conocimiento: estos profesionales entienden los principios y las practicas del cuidado y la educación temprana, incluyendo diversidad, equidad y están comprometidos a participar en un aprendizaje para toda la vida.
  • Espíritu: Estos profesionales demuestran la habilidad de trabajar en colaboración y con iniciativa personal como pequeños empresarios.

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, les esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos…

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de información:

Frontline/World: Mexico, The Story

Cerámica de mata Ortiz

The Pot That Juan Built

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s