Programa 238

CONSTRUYENDO FAMILIAS FUERTES

Miércoles 27 de abril de 2016
Programa # 238

Bienvenidos a su programa

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Con su servidora, Romilia Schlueter, Lupita Montoto, José Flores y nuestro invitado especial Andrew Turner.

(Invitación a las llamadas)

Escucha: 

Bloque 1: APOYANDO FAMILIAS

La pregunta de hoy: ¿Qué es eso de FORTALEZA FAMILIAR?

Las familias son críticas para el desarrollo de la competencia y el carácter humano.  Una reciente investigación nos dice que la influencia familiar es más grande de lo que imaginamos.  Las familias juegan un gran papel en la manera en que los niños van en la escuela, come se desenvuelven en los trabajos como adultos y como contribuyen a la sociedad en general.  Las Familias tienen la prioridad y la más grande influencia en nuestro desarrollo.

Poema del día: A mi familiafam

Si yo supiera volar,
viajaría hasta el cielo
y escribiría en las nubes
lo muchísimo que os quiero.

Si yo pudiera bucear,
iría hasta el fondo del mar
y buscaría el coral más lindo
que poderos regalar.

Pero nada de eso puedo hacer
entonces os haré un dibujito,
poniéndole todo mi amor.

Autora: Andrea Kalman

La ciencia y nuestros maravillosos cerebros:

La actividad cerebral puede medirse en impulsos eléctricos.  En esta imagen los colores brain“cálidos” como el rojo o el naranja indican una actividad mayor y cada columna muestra un diferente tipo de actividad cerebral.  Los niños pequeños institucionalizados en condiciones precarias presentan una actividad mucho menor que la esperada.

Las experiencias tempranas influyen en el cerebro en desarrollo. Desde el periodo prenatal y durante los primeros años de vida, el cerebro humano experimenta su crecimiento más rápido y las experiencias tempranas determinan si su arquitectura será robusta o frágil. Durante los periodos sensibles del desarrollo temprano, los circuitos del cerebro están más abiertos a la influencia de las experiencias externas, para bien o para mal. Durante estos periodos sensibles, el desarrollo emocional y cognitivo saludable es modelado por la interacción receptiva y confiable con los adultos, mientras que la adversidad crónica o extrema puede interrumpir el desarrollo normal del cerebro. Por ejemplo, los niños a los que poco después de nacer se dejan en orfanatos con condiciones de negligencia severa, muestran una actividad cerebral dramáticamente disminuida, comparados con los niños que nunca estuvieron en entornos institucionales.

¿Cierto o falso?

Los niños tienen diferentes tiempos para desarrollarse y madurar social, física y emocionalmente.

Definitivamente……. ¡Cierto!

Hasta los niños de las mismas familias crecen y se desarrollan en tiempos distintos.  Eventualmente, de alguna manera, alcanzan ese tiempo significativo en sus vidas cuando hacen el cambio de “cuidarlo” a cuidarse por sí mismos.  Entonces los padres se enfrentan a hacer decisiones importantes para proveer un ambiente seguro para sus hijos.

Bloque 2: Tema del día: Lo que sucede en la infancia temprana puede importar a lo largo de la vida.

Para manejar exitosamente el futuro de nuestra sociedad, debemos reconocer los problemas y abordarlos antes de que empeoren. Las investigaciones sobre la biología del estrés durante la infancia temprana muestran cómo adversidades mayores, como la pobreza extrema, el abuso o la negligencia pueden debilitar la arquitectura del cerebro en desarrollo y poner al sistema de respuesta al estrés en permanente alerta.

La ciencia muestra también que proporcionar relaciones estables, receptivas, enriquecedoras y propicias durante los primeros años de vida puede prevenir o incluso revertir los efectos perjudiciales del estrés temprano, con beneficios duraderos para el aprendizaje, el comportamiento y la salud.

El estrés crónico puede ser tóxico para los cerebros en desarrollo. Aprender a lidiar con la adversidad es una parte importante del desarrollo saludable del niño. Cuando nos sentimos amenazados, nuestros cuerpos activan una variedad de respuestas fisiológicas, incluyendo incrementos en el ritmo cardiaco, la presión arterial y las hormonas del estrés tales como el cortisol. Cuando un niño pequeño está protegido por relaciones de apoyo con los adultos, aprende a enfrentar los desafíos diarios y su sistema de respuesta al estrés regresa diariamente a su punto de partida. Los científicos llaman a esto estrés positivo. El estrés tolerable se produce cuando se presentan dificultades más serias, como la pérdida de un ser querido, un desastre natural o una lesión traumática, y éstas son amortiguadas por adultos afectuosos que ayudan a los niños a adaptarse, lo que mitiga los efectos potencialmente perjudiciales de los niveles anormales de hormonas del estrés. Cuando se presentan experiencias adversas fuertes, frecuentes o prolongadas como la pobreza extrema o el abuso reiterado y el niño las enfrenta sin el apoyo de los adultos, el estrés se vuelve tóxico porque el exceso de cortisol perturba los circuitos del cerebro en desarrollo.

Una adversidad temprana significativa puede conducir a problemas a lo largo de la vida.  El estrés tóxico experimentado temprano en la vida y los precipitantes comunes del estrés tóxico – como la pobreza, el abuso o la negligencia, la exposición a la violencia, el abuso de sustancias por parte de los padres o enfermedades mentales de ellos – pueden producir un daño acumulativo en la salud física y mental y del individuo.

En la medida en que existan más experiencias adversas durante la infancia, habrá una mayor probabilidad de retrasos en el desarrollo y de otros problemas.  Los adultos que cuando niños experimentaron más adversidad son también los que tienen mayores probabilidades de experimentar problemas de salud, como alcoholismo, depresión, enfermedades cardíacas y diabetes.

La investigación demuestra que las intervenciones tardías tienen menos probabilidades de éxito y, en algunos casos, son ineficaces.  Por ejemplo, un grupo de niños que experimentó negligencia extrema y fue ubicado en familias sustitutas receptivas antes de los dos años de edad experimentó mayores incrementos en su coeficiente intelectual y su actividad cerebral y sus relaciones de apego se volvieron más normales que sus compañeros que fueron ubicados en este mismo tipo de hogares después de los dos años.  Aunque no hay una “edad mágica” para la intervención, es claro, en la mayoría de los casos, que intervenir lo más pronto posible es mucho más efectivo que esperar.

Los niños se desarrollan en un entorno de relaciones que comienza en el hogar e incluye a los miembros de la familia extendida, los proveedores de cuidado y educación, y los miembros de la comunidad.  Los estudios en la materia demuestran que los bebés que tienen relaciones seguras y confiables con los padres o con otros cuidadores, experimentan una mínima activación de la hormona del estrés cuando se sienten atemorizados por algún acontecimiento extraño, y que aquellos que tienen relaciones inseguras experimentan una activación significativa del sistema de respuesta al estrés.  Numerosos estudios científicos apoyan estas conclusiones: proporcionar relaciones receptivas y de apoyo lo antes posible en la vida puede prevenir o revertir los efectos nocivos del estés tóxico.

