Programa 201: Estimulando nuestra creatividad

Miércoles 22 de julio de 2015
Programa # 201

Bienvenidos a su programa 

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Estimulando nuestra creatividad

Con Romilia Schlueter, Lupita Montoto y Shelene Zárate

Participe en el programa llamando al 321-1480 – enviando un mensaje de texto al 60193

¿Ha escuchado alguna vez decir que solo usamos el 10 % del cerebro? Esta es una creencia popular muy extendida que afirma que la mayoría o todos los seres humanos utilizamos solamente el 10 por ciento de nuestro cerebro. Por asociación, a menudo se sugiere que mediante algunos procesos una persona puede ser capaz de aprovechar ese potencial no utilizado y que, al hacerlo, se produce un aumento significativo de su inteligencia.  Por supuesto esto no es cierto.

Es probable que el mito del 10 % haya surgido de una mala comprensión o interpretación de las investigaciones neurológicas llevadas a cabo a finales del siglo XIX y principios del XX, en las cuales los investigadores:

  • Descubrieron que sólo el 10% de las neuronas del cerebro están encendidas” en un momento determinado

Otro posible origen del mito del 10% es que las neuronas solo componen el 10 % (aproximadamente) de las células del cerebro; el resto son células gliales que, a pesar de estar implicadas en el aprendizaje, funcionan de manera distinta a las neuronas. https://es.wikipedia.org/wiki/Mito_del_10_%25_del_cerebro

Aunque muchas capacidades intelectuales pueden ser mejoradas con el entrenamiento, la idea de que grandes áreas del cerebro permanecen inutilizadas no tiene ningún fundamento lógico. A pesar de que siga habiendo muchas incógnitas acerca del funcionamiento del cerebro, se sabe que cada parte del cerebro tiene una función determinada.

Entre otros materiales, para este programa vamos a utilizar las notas tomadas de la conferencia “Claves educativas para estimular la creatividad de niños y adolescentes, una mirada desde la neurociencia,” presentada por el neurocientífico argentino, Estanislao Bachrach.

Usamos todo el cerebro, pero solo el 2% al mismo tiempo.  Por eso el estrés es negativo a nuestro trabajo. Cuanto más tranquilos estamos, más acceso tenemos a las ideas.  Imaginemos que todo lo que pasa en nuestras vidas está guardado en un cajón y cuando necesitamos alguna información específica, sacamos lo que necesitamos para utilizarla en ese momento.

El neurocientífico invito a los participantes en la conferencia a cerrar los ojos por 60 segundos e imaginar una puesta de sol. Al final de los 60 segundos, preguntó cuántas personas imaginaron una puesta de sol sobre el agua. Una gran mayoría de los asistentes levantó la mano.  Prueba de que mirar una puesta de sol a la orilla de un lago o en el mar, es una experiencia muy común – nuestra imaginación simplemente saca del cajón algo que ya conoce; algo que tiene “a la mano.”

Fomentar la creatividad es muy importante, en el mundo de negocios, las grandes empresas están siempre a la búsqueda de gente que pueda pensar – que son creativos – que tienen la capacidad de empatizar, de entender a otros.  Por ejemplo, en una encuesta llevada a cabo por IBM, se le pregunto a 1500 ejecutivos QUE HABILIDAD QUERIAN EN SUS EMPLEADOS. TODOS los 1500 ejecutivos contestaron lo mismo: ¡CREATIVIDAD!

Cuando aplicamos estos conceptos a un proyecto en el que estamos trabajando, o a servicios que deseamos ofrecer, conseguimos innovación.

Con los nuevos descubrimientos relacionados con el cerebro, la neurociencia esta relacionando la creatividad con la innovación – afirmando la importancia de fomentar innovaciones incrementalmente – pequeñas innovaciones – valor agregado – de 100 ideas, puede resultar un producto con valor – una innovación – algo nuevo.

Entonces ¿usamos todo el cerebro? ¡Si, lo usamos todo!  Pero NO al mismo tiempo.  ¡No podemos encender más del 2% del cerebro al mismo tiempo!  Por supuesto que aunque el 2% suene como un porcentaje muy pequeño, debemos recordar que nuestros cerebros están compuestos por billones de conexiones.

