Programa 235

Enseñando a los niños a identificar y expresar los sentimientos.

Miércoles 6 de abril de 2016
Programa # 235

Bienvenidos a su programa

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Con su servidora, Romilia Schlueter, Lupita Montoto y José Flores
(Invitación a las llamadas)

Escucha: 

Bloque 1: APOYANDO FAMILIA

                           Poema del día: Abril

El chamariz en el chopo.bird
-¿Y qué más?

El chopo en el cielo azul.
– ¿Y qué más?

El cielo azul en el agua.
– ¿Y qué más?

El agua en la hojita nueva.
– ¿Y qué más?

La hojita nueva en la rosa.tree
– ¿Y qué más?

La rosa en mi corazón.
– ¿Y qué más?

¡Mi corazón en el tuyo!

Autor: Juan Ramón Jiménez, quien dedicó una gran parte de su obra a la literatura infantil. Sus poemas infantiles guardan un vínculo especial con la naturaleza, de ahí que sean muy recomendables para fomentar el cuidado de la naturaleza entre los niños.  El poema Abril, describe los encantos de la primavera bajo el amor y la armonía que produce una época del año tan deseada por los niños.

La ciencia y nuestros maravillosos cerebros: Así actúan la literatura y la poesía sobre el cerebro, por Elena Sanz.

Silencio atronador, muerto viviente, dulce amargura, noche blanca o monstruo hermoso son ejemplos de oxímoron, una combinación de dos palabras de significado opuesto que al unirse originan un nuevo sentido. Un estudio español publicado en la revista NeuroImage revela que estas figuras literarias generan una intensa actividad en el área frontal izquierda del cerebro.

Según los autores del estudio, del “Basque Center on Cognition, Brain and Language,” los políticos en sus discursos, los generales en sus arengas y los amantes en sus poemas han utilizado desde siempre ciertas figuras retóricas para convencer, infundir valor o seducir. Lo que hasta ahora no se había logrado era medir empíricamente la capacidad de una figura literaria para generar actividad cerebral en las personas.

Dicen los científicos, “nuestra investigación demuestra el éxito a nivel retórico de las figuras literarias, y la razón de su efectividad es que atraen la atención de quien las escucha más que otras expresiones, explica Nicola Molinaro, autor principal del estudio. Concretamente, “se activa la parte frontal del cerebro y se emplean más recursos de lo habitual en procesar a nivel cerebral esa expresión”. El investigador señala que el resultado de los experimentos se relaciona “con la actividad que requiere procesar la abstracción de figuras retóricas como el oxímoron, que tratan de comunicar cosas que no existen”.

Para los experimentos, Molinaro y sus colegas crearon varias listas de frases incorrectas, neutras, oxímoron y pleonasmos (vocablos innecesarios que añaden expresividad), empleando el mismo sustantivo como sujeto: la palabra “monstruo”. Concretamente, los investigadores han utilizado “monstruo geográfico” como expresión incorrecta, “monstruo solitario” como expresión neutra, “monstruo hermoso” como oxímoron, y “monstruo horrible” como pleonasmo. Después, se les mostraron estas listas a personas de entre 18 y 25 años y se midió su actividad cerebral cuando las procesaban por medio del electroencefalograma.

Los resultados muestran que cuanto menos natural es la expresión más recursos requiere para ser procesada en la parte frontal izquierda del cerebro. La frase neutra “monstruo solitario” es la que menos recursos cerebrales necesita para procesarse. En cuanto a la expresión incorrecta “monstruo geográfico,” 400 milisegundos después de percibirla, el cerebro reacciona al detectar que hay un error. Sin embargo, en el caso de oxímoron, como “monstruo hermoso,” 500 milisegundos después de percibirse la expresión se midió una intensa actividad cerebral en la parte frontal izquierda del cerebro, un área íntimamente relacionada con el lenguaje que los seres humanos tienen muy desarrollada en comparación con otras especies.

¿Cierto o falso?

La comprensión de los sentimientos es crítica para el desarrollo general de los niños.

Definitivamente……. ¡cierto!

Los niños experimentan por primera vez muchísimas cosas nuevas y emocionantes.  ¡Esto puede ser abrumador!  Es necesario que siempre validemos los sentimientos de nuestros niños y que no los castiguemos por expresar cómo se sienten.  Puede ser buena idea que recordemos al niño que nos cuento  cómo se siente, pero que no está bien lastimar a otras personas ni cosas cuando nos sentimos frustrados (nombre el sentimiento que el niño está sintiendo.)  Enséñeles cosas sobre los sentimientos, permita que practiquen durante mucho tiempo sus estrategias nuevas y recuerdo siempre darles mucho aliento positivo cuando usan la nueva estrategia en vez de reaccionar como lo habían hecho antes. 