Bloque 3: Nuestros niños  

  • ¡Fiesta! – Cumpleaños de abril
  1. Christian, 2 años – 17 de abril
  2. Omar Trejo, 7 de abril
  3. Oscar Trejo, 30 de abril
  4. Veronica Lazo, 1 de abril
  5. Emily
  6. Donahi Pedro
  7. Cecilia Espino
  8. Juan Carlos Olguín
  9. Benjamín
  10. Adrian Tiscarino
  11. Víctor Hugo Franco
  12. Christopher Cárdenas

¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

Les invitamos a mandar los nombres de las personas que quieran felicitar por su cumpleaños  durante el mes de marzo, felicitaremos a los cumpleañeros en cada programa y el final del mes todos los que están en la lista, participaran en una rifa.

  • Cuéntame un cuento: Lo que dijo toda la Familia, por Hans Christian Andersen

¿Qué dijo toda la familia?
Veamos primero lo que dijo María.

Era su cumpleaños, el día más hermoso de todos, según ella. Llevaba su mejor vestido, regalo de la abuelita, que lo había hecho con sus propias manos. La mesa de la habitación de María estaba llena de regalos: libros, juguetes y una muñeca que decía “¡Ay!” cuando se le apretaba la barriga. A María le encantaba celebrar su cumpleaños.

-¡Qué bonito es vivir!- dijo. Y el padrino añadió que la vida era el más bello cuento de hadas.

En la habitación de al lado estaban sus hermanos, dos niños de nueve y once años respectivamente. Pensaban también que la vida era muy hermosa, aunque quizá la imaginaban de forma distinta que María. Uno de los muchachos tenía una preocupación: que todo estuviera ya descubierto cuando fuera mayor; quería ir en busca de aventuras, como en los cuentos.

-La vida es el más hermoso cuento de hadas- había dicho el padrino-, y uno interviene en él personalmente.

En el piso de arriba vivía otra rama de la familia, también con hijos pero ya mayores. Uno de ellos tenía diecisiete años, el otro veinte y el tercero era muy viejo, según decía María, pues ya había cumplido los veintiocho.

El padre y la madre, los dos de edad avanzada, decían con una sonrisa en los labios, en los ojos y el corazón:

-¡Qué jóvenes son los jóvenes! En el mundo no todo marcha como ellos creen, pero marcha. La vida es un cuento extraño y magnífico.

Arriba, en la buhardilla, vivía el padrino. Era viejo, pero tenía el corazón joven; siempre estaba de buen humor y contaba unas historias muy bonitas y muy largas. Siempre olía allí a flores, incluso en invierno, y en la chimenea ardía un gran fuego.

Los ojos del padrino brillaban de alegría.
-A medida que uno se vuelve viejo- le decía a María-, ve mejor la felicidad y la desgracia, ve que la vida es el más hermoso cuento de hadas.

El padrino tenía razón. Y también tenían razón los demás miembros de la familia. Cada uno ve la vida desde su prisma personal, y este depende mucho de la edad. Por eso una familia es también una escuela de vida, el lugar donde pueden compararse los diferentes puntos de vista de personas de muy distintas edades.

Cada etapa tiene su belleza, y -del mismo modo que la primavera es más alegre porque existe el invierno-, la juventud y la niñez destacan allí donde conviven con la plenitud de la madurez y el sosiego de los viejos.

  • Entre padres y educadores… consejos y reflexiones

Cuando los miembros de familia toman tiempo para verdaderamente escuchar y aprender uno del otro, descubren formas de comunicación más efectivas.  Para lograr entendimiento en la comunicación, una persona debe escuchar y hacer sentido del mensaje.  La comunicación incluye hablar, escribir, leer, escuchar, comprender, y evaluar.  De alguna manera se define como, la comunicación positiva fortalece las relaciones familiares.

  • Testimonios – Llamadas
  • Información local:

Bloque 4: Hasta la próxima

  • Sorteos
  • Despedida – Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 10:00 de la mañana para juntos….

 

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de Información utilizadas para este programa

Poema: A mi familia:

http://www.menudospeques.net/recursos-educativos/poesias/poesias-familia/a-mi-familia

Cuento – La familia:

http://www.menudospeques.net/recursos-educativos/cuentos-infantiles/familia/

La infancia sobre el desarrollo de los niños.

www.developingchild.harvard.edu

Para mayor información, véanse “La Ciencia del Desarrollo Infan­til Temprano” y la serie de Documentos de Trabajo del Consejo Científico Nacional de Desarrollo Infantil.

www.developingchild.harvard.edu/library/

Carteles con deberes y derechos de los niños:

http://www.menudospeques.net/recursos-educativos/materiales-aula/carteles/deberes-del-nino-01

http://www.menudospeques.net/recursos-educativos/actividades-manualidades/dia-nino/derechos-deberes-ninos

Programa 237: CONSTRUYENDO FAMILIAS FUERTES

CONSTRUYENDO FAMILIAS FUERTES

Miércoles 20 de abril de 2016
Programa # 237

Bienvenidos a su programa

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Con su servidora, Romilia Schlueter, Lupita Montoto y José Flores

(Invitación a las llamadas)

Escucha: 

Bloque 1: APOYANDO FAMILIAS

La pregunta de hoy: ¿Cómo puedes reconocer los indicios y los síntomas del abuso y la negligencia?

El primer paso para ayudar a los niños que han sido abusados o descuidados es reconocer los indicios del maltrato de menores.  La presencia de un solo indicio no necesariamente significa que haya ocurrido el maltrato en una familia, pero merecen tomarse en cuenta si estos indicios aparecen con frecuencia o en combinación.  Esta hoja informativa está diseñada para ayudarle a entender mejor la definición legal de abuso y negligencia de menores, aprender sobre los diferentes tipos de abuso y negligencia y reconocer los indicios y síntomas de abuso y negligencia.  También se incluyen recursos sobre el impacto del trauma al bienestar personal.

Este día, con materiales de “Child Welfare Information Gateway” vamos a considerar las siguientes preguntas:

¿Cómo se define el abuso y la negligencia de menores según la ley Federal?

¿Cuáles son los tipos principales de abuso y negligencia de menores?

Vamos también a aprender a:

  • Reconocer los indicios de abuso y negligencia, y
  • Dónde podemos encontrar más información

Poema del día: Estos son nuestros derechos

Los derechos de la infancia

no se escriben en la arena

porque se los lleva el agua

cuando sube la marea.