Lo triste es que usamos continuamente el mismo 2%… no por falta de inteligencia… sino porque somos eficientes.  El cerebro es eficiente y busca hacer lo que ya le es familiar para poder hacerlo con facilidad.  La creatividad es como si prendiésemos otras áreas del cerebro y eso requiere esfuerzo… es como si fuéramos a otros cuartos y encendiéramos la luz.

La mente es nuestro “software” cuando entrenamos las áreas responsables de la creatividad nuestra mente se ve positivamente afectada.  La creatividad, no muere, está presente – latente… la puedes volver a entrenar… como ir a un gimnasio para la mente.

La mente altera al cerebro, aunque es algo que no se puede tocar, la mente— puede reconstruir nuestro cerebro y crear nuevos circuitos cerebrales. Por ejemplo, si somos continuamente negativos, fortalecemos y construimos los circuitos negativos de nuestro cerebro – por supuesto lo opuesto es también cierto, cuando hacemos el esfuerzo de encontrar el lado positivo a nuestros retos, creamos circuitos cerebrales que son positivos, incrementando nuestra habilidad para ser creativos.

Lo importante es que podemos cambiar la mente… es difícil y requiere mucho esfuerzo, pero es posible entrenar las áreas creativas del cerebro…  la creatividad se aprende y la edad no es excusa.  Es cierto que el joven tiene más frescura, pero el viejo tiene más experiencia… y cuando combinamos frescura con edad, podemos obtener grandes resultados – Podemos INNOVAR.

En otro experimento que el Dr. Estanislao Bachrach, llevo a cabo durante la presentación, pidió a los participantes que en 60 segundos hicieran una lista de las funciones que pudiera tener un clip.  Al final de los 60 segundos, la mayoría de las personas tenían entre 4 y 6 funciones.  Esto es lo que el presentador llama “la media mundial,” en su experiencia, la mayoría de personas al final de los 60 segundos de este experimento, han hecho una lista de 4 a 6 funciones para el clip.  Agrega que los niños son mucho más creativos que los adultos, dando el ejemplo de un chiquillo que dio como una de las funciones de su clip, que se podía comer.  Cuando le dijeron al niño que los clips no se comen, el niño aseguró que el suyo si se podía comer, porque era de chocolate.

En el ejemplo del clip de chocolate vemos que la creatividad debe tener valor, debe ser algo que se pueda utilizar, servir para algo.  En este caso, el clip de chocolate tiene el valor de ser un delicioso bocadillo de chocolate.  El cerebro nos entrena, nos enseña a ser prácticos… como a pensar en un clip que se puede comer y que es delicioso—de chocolate… algo totalmente nuevo, que a nadie se le ha ocurrido.

Cuando hacemos algo que nos gusta o cuando practicamos mucho para ganar habilidad y experiencia, nos damos cuenta que nuestra creatividad incrementa… estoy siendo original… la competencia no lo hace… el esfuerzo que hacemos es impulsado por el gusto que nos da.

Otro ejemplo ofrecido durante la presentación fue el de la creación del “iPod” – un reproductor de audio digital portátil. Muchas personas incluyendo a Steve Jobs, contribuyeron ideas, pero el diseño fue el resultado del trabajo de un equipo al que se le encargo crear el dispositivo y que generó, pensó, alrededor de 3000 formas nuevas para escuchar música… una de esas 3000 ideas dio el resultado deseado; con el valor deseado.  De las 3000 ideas se seleccionaros 100 proyectos – de esos 100 proyectos se seleccionaron 2 prototipos que se lanzaron al mercado, uno fallo y uno es el iPod que nosotros conocemos.

Esto, dice el Dr. Bachrach, es el gran condimento de la creatividad, al principio mucha novedad (como las 3000 ideas) y voy bajando, eliminando las que tienen menos posibilidades.  Es muy difícil llegar a una idea que es innovadora, se requiere mucho trabajo para filtrar y seleccionar hasta llegar al valor que buscamos, el producto que nos da los resultados deseados.

