Programa 210: Inspiradoras mujeres hispanas

Miércoles 23 de septiembre de 2015
Programa # 210 

Bienvenidos a su programa

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Con Romilia Schlueter, Lupita, Rosa, José

Inspiradoras mujeres hispanas

Participe en el programa llamando al 321-1480  o enviando un mensaje de texto al 60193

Escucha: 

¿Sabía que la primera autora latinoamericana que ganó el premio Nóbel de literatura fue Gabriela Mistral? La historia de los países latinoamericanos está llena de la sabiduría y del talento de muchas mujeres, de algunas que son recordadas y otras olvidadas. Muchos de los títulos recomendados en esta lista de libros imaginan la niñez de mujeres como Gabriela Mistral, Celia Cruz y Sor Juana Inés.

Otros cuentan las historias de las heroínas históricas e imaginarias que rechazan el tener que abandonar sus sueños simplemente por su condición de género.

So r Juana Inés de la Cruz ( Juana de Asbaje y Ramírez; 1648-1695)

Una biblioteca para Juana

Por: Pat Mora

Ilustrado por: Beatriz Vidal

Para edades: 6-9

Este libro biográfico presenta a Sor Juana Inés de la Cruz, uno de los personajes eruditos y poetas más queridos de México. A los tres años de edad, Juana le prometió al profesor de su hermana que permanecería “calladita como una tortuga” para poder así quedarse en la escuela y aprender a leer. Más adelante, la joven mujer se hizo monja y produjo poesías que aún se aprenden y recitan los niños del México de hoy. Un conjunto de hermosas pinturas llenas de detalles dan tributo al arte popular mexicano y cuentan la historia de la vida de Sor Juana.

Sor Juana Inés de la Cruz nació en la hacienda de San Miguel Nepantla,Estado de México, el 12 de noviembre de 1648. Su nombre, antes de tomar el hábito, fue Juana de Asbaje y Ramírez ya que fue hija natural de la criolla Isabel Ramírez de Santillana y el vizcaíno Pedro Manuel de Asbaje.

Siendo pequeña, Sor Juana se crió con su abuelo materno Pedro Ramírez, en la hacienda de Panoayan. Su genio se manifestó desde temprana edad: habiendo estudiado apenas las primeras l A los tres años Sor Juana ya sabía leer, a los siete pedía que la mandaran a estudiar a la Universidad.

En plena madurez literaria, criticó al P. Vieyra, portugués de origen, jesuita, un sermón, y lo impugnó sosteniendo lo relativo a los límites entre lo humano y lo divino, entre el amor de Dios y el de los hombres, lo que dio motivo a que el Obispo de Puebla, D. Manuel Fernández de Santa Cruz (Sor Filotea), le escribiera pidiéndole que se alejara de las letras profanas y se dedicara por entero a la religión. Sor Juana se defendió
en una larga misiva autobiográfica, en la cual abogó por las derechos culturales de la mujer y afirmó su derecho a criticar y a impugnar el tal sermón. No obstante, obedeció, y al efecto entregó para su venta los cuatro mil volúmenes de su biblioteca (“quita pesares”, como la llamaba), sus útiles científicos y sus instrumentos musicales, para dedicar el producto de ellos a fines piadosos. Cuatro años más tarde, atendiendo a sus hermanas enfermas de fiebre, se contagió y murió el 17 de abril de 1695.

REDONDILLAS

Hombres necios que acusáis
a la mujer, sin razón,
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis;si con ansia sin igual
solicitáis su desdén,
por qué queréis que obren bien
si las incitáis al mal?

Combatís su resistencia
y luego, con gravedad,
decís que fue liviandad
lo que hizo la diligencia.

Parecer quiere el denuedo
de vuestro parecer loco,
al niño que pone el coco
y luego le tiene miedo.

Queréis, con presunción necia,
hallar a la que buscáis
para prentendida, Thais,
y en la posesión, Lucrecia.
¿Qué humor puede ser más raro
que el que, falto de consejo,
él mismo empaña el espejo
y siente que no esté claro?