Bloque 2: Tema del día: Enseñando a los niños a identificar y expresar los sentimientos.

El enfoque: Los niños pequeños sienten muchas de las mismas scosas que los adultos.  Los niños a veces se sienten enojados, tristes, frustrados, nerviosos, felices o abochornados, pero muchos no conocen las palabras para expresar cómo se sienten.  Más bien, pueden exteriorizar estos sentimientos de maneras muy físicas y poco apropiadas.  Por ejemplo, cuando tirando cosas cuando están frustrados.

La solución: Los padres o proveedores de cuidado pueden ayudar a los niños a comprender y expresar sus sentimientos.  Aquí les damos algunas estrategias que pueden usar para ayudar a los niños a expresar sus sentimientos:

  • Ayúdelos a comprender sus sentimientos al contarles primero los nombres de los sentimientos y luego al animarlos a hablar sobre cómo se sienten. Al dar a los niños maneras de nombrar sus sentimientos, usted les permite desarrollar un vocabulario para hablar sobre ellos.
  • Permita que su niño tenga muchas oportunidades de identificar los sentimientos propios y ajenos. Por ejemplo: “veo que estas sonriendo.  ¿Te sientes alegre?” O podría describir una situación y pedir al niño que reflexione sobre lo que otras personas puede sentir: “José se golpeó en la cabeza cuando estaba en el tobogán.  ¿Cómo crees que se siente José?”
  • Enseñe a los niños las maneras variadas en que pueden reaccionar ante sentimientos, conflictos o problemas concretos. Hable sobre sus propios sentimientos con los niños.
  • Enseñe a los niños a identificar y expresar sus sentimientos de maneras que sean aceptables para su familia y sus amigos. Por ejemplo, usted podría decir al niño: “A veces abuela está enojada cuando las cosas no le han ido bien en el trabajo.” ¿Qué hace ella entonces? Se sienta en el banco del patio hasta que haya pensado en algo que puede decir a los compañeros de trabajo para resolver las cosas.  ¿Crees que la abuela hace bien? ¿Te gustaría sentarte y pensar cuando te enojas?

Siempre que pueda, apoye a su niño cuando hable sobre los sentimientos y practique las estrategias nuevas para expresarlos apropiadamente. Por ejemplo, pueden hablar sobre los sentimientos al jugar un juego, viajar en coche o cenar.  Cada día pasarán muchas cosas que le darán buenas oportunidades de hablar sobre los sentimientos.  Cuanto más  a menudo su niño practique, más rápido aprenderá.

Nota importante: No intente practicar las estrategias cuando su hijo está experimentando un berrinche.  Aproveche los momentos tranquilos para enseñar y practicas las estrategias nuevas.  Por ejemplo, si su hija tiene un berrinche ya que no quiere esperar hasta después de la cena para comer una galleta, no tendrá ánimos para practicar el expresar su frustración con palabras en ves de tener un berrinche.  En tales situaciones, usted tendrá que tratar sus sentimientos –por ejemplo, diciéndole: “Sé que quieres mucho comerte una galleta ahora, pero eso no es posible, ya que vamos a cenar en 5 minutos.  Puedes comer una galleta después de la cena.”  Sin embargo, usted sí puede hablar con su hija sobre el incidente después de que está tranquila y discutir la mejor manera de expresar esos sentimientos. Por ejemplo:

“Cuando te sientes frustrada ya que no puedes tener lo que quieres, puedes contármelo, pero no te dejo pegarme ni gritarme.  Hace un rato, querías una galleta antes de la cena y me pegaste.  La próxima vez que te sientas frustrada, puedes contármelo y luego, respirar hondo y ponerte tranquila si te sientes enojada.”

Bloque 3: Nuestros niños  

  • ¡Fiesta! – Cumpleaños de abril
  1. Johnny
  2. Veronica Lazo

¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

Les invitamos a mandar los nombres de las personas que quieran felicitar por su cumpleaños  durante el mes de marzo, felicitaremos a los cumpleañeros en cada programa y el final del mes todos los que están en la lista, participaran en una rifa.