 

Que no se olviden en libros

cerrados por mucho tiempo.

Que no se digan al aire

porque los arrastra el viento.

Estribillo: En todos los corazones

que queden siempre grabados,

éstos son nuestros derechos,

nunca deben olvidarlos.

El derecho a la igualdad

y a tener identidad,

a sentirse protegido

y a vivir en bienestar.

 

Que tenga el que necesite

una especial atención

y que no falte el respeto,

el amor, la comprensión.

(Estribillo) Que estén siempre aseguradas

la salud, la educación.

Que seamos los primeros

si hace falta protección.

 

Ni los niños ni las niñas

deben ir a trabajar

y lo que más precisamos

es poder vivir en paz.

La ciencia y nuestros maravillosos cerebros:

Investigaciones muy recientes están desvelando información de gran relevancia. Gracias a ellas, hoy sabemos sin lugar a dudas, que la violencia genera secuelas en todos aquellos que la sufren. Se ha demostrado que el maltrato produce un grave impacto en el cerebro infantil.

En un estudio de la Universidad de Londres dirigido por el Dr. Eamon McCrory se ha podido confirmar que el cerebro de niños procedentes de entornos agresivos presenta diferencias claras con el del resto de menores. En su investigación mostraron a los niños fotos de personas con gesto de enfado. A través de escáneres cerebrales detectaron que los que habían sido víctimas de maltrato presentaban una activación súbita y significativa en la ínsula anterior y la amígdala, dos áreas cerebrales encargadas de detectar las amenazas del entorno y activar los mecanismos de alerta.

Estos resultados confirman que el cerebro de los niños maltratados aprende a protegerse y se vuelve hipervigilante. Vive en alerta continua para ser capaz de interpretar signos potencialmente peligrosos o amenazantes. La gran activación cerebral que se requiere genera un amplio desgaste emocional y cognitivo y produce niveles de ansiedad muy elevados y difíciles de controlar. Mucho más para un niño.

Las reacciones observadas en el cerebro de los pequeños del estudio fueron exactamente iguales a las de soldados gravemente traumatizados por experiencias bélicas. Esta evidencia es dramática. Demuestra que el cerebro de un niño expuesto a violencia frecuente experimenta reacciones cerebrales, fisiológicas y emocionales iguales a las producidas por traumas de guerra. 

¿Cierto o falso?

La negligencia es la falta por parte de un padre, guardián u otro proveedor de cuidado de atender las necesidades básicas de un niño.

Definitivamente……. ¡Cierto!

Reconociendo  indicios de abuso y negligencia – Además de trabajar para evitar que un niño experimente abuso o negligencia, es importante poder reconocer situaciones de alto riesgo y los indicios y síntomas de maltrato.  Si sospecha que un niño está siendo maltratado, el denunciar sus sospechas podría protegerlo y obtener ayuda para la familia.  Cualquier persona interesada puede denunciar sospechas de abuso o negligencia de menores.  El denunciar sus sospechas de abuso o negligencia de menores.  El denunciar sus preocupaciones no es hacer una acusación; más bien, es pedir que se realice una investigación y evaluación para determinar si se necesita ayuda.

Algunas personas (por lo común, ciertos tipos de profesionales, como maestras o médicos) están obligadas por leyes Estatales a denunciar el maltrato de menores en ciertas circunstancias.  A estas personas se les llama denunciantes obligatorios.  En algunos Estados, todas las personas adultas están obligadas a reportar sospechas de abuso o negligencia de menores.

Bloque 2: Tema del día: ¿Qué es el abuso y la negligencia?

La mayoría de les estados reconocen los cuatro tipos principales de maltrato:

  1. El abuso físico
  2. La negligencia
  3. El abuso sexual y
  4. El abuso emocional.

Indicios y síntomas para cada tipo de maltrato se detallan a continuación.

En muchos estados,  el abandono y el abuso de sustancias por parte de los padres también son considerados abuso o negligencia.  Aunque estos tipos de maltrato pueden ocurrir por separado, ocurren a menudo en combinación.

El abuso físico es una lesión no accidental (puede ser desde moretones pequeños hasta fracturas graves o muerte) causada por puñetazos, golpizas, patadas, mordidas, sacudidas del cuerpo, tiradas, puñaladas, asfixias, golpes (con una mano, palo, cinturón u otro objeto), quemaduras o alguna otra manera de causar daño provocada por el padre, proveedor de cuidado u otra persona a cargo del niño.  A estos daños se les considera una forma de abuso sin importar si la persona encargada del cuidado del niño tuvo la intención o no de hacerle daño.  No se considera una forma de abuso cuando alguien recurre a la fuerza física para disciplinar a un niño (con nalgadas o el uso de la palmeta) siempre y cuando sea un castigo racional y el niño no sufra un daño corporal.

Aunque en los programas de YoungStar en Wisconsin, abogamos por eliminar por completo el castigo físico a los niños como forma de disciplina.

La negligencia puede ser:

  1. Física (cuando no se proveen las necesidades básicas como una vivienda o alimentos, o cuando no hay supervisión adecuada.)
  2. Médica (cuando no se provee el tratamiento médico o de salud mental necesario.)
  3. Educacional (cuando se le niega al niño el derecho a la educación o cuando se ignoran necesidades escolares especiales.)
  4. Emocional (la inatención a las necesidades emocionales del niño, cuando no se le da un cuidado psicológico adecuado, cuando se le permite usar el alcohol y las drogas.)

A veces los valores culturales, los estándares de cuidado en una comunidad y la pobreza pueden contribuir al maltrato, indicando que la familia necesita información o asistencia.  Cuando una familia no se beneficia de la información y los recursos disponibles, y la salud o seguridad del niño está a riesgo, entonces la intervención por parte de profesionales del bienestar de menores podría ser requerida.  Además en muchos Estados la definición legal de la negligencia deja exentos a aquellos padres que han optado por no buscar atención médica para sus hijos por razón de creencias religiosas que prohíben estos tratamientos.

El abuso sexual ocurre cuando un padre, madre o proveedor de cuidado juega con o acaricia los genitales de un niño; o cuando hay penetración, incesto, violación, sodomía, exhibicionismo o explotación por medio de la prostitución o la producción de materiales pornográficos.

CAPTA define el abuso sexual como “el empleo, el uso, la persuasión, la instigación la provocación o la coerción de cualquier niño para que participe en un acto sexual, o el asistir a otra persona para que sea partícipe de una conducta sexualmente explícita, o la simulación de dicha conducta con el propósito de producir la representación visual de dicha conducta, o la violación, y, en casos donde haya un proveedor de cuidado o una relación interfamiliar, la violación de un menor, el abuso, la prostitución o alguna otra forma de explotación sexual de los niños, o el incesto con los niños.”

