Programa 236

Los sentimientos, el estrés y nuestros niños

Miércoles 13 de abril de 2016
Programa # 236

Bienvenidos a su programa

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Con su servidora, Romilia Schlueter, Lupita Montoto y José Flores

(Invitación a las llamadas)

Escucha: 

Bloque 1: APOYANDO FAMILIAS

La pregunta del día: Deme algunos ejemplos de negligencia.

Información obtenida en Child Welfare Information Gateway.

https://www.childwelfare.gov/pubs/factsheets/ques.cfm

La negligencia es la falta por parte de un padre, guardián u otro proveedor de cuidado de atender las necesidades básicas de un niño. La negligencia puede ser:

  1. Física (cuando no se proveen las necesidades básicas como una vivienda o alimentos, o cuando no hay supervisión adecuada)
  2. Médica (cuando no se provee el tratamiento médico o de salud mental necesario)
  3. Educacional (cuando se le niega al niño el derecho a la educación o cuando se ignoran necesidades escolares especiales)
  4. Emocional (la inatención a las necesidades emocionales del niño; cuando no se le da un cuidado psicológico adecuado; cuando se le permite usar el alcohol y las drogas)

A veces los valores culturales, los estándares  de cuidado en una comunidad y la pobreza pueden contribuir al maltrato, indicando que la familia necesita información o asistencia. Cuando una familia no se beneficia de la información y los recursos disponibles, y la salud o seguridad del niño está en riesgo, entonces la intervención por parte de profesionales del bienestar de menores podría ser requerida. Además, en muchos Estados la definición legal de la negligencia deja exentos a aquellos padres que han optado por no buscar atención médica para sus hijos por razón de creencias religiosas que prohíben estos tratamientos.

Indicios de Negligencia

Hay que considerar la posibilidad de negligencia cuando el niño:

  • Falta a la escuela con frecuencia
  • Anda pidiendo para que le den comida o dinero, o los roba
  • Carece de atención médica o dental, no tiene inmunizaciones o lentes (si los necesita)
  • Con frecuencia está sucio y huele mal
  • No tiene ropa suficiente para protegerse del clima
  • Abusa el alcohol u otras drogas
  • Dice que no hay nadie en casa que lo pueda cuidar o atender

Hay que considerar la posibilidad de negligencia cuando el padre, la madre u otro proveedor de cuidado adulto:

  • Se muestra indiferente hacia el niño y sus necesidades
  • Parece estar deprimido o sin motivación
  • Se comporta de manera irracional
  • Abusa el alcohol u otras drogas

              Poema del día: POEMA CONTRA EL ESTRÉS
Por,  DELFINA ACOSTA

Para pasar el tiempo sin temor
a que este día sea un día más
en que no hay risa ya sino el ruido
molesto de tus tristes pensamientos
reposa sobre un pasto verdecido.
A ti vendrán los lirios caminando.
Y un perro de su amo extraviado
te lamerá los pies alegremente.
Y la canción de un pescador que trae
del río pejerreyes traerá
a ti también el pueblo y las contentas
y largas campanadas de la iglesia.
!Sin el apuro eterno de quien corre
al despertar para seguir corriendo
descansa y ten en cuenta que la vida
¡es sólo este momento hermano mío!

La ciencia y nuestros maravillosos cerebros:

El estrés infantil frena el desarrollo del cerebro – comentario por Victoria Gonzalez.

El estrés puede alterar el desarrollo de diversas partes del cerebro de niños y adolescentes, y perjudicar ciertas capacidades como la memoria espacial y a corto plazo, según revela un estudio publicado en Journal of Neuroscience. brain

Durante los primeros años de vida el cerebro continúa desarrollándose y es vulnerable a factores externos como el estrés.  Los investigadores, de la Universidad de Wisconsin-Madison, evaluaron mediante entrevistas el nivel de estrés de 60 adolescentes de entre 9 y 14 años, a los que también se les realizó un escáner cerebral y diversos test de inteligencia.

