Programa 192: Colaboración

Miércoles 20 de mayo de 2015
Programa # 192
Bienvenidos a su programa 

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Facilitadoras: Lupita Montoto, Shelene Zárate y Romilia Schlueter

El tema de este día: Colaboración
Enfoques culturales
Mata Ortiz, Chihuahua, México
La Palma, Chalatenango, El Salvador, Centro América
Ilobasco, municipalidad de Cabañas, departamento de El salvador
Cómo enseñar a su hijo a cooperar con sus pedidos

Participe en el programa llamando al 321-1480 – enviando un mensaje de texto al 60193

Escucha: 

Libro: La vasija que Juan fabricó

La cerámica de Mata Ortiz es un estilo de artesanías, principalmente vasijas y ollas, iniciada por Juan Quezada Celado en el poblado de Juan Mata Ortiz, Chihuahua.

En El Salvador, Centro América, La Semilla de Dios

La cooperativa La Semilla de Dios fue fundada el Agosto 1977 en la ciudad de La Palma. Entre sus fundadores se encuentra el pintor Fernando Llort quien fue el que inició toda esta idea del diseño de La Palma como es reconocido a nivel de todos los países del mundo por sus artesanías. El principal objetivo es mantener la fuente de trabajo para todos los que forman parte de la cooperativa, ya que la mayoría de sus familias dependen de esta fuente de trabajo. Comparten las ganancias por igual; todos los que forman parte de la cooperativa benefician por igual en todas las áreas. Finalmente, La Semilla de dios quiere ser una fuente cultural de su país, compartiendo su creatividad con el mundo.
Sus productos están diseñados en diferentes estilos, siempre basados en el diseño de La Palma. Ofrecen productos religiosos, decorativos, educativos, y para cocina y oficina.

LA ARTESANÍA, COMO FACTOR DE DESARROLLO ECONÓMICO, SOCIAL Y CULTURAL

La Artesanía es uno de los primeros fenómenos que han marcado la existencia del hombre. Elaborar objetos a mano es el primer signo que identifica la presencia de vida humana, antes que cualquier otra forma de evolución, organización o producción. Es la primera forma de expresarse, a través de los materiales y objetos que le ofrece la naturaleza. La artesanía contribuye a crear la identidad de un pueblo que refleja en ella sus tradiciones, conocimientos y cultura. Además, tiene un valor económico, social y cultural, que contribuye al desarrollo local sostenible.

La primera, se trata de la Cooperativa “La Semilla de Dios”, ubicada en el municipio de La Palma, departamento de Chalatenango, que fue fundada en los años 70 y desde entonces elabora artesanías en madera y semilla de copinol. Los diseños artesanales típicos de La Palma, que hoy en día son la imagen más reconocible del arte popular de El Salvador, surgieron en los años 70 gracias al impulso del pintor salvadoreño Fernando Llort y representan en estilo “naif” momentos de la vida rural, así como algunas de las especies más representativas de la flora y fauna  de la zona, como el colibrí, o el cuzuco (armadillo).

La Palma es conocida como “Capital de la Artesanía”, con su estilo “palmeño” de diseños y colores característicos. y también como “Cuna de La Paz”, por ser el municipio donde en 1985 se iniciaron los diálogos que dieron origen a los acuerdos de Paz que pusieron fin a la guerra civil de El Salvador, aunque ello no se conseguiría hasta 1992.

La segunda, es “Cocoart – Islamoda”, iniciativa de un grupo de nuevas artesanas de la comunidad El Jobal, en la isla El Espíritu Santo, departamento de Usulután, que trabajan el coco y los tejidos teñidos con productos naturales como coco, mangle, almendro, entre otros. Este grupo de artesanas cuenta con el apoyo de la ONG salvadoreña FUNDAMUNI y de la Fundación Luxemburgo El Salvador.

La tercera iniciativa artesanal está impulsada por la asociación “Manos Amigas”, que tiene como fin la mejora de las condiciones de vida de los habitantes de Cantón Miraflores, en San Luis Talpa, departamento de La Paz. En 2003, esta asociación estableció el taller artesanal “Jícaros”, con el objetivo de dar empleo a mujeres cabezas de hogar del Cantón Miraflores y brindar sustento a sus familias.

