Programa 208: Descubra su biblioteca y encuentre el libro perfecto

Miércoles 9 de septiembre de 2015
Programa # 208

Bienvenidos a su programa

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Con Romilia Schlueter, Lupita, Rosa, José

Y nuestra invitada especial: Mary Driscoll, bibliotecaria para el servicio de bibliotecas del Condado Dane

Descubra su biblioteca y encuentre el libro perfecto

Participe en el programa llamando al 321-1480  o enviando un mensaje de texto al 60193

Escucha: 

Los materiales que estamos usando en este programa, tienen 2 objetivos; primero, presentar a los padres la biblioteca de la escuela o la biblioteca pública, y motivarlos a que lleven a sus niños a la biblioteca con frecuencia.  Segundo,  motivar a los padres a construir un ambiente con abundantes materiales impresos en sus hogares.

La biblioteca pública es como un cofre inmenso de tesoros, repleto de libros, revistas, videos, computadoras y programas—y todo está disponible gratis con una tarjeta de la biblioteca.

He aquí sólo algunas de las cosas que encontrará.

  • Bibliotecarias que lo pueden ayudar a encontrar libros sobre temas que le interesan a su hijo y que están a su nivel apropiado de lectura.
  • Una sección infantil acogedora especial diseñada sólo para niños. La mayoría de las bibliotecas tienen buenas secciones infantiles con libros tanto en inglés como en español.
  • La hora del cuento para niños pequeños. Pregúntele a su bibliotecaria por los días y horas exactas. Los libros cobran vida cuando llega la hora del cuento. Es un modo excelente para compartir cuentos con sus hijos.
  • La información acerca de los programas de lectura para niños y adultos e información acerca de programas de tutoría para niños y adultos.
  • Las computadoras libre de cargos para su uso y el de su hijo. Usted encontrará una mina de oro en línea. Para que empiece, visite la página Web bilingüe http://www.ColorinColorado.org. Usted encontrará listas de libros e información que lo ayudará a apoyar el desarrollo de alfabetización de su hijo.

Para obtener una tarjeta de la biblioteca gratis, presente una tarjeta de identificación que tenga su dirección actual, tal como una licencia de conducir o un recibo del teléfono.

No necesita un número de Seguro Social o tarjeta. Con la tarjeta de la biblioteca, cada vez usted podrá sacar prestado libros y otros materiales para niños y adultos por varias semanas. Cuando termina con estos libros, los puede llevar de vuelta y sacar prestados otros más.

Ayuden a los niños a adquirir el amor por la lectura

Estudios hechos durante la pasada década muestran una disminución rápida en el número de estudiantes que leen por diversión y una disminución en el apoyo que reciben en el hogar con respecto a la lectura.

Las estadísticas del Departamento de Educación de los EE.UU. muestran que el tiempo promedio que las madres pasan hablando con sus hijos es menos de 30 minutos al día y los padres aún menos, solamente 15 minutos al día.

Las familias pueden cambiar estas tendencias pasando más tiempo juntos leyendo en familia.

Invitamos a las familias a que visiten su biblioteca pública, a que lean más libros y que pasen más tiempo hablando y leyendo en voz alta con niños. Leer en familia es una oportunidad para celebrar el alfabetismo.

Leyendo en voz alta es lo más importante que los padres pueden hacer para asegurar el éxito del niño en la escuela y la biblioteca es un lugar excelente para que las familias aprendan más, juntos.

Aquí hay algunas cosas que los padres y cuidadores pueden hacer para ayudar a desarrollar el amor a la lectura desde una edad temprana:

  • Háblele, léale y cántele a su hijo todos los días.
  • Pídale a los abuelos y tíos a que hablen con los niños más pequeños sobre la familia, que les canten canciones de cuna o reciten poesías infantiles.
  • Aprenda nuevas cancioncitas para cantar con su hijo.
  • Visite su biblioteca pública y deje que su niño escoja libros para leer.
  • Haga su hogar una casa de lectura colocando libros en todas partes. Ponga libros en la cocina o en el baño así los niños los pueden disfrutar cada vez que entran en ese cuarto.
  • Sea selectivo e involúcrese en lo que los niños ven en la televisión.
  • Los niños que viven en hogares con muchos materiales para leer leen bastante y tienen más éxito en la escuela y en la vida futura.

Tome una actitud positiva hacia la educación de su hijo

Sea positivo en cuanto a la orientación educativa de su hijo. Un niño aprende más de una persona quien lo apoya y motiva. Su hijo necesita saber que con esfuerzo y dedicación ¡Sí se puede!

