Programa 222: Celebremos y pensemos en nuestra salud

Miércoles 23 de diciembre de 2015
Programa # 222 

Bienvenidos a su programa 

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Con su servidora, Romilia Schlueter, Lupita Montoto y José Flores 

Celebremos y pensemos en nuestra salud

Participe en el programa llamando al 321-1480  o enviando un mensaje de texto al 60193

Escucha: 

El árbol de navidad, los reyes magos, Santa Claus… ¿dónde se originaron estas tradiciones?

Cuenta la leyenda que el Árbol de Navidad, se origina en Europa, donde en una noche de frio invierno, un Niño buscaba refugio. Esa misma noche, un Leñador y su Esposa, lo recibieron en su casa y le dieron de comer. Al pasar la noche, en Niño se convirtió en un Ángel vestido de Oro: Él era el niño Dios, y para recompensar la bondad de la pareja, tomó una rama de Pino y les dijo que la siembren prometiéndoles que cada año les daría frutos. Así, cuando el arbolito creció, dio a la pareja unas hermosas Manzanas de oro y nueces de plata. Por otro lado, ellos vestían sus árboles en invierno (que era la fecha cuando los arboles perdían sus hojas) para que los espíritus buenos que en ellos habitan, regresen pronto.

Fuente original: http://www.unaleyendacorta.com/2014/11/la-leyenda-del-arbol-de-navidad.html

Por supuesto las festividades están ligadas a ¡COMIDA!  Consideremos una investigación que nos puede ayudar a comer con un poco de más cuidado:

La grasa y el azúcar causan cambios bacterianos que pueden causar la pérdida de la función cognitiva

Junio 22 del 2015 – CORVALLIS, Oregón – un estudio realizado por la Universidad estatal de Oregón, indica que un alto contenido de grasa y una dieta de alto contenido de azúcar, en comparación con una dieta normal, provocan cambios en las bacterias del intestino que aparecen relacionados con una importante pérdida de “flexibilidad cognitiva”, o sea del poder de adaptarse y ajustarse a las situaciones cambiantes.

Este efecto fue más grave en la dieta de alto contenido de azúcar, que también demostró una debilitación del aprendizaje temprano para la memoria a corto plazo y a largo plazo.

Los resultados son consistentes con otros estudios sobre el impacto de la grasa y el azúcar sobre la función cognitiva y el comportamiento y sugieren que algunos de estos problemas pueden estar relacionados a la alteración de la microbiana– una mezcla compleja en el sistema digestivo de los aproximadamente 100 trillones de microorganismos.

  • Esos microorganismos ayudan a convertir los alimentos en energía, a destruir toxinas, a producir determinadas vitaminas o aminoácidos y a proteger al organismo frente a muchos patógenos; a cambio, el sistema digestivo les da alimento y hábitat.

La investigación se realizó con ratones de laboratorio que consumieron dietas diferentes y fueron sometidos a una variedad de pruebas, tales como laberintos de agua, para monitorear los cambios en su función física y mental y los impactos asociados con varios tipos de bacterias. Los resultados fueron publicados en la revista “Neuroscience,” en el trabajo apoyado por la Fundación de la microbiología y la Fundación nacional de ciencias naturales.

“Es cada vez más claro que nuestra bacteria intestinal, puede comunicarse con el cerebro humano,” dijo Kathy Magnusson,  profesora en el Colegio de medicina veterinaria de la Universidad de Oregón e investigadora principal del Instituto “Linus Pauling.”

«Las bacterias pueden liberar compuestos que actúan como neurotransmisores, estimulan los nervios sensoriales o del sistema inmunológico y afectan una amplia gama de funciones biológicas», dijo. “No estamos seguros de qué mensajes se envían, pero estamos rastreando las vías y los efectos.”

Los ratones han demostrado ser un modelo particularmente bueno para los estudios pertinentes a los seres humanos, dijo Magnusson, en temas tales como el envejecimiento, la memoria espacial, obesidad y otros problemas.

En esta investigación, después de sólo cuatro semanas en un alto contenido de grasa o una dieta de alto contenido de azúcar, el rendimiento de los ratones en diversas pruebas de la función física y mental comenzó a bajar, comparado con animales en una dieta normal. Uno de los cambios más pronunciados fue lo que los investigadores llaman flexibilidad cognitiva.

“El deterioro de la flexibilidad cognitiva en este estudio fue bastante fuerte”, dijo Magnusson. “Piense en que maneja por de camino a su casa por una ruta que le es muy familiar, algo a lo que usted está muy acostumbrada.  De repente un día ese camino está cerrado y usted tiene que encontrar un nuevo camino a casa.