Bloque 3: Nuestros niños  

  • ¡Fiesta! – Cumpleaños de abril
  1. Christian, 2 años – 17 de abril
  2. Omar Trejo, 7 de abril
  3. Oscar Trejo, 30 de abril
  4. Veronica Lazo, 1 de abril
  5. Emily
  6. Donahi Pedro
  7. Cecilia Espino
  8. Juan Carlos Olguín
  9. Benjamín
  10. Adrian Tiscarino
  11. Víctor Hugo Franco
  12. Christopher Cárdenas
  13. Samuel Miranda -12 de abril
  14. Jenicelin Genaro 1 de abril
  15. Anika
  16. Maria del Rosario

¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

Les invitamos a mandar los nombres de las personas que quieran felicitar por su cumpleaños  durante el mes de marzo, felicitaremos a los cumpleañeros en cada programa y el final del mes todos los que están en la lista, participaran en una rifa.

  • Cuéntame un cuento: El niño gigante

Un día llegó a un pueblo que le pareció un poco especial… toda la gente era muy pequeña.

El niño tenía mucha hambre y le dieron de comer. Como el niño no encontró a sus padres en aquel pueblo, dio las gracias por la comida y ya se iba a marchar para seguir buscando, cuando le dijeron que lo que había comido costaba mucho dinero y que tendría que pagar por ello. Pero el dinero que tenía el niño no valía para pagar en aquel pueblo.

Le dijeron que tendría que trabajar para pagarles su comida. El niño contestó que él no sabía trabajar porque era un niño. Le contestaron que era demasiado grande para ser niño y que podía trabajar mejor que nadie porque era un gigante.

Así que el niño que era muy obediente, se puso a trabajar. Como trabajó mucho le entró mucha hambre y tuvo que comer otra vez. Y como estaba muy cansado tuvo que quedarse allí a dormir. Y al día siguiente tuvo que trabajar otra vez para poder pagar la comida y el alojamiento.

Cada día trabajaba más, cada día tenía más hambre y cada día tenía que pagar más por la comida y la cama. Y cada día estaba más cansado porque era un niño.

La gente del pueblo estaba encantada. Como aquel gigante hacía todo el trabajo, ellos cada día tenían menos que hacer. En cambio, los niños estaban muy preocupados: el gigante estaba cada día más delgado y más triste. Todos le llevaban sus meriendas y las sobras de comida de sus casas; pero aun así el gigante seguía pasando hambre. Y aunque le contaron historias maravillosas no se le pasaba la tristeza.

Así es que decidieron que, para que su amigo pudiera descansar, ellos harían el trabajo. Pero como eran niños, aquel trabajo tan duro les agotaba y además, como estaban siempre trabajando no podían jugar, ni ir al cine, ni estudiar. Los padres veían que sus hijos estaban cansados y débiles.

Un día los padres descubrieron lo que ocurría y decidieron que había que castigar al gigante por dejar que los niños hicieran el trabajo pero cuando vieron llegar a los padres del niño gigante, que recorrían el mundo en busca de su hijo, comprendieron que estaban equivocados. El gigante ¡era de verdad un niño!

Aquel niño se fue con sus padres y los mayores de aquel pueblo tuvieron que volver a sus tareas como antes. Ya nunca obligarían a trabajar a un niño, aunque fuera un niño gigante.

Idea y texto: J.L. Sánchez y M.A. Pacheco.

Este cuento forma parte de la serie Los Derechos del niño, cuentos dedicados a ilustrar los principios del decálogo de los Derechos del niño proclamados por la ONU.

  • Entre padres y educadores… consejos y reflexiones
  • Testimonios – Llamadas
  • Información local:

Bloque 4: Hasta la próxima

  • Sorteos
  • Despedida

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 10:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de Información utilizadas para este programa

http://micorazondetiza.com/poesias/dia-derechos-del-nino/estos-son-nuestros-derechos

http://www.menudospeques.net/recursos-educativos/cuentos-infantiles/derechos-nino/el-nino-gigante

Leer más: http://blogs.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/divan-digital/2012-02-06/la-violencia-deja-graves-secuelas-en-el-cerebro-infantil_587940/

https://www.childwelfare.gov/pubpdfs/sp_long_term_consequences.pdf

 

Programa 236

Los sentimientos, el estrés y nuestros niños

Miércoles 13 de abril de 2016
Programa # 236

Bienvenidos a su programa

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Con su servidora, Romilia Schlueter, Lupita Montoto y José Flores

(Invitación a las llamadas)

Escucha: 

Bloque 1: APOYANDO FAMILIAS

La pregunta del día: Deme algunos ejemplos de negligencia.

Información obtenida en Child Welfare Information Gateway.

https://www.childwelfare.gov/pubs/factsheets/ques.cfm

La negligencia es la falta por parte de un padre, guardián u otro proveedor de cuidado de atender las necesidades básicas de un niño. La negligencia puede ser:

  1. Física (cuando no se proveen las necesidades básicas como una vivienda o alimentos, o cuando no hay supervisión adecuada)
  2. Médica (cuando no se provee el tratamiento médico o de salud mental necesario)
  3. Educacional (cuando se le niega al niño el derecho a la educación o cuando se ignoran necesidades escolares especiales)
  4. Emocional (la inatención a las necesidades emocionales del niño; cuando no se le da un cuidado psicológico adecuado; cuando se le permite usar el alcohol y las drogas)

A veces los valores culturales, los estándares  de cuidado en una comunidad y la pobreza pueden contribuir al maltrato, indicando que la familia necesita información o asistencia. Cuando una familia no se beneficia de la información y los recursos disponibles, y la salud o seguridad del niño está en riesgo, entonces la intervención por parte de profesionales del bienestar de menores podría ser requerida. Además, en muchos Estados la definición legal de la negligencia deja exentos a aquellos padres que han optado por no buscar atención médica para sus hijos por razón de creencias religiosas que prohíben estos tratamientos.

Indicios de Negligencia

Hay que considerar la posibilidad de negligencia cuando el niño:

  • Falta a la escuela con frecuencia
  • Anda pidiendo para que le den comida o dinero, o los roba
  • Carece de atención médica o dental, no tiene inmunizaciones o lentes (si los necesita)
  • Con frecuencia está sucio y huele mal
  • No tiene ropa suficiente para protegerse del clima
  • Abusa el alcohol u otras drogas
  • Dice que no hay nadie en casa que lo pueda cuidar o atender

Hay que considerar la posibilidad de negligencia cuando el padre, la madre u otro proveedor de cuidado adulto:

  • Se muestra indiferente hacia el niño y sus necesidades
  • Parece estar deprimido o sin motivación
  • Se comporta de manera irracional
  • Abusa el alcohol u otras drogas

              Poema del día: POEMA CONTRA EL ESTRÉS
Por,  DELFINA ACOSTA

Para pasar el tiempo sin temor
a que este día sea un día más
en que no hay risa ya sino el ruido
molesto de tus tristes pensamientos
reposa sobre un pasto verdecido.
A ti vendrán los lirios caminando.
Y un perro de su amo extraviado
te lamerá los pies alegremente.
Y la canción de un pescador que trae
del río pejerreyes traerá
a ti también el pueblo y las contentas
y largas campanadas de la iglesia.
!Sin el apuro eterno de quien corre
al despertar para seguir corriendo
descansa y ten en cuenta que la vida
¡es sólo este momento hermano mío!