Con el favor y el desdén
tenéis condición igual,
quejándoos, si os tratan mal,
burlándoos, si os quieren bien.Opinión, ninguna gana,
pues la que más se recata,
si no os admite, es ingrata,
y si os admite, es liviana.

Siempre tan necios andáis
que, con desigual nivel,
a una culpáis por cruel
y a otra por fácil culpáis.

¿Pues cómo ha de estar templada
la que vuestro amor pretende?,
¿si la que es ingrata ofende,
y la que es fácil enfada?
Dan vuestras amantes penas
a sus libertades alas,
y después de hacerlas malas
las queréis hallar muy buenas.
¿Cuál mayor culpa ha tenido
en una pasión errada:
la que cae de rogada,
o el que ruega de caído?

Más, entre el enfado y la pena
que vuestro gusto refiere,
bien haya la que no os quiere
y quejaos en hora buena.¿O cuál es de más culpar,
aunque cualquiera mal haga;
la que peca por la paga
o el que paga por pecar?

¿Pues, para qué os espantáis
de la culpa que tenéis?
Queredlas cual las hacéis
o hacedlas cual las buscáis.

Dejad de solicitar,
y después, con más razón,
acusaréis la afición
de la que os fuere a rogar.

Bien con muchas armas fundo
que lidia vuestra arrogancia,
pues en promesa e instancia
juntáis diablo, carne y mundo.

Elenita

Por: Campbell Geeslin

Ilustrado por: Ana Juan

Para edades: 6-9

Elena desea ser soplador de vidrio como su padre, pero hay un problema: “¿Quién ha oído jamás hablar de un soplador de vidrio que es niña?” Elena decide que ella debe ir a Monterrey donde están los grandes sopladores de vidrio, e inicia su viaje -con una pipa en la mano y vestida de chico. Elena pronto descubre sus propios talentos ocultos y la energía de creer en sí misma. Las encantadoras ilustraciones de Ana Juan transmiten la magia del viaje de Elena.

Frida

Por: Jonah Winter  – Ilustrado por: Ana Juan  – Para edades: 3-6

En este refrescante tributo a Frida Kahlo y su imaginación, Jonah Winter escribe: “Frida no grita ni se queja. En vez de llorar, ella pinta cuadros de ella misma llorando”. Winter explora suavemente cómo el sufrimiento de Frida da forma a su obra de una manera que los niños podrán entender. Las fantasías coloridas de Ana Juan evocan el estilo único de Frida y de sus pinturas.

(Magdalena Carmen Frida Kahlo; Coyoacán, México, 1907 – id., 1954) Pintora mexicana. Aunque se movió en el ambiente de los grandes muralistas mexicanos de su tiempo y compartió sus ideales, Frida Kahlo creó una pintura absolutamente personal, ingenua y profundamente metafórica al mismo tiempo, derivada de su exaltada sensibilidad y de varios acontecimientos que marcaron su vida.

A los dieciocho años Frida Kahlo sufrió un gravísimo accidente que la obligó a una larga convalecencia, durante la cual aprendió a pintar, y que influyó con toda probabilidad en la formación del complejo mundo psicológico que se refleja en sus obras. En 1929 contrajo matrimonio con el muralista Diego Rivera; tres años después sufrió un aborto que afectó en lo más hondo su delicada sensibilidad y le inspiró dos de sus obras más valoradas: Henry Ford Hospital y Frida y el aborto, cuya compleja simbología se conoce por las explicaciones de la propia pintora. También son muy apreciados sus autorretratos, asimismo de compleja interpretación: Autorretrato con monos o Las dos Fridas.

Me llamo Celia: La vida de Celia Cruz

Por: Monica Brown

Ilustrado por: Rafael López

Las ilustraciones hermosas de este libro ilustrado y galardonado acerca de Celia Cruz, la reina de la salsa, saltan prácticamente de las páginas y trasmiten el espíritu y la energía rítmica de su música. Aprenda sobre la niñez de Celia Cruz en La Habana y su entrada en el mundo de la música de la salsa a partir de las vibrantes ilustraciones y un texto presentado en inglés y español.