En este taller se elaboran artesanías con la corteza del fruto de morro o jícaro, que tradicionalmente se utiliza como vaso para bebidas tradicionales locales, junto con otros materiales como madera de pino o alambre de cobre.

En los tres casos, se trata de iniciativas que buscan el desarrollo local sostenible.

En Ilobasco – Monumento al Ceramista

A la entrada de Ilobasco se encuentra este significativo reconocimiento a los ceramistas de la ciudad. En una placa que aparece en el mismo, se leen estos significativos versos:

“Oficio noble y bizarro
es entre todos el primero
pues en las artes del barro
Dios fue el primer alfarero
y el hombre el primer cacharro”

Este monumento, considerado patrimonio y memoria de los artesanos del municipio, fue destruido y reemplazado por una fuente por el alcalde José Marina Dimas Castellanos en el año 2014.

Ilobasco se destaca en la orfebrería, con sus bellos diseños plasmados en cerámica, barro o arcilla. Es impresionante el esfuerzo y la dedicación de los artesanos que con gran delicadeza y creatividad tallan cada una de sus obras. La ciudad es visitada por turistas nacionales y extranjeros para conocer de cerca la habilidad de estos artesanos, quienes obtienen los recursos económicos para su subsistencia de la agricultura, comercio e industria, aunque la mayoría lo percibe por medio de la cerámica, patrimonio artesanal que ha dado renombre a esta ciudad en muchos países del mundo, en “donde los muñequitos de Ilobasco” han logrado entrar en hogares de nacionales y extranjeros, o instituciones gubernamentales. La cerámica en Ilobasco se debe en buena parte a tradiciones ancestrales y a la existencia de materia prima apropiada en la región. En la actualidad, este oficio es desempeñado por más de 80 familias del área urbana o rural.

A los ejemplos de cooperación que hemos ilustrado, queremos agregar una semillita, pequeña pero de gran importancia: Cómo enseñar a nuestros niños a cooperar con los pedidos que les hacemos.

Veamos un ejemplo:

A Kevin y Chelisa les parece que ya no pueden más.  Constantemente deben recordar a sus tres hijos que recojan los juguetes, que jueguen con cortesía y que ayuden con los quehaceres. Les gustaría mucho que sus hijos, de 6, 4 y 3 años de edad, cooperaran con sus pedidos. Pero a menudo les parece que los tres están descontrolados y no quieren cooperar.  Corren dentro de la casa, dejan juguetes en el piso y se niegan a quedarse sentados a la mesa para las comidas. Muchas veces, cuando los niños no acatan las reglas, se producen como resultado gritos, frustración y lágrimas.  Hace poco Kevin y Chelisa han dejado de pedir que sus hijos acaten las reglas, ya que simplemente es demasiado difícil lograr que cooperen.

El enfoque
Los niños pequeños pueden aprender a hacer lo que los adultos esperan que hagan, incluyendo los quehaceres simples, si las expectativas son apropiadas para su edad y se las enseñan. A continuación presentamos información sobre lo que usted puede esperar de su hijo de edad preescolar y algunos consejos para ayudar al niño a aprender y cooperar con sus pedidos.

Lo que se puede esperar:
Muchos niños de 3 años pueden…

  • Guardar la ropa sucia
  • Guardar juguetes o libros
  • Guardar la ropa limpia
  • Guardar sus zapatos
  • Poner trastes no quebradizos en el fregadero
  • Limpiar la mesa con una esponja
  • Echar basura al cubo de basura
  • Poner servilletas en la mesa
  • Lavarse las manos sin ayuda

Muchos niños de 4 años pueden…

  • Recoger juguetes cuando se les pide hacerlo
  • Guardar la ropa limpia
  • Vestirse sin ayuda
  • Desvestirse y poner la ropa en su lugar
  • Lavarse en la bañera
  • Cepillarse los dientes sin ayuda
  • Poner utensilios para comer en la mesa
  • Poner comida seca para mascotas en un tazón
  • Guardar los juguetes para jugar afuera