La ciencia y nuestros maravillosos cerebros:

El estrés infantil frena el desarrollo del cerebro – comentario por Victoria Gonzalez.

El estrés puede alterar el desarrollo de diversas partes del cerebro de niños y adolescentes, y perjudicar ciertas capacidades como la memoria espacial y a corto plazo, según revela un estudio publicado en Journal of Neuroscience. brain

Durante los primeros años de vida el cerebro continúa desarrollándose y es vulnerable a factores externos como el estrés.  Los investigadores, de la Universidad de Wisconsin-Madison, evaluaron mediante entrevistas el nivel de estrés de 60 adolescentes de entre 9 y 14 años, a los que también se les realizó un escáner cerebral y diversos test de inteligencia.

Los resultados revelaron que los niños que habían sufrido más episodios traumáticos a lo largo de su vida tenían menor memoria espacial y a  corto plazo que sus compañeros. Además, algunas zonas como el córtex del cíngulo anterior estaban menos desarrolladas, y tanto las cantidades de materia gris como de materia blanca eran menores.

Sin embargo, estas diferencias no son necesariamente irreversibles. “Los resultados no están diciendo que el estrés perjudique permanentemente el cerebro”, explica Jamie Hanson, uno de los autores. “Los efectos podrían ser solo temporales, ya que el cerebro es muy plástico, muy propenso al cambio, y puede re-adaptarse”.
Las nuevas investigaciones irán encaminadas, precisamente, a buscar métodos para ayudar a estos adolescentes a `poner al día´ su cerebro después de sucesivos episodios traumáticos.

¿Cierto o falso?

Hay muchas razones por las que un niño puede sentirse estresado.

Definitivamente……. ¡cierto!

Recordemos que el estrés es la respuesta fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada.

Algunos síntomas del estrés en los niños:

  • Problemas para dormir
  • Cambios en el apetito
  • Diarreas frecuentes
  • Bajo rendimiento escolar
  • Incremento o disminución de la actividad física
  • Cansancio o fatiga
  • Apatía, pasividad
  • Problemas para relacionarse con otras personas
  • Irritabilidad
  • Tristeza…

No existe etapa en la infancia que esté exenta de sufrir estrés, desde el útero materno, el nacimiento, los primeros meses, los primeros años y la adolescencia, hay que cuidar este aspecto en la medida que sea posible.

Algunas de las razones más frecuentes para el estrés infantil son la llegada de un nuevo miembro en la familia, divorcio, traslado de casa o escuela, el inicio de las clases… En el caso de niños es edad preescolar, el estrés por el hecho de separarse de los padres es muy evidente.

Los posibles casos de acoso en el colegio, la preocupación por la situación económica del hogar (tal vez conviene no mostrar la propia ansiedad paterna, aunque tampoco ocultar lo que sucede en casa) o peleas familiares… son otras situaciones que podrían provocar el estrés cuando el niño crece.

Bloque 2: Tema del día: Enseñando a los niños a identificar y expresar los sentimientos.

El enfoque: Los niños pequeños sienten muchas de las mismas cosas que los adultos.  Los niños a veces se sienten enojados, tristes, frustrados, nerviosos, felices o abochornados, pero muchos no conocen las palabras para expresar cómo se sienten.  Más bien, pueden exteriorizar estos sentimientos de maneras muy físicas y poco apropiadas.  Por ejemplo, cuando tirando cosas cuando están frustrados.

La solución: Los padres o proveedores de cuidado pueden ayudar a los niños a comprender y expresar sus sentimientos.  Aquí les damos algunas estrategias que pueden usar para ayudar a los niños a expresar sus sentimientos:

  • Ayúdelos a comprender sus sentimientos al contarles primero los nombres de los sentimientos y luego al animarlos a hablar sobre cómo se sienten. Al dar a los niños maneras de nombrar sus sentimientos, usted les permite desarrollar un vocabulario para hablar sobre ellos.
  • Permita que su niño tenga muchas oportunidades de identificar los sentimientos propios y ajenos. Por ejemplo: “veo que estas sonriendo.  ¿Te sientes alegre?” O podría describir una situación y pedir al niño que reflexione sobre lo que otras personas puede sentir: “José se golpeó en la cabeza cuando estaba en el tobogán.  ¿Cómo crees que se siente José?”
  • Enseñe a los niños las maneras variadas en que pueden reaccionar ante sentimientos, conflictos o problemas concretos. Hable sobre sus propios sentimientos con los niños.
  • Enseñe a los niños a identificar y expresar sus sentimientos de maneras que sean aceptables para su familia y sus amigos. Por ejemplo, usted podría decir al niño: “A veces abuela está enojada cuando las cosas no le han ido bien en el trabajo.” ¿Qué hace ella entonces? Se sienta en el banco del patio hasta que haya pensado en algo que puede decir a los compañeros de trabajo para resolver las cosas.  ¿Crees que la abuela hace bien? ¿Te gustaría sentarte y pensar cuando te enojas?

Siempre que pueda, apoye a su niño cuando hable sobre los sentimientos y practique las estrategias nuevas para expresarlos apropiadamente. Por ejemplo, pueden hablar sobre los sentimientos al jugar un juego, viajar en coche o cenar.  Cada día pasarán muchas cosas que le darán buenas oportunidades de hablar sobre los sentimientos.  Cuanto más  a menudo su niño practique, más rápido aprenderá.

Nota importante: No intente practicar las estrategias cuando su hijo está experimentando un berrinche.  Aproveche los momentos tranquilos para enseñar y practicas las estrategias nuevas.  Por ejemplo, si su hija tiene un berrinche ya que no quiere esperar hasta después de la cena para comer una galleta, no tendrá ánimos para practicar el expresar su frustración con palabras en vez de tener un berrinche.  En tales situaciones, usted tendrá que tratar sus sentimientos –por ejemplo, diciéndole: “Sé que quieres mucho comerte una galleta ahora, pero eso no es posible, ya que vamos a cenar en 5 minutos.  Puedes comer una galleta después de la cena.”  Sin embargo, usted sí puede hablar con su hija sobre el incidente después de que está tranquila y discutir la mejor manera de expresar esos sentimientos. Por ejemplo:

“Cuando te sientes frustrada ya que no puedes tener lo que quieres, puedes contármelo, pero no te dejo pegarme ni gritarme.  Hace un rato, querías una galleta antes de la cena y me pegaste.  La próxima vez que te sientas frustrada, puedes contármelo y luego, respirar hondo y ponerte tranquila si te sientes enojada.”