Los resultados revelaron que los niños que habían sufrido más episodios traumáticos a lo largo de su vida tenían menor memoria espacial y a  corto plazo que sus compañeros. Además, algunas zonas como el córtex del cíngulo anterior estaban menos desarrolladas, y tanto las cantidades de materia gris como de materia blanca eran menores.

Sin embargo, estas diferencias no son necesariamente irreversibles. “Los resultados no están diciendo que el estrés perjudique permanentemente el cerebro”, explica Jamie Hanson, uno de los autores. “Los efectos podrían ser solo temporales, ya que el cerebro es muy plástico, muy propenso al cambio, y puede re-adaptarse”.
Las nuevas investigaciones irán encaminadas, precisamente, a buscar métodos para ayudar a estos adolescentes a `poner al día´ su cerebro después de sucesivos episodios traumáticos.

¿Cierto o falso?

Hay muchas razones por las que un niño puede sentirse estresado.

Definitivamente……. ¡cierto!

Recordemos que el estrés es la respuesta fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada.

Algunos síntomas del estrés en los niños:

  • Problemas para dormir
  • Cambios en el apetito
  • Diarreas frecuentes
  • Bajo rendimiento escolar
  • Incremento o disminución de la actividad física
  • Cansancio o fatiga
  • Apatía, pasividad
  • Problemas para relacionarse con otras personas
  • Irritabilidad
  • Tristeza…

No existe etapa en la infancia que esté exenta de sufrir estrés, desde el útero materno, el nacimiento, los primeros meses, los primeros años y la adolescencia, hay que cuidar este aspecto en la medida que sea posible.

Algunas de las razones más frecuentes para el estrés infantil son la llegada de un nuevo miembro en la familia, divorcio, traslado de casa o escuela, el inicio de las clases… En el caso de niños es edad preescolar, el estrés por el hecho de separarse de los padres es muy evidente.

Los posibles casos de acoso en el colegio, la preocupación por la situación económica del hogar (tal vez conviene no mostrar la propia ansiedad paterna, aunque tampoco ocultar lo que sucede en casa) o peleas familiares… son otras situaciones que podrían provocar el estrés cuando el niño crece.

Bloque 2: Tema del día: Enseñando a los niños a identificar y expresar los sentimientos.

El enfoque: Los niños pequeños sienten muchas de las mismas cosas que los adultos.  Los niños a veces se sienten enojados, tristes, frustrados, nerviosos, felices o abochornados, pero muchos no conocen las palabras para expresar cómo se sienten.  Más bien, pueden exteriorizar estos sentimientos de maneras muy físicas y poco apropiadas.  Por ejemplo, cuando tirando cosas cuando están frustrados.

La solución: Los padres o proveedores de cuidado pueden ayudar a los niños a comprender y expresar sus sentimientos.  Aquí les damos algunas estrategias que pueden usar para ayudar a los niños a expresar sus sentimientos:

  • Ayúdelos a comprender sus sentimientos al contarles primero los nombres de los sentimientos y luego al animarlos a hablar sobre cómo se sienten. Al dar a los niños maneras de nombrar sus sentimientos, usted les permite desarrollar un vocabulario para hablar sobre ellos.
  • Permita que su niño tenga muchas oportunidades de identificar los sentimientos propios y ajenos. Por ejemplo: “veo que estas sonriendo.  ¿Te sientes alegre?” O podría describir una situación y pedir al niño que reflexione sobre lo que otras personas puede sentir: “José se golpeó en la cabeza cuando estaba en el tobogán.  ¿Cómo crees que se siente José?”
  • Enseñe a los niños las maneras variadas en que pueden reaccionar ante sentimientos, conflictos o problemas concretos. Hable sobre sus propios sentimientos con los niños.
  • Enseñe a los niños a identificar y expresar sus sentimientos de maneras que sean aceptables para su familia y sus amigos. Por ejemplo, usted podría decir al niño: “A veces abuela está enojada cuando las cosas no le han ido bien en el trabajo.” ¿Qué hace ella entonces? Se sienta en el banco del patio hasta que haya pensado en algo que puede decir a los compañeros de trabajo para resolver las cosas.  ¿Crees que la abuela hace bien? ¿Te gustaría sentarte y pensar cuando te enojas?