  • Cuéntame un cuento: El niño y el perrito

El dueño de una tienda estaba colocando un anuncio en la puerta que leía:

“Cachorritos en venta”

Esa clase de anuncios siempre atraen a los niños, y pronto un niñito apareció en la tienda preguntando:

– “¿Cuál es el precio de los perritos?”

El dueño contesto: “Entre 30 y 50 pesos”. El niñito metió la mano en su bolsillo y sacó unas monedas:

– “Sólo tengo 2.37… ¿puedo verlos?”.

El hombre sonrió y silbó. De la trastienda salió su perra corriendo seguida por cinco perritos. Uno de los perritos estaba quedándose considerablemente atrás.

El niñito inmediatamente señaló al perrito rezagado que renqueaba.

“¿Qué le pasa a ese perrito?”, preguntó.

El hombre le explicó que cuando el perrito nació, el veterinario le dijo que tenía una cadera defectuosa y que renquearía por el resto de su vida.

El niñito se emocionó mucho y exclamó:

– ¡Ese es el perrito que yo quiero comprar!”.

Y el hombre replicó:

– “No, tú no vas a comprar ese cachorro, si tú realmente lo quieres, yo te lo regalo”.

Y el niñito se disgustó, y mirando directo a los ojos del hombre le dijo:

– “Yo no quiero que usted me lo regale. Él vale tanto como los otros perritos y yo le pagaré el precio completo. De hecho, le voy a dar mis 2,37 ahora y 50 céntimos cada mes, hasta que lo haya pagado completo”.

El hombre contestó:

– “Tú en verdad no deberías comprar ese perrito, hijo. Él nunca será capaz de correr, saltar y jugar como los otros perritos”.

El niñito se agachó y se levantó la pernera de su pantalón para mostrar su pierna izquierda, cruelmente retorcida e inutilizada, soportada por un gran aparato de metal. Miró de nuevo al hombre y le dijo:

– “Bueno, yo no puedo correr muy bien tampoco… y el perrito necesitará a alguien que lo comprenda”

Y colorín colorar que este cuento nos ha hecho llorar…

  • Entre padres y educadores… consejos y reflexiones

Los niños pequeños sienten muchas de las mismas cosas que los adultos.  Los niños a veces se sienten enojados, tristes, frustrados, nerviosos, felices o abochornados, pero mucho no conocen las palabras para expresar cómo se sienten.  Más bien, pueden exteriorizar estos sentimientos de maneras muy físicas y poco apropiadas.

La comprensión de los sentimientos es crítica para el desarrollo general de los niños. Nos toca a los adultos enseñar a los niños maneras apropiadas de comprender y manejar sus sentimientos. Los niños experimentan por primera vez muchísimas cosas nuevas y emocionantes. ¡Esto puede ser abrumador! Es necesario que siempre validemos los sentimientos de nuestros niños y que no los castiguemos por expresar cómo se sienten. Puede ser buena idea que usted recuerde a su hijo que: “Está bien contarme cómo te sientes, pero no está bien lastimar a otras personas ni cosas cuando te sientes (mencione un sentimiento)”.

Enséñeles cosas sobre los sentimientos, permita que practiquen durante mucho tiempo sus estrategias nuevas, y recuerde siempre darles mucho aliento positivo cuando usan la nueva estrategia en vez de reaccionar como lo habían hecho antes.

  • Testimonios – Llamadas
  • Información local:

Bloque 4: Hasta la próxima

  • Sorteos
  • Despedida

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 10:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de Información utilizadas para este programa

El Niño y el Perrito:

http://cuentosqueyocuento.blogspot.com/2007/10/el-nio-y-el-perrito.html

http://csefel.vanderbilt.edu/documents/teaching_emotions_sp.pdf

http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/asi-actuan-la-literatura-y-la-poesia-sobre-el-cerebro

http://www.guiainfantil.com/servicios/poesias/lorca.htm

Chamariz: Pájaro fringílido de color verdoso.

Chopo: Árbol de corteza rugosa y oscura, hojas verdes por ambos lados y ramas muy separadas del eje del tronco.  Álamo negro

Fringílido (palabra esdrújula) Los fringílidos son una familia de aves paseriformes abundantes en el hemisferio norte y África. Suelen poseer un fuerte pico, generalmente cónico, que en algunas especies puede ser de considerable longitud. Tienen un modo de volar característico, basado en ondulaciones. Suelen anidar en árboles, por lo que son más comunes en bosques.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s