Muchos niños de 5 años pueden…

  • Recordar y repetir las reglas de la casa
  • Pedir permiso a los adultos para hacer actividades
  • Seguir reglas y rutinas establecidas sin que se les pida hacerlo (por ej., lavarse las manos antes de comer, guardar los juguetes antes de acostarse)
  • Hacer quehaceres simples sin ayuda (por ej., dar de comer a una mascota, recoger las cartas del buzón, hacer la cama)
  • Ayudar a un adulto con quehaceres más complejos (por ej., regar plantas, doblar la ropa limpia, lavar los trastes, sacar el polvo)
  • Cuidar de sí mismo sin ayuda en la mayoría de las actividades de autocuidado

Los niños que tienen discapacidades pueden necesitar ayuda especial para satisfacer estas expectativas. Usted talvez quiera hacer lo siguiente:

  • Hacer que su hijo haga solo una parte de la tarea, para que usted complete la parte en que encuentra más dificultades
  • Ofrecer a su hijo ayuda para que pueda completar la tarea
  • Dar instrucciones de maneras diferentes (por ej., usando un dibujo o un gesto) para que su hijo comprenda lo que se le pide

Cómo enseñar a su hijo a hacer quehaceres simples
¿Le sorprende que niños pequeños puedan manejar tantas actividades y responsabilidades diferentes? ¿Le interesa lograr que su hijo sepa hacer más cosas en forma independiente? Si usted quiere que su hijo tenga una habilidad o sepa hacer algo, tiene que enseñarle lo que debe hacer. 

Realmente no es tan complicado como pueda parecer. Para enseñar a su hijo o hija a hacer una tarea, siga los siguientes pasos:

  1. Diga claramente lo que quiere que su hijo haga. Por ejemplo, si usted quiere que su hijo eche una servilleta a la basura, podría decirle: “Andrés, ve y pon tu servilleta en el cubo de la basura”. A veces los padres y madres no describen muy claramente lo que esperan.
    Por ejemplo, podrían preguntar:
    “¿Dónde se pone eso?”, o decir: “No eches tu basura al fregadero”.
    Estas instrucciones no le comunican al niño precisamente lo que se espera, de modo que tal vez no produzcan el comportamiento deseado.
  1. Si su hijo no parece estar seguro sobre lo que se espera o no entiende la instrucción, dígale después de darle la instrucción:
    “Déjame mostrarte cómo hacerlo” (usando un tono de voz suave y paciente) y ofrezca a su hijo la cantidad mínima de ayuda que necesita para hacer la tarea.
  1. Cuando su hijo intenta hacer la tarea o acata el pedido, encomie su esfuerzo inmediatamente. Se le podría decir: “¡Mira! Qué niño grande eres. Puedes echar la basura al cubo”. La clave es dar el encomio con entusiasmo y decir específicamente lo que hizo su hijo.
  1. No se extrañe si la primera vez que su hijo intenta hacer algo nuevo
    (por ej., poner los utensilios para comer en la mesa, las medias en el cajón o los juguetes en el estante), sus esfuerzos no son como se podría desear (por ej., si los utensilios para comer están fuera de su lugar o las medias están un poco desarregladas). Cuando su hijo aprende por primera vez a hacer una tarea, es muy importante alentar sus intentos. Si usted desanima o reprende a su hijo ya que no hizo todo correctamente, el niño podría tener menos entusiasmo para volver a intentar la tarea.
  1. Su hijo tal vez necesite practicar la tarea o habilidad nueva antes de que pueda hacerla sin ayuda. Si la tarea es complicada y usted ha mostrado a su hijo cómo hacerlo (por ej., guardar los juguetes en el estante), puede ser buena idea evitar el mostrarle cómo hacerlo y simplemente darle   instrucciones verbales. Recuerde que al dar instrucciones, se necesita describir exactamente lo que quiere que su hijo haga (por ej., recoger los bloques y echarlos al cubo), y responder con encomio cuando el niño complete la tarea.

¿Por qué a veces se rehúsan a cooperar?