Porqué solo el 2%? propone el Dr. Bachrach, que hasta los 6 años los pensamientos de los niños son como un vaso de agua clara…  y en la escuela aprenden a definir, etiquetar, segregar en diferentes categorías como historia, matemáticas, geografía, dibujo…. La mescla de estas categorías es la creatividad… Integración de conceptos… como la idea de mesclar mantequilla de maní con chocolate; una idea que ha resultado en el dulce más vendido en los Estados Unidos, con ventas anuales en billones de dólares.

El cerebro es eficiente, automatiza procesos, busca lo que conocemos.  Dice el Dr. Bachrach que la certeza, la experiencia y la cultura son enemigos de la creatividad, porque el cerebro trata de contestar lo que conoce y la creatividad es lo que no se conoce.

Cómo podemos cultivar pensamientos no habituales?  El promedio de pensamientos que tiene una persona en un día es 68000 de estos 68000, el 95% son los mismos pensamientos repetidos una y otra vez.  La creatividad se presenta cuando pensamos de nuevas maneras. ¿Cómo puedo romper con los pensamientos habituales? Unas pocas personas, digamos un 2% son naturalmente creativas; tienen una idea y esa idea es un éxito total, el resto de nosotros debemos adquirir la creatividad, cultivarla, esforzarnos, pensar en muchas ideas y experimentar para obtener una que tiene el valor que buscamos.  La creatividad no es un talento, es una habilidad que puede ser usada, adquirida, y practicada.

Uno de los grandes problemas en las escuelas [y talvez en muchas familias] es que nos comparamos con otros… cuando nos comparamos con otros siempre vamos a encontrar alguien que puede ser mejor que nosotros – aunque lo importante es querer ser creativos para nosotros mismos, no para los otros.  Para ser creativos debemos cambiar, pensar nuevo, distinto… pero el cerebro no quiere cambiar porque el cambio requiere riesgo.

Cuando hablamos de ser creativos, hablamos de cambiar los resultados, el desempeño, cuando hablamos de cambio, hablamos de cambiar la forma de hacer las cosas para conseguir diferentes resultados comportamientos (hábitos.)  Ahora, desde el punto de vista de la neurociencia lo que debemos cambiar no el comportamiento sino de que depende el comportamiento, de cómo nos sentimos, de cómo pensamos.

La gente cambia y puede pensar nuevo, cuando pensamos nuevo construimos nuevos circuitos cerebrales.  Para esto debemos aprender a manejar nuestras emociones, porque la gente fracasa, se equivoca, si vamos a pensar algo por primera vez es muy probable que nos vamos a equivocar… es normal.  Pero estas emociones que resultan de los momentos en los que fracasamos son muy difíciles y es importante aprender a manejarlas.

Usando el ejemplo de un tempano de hielo, lo que podemos ver es el rendimiento, los comportamientos, los hábitos.  Lo que está bajo la superficie y que no podemos ver son las emociones, los sentimientos, los pensamientos.

El corazón de la creatividad, la innovación, son las ideas, cuando estamos relajados, tranquilos, es cuando cuándo más ideas tenemos – cuando la idea generada es nuestra, el cerebro libera adrenalina. Por otra parte, cuando estamos estresados generamos muy pocas ideas que tienen valor.

El cerebro prefiere lo conocido… tiene miedo… quiere hacer todo rápido, con eficiencia… la invitación es a tomar riesgos para ser creativos… pensar mucho y nuevo. No hay técnicas para asegurar que haremos algo y seremos más creativos,  el agregado de valor en la ecuación de la creatividad es que entre más nuevas ideas tenemos más probabilidades tendremos de encontrar una con valor/novedoso…   genera 50 ideas nuevas y encontraras algo creativo.