Siempre trate de apoyar a su hijo a incrementar su eficacia hacia la creencia de que querer es poder. Con esta actitud, es menos probable que su hijo se dé por vencido cuando le sea difícil aprender.

Determinar el futuro y bienestar venidero

  • Determine sus objetivos educativos a corto y largo plazo. Vea la educación como una inversión próspera y viable en un futuro próximo.
  • Cuando vea que su hijo decae, anímicamente hablando, apóyelo y motívelo a seguir adelante.

Investigue temas de  interés para su hijo

Investigaciones realizadas demuestran que los niños dedican un promedio de sólo cinco minutos a la lectura por día en su tiempo libre. ¡Eso no es suficiente! Permita que su hijo seleccione los temas y libros de su preferencia.

  • La actividad individual más importante relacionada con el éxito en la lectura es el tiempo que se dedica a la práctica de ésta. La práctica hace al maestro.
  • ¿Podría usted dedicarle por lo menos 20 minutos al día para guiar la práctica de lectura? Con esto estaría implementando aproximadamente 100 horas de lectura por año. Con esto lograría ayudar a ser la gran diferencia en la habilidad de la lectura para su hijo.

Fortalecer y enriquecer los conocimientos adquiridos en la escuela. Continúe añadiendo y fortaleciendo las técnicas que le han resultado para ayudar a su hijo a incrementar los buenos hábitos de estudio y aprendizaje.

  • Pregunte a su hijo acerca de lo aprendido en la escuela. Haga que le explique en detalle lo visto en clase. Esto le ayudará a incrementar su vocabulario y retención de lo expuesto en el aula.

Incrementar nuevas formas de aprendizaje

  • El propósito de esta información es ofrecerle estrategias simples y efectivas de cómo apoyar la práctica de la lectura de su hijo en casa.

Elegir el libro ideal

Objetivo:

Seleccionar los libros apropiados para leer de acuerdo al nivel de lectura de su hijo.  Practicar la lectura beneficia a sus hijos especialmente cuando no son ni tan difíciles ni tan fáciles, simplemente los ideales.  Este plano le dará la fórmula para poder determinar si un libro es el ideal para el nivel de lectura de su hijo.

Actividad para probar en casa:

Junto a sus hijos, pruebe varios libros de texto para la práctica de la lectura.

Lo Que Necesita:

Libros de diferentes niveles de dificultad

Qué Hacer…

  1. Elija un libro. Seleccione el libro que crea que es “el ideal” para su hijo: el libro que su hijo no encuentre demasiado fácil ni demasiado difícil. Puede consultar al maestro de su hijo si necesita alguna recomendación.
  1. Escuche a su hijo leer. Haga que su hijo lea un párrafo pequeño de un libro.
  1. Compruebe el promedio de exactitud. De cada diez palabras que lea, cuente cuantas palabras no pronuncia. Cuente como incorrecta cada vez que su hijo pronuncie mal una palabra o se demore más de tres segundos en leerla correctamente.
  • Si su hijo no comete ningún error, quiere decir que ese libro es muy fácil para practicar la lectura. Intente con otro más difícil.
  • Si su hijo comete dos, tres, cuatro o más errores dentro de cada diez palabras que lea, ese libro es demasiado difícil para practicar la lectura, así que intente con uno que sea más fácil.
  • Si su hijo sólo comete un error dentro de cada diez palabras que lea, significa que ha encontrado el libro ideal para la práctica de la lectura. Su hijo será capaz de leer correctamente hasta un 90% de las palabras.

La lectura guiada

Objetivo:

Ayude a su hijo a aprovechar al máximo la práctica de la lectura. Los padres pueden ayudar a sus hijos a mejorar su nivel de lectura al propiciar la oportunidad de practicar la lectura diaria en casa.  Aquí tiene algunas ideas de cómo aprovechar al máximo el tiempo que destine a la práctica de la lectura.

Actividad para probar en casa:

Utilice estrategias efectivas que guíen a su hijo en la práctica de la lectura.

Lo Que Necesita:

Libros, revistas, libros de texto, artículos, etc. que sean del nivel adecuado para su hijo

Qué Hacer…

  1. Haga de la práctica de la lectura una actividad benéfica y divertida. Sea parte de la historia mientras su hijo la lee. Haga preguntas y emociónese con lo que esté pasando.  Resuma lo acontecido periódicamente y trate de hacer predicciones de lo que podría pasar después.
  1. Ayude a su hijo con las palabras difíciles. Si su hijo se detiene en una palabra por más de tres segundos, dígasela para que mantenga la fluidez de la lectura. Si deja que su hijo se entretenga por un largo tiempo en una palabra, eso interfiere en la comprensión del texto. Después de terminar de leer el libro, puede repasar las palabras en que haya tenido problemas para pronunciar o practicarlas utilizando tarjetas (Vea el plano “La tercera es la vencida”).
  1. Intente tomar turnos. Su hijo no tiene que leer solo. No está mal tomar turnos al leer, especialmente si la historia es larga. Intente estas técnicas:
  • Leyendo en eco

Lea usted primero y que su hijo repita inmediatamente después de usted.