Una persona con altos niveles de flexibilidad cognitiva inmediatamente se adapta al cambio, determina la nueva ruta hacia para llegar a su destino y recuerda que debe utilizar la misma ruta en la mañana siguiente, todo con poco problema. Con la flexibilidad deteriorada, el camino a casa se puede ser un camino largo, lento y estresante.

Este estudio se realizó con animales jóvenes, dijo Magnusson, que normalmente tendrían un sistema biológico más sano y tendrían mayor capacidad de resistir influencias patológicas (o sea influencias que denotaran o implicaran enfermedades) de las bacterias en el intestino. Los resultados podrían ser aún más pronunciados con animales más viejos o con seres humanos que pudieran tener problemas sus sistemas intestinales, dijo la profesora Magnusson.

Lo que se conoce como la “Dieta occidental,” o alimentos que son altos en grasas, azúcares y carbohidratos simples, se ha relacionado con una variedad de enfermedades crónicas en los Estados Unidos, incluyendo la epidemia de obesidad y una mayor incidencia de la enfermedad de Alzheimer.

“Hemos sabido por algún tiempo que demasiada grasa y azúcar no son buenos para usted”, dijo Magnusson. “Este trabajo sugiere que la grasa y el azúcar están alterando nuestros sistemas bacterianos saludables, y que esta es una razón por la cual estos alimentos no son buenos para usted. No es únicamente que los alimentos podrían estar influyendo en su cerebro, sino que hay una interacción entre los alimentos y los cambios microbianos.”

Teniendo en mente la investigación de la Universidad de Oregón, revisemos una lista de alimentos a los que deberíamos poner atención para que sin dejar de disfrutarlos ocasionalmente y en medida, podamos al mismo tiempo prevenir problemas de salud.

Otra leyenda:

Cuentan la historia que los Reyes Magos, eran en si Reyes de Persia. Los llamaban Magos por qué eran sacerdotes astrónomos que se dedicaban a estudiar el firmamento en la corte de Babilonia. Una noche, cuando vieron en el cielo una estrella muy luminosa, se pusieron en marcha a investigarla creyendo que era parte de las antiguas profecías. Tras un cansado viaje, llegaron a Belén para adorar y entregar sus ofrendas al Mesías (oro: por su origen real; Incienso: por su divinidad; Mirra: por ser al fin un hombre), y claro, omitiendo al infanticida Rey Herodes.

Durante los primeros tiempos del Cristianismos, los Tres Reyes se convirtieron en Melchor, que representó a Asia; Gaspar que representaba a Europa, y Baltasar, a África. Con esto, estas tres razas (según el Antiguo testamento) descendían de los hijos de Noé. Por otro lado, la diferencia de sus edades indicaban los periodos de la vida: Juventud, Madurez y Vejez.

Fuente original: http://www.unaleyendacorta.com/2014/11/los-reyes-magos-y-la-estrella-de-belen.html

Muchas procedencias e historias sobre Santa Claus nos vienen al recuerdo, sin embargo, este benévolo personaje tiene un origen, y es el siguiente. Santa Claus, es una inspiración al Obispo de Mira (en Turquía) que existió allá por el siglo IV. Sus buenas obras se extendieron por todo el occidente a partir del siglo X. El Obispo de Mira fue muy benevolente y defendía a jóvenes y niños, aparte de darles regalos a los pobres. Muchos años después, su tradición de los obsequios se mantuvo y fue llamado: Sanlt Nikolaus (en Alemania), Sinter Klaas (en Holanda). A veces, era representado con ropas de obispo y esquís, como también, montando un caballo. En el año de 1773, se americaniza este personaje al aparecer en un periódico con el nombre de “St.A Claus”, lo cual finalizó como “Santa Claus”. Otros elementos fueron incorporados después a “Santa Claus”, como el de su taller de regalos en el polo norte, poseer una lista de todos los niños del mundo (Sean buenos o malos). En Rovaniemi (una localidad de Finlandia) se construyó el hogar de Santa Claus recreando su entorno, trineo, sus renos y los duendes navideños que ayudan a fabricar todos los juguetes. Actualmente es un atractivo turístico para chicos y grandes. Otra versión que incrementó la popularidad de Santa Claus es debido a una campaña lanzada en 1931 por la empresa Coca-Cola.
Fuente original: http://www.unaleyendacorta.com/2014/11/la-leyenda-de-santa-claus.html

http://www.takepart.com/photos/Food-and-Exercise

10 alimentos chatarra y cuánto ejercicio necesitamos para quemar las calorías cuando los ingerimos.