En cuanto a diversidad, cuanto más distinto sea el componente del equipo, más cercanos estaremos a la creatividad.  Cuanto más nos conocemos más creativos podremos ser – no importa como lo logremos.  La creatividad requiere disciplina, intención…

Ejemplo: Señalando una nube… pregunta: ¿miran la vaca? Las personas tratan de encontrar la imagen de la vaca en la nube y algunos dicen que la pueden ver, el presentador dice, ¿quién logra ver la vaca escondida en esa nube? Por supuesto no hay vaca alguna, la razón que algunos de ustedes miraron la vaca es que no se mira con los ojos,  se mira con el cerebro – miramos lo que queremos ver.

Que queremos resolver?  Antes de empezar a generar ideas investiguemos… necesitamos información… ¿que queremos lograr? 100 ideas en 60 minutos es una buena lluvia de ideas. Nunca más de 60 minutos para una lluvia de ideas.  Usualmente las primeras 30 ideas son conocidas, enseguida vienen las nuevas ideas, las mejores.

Tengamos en cuenta que el humor genera albumina… y la albumina es un neurotransmisor clave para la novedad, el interés, la generación de ideas.

La etapa de incubación de ideas… ocurre cuando estamos relajados, no necesariamente durante la sesión de lluvia de ideas, sino más tarde, en casa…

La evaluación… es lo más difícil…. implementar…. medir, hacer, aprender de los errores…

A los latinos no nos justa el fracaso… debemos aprender del fracaso, el fracaso es bueno…

Como adultos podemos aceptar la idea de reconocer y comprender la decepción cuando algo no nos sale como nosotros queremos; en uno de nuestros programas pasados hablamos de cómo ayudar a nuestros niños a reconocer y comprender la decepción; ahora abordamos esos momentos cuando experimentamos una emoción muy perturbadora: la envidia.

“¡No es Justo!” La envidia es una emoción normal que experimentan tanto los adultos como los niños. Los niños a menudo no cuentan con las aptitudes o lenguaje para hacerle frente a este sentimiento tan complejo.

Muchos niños enfrentan la envidia exteriorizándola con conductas desafiantes tales como berrinches, llorar o golpear. Debido a que su niño puede expresar ira, puede ser difícil responder al verdadero sentimiento de la envidia. Cuando le enseña a su niño a identificar y responder a los verdaderos sentimientos de la envidia, usted está ayudándole más que a sentirse mejor. Le está ayudando a manejar los sentimientos dolorosos y a que se lleve con los demás hoy y en el futuro. Si su niño sabe que sus sentimientos son normales y que él es único y que es valorado por quien es, independientemente de sus juguetes o habilidades, es menos probable que los sentimientos de envidia escalen a conductas destructivas.

Intente esto en casa:

Perciba y clasifique los sentimientos de envidia de su niño. “Veo que te entristece y te dan celos cuando le doy de comer al bebe. “Cuando suene el cronómetro, tú puedes elegir una actividad para ti y para mí solos ¡Me encanta pasar tiempo contigo!”

  • Asegúrese de pasar tiempo dedicado de calidad con su niño. ¡Recuerde que todo niño necesita de alguien que esté loco por él/ella! Quince minutos de tiempo solos sin televisión, computadora o teléfono le ayudará a establecer una relación positiva, apoyar su desarrollo social y emocional y le ayudará a sentirse amado, competente y confiado. El tiempo de calidad puede ser leer un libro, dar abrazos y/o palmadas de felicitación, cantar una canción o dejar que su niño sea su ayudante especial.
  • Recuerde alguna vez que usted sintió envidia y compártalo con su niño. Comente con él cómo lidió con sus sentimientos de envidia.
  • Reconozca las diferencias entre las personas, enséñele que todos somos únicos y que tenemos diferentes fortalezas y debilidades, por ejemplo, usted le puede decir: “Tu papá es muy bueno jugando al béisbol. Realmente me gusta jugar pero se me hace difícil.” O, “Veo que a algunos niños les encanta jugar con los rompe cabezas, mientras que otros prefieren jugar con los trenes.”
  • Concéntrese en las fortalezas de su hijo. Dígale a su niño las cosas especiales de él. “Me encanta la manera en que le sonríes a la gente en el supermercado. Los haces feliz.” O, “me hace feliz verte jugar con tus bloques de juguete. Creas torres y túneles asombrosos.”
  • Lea libros que traten de la envidia y otras emociones. Hable con su niño acerca de lo que está sintiendo y experimentando el personaje y comente con su niño las ideas para estrategias que el personaje pueda intentar.