  • Te toca y pasa el turno

Los dos se indican mutuamente cuando quieran que el otro lea, tocando la mesa. ¡tan! ¡tan!

  1. Asegúrese de que su hijo se beneficie de la lectura repetida. Esta técnica es tal y como se oye: el niño lee el mismo libro una y otra vez. La lectura repetitiva ayuda a su hijo a leer más rápido, aprender nuevas palabras y les ayuda a desarrollar la habilidad de leer en voz natural y a ser más expresivo.

Juegos recreativos para lectores

…porque la práctica de la lectura debe ser una experiencia agradable y gratificante para los niños.

Objetivo:

Ayude a su hijo a leer de corrido, correcta y expresivamente. Esto se llama fluidez.  Al leer en forma fluida, los niños se pueden concentrar en el significado de lo que están leyendo, ya que su energía mental no necesita enfocarse en descifrar palabras individuales.

Actividad para probar en casa:

En esta actividad, le tomará el tiempo a su hijo cuando éste lea el mismo pasaje durante varios días. Esto le da a su hijo la oportunidad de aprender de sus errores y de leer más rápido. Su hijo de seguro leerá más rápido, correcta y fluidamente el pasaje en cada ocasión que le sea tomado el tiempo. Esto fomenta la seguridad propia de su hijo como lector y además le crea la habilidad de concentrarse menos en palabras individuales mientras lee y de enfocarse más en el significado de todo el texto.

Lo Que Necesita:

  • Un pasaje corto para leer de un libro que esté a su nivel (Vea como “Elegir el libro ideal”).
  • Un cronómetro o reloj con segundero y una tabla para anotar resultados

Qué Hacer…

  1. Seleccione el pasaje. El pasaje no deberá ser ni tan fácil ni tan difícil para su hijo al leerlo. Como regla general, el pasaje seleccionado debe ser lo suficientemente largo como del largo de un dedo, para que a su hijo se demore por lo menos un minuto al leerlo por primera vez.
  1. Haga una lectura previa del pasaje. Permita que su hijo lea el pasaje una vez antes de que le tome el tiempo. Ayúdele a identificar y definir palabras nuevas.  En sus marcas, listos, ¡Lean!
  1. Inicie la “competencia de lectura.” Dígale a su hijo que le va a tomar el tiempo al leer para saber cuánto tarda en leer el pasaje sin cometer tantos errores. El objetivo es lograr su mejor tiempo personal. Recuerde que su hijo no está compitiendo contra nadie más.
  1. Recuérdele a su hijo que lea rápido pero con cuidado. Entonces inicie la competencia diciendo “En sus marcas, listos ¡Lean! Tómele el tiempo para saber cuántos minutos se demora en leer el pasaje completo.
  1. Enseñe a su hijo las palabras nuevas y las que se salte. Si su hijo comete un error o no puede leer una palabra dentro de tres segundos, dígasela para que continúe con la lectura. Lleve la cuenta de cuántas palabras falló y repáselas cuando termine el tiempo. Considere usar esas palabras para las fichas que haga para la actividad “La tercera es la vencida”.
  1. Determine el resultado. Agregando el número de palabras incorrectas al número de segundos que le tomó a su hijo para leer el pasaje.
  1. Ponga a su hijo a leer el mismo pasaje otra vez al día siguiente. Rete a su hijo a leer el pasaje más rápido y cuidadosamente. Tome el tiempo y registre el nuevo resultado (de seguro ha mejorado).
  1. Repita este proceso de una a cinco veces utilizando el mismo pasaje. No haga más de dos lecturas al día. Cuando su hijo pueda leer ese pasaje, clara, rápida y correctamente con pocos errores, puede usted elegir otra lectura e iniciar una nueva serie de lecturas cronometradas.

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de Información utilizadas para este programa:

Colorín Colorado – Toolkit for Educators – Para mayor información, visite www.ColorinColorado.org

Edificando mejores lectores en familia – un taller de alfabetización en familia dirigida a padres de alumnos de primaria. https://www.polk-fl.net/parents/spanish/documents/esol_FBBR_Blueprints_Spanish.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s