Siempre que pueda, apoye a su niño cuando hable sobre los sentimientos y practique las estrategias nuevas para expresarlos apropiadamente. Por ejemplo, pueden hablar sobre los sentimientos al jugar un juego, viajar en coche o cenar.  Cada día pasarán muchas cosas que le darán buenas oportunidades de hablar sobre los sentimientos.  Cuanto más  a menudo su niño practique, más rápido aprenderá.

Nota importante: No intente practicar las estrategias cuando su hijo está experimentando un berrinche.  Aproveche los momentos tranquilos para enseñar y practicas las estrategias nuevas.  Por ejemplo, si su hija tiene un berrinche ya que no quiere esperar hasta después de la cena para comer una galleta, no tendrá ánimos para practicar el expresar su frustración con palabras en vez de tener un berrinche.  En tales situaciones, usted tendrá que tratar sus sentimientos –por ejemplo, diciéndole: “Sé que quieres mucho comerte una galleta ahora, pero eso no es posible, ya que vamos a cenar en 5 minutos.  Puedes comer una galleta después de la cena.”  Sin embargo, usted sí puede hablar con su hija sobre el incidente después de que está tranquila y discutir la mejor manera de expresar esos sentimientos. Por ejemplo:

“Cuando te sientes frustrada ya que no puedes tener lo que quieres, puedes contármelo, pero no te dejo pegarme ni gritarme.  Hace un rato, querías una galleta antes de la cena y me pegaste.  La próxima vez que te sientas frustrada, puedes contármelo y luego, respirar hondo y ponerte tranquila si te sientes enojada.”

Bloque 3: Nuestros niños  

  • ¡Fiesta! – Cumpleaños de abril
  1. Christian, 2 años – 17 de abril
  2. Omar Trejo, 7 de abril
  3. Oscar Trejo, 30 de abril
  4. Veronica Lazo, 1 de abril
  5. Emily
  6. Donahi Pedro
  7. Cecilia Espino
  8. Juan Carlos Olguín
  9. Benjamín
  10. Adrian Tiscarino
  11. Víctor Hugo Franco
  12. Christopher Cárdenas

¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

Les invitamos a mandar los nombres de las personas que quieran felicitar por su cumpleaños  durante el mes de marzo, felicitaremos a los cumpleañeros en cada programa y el final del mes todos los que están en la lista, participaran en una rifa.

  • Cuéntame un cuento: UN LOCO EN LA CIUDAD

Autor, Pedro Pablo Sacristán

Julián vino del pueblo cuando ya no quedaba nadie allí. Jamás había salido de su querida aldea, pero intrigado por el hecho de que todos fueran a la ciudad, decidió ir él mismo a investigar qué cosa tan maravillosa tenían las ciudades. Así que preparó un hatillo con un par de mudas, sacó brillo a su mejor sonrisa, y se fue para allá.

Nada más entrar tuvo un recibimiento inesperado. Un par de agentes le detuvo, y le preguntaron hasta la talla de calzoncillos. Al final resultó que Julián iba “sospechosamente alegre” para no tener casi nada, ni siquiera venir de compras, pero finalmente tuvieron que dejarle ir, sin dejar por un momento de sospechar de aquel tipo alegre y campechano.

Lo primero que llamó la atención de Julián en la ciudad fue la prisa. Todos iban con tanta prisa que pensó que aquel día ocurriría algo tan especial que nadie quería perdérselo, así que comenzó a seguir a un hombre que parecía dirigirse allí. Pero después de varias horas siguiéndole, terminó en un pequeño piso sin haber llegado a hacer nada interesante en todo el día.