Bloque 3: Nuestros niños  

  • ¡Fiesta! – Cumpleaños de abril
  1. Christian, 2 años – 17 de abril
  2. Omar Trejo, 7 de abril
  3. Oscar Trejo, 30 de abril
  4. Veronica Lazo, 1 de abril
  5. Emily
  6. Donahi Pedro
  7. Cecilia Espino
  8. Juan Carlos Olguín
  9. Benjamín
  10. Adrian Tiscarino
  11. Víctor Hugo Franco
  12. Christopher Cárdenas

¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

Les invitamos a mandar los nombres de las personas que quieran felicitar por su cumpleaños  durante el mes de marzo, felicitaremos a los cumpleañeros en cada programa y el final del mes todos los que están en la lista, participaran en una rifa.

  • Cuéntame un cuento: UN LOCO EN LA CIUDAD

Autor, Pedro Pablo Sacristán

Julián vino del pueblo cuando ya no quedaba nadie allí. Jamás había salido de su querida aldea, pero intrigado por el hecho de que todos fueran a la ciudad, decidió ir él mismo a investigar qué cosa tan maravillosa tenían las ciudades. Así que preparó un hatillo con un par de mudas, sacó brillo a su mejor sonrisa, y se fue para allá.

Nada más entrar tuvo un recibimiento inesperado. Un par de agentes le detuvo, y le preguntaron hasta la talla de calzoncillos. Al final resultó que Julián iba “sospechosamente alegre” para no tener casi nada, ni siquiera venir de compras, pero finalmente tuvieron que dejarle ir, sin dejar por un momento de sospechar de aquel tipo alegre y campechano.

Lo primero que llamó la atención de Julián en la ciudad fue la prisa. Todos iban con tanta prisa que pensó que aquel día ocurriría algo tan especial que nadie quería perdérselo, así que comenzó a seguir a un hombre que parecía dirigirse allí. Pero después de varias horas siguiéndole, terminó en un pequeño piso sin haber llegado a hacer nada interesante en todo el día.

Julián durmió en un parque. Aquel parque estaba lleno de papeles y plásticos, y como las papeleras estaban vacías, pensó que lo genial de la ciudad era que habían inventado plantas con flores de papel y plástico. Pero sólo pensó esto hasta la mañana siguiente, cuando un hombre dejó caer el papel del chocolate que acababa de terminar mientras caminaba tranquilamente entre decenas de papeleras.

Andaba Julián tratando de entender lo que pasaba cuando llegó a unos grandes almacenes en los que entraba muchísima gente. “Esto debe ser el mejor museo del mundo”, pensó al ver la cantidad de cosas inútiles que había allí. Pero luego vio que la gente tomaba todas aquellas cosas, pagaba por ellas y se las llevaba. “¿Para qué querrá nadie un reloj en el que no se ven los minutos?” se preguntó al ver cómo una mujer salía toda contenta con un reloj modernísimo en la muñeca, y lo mismo pensó de unos zapatos con los que sería imposible caminar y un aparato electrónico que hacía mil cosas pero ninguna bien.

Nuevamente, decidió seguir a la mujer del reloj, para comprobar desilusionado que su gran alegría se tornó en decepción en cuanto sus amigas vieron su flamante reloj con gesto de desaprobación. Julián comenzaba a sentir pena por haber dejado el pueblo y llegar a aquel sitio donde habiendo tanta gente nadie parecía feliz.

Entonces vio a unos niños jugando. Ellos sí parecían estar alegres, correteando y persiguiéndose; excepto uno que andaba liado con una maquinita a la que llamaban consola. La golpeaba fuertemente con los dedos, poniendo todo tipo de gestos enfurecidos, y cuando alguno de los otros se acercaba para invitarle a jugar con todos, le alejaba con malos modos. Julián pensó que el niño trataba de destruir aquella maquinita que le hacía tan infeliz, y decidió ayudarle;

Se acercó, tomó la maquinita, la arrojó contra el suelo y la pisó, mirando al niño con gran satisfacción.

El niño montó en cólera, y no sólo él, sino sus amigos y casi todos los mayores que había por allí. Tanto le acosaron, que tuvo que salir de allí corriendo, y ya no paró hasta tomar el camino de vuelta al pueblo. Y mientras regresaba, no dejaba de preguntarse si todos se habrían vuelto locos.

  • Entre padres y educadores… consejos y reflexiones

Los niños pequeños sienten muchas de las mismas cosas que los adultos.  Los niños a veces se sienten enojados, tristes, frustrados, nerviosos, felices o abochornados, pero mucho no conocen las palabras para expresar cómo se sienten.  Más bien, pueden exteriorizar estos sentimientos de maneras muy físicas y poco apropiadas.

La comprensión de los sentimientos es crítica para el desarrollo general de los niños. Nos toca a los adultos enseñar a los niños maneras apropiadas de comprender y manejar sus sentimientos. Los niños experimentan por primera vez muchísimas cosas nuevas y emocionantes. ¡Esto puede ser abrumador! Es necesario que siempre validemos los sentimientos de nuestros niños y que no los castiguemos por expresar cómo se sienten. Puede ser buena idea que usted recuerde a su hijo que: “Está bien contarme cómo te sientes, pero no está bien lastimar a otras personas ni cosas cuando te sientes (mencione un sentimiento)”.

Enséñeles cosas sobre los sentimientos, permita que practiquen durante mucho tiempo sus estrategias nuevas, y recuerde siempre darles mucho aliento positivo cuando usan la nueva estrategia en vez de reaccionar como lo habían hecho antes.

  • Testimonios – Llamadas
  • Información local:

Bloque 4: Hasta la próxima

  • Sorteos
  • Despedida

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 10:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

 

Fuentes de Información utilizadas para este programa

¿Qué es el abuso y la negligencia de menores?  Reconociendo los indicios y los síntomas.

https://www.childwelfare.gov/pubpdfs/ques.pdf

http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/el-estres-infantil-frena-el-desarrollo-del-cerebro

Poema contra el estrés: http://delfinaacosta.blogspot.com/2012/05/oleo-de-richard-s.html

 

NOTAS:

https://es.wikipedia.org/wiki/Cortex_del_c%C3%ADngulo_anterior

El córtex del cíngulo anterior (CCA) o circunvolución del cíngulo anterior es la parte frontal de la circunvolución del cíngulo, que parece un “collar” formado alrededor del cuerpo calloso, el mazo fibroso que transmite las señales neuronales entre los hemisferios cerebrales derecho e izquierdo.