Nació el 21 de octubre de 1925, en Santos Suárez, un barrio de La Habana.  Hija del fogonero de ferrocarril Simón Cruz y de Catalina Alfonso. Acunaba a sus hermanos de pequeña cantándoles nanas.
Desde muy joven, mientras cursaba estudios de magisterio, fue frecuente verla en los programas de radio donde se daba oportunidad a los artistas noveles. En la más prestigiosa de estas emisiones, La Corte Suprema del Arte, consiguió su primer premio (quince dólares) cantando el tango, ‘Nostalgia‘.

Más tarde se inscribe en el Conservatorio Nacional de Música en Cuba para completar sus estudios formales en música. Seguidora de la orquesta de Senón Álvarez, de las canciones de Joseíto Fernández y de Paulina Álvarez, se inició en el mundo del espectáculo cantando en clubes nocturnos y cabarets de la capital.

Desde 1950 fue la voz de la orquesta Sonora Matancera, y desde entonces fue llamada ‘la Reina Rumba‘. Con la Sonora, una banda que cultivaba los ritmos negros, se trasladó a México en el año 1959. En 1961, ya casada con el trompeta Pedro Knight, se radica en Estados Unidos y además de su trabajo con la Sonora, inicia la colaboración con músicos como, Tito Puente o Johnny Pacheco.

Me llamo Gabriela: La vida de Gabriela Mistral

Por: Monica Brown

Ilustrado por: John Parra

Para edades: 3-6

“Mi nombre es Gabriela Mistral. Es un nombre que me elegí yo porque me gusta como suena.” Con estas palabras, Mónica Brown nos presenta a la poetisa y autora chilena que, en 1945, se convirtió en el primer escritor latinoamericano que ganó el premio Nóbel de literatura. El texto lírico y las exquisitas ilustraciones del libro le dan vida a la niñez y al talento de Gabriela para deleite de los jóvenes lectores.

Lucila Godoy Alcayaga (1889-1957) nació en Vicuña (chile) el 7 de abril de 1889.  Utilizó por primera vez el seudónimo de “Gabriela Mistral” en los juegos Florales de Santiago que ganó con sus “Sonetos de la muerte” inspirados en el suicidio de su gran amor, el joven Romelio Ureta.  Muchos de sus poemas los escribió para los niños.  Su poesía es íntima y sencilla.

Ojitos de estrellas

Ojitos de las estrellas
abiertos en un oscuro
terciopelo: de lo alto,
¿me veis puro?

Ojitos de las estrellas,
prendidos en el sereno
cielo, decid: desde arriba,
¿me veis bueno?

Ojitos de las estrellas,
de pestañitas inquietas,
¿por qué sois azules, rojos
y violetas?

Ojitos de la pupila
curiosa y trasnochadora,
¿por qué os borra con sus rosas
la aurora?

Ojitos, salpicaduras
de lágrimas o rocío,
cuando tembláis allá arriba,
¿es de frío?

Ojitos de las estrellas,
fijo en una y otra os juro
que me habéis de mirar siempre,
siempre puro.

El ángel guardián

Es verdad, no es un cuento;
hay un Ángel Guardián
que te toma y te lleva como el viento
y con los niños va por donde van.

Tiene cabellos suaves
que van en la venteada,
ojos dulces y graves
que te sosiegan con una mirada
y matan miedos dando claridad.
(No es un cuento, es verdad.)

Él tiene cuerpo, manos y pies de alas
y las seis alas vuelan o resbalan,
las seis te llevan de su aire batido
y lo mismo te llevan de dormido.

Hace más dulce la pulpa madura
que entre tus labios golosos estrujas;
rompe a la nuez su taimada envoltura
y es quien te libra de gnomos y brujas.

Es quien te ayuda a que cortes las rosas,
que están sentadas en trampas de espinas,
el que te pasa las aguas mañosas
y el que te sube las cuestas más pinas.

Y aunque camine contigo apareado,
como la guinda y la guinda bermeja,
cuando su seña te pone el pecado
recoge tu alma y el cuerpo te deja.