Ha visto usted una etiqueta nutricional que dice: “Nunca podrá comerse solamente una de estas tostaditas de papa.

Los estadounidenses han cuestionado el efecto que las etiquetas informativas acerca de las calorías tienen sobre el peso desde 1990, cuando la administración de comida y farmacéuticos (FDA por sus siglas en inglés) hizo obligatorio para las empresas incluir una etiqueta de información nutricional en los envases de alimentos procesados.

La Asociación americana de salud pidió que se prohibieran las grasas trans como seguimiento a una ley en 2006 que requiere que el ingrediente que obstruye las arterias sea enumerado en la etiqueta de información nutricional. Las grasas trans han desaparecido desde entonces de la mayoría de los alimentos procesados.

Un estudio afirma que mostrando a gente cuánto ejercicio tienen que hacer para usar las calorías de los alimentos que consumen es una manera más eficaz para dejar de comer en exceso.

Por supuesto, esta información sería difícil de poner en la etiqueta; Cuántas calorías se queman depende del cuerpo de cada persona cuerpo.

Pero para darte una idea de lo terrible que puede ser nuestra elección de alimentos, hemos calculado los números basados en la mujer estadounidense promedio de 166 libras.  Desde una lata de Coca Cola Clásica, hasta el McRib, aquí les damos 10 alimentos chatarra y la cantidad estimada del ejercicio que usted tendría que hacer para quemar las calorías en esos alimentos.

Coca Cola Clásica – 55 minutos – (20 onzas fluidas)

Si vas a beber una de esas botellas de plástico de Coca Cola, elige una tienda que esté a unas cuantas millas de distancia camina a la tienda, porque tendrás que dar un paseo de 55 minutos para quemar las 240 calorías.

McDonald’s McRib de McRib-2 horas

Sin duda, esta favorita está hecha de carne real — como McDonald’s nos ha mostrado tan considerablemente. Pero a menos que atengas tiempo de correr por un par de horas, será difícil que deshagas de las 500 calorías del sándwich McRib.

Tostaditas de papa marca Lay’s (15 piezas) – 12 minutos

Incluso si usted no se come toda la bolsa, todavía tendría que saltar la cuerda durante 12 minutos para quemar las 160 calorías en una porción sugerida de patatas fritas.

Donas glaseadas Krispy Kreme

Para eliminar las 190 calorías en este postre, corte el césped durante 26 minutos.

Pizza Pepperoni (una rebanada)

¿Quiere deshacerse de las 324 calorías que tiene una rebanada de pizza Pepperoni? Valla a dar un paseo de 30 minutos en bicicleta  (y mueva esos pedales.)

Barra de Chocolate de Hershey

Corra por 52 minutos para usar las 210 calorías que le dio este dulce placer.

Gatorade (20 onzas fluidas)

No se deje convencer por los anuncios: cuando usted bebe una botella de Gatorade, anula las 158 calorías usted quemó en los 20 minutos jugando al baloncesto. Beba agua en vez de gatorade. Para obtener los electrolitos que necesita, cómase un banano.

Cheerios y leche

Para quemar las 150 calorías en un plato de Cheerios y leche descremada, tome un paseo de 35 minutos por la mañana.

Latte de calabaza de Starbucks

Esta bebida no es tan saludable como parece; contiene 380 calorías, es peor que una botella de coca cola. Tendría que nadar por 40 minutos para quemar todas esas calorías.

¡Ha celebrar se ha dicho!  –  Felíz Navidad y que el Año Nuevo, venga colmado de alegría, salud y felicidad.

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 11:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de Información utilizadas para este programa:Oregon State University – noticias y comunicaciones de la investigación

http://oregonstate.edu/UA/NCS/Archives/2015/Jun/FAT-Sugar-cause-bacterial-Changes-May-Relate-loss-Cognitive-function

About Oregon State University: OSU is one of only two U.S. universities designated a land-, sea-, space- and sun-grant institution. OSU is also Oregon’s only university to hold both the Carnegie Foundation’s top designation for research institutions and its prestigious Community Engagement classification. Its more than 26,000 students come from all 50 states and more than 90 nations. OSU programs touch every county within Oregon, and its faculty teach and conduct research on issues of national and global importance.

MEDIA CONTACT: David Stauth, 541-737-0787

SOURCE: Kathy Magnusson, 541-737-6923

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s