Un loco en la ciudad, por Pedro Pablo Sacristán.

http://cuentosparadormir.com/audiocuentos/espanol-neutro/un-loco-en-la-ciudad-audio-cuento-narrado-en-espanol-americano

Programa 235

Enseñando a los niños a identificar y expresar los sentimientos.

Miércoles 6 de abril de 2016
Programa # 235

Bienvenidos a su programa

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Con su servidora, Romilia Schlueter, Lupita Montoto y José Flores
(Invitación a las llamadas)

Escucha: 

Bloque 1: APOYANDO FAMILIA

                           Poema del día: Abril

El chamariz en el chopo.bird
-¿Y qué más?

El chopo en el cielo azul.
– ¿Y qué más?

El cielo azul en el agua.
– ¿Y qué más?

El agua en la hojita nueva.
– ¿Y qué más?

La hojita nueva en la rosa.tree
– ¿Y qué más?

La rosa en mi corazón.
– ¿Y qué más?

¡Mi corazón en el tuyo!

Autor: Juan Ramón Jiménez, quien dedicó una gran parte de su obra a la literatura infantil. Sus poemas infantiles guardan un vínculo especial con la naturaleza, de ahí que sean muy recomendables para fomentar el cuidado de la naturaleza entre los niños.  El poema Abril, describe los encantos de la primavera bajo el amor y la armonía que produce una época del año tan deseada por los niños.

La ciencia y nuestros maravillosos cerebros: Así actúan la literatura y la poesía sobre el cerebro, por Elena Sanz.

Silencio atronador, muerto viviente, dulce amargura, noche blanca o monstruo hermoso son ejemplos de oxímoron, una combinación de dos palabras de significado opuesto que al unirse originan un nuevo sentido. Un estudio español publicado en la revista NeuroImage revela que estas figuras literarias generan una intensa actividad en el área frontal izquierda del cerebro.

Según los autores del estudio, del “Basque Center on Cognition, Brain and Language,” los políticos en sus discursos, los generales en sus arengas y los amantes en sus poemas han utilizado desde siempre ciertas figuras retóricas para convencer, infundir valor o seducir. Lo que hasta ahora no se había logrado era medir empíricamente la capacidad de una figura literaria para generar actividad cerebral en las personas.

Dicen los científicos, “nuestra investigación demuestra el éxito a nivel retórico de las figuras literarias, y la razón de su efectividad es que atraen la atención de quien las escucha más que otras expresiones, explica Nicola Molinaro, autor principal del estudio. Concretamente, “se activa la parte frontal del cerebro y se emplean más recursos de lo habitual en procesar a nivel cerebral esa expresión”. El investigador señala que el resultado de los experimentos se relaciona “con la actividad que requiere procesar la abstracción de figuras retóricas como el oxímoron, que tratan de comunicar cosas que no existen”.

Para los experimentos, Molinaro y sus colegas crearon varias listas de frases incorrectas, neutras, oxímoron y pleonasmos (vocablos innecesarios que añaden expresividad), empleando el mismo sustantivo como sujeto: la palabra “monstruo”. Concretamente, los investigadores han utilizado “monstruo geográfico” como expresión incorrecta, “monstruo solitario” como expresión neutra, “monstruo hermoso” como oxímoron, y “monstruo horrible” como pleonasmo. Después, se les mostraron estas listas a personas de entre 18 y 25 años y se midió su actividad cerebral cuando las procesaban por medio del electroencefalograma.

Los resultados muestran que cuanto menos natural es la expresión más recursos requiere para ser procesada en la parte frontal izquierda del cerebro. La frase neutra “monstruo solitario” es la que menos recursos cerebrales necesita para procesarse. En cuanto a la expresión incorrecta “monstruo geográfico,” 400 milisegundos después de percibirla, el cerebro reacciona al detectar que hay un error. Sin embargo, en el caso de oxímoron, como “monstruo hermoso,” 500 milisegundos después de percibirse la expresión se midió una intensa actividad cerebral en la parte frontal izquierda del cerebro, un área íntimamente relacionada con el lenguaje que los seres humanos tienen muy desarrollada en comparación con otras especies.

¿Cierto o falso?

La comprensión de los sentimientos es crítica para el desarrollo general de los niños.

Definitivamente……. ¡cierto!

Los niños experimentan por primera vez muchísimas cosas nuevas y emocionantes.  ¡Esto puede ser abrumador!  Es necesario que siempre validemos los sentimientos de nuestros niños y que no los castiguemos por expresar cómo se sienten.  Puede ser buena idea que recordemos al niño que nos cuento  cómo se siente, pero que no está bien lastimar a otras personas ni cosas cuando nos sentimos frustrados (nombre el sentimiento que el niño está sintiendo.)  Enséñeles cosas sobre los sentimientos, permita que practiquen durante mucho tiempo sus estrategias nuevas y recuerdo siempre darles mucho aliento positivo cuando usan la nueva estrategia en vez de reaccionar como lo habían hecho antes. 

Bloque 2: Tema del día: Enseñando a los niños a identificar y expresar los sentimientos.

El enfoque: Los niños pequeños sienten muchas de las mismas scosas que los adultos.  Los niños a veces se sienten enojados, tristes, frustrados, nerviosos, felices o abochornados, pero muchos no conocen las palabras para expresar cómo se sienten.  Más bien, pueden exteriorizar estos sentimientos de maneras muy físicas y poco apropiadas.  Por ejemplo, cuando tirando cosas cuando están frustrados.

La solución: Los padres o proveedores de cuidado pueden ayudar a los niños a comprender y expresar sus sentimientos.  Aquí les damos algunas estrategias que pueden usar para ayudar a los niños a expresar sus sentimientos:

  • Ayúdelos a comprender sus sentimientos al contarles primero los nombres de los sentimientos y luego al animarlos a hablar sobre cómo se sienten. Al dar a los niños maneras de nombrar sus sentimientos, usted les permite desarrollar un vocabulario para hablar sobre ellos.
  • Permita que su niño tenga muchas oportunidades de identificar los sentimientos propios y ajenos. Por ejemplo: “veo que estas sonriendo.  ¿Te sientes alegre?” O podría describir una situación y pedir al niño que reflexione sobre lo que otras personas puede sentir: “José se golpeó en la cabeza cuando estaba en el tobogán.  ¿Cómo crees que se siente José?”
  • Enseñe a los niños las maneras variadas en que pueden reaccionar ante sentimientos, conflictos o problemas concretos. Hable sobre sus propios sentimientos con los niños.
  • Enseñe a los niños a identificar y expresar sus sentimientos de maneras que sean aceptables para su familia y sus amigos. Por ejemplo, usted podría decir al niño: “A veces abuela está enojada cuando las cosas no le han ido bien en el trabajo.” ¿Qué hace ella entonces? Se sienta en el banco del patio hasta que haya pensado en algo que puede decir a los compañeros de trabajo para resolver las cosas.  ¿Crees que la abuela hace bien? ¿Te gustaría sentarte y pensar cuando te enojas?