En la escuela, los maestros hablan de y celebran todos los tipos de diferencias. Cuando los niños aprenden que nuestras diferencias nos hacen únicos, habrá menos probabilidad de que sientan envidia o se comparen con otros niños y será más probable que se sientan orgullosos de quienes son. Los maestros ayudan a los niños a que aprendan sobre la diversidad mediante la lectura de historias, observando fotografías o jugando con juguetes que representan a personas de otros países o con diferentes habilidades, creencias o estilos de vida.

En conclusión, cuando su niño pueda comprender y clasificar sus diferentes sentimientos (triste, enojado, celoso) le ayuda a enfrentarse con su emoción, comprender a los demás y reduce la conducta desafiante. Es natural que sienta envidia de vez en cuando. Los niños pueden sentir envidia por la atención de los padres (por ej. un bebé nuevo en casa) o por los juguetes o habilidades de otro niño. El enseñarle a su niño a enfrentar los sentimientos de envidia le proporcionará a su niño una aptitud vitalicia.

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de Información utilizadas para este programa:

Notas tomadas de la conferencia “Claves educativas para estimular la creatividad de niños y adolescentes, una mirada desde la neurociencia” a cargo de Estanislao Bachrach, autor del best-seller Ágil-mente, dentro del marco de las actividades del Programa de Acompañamiento Educativo de Fundación Catalunya-La Pedrera.
https://www.youtube.com/watch?v=CXPmWOTBNuY

Serie de conexión mochila – Cómo ayudar a su niño a reconocer y comprender la envidia.

www.challengingbehavior.org

El problema de la relación cuerpo-mente o (cerebro-mente) http://www.ub.edu/pa1/node/129

El sentido común nos sugiere que la mente y el cuerpo deben interactuar. Nuestras percepciones, pensamientos, intenciones, deseos y emociones afectan directamente a nuestros cuerpos y nuestras acciones. Desafortunadamente, las nociones del sentido común parecen implicar una contradicción. Parece muy claro que el cerebro y el sistema nervioso forman parte del mundo físico: tangible, visible, público, extenso en el espacio. Sin embargo, los pensamientos, sentimientos, conciencias y otros estados de la mente se nos presentan como mentales: intangibles, invisibles, privados, ordenados en el tiempo, pero no en el espacio. Si el cerebro y la mente son cosas fundamentalmente diferentes y si las leyes de causalidad requieren causas y efectos entre tipos semejantes, entonces es claramente imposible para el cerebro generar la mente o que la mente afecte al cerebro. Estas contradicciones constituyen parte del problema mente/cuerpo (el de la relación entre mente y cerebro).

No obstante, si la distinción entre la mente intangible e inextensa y la naturaleza física extensa se mantiene, entonces, el problema mente/cuerpo es también el de la relación de la mente con el mundo que nos rodea. El medio natural, después de todo, es una entidad física del mismo modo que lo es el cerebro, y el problema de explicar cómo llegamos a ser conscientes del entorno no es menos difícil que la relación de la conciencia con el funcionamiento del sistema nervioso. La mayor parte de la historia de la psicología ha transcurrido en el intento de llegar a comprender el problema de la relación entre la mente y el cuerpo y viceversa. Actualmente, como veremos, los científicos se ocupan de encontrar relaciones entre estados cerebrales y estados mentales.

Mente – Cerebro: https://es.wikipedia.org/wiki/Mente

La mente es el nombre más común del fenómeno emergente que es responsable del entendimiento, la capacidad de crear pensamientos, la creatividad, el aprendizaje, el raciocinio, la percepción, la emoción, la memoria, la imaginación y la voluntad, y otras habilidades cognitivas.  La mente integra diversas facultades del cerebro que permite reunir información, razonar y extraer conclusiones.1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s