Es verdad, no es un cuento:
hay un Ángel Guardián
que te toma y te lleva como el viento
y con los niños va por donde van

Lado a lado: La historia de Dolores Huerta y César Chávez

Por: Monica Brown

Ilustra do por: Joe Cepeda

Hace muchos años en California, una energética niña scout llamada Dolores trabajó para recaudar fondos para los soldados que luchaban en la Segunda Guerra Mundial. Un atento jovencito llamado César trabajó en el campo para ayudar a su familia a poner comida en la mesa. Siendo adultos jóvenes, estas dos extraordinarias personas se conocerán y pasarán el resto de su vida trabajando lado a lado, sin cesar, a nombre de los trabajadores migrantes y de los niños mediante una lucha sin violencia.

Nació el 10 de abril de 1930 en Nuevo México.

Sus padres se divorciaron cuando tenía tres años, su madre crió a Dolores, junto con cuatro hermanos en San Joaquín en Stockton, California.

Cursó estudios en el University of Pacific’s Delta Community College. Fue maestra en la escuela primaria. En 1955, fue miembro fundador del “Community Service Organization” o CSO que luchaba entre otras causas, contra la brutalidad policial. Organizó y fundó el “Agricultural Workers Association” o AWA (asociación de obreros agrícolas) en 1960.

En 1962, apoyó en Washington DC al programa de “obrero cautivo” llamado “Bracero Program” (programa de braceros). Debido a su trabajo en el CSO, conoció a César Chávez. Juntos, constituyeron la Asociación Nacional de Granjeros, más tarde denominada United Farm Workers. Para ese entonces tenía siete hijos a los que cuidaba por sí misma. Fue nombrada secretaria-tesorera de los United Farm Workers of America.

En 1998, fue elegida como una de las mujeres más importantes del siglo XX.

Sonia Sotomayor: La juez que creció en el Bronx

Por: Jonah Winter

Ilustrado por: Christina Rodriguez

Para edades: 6-9

Este libro bilingüe ilustrado narra la historia de la infancia de la magistrada Sotomayor en el Bronx, su estancia en Princeton y su confirmación en la Suprema Corte, poniendo especial atención al apoyo inquebrantable que siempre recibió de su madre a lo largo de su vida. Un conjunto de hermosas ilustraciones captan la calidez y la alegría de la familia y la historia de Sotomayor. Nota: La biografía incluye una discusión sobre el trasfondo racial de su nominación y la audiencia de confirmación.

La velita de los cuentos

Esta es la historia de la bibliotecaria Pura Belpré, narrada a través de los ojos de dos niñitos a quienes Pura les presenta la biblioteca y sus tesoros justamente antes de la Navidad. Las encantadoras ilustraciones de Lulu Delacre evocan a la Ciudad de Nueva York en la época de la Gran Depresión, así como a la tan unida y vibrante comunidad puertorriqueña floreciente en El Barrio. Texto bilingüe.

Viva FridaPor: Yuyi Morales

Para edades: 6-9

Un tributo impresionante por artista Yuyi Morales.

Yuyi Morales es una talentosa escritora e ilustradora de cuentos para niños que tiene un mensaje claro para sus pequeños lectores: “cada uno es el héroe de su propia vida”.

Y ella misma es ejemplo de ello porque a Yuyi, cuando llegó muy jovencita con su hijo en brazos a Estados Unidos, le tocó convertirse en una heroína inmigrante que llegó a este país sin conocer el idioma ni la cultura.

“Cuando llegué me deprimí mucho, echaba de menos a mi familia en México, mis costumbres y mi idioma”, asegura Yuyi, quien encontró en los libros infantiles que leía a su hijo pequeño el refugio que buscaba.

“Los libros infantiles me salvaron”, afirma esta creadora que ha ganado muchos premios, entre ellos, el prestigioso Pura Belpré, que otorga la Asociación Bibliotecaria Americana (ALA).

Yuyi, aconsejada por su suegra americana, se refugió en la biblioteca pública donde descubrió el mundo infinito de imaginación de los libros infantiles.
Gracias a ellos aprendió el idioma y también rescató su talento guardado por años para contar historias y dibujar.

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de Información utilizadas para este programa:

http://www.colorincolorado.org/es/node/38826/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s