Siempre que pueda, apoye a su niño cuando hable sobre los sentimientos y practique las estrategias nuevas para expresarlos apropiadamente. Por ejemplo, pueden hablar sobre los sentimientos al jugar un juego, viajar en coche o cenar.  Cada día pasarán muchas cosas que le darán buenas oportunidades de hablar sobre los sentimientos.  Cuanto más  a menudo su niño practique, más rápido aprenderá.

Nota importante: No intente practicar las estrategias cuando su hijo está experimentando un berrinche.  Aproveche los momentos tranquilos para enseñar y practicas las estrategias nuevas.  Por ejemplo, si su hija tiene un berrinche ya que no quiere esperar hasta después de la cena para comer una galleta, no tendrá ánimos para practicar el expresar su frustración con palabras en ves de tener un berrinche.  En tales situaciones, usted tendrá que tratar sus sentimientos –por ejemplo, diciéndole: “Sé que quieres mucho comerte una galleta ahora, pero eso no es posible, ya que vamos a cenar en 5 minutos.  Puedes comer una galleta después de la cena.”  Sin embargo, usted sí puede hablar con su hija sobre el incidente después de que está tranquila y discutir la mejor manera de expresar esos sentimientos. Por ejemplo:

“Cuando te sientes frustrada ya que no puedes tener lo que quieres, puedes contármelo, pero no te dejo pegarme ni gritarme.  Hace un rato, querías una galleta antes de la cena y me pegaste.  La próxima vez que te sientas frustrada, puedes contármelo y luego, respirar hondo y ponerte tranquila si te sientes enojada.”

Bloque 3: Nuestros niños  

  • ¡Fiesta! – Cumpleaños de abril
  1. Johnny
  2. Veronica Lazo

¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

Les invitamos a mandar los nombres de las personas que quieran felicitar por su cumpleaños  durante el mes de marzo, felicitaremos a los cumpleañeros en cada programa y el final del mes todos los que están en la lista, participaran en una rifa.

  • Cuéntame un cuento: El niño y el perrito

El dueño de una tienda estaba colocando un anuncio en la puerta que leía:

“Cachorritos en venta”

Esa clase de anuncios siempre atraen a los niños, y pronto un niñito apareció en la tienda preguntando:

– “¿Cuál es el precio de los perritos?”

El dueño contesto: “Entre 30 y 50 pesos”. El niñito metió la mano en su bolsillo y sacó unas monedas:

– “Sólo tengo 2.37… ¿puedo verlos?”.

El hombre sonrió y silbó. De la trastienda salió su perra corriendo seguida por cinco perritos. Uno de los perritos estaba quedándose considerablemente atrás.

El niñito inmediatamente señaló al perrito rezagado que renqueaba.

“¿Qué le pasa a ese perrito?”, preguntó.

El hombre le explicó que cuando el perrito nació, el veterinario le dijo que tenía una cadera defectuosa y que renquearía por el resto de su vida.

El niñito se emocionó mucho y exclamó:

– ¡Ese es el perrito que yo quiero comprar!”.

Y el hombre replicó:

– “No, tú no vas a comprar ese cachorro, si tú realmente lo quieres, yo te lo regalo”.

Y el niñito se disgustó, y mirando directo a los ojos del hombre le dijo:

– “Yo no quiero que usted me lo regale. Él vale tanto como los otros perritos y yo le pagaré el precio completo. De hecho, le voy a dar mis 2,37 ahora y 50 céntimos cada mes, hasta que lo haya pagado completo”.

El hombre contestó:

– “Tú en verdad no deberías comprar ese perrito, hijo. Él nunca será capaz de correr, saltar y jugar como los otros perritos”.

El niñito se agachó y se levantó la pernera de su pantalón para mostrar su pierna izquierda, cruelmente retorcida e inutilizada, soportada por un gran aparato de metal. Miró de nuevo al hombre y le dijo:

– “Bueno, yo no puedo correr muy bien tampoco… y el perrito necesitará a alguien que lo comprenda”

Y colorín colorar que este cuento nos ha hecho llorar…

  • Entre padres y educadores… consejos y reflexiones

Los niños pequeños sienten muchas de las mismas cosas que los adultos.  Los niños a veces se sienten enojados, tristes, frustrados, nerviosos, felices o abochornados, pero mucho no conocen las palabras para expresar cómo se sienten.  Más bien, pueden exteriorizar estos sentimientos de maneras muy físicas y poco apropiadas.

La comprensión de los sentimientos es crítica para el desarrollo general de los niños. Nos toca a los adultos enseñar a los niños maneras apropiadas de comprender y manejar sus sentimientos. Los niños experimentan por primera vez muchísimas cosas nuevas y emocionantes. ¡Esto puede ser abrumador! Es necesario que siempre validemos los sentimientos de nuestros niños y que no los castiguemos por expresar cómo se sienten. Puede ser buena idea que usted recuerde a su hijo que: “Está bien contarme cómo te sientes, pero no está bien lastimar a otras personas ni cosas cuando te sientes (mencione un sentimiento)”.

Enséñeles cosas sobre los sentimientos, permita que practiquen durante mucho tiempo sus estrategias nuevas, y recuerde siempre darles mucho aliento positivo cuando usan la nueva estrategia en vez de reaccionar como lo habían hecho antes.

  • Testimonios – Llamadas
  • Información local:

Bloque 4: Hasta la próxima

  • Sorteos
  • Despedida

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 10:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de Información utilizadas para este programa

El Niño y el Perrito:

http://cuentosqueyocuento.blogspot.com/2007/10/el-nio-y-el-perrito.html

http://csefel.vanderbilt.edu/documents/teaching_emotions_sp.pdf

http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/asi-actuan-la-literatura-y-la-poesia-sobre-el-cerebro

http://www.guiainfantil.com/servicios/poesias/lorca.htm

Chamariz: Pájaro fringílido de color verdoso.

Chopo: Árbol de corteza rugosa y oscura, hojas verdes por ambos lados y ramas muy separadas del eje del tronco.  Álamo negro

Fringílido (palabra esdrújula) Los fringílidos son una familia de aves paseriformes abundantes en el hemisferio norte y África. Suelen poseer un fuerte pico, generalmente cónico, que en algunas especies puede ser de considerable longitud. Tienen un modo de volar característico, basado en ondulaciones. Suelen anidar en árboles, por lo que son más comunes en bosques.