Los niños preescolares aprenden cómo expresarse y relacionarse con otros. Cuando no cooperan, no se trata siempre de una negativa deliberada a acatar sus instrucciones, sino que puede deberse a otras razones. Por ejemplo, tal vez su hijo…

  • Necesita una advertencia de que usted espera que deje de hacer lo que estaba haciendo para acatar su pedido
  • Está pensando en otra cosa y no escucha el pedido
  • No entiende claramente lo que usted quiere
  • Está más acostumbrado a recibir atención negativa (por ej., se le grita o regaña) y puede rehusarse a obedecer para llamar esa clase de atención

Al pensar sobre por qué su hijo tal vez no le hace caso, usted puede determinar lo que debería hacer luego. Por ejemplo, puede ser necesario dar a su hijo una advertencia antes de pedir que haga algo. Si su hijo tiene una discapacidad o retraso en el lenguaje, puede ser necesario darle un indicio concreto para mostrarle lo que quiere que haga (por ej., darle el cepillo de dientes para indicarle que es hora de cepillarse los dientes). Tal vez usted necesite agacharse para ponerse al nivel de su hijo y llamar su atención (por ej., mirar a su hijo a los ojos o tocarlo suavemente) antes de pedirle algo. Si su hijo busca la atención negativa –es decir, si se porta mal para llamar la atención sobre sí mismo–, usted puede pasar por alto lo que ha hecho mal, sin regañar a su hijo ni hablarle, para luego encomiarlo cuando hace algo apropiado.

¿Qué hacer cuando los niños rehúsan acatar las instrucciones o los pedidos?

Cuando los niños son muy pequeños, a menudo tienen entusiasmo para prender a hacer quehaceres simples y gozan haciéndolos. También gozan recibiendo su encomio y atención, y el darse cuenta que pueden lograr cosas como ‘niño grande’ o ‘niña grande’. Es importante reconocer que una vez que el niño puede hacer la actividad sin ayuda, tal vez sienta menos motivación para completar la tarea habitualmente. (En realidad, ¿a cuántos adultos nos encanta hacer la cama?) En tales momentos, tenga en cuenta que su encomio y atención pueden surtir mucho efecto para conseguir la cooperación de su hijo.  Si el niño parece estar renuente para hacer una tarea que puede completar sin ayuda, ponga a prueba los siguientes pasos:

  1. Acérquese a su hijo, agáchese para ponerse al nivel de sus ojos y vuelva a darle la instrucción. Dígale exactamente lo que espera usando tonos tranquilos y firmes. (por ej., “Pablo, recoge tus juguetes y ponlos en el estante”).
  2. Si su hijo se resiste o rehúsa hacerlo, respire hondo (para mantenerse tranquilo) y piense por qué el niño puede rehusarse. Después de examinar la situación, se puede:
  • Decir a un niño que está renuente a dejar de hacer algo: “Veo que quieres seguir jugando. Puedes jugar 3 minutos más. Yo pondré el reloj. Luego tienes que limpiar.”
  • Decir a un niño enojado: “Me estás diciendo que estás enojado y que no quieres limpiar. Los libros necesitan guardarse. Una vez que estés tranquilo, tendrás que recogerlos”. Luego espere hasta que su hijo esté tranquilo para volver a darle la instrucción.
  • Decir a un niño que es lento para empezar: “Yo te ayudaré a empezar. Yo recojo uno y luego recoge tú otro.”
  • Decir a un niño que tal vez no esté al tanto de la actividad divertida que se hará luego: “Cuando los libros estén en el estante, puedes bañarte con el jabón nuevo de burbujas que compramos hoy.”
  • Decir a un niño que quiere el control: “Tú puedes escoger. Puedes poner los vasos o los tenedores en la mesa. Tienes que ayudar a poner la mesa.”
  • Decir a un niño que siente poco entusiasmo por la tarea: “¡Vamos a correr una carrera contra el reloj! Yo pondré el reloj para ver si puedes terminar muy rápido.”
  1. En cuanto su hijo empiece a acatar el pedido, responda y encomie. Al encomiar a su hijo, describa exactamente lo que está haciendo. Por ejemplo: “¡Muy bien! Estás recogiendo los libros. Me gusta la manera en que estás limpiando”.

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, les esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos…

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de información:

vanderbilt.edu/csefel

El Centro sobre los Fundamentos Sociales y Emocionales del Aprendizaje Temprano
Oficina de Cuidado Infantil
Oficina de Head Start

https://www.youtube.com/watch?v=jqeJTuZhxO4

The Pot That Juan Built, por Nancy Andrews-Coebel

*En concreto, la etimología analiza cómo una palabra se incorpora a un idioma, cuál es su fuente y cómo varían sus formas y significados con el paso del tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s