Julián durmió en un parque. Aquel parque estaba lleno de papeles y plásticos, y como las papeleras estaban vacías, pensó que lo genial de la ciudad era que habían inventado plantas con flores de papel y plástico. Pero sólo pensó esto hasta la mañana siguiente, cuando un hombre dejó caer el papel del chocolate que acababa de terminar mientras caminaba tranquilamente entre decenas de papeleras.

Andaba Julián tratando de entender lo que pasaba cuando llegó a unos grandes almacenes en los que entraba muchísima gente. “Esto debe ser el mejor museo del mundo”, pensó al ver la cantidad de cosas inútiles que había allí. Pero luego vio que la gente tomaba todas aquellas cosas, pagaba por ellas y se las llevaba. “¿Para qué querrá nadie un reloj en el que no se ven los minutos?” se preguntó al ver cómo una mujer salía toda contenta con un reloj modernísimo en la muñeca, y lo mismo pensó de unos zapatos con los que sería imposible caminar y un aparato electrónico que hacía mil cosas pero ninguna bien.

Nuevamente, decidió seguir a la mujer del reloj, para comprobar desilusionado que su gran alegría se tornó en decepción en cuanto sus amigas vieron su flamante reloj con gesto de desaprobación. Julián comenzaba a sentir pena por haber dejado el pueblo y llegar a aquel sitio donde habiendo tanta gente nadie parecía feliz.

Entonces vio a unos niños jugando. Ellos sí parecían estar alegres, correteando y persiguiéndose; excepto uno que andaba liado con una maquinita a la que llamaban consola. La golpeaba fuertemente con los dedos, poniendo todo tipo de gestos enfurecidos, y cuando alguno de los otros se acercaba para invitarle a jugar con todos, le alejaba con malos modos. Julián pensó que el niño trataba de destruir aquella maquinita que le hacía tan infeliz, y decidió ayudarle;

Se acercó, tomó la maquinita, la arrojó contra el suelo y la pisó, mirando al niño con gran satisfacción.

El niño montó en cólera, y no sólo él, sino sus amigos y casi todos los mayores que había por allí. Tanto le acosaron, que tuvo que salir de allí corriendo, y ya no paró hasta tomar el camino de vuelta al pueblo. Y mientras regresaba, no dejaba de preguntarse si todos se habrían vuelto locos.

  • Entre padres y educadores… consejos y reflexiones

Los niños pequeños sienten muchas de las mismas cosas que los adultos.  Los niños a veces se sienten enojados, tristes, frustrados, nerviosos, felices o abochornados, pero mucho no conocen las palabras para expresar cómo se sienten.  Más bien, pueden exteriorizar estos sentimientos de maneras muy físicas y poco apropiadas.

La comprensión de los sentimientos es crítica para el desarrollo general de los niños. Nos toca a los adultos enseñar a los niños maneras apropiadas de comprender y manejar sus sentimientos. Los niños experimentan por primera vez muchísimas cosas nuevas y emocionantes. ¡Esto puede ser abrumador! Es necesario que siempre validemos los sentimientos de nuestros niños y que no los castiguemos por expresar cómo se sienten. Puede ser buena idea que usted recuerde a su hijo que: “Está bien contarme cómo te sientes, pero no está bien lastimar a otras personas ni cosas cuando te sientes (mencione un sentimiento)”.

Enséñeles cosas sobre los sentimientos, permita que practiquen durante mucho tiempo sus estrategias nuevas, y recuerde siempre darles mucho aliento positivo cuando usan la nueva estrategia en vez de reaccionar como lo habían hecho antes.

  • Testimonios – Llamadas
  • Información local:

Bloque 4: Hasta la próxima

  • Sorteos
  • Despedida

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 10:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

 

Fuentes de Información utilizadas para este programa

¿Qué es el abuso y la negligencia de menores?  Reconociendo los indicios y los síntomas.

https://www.childwelfare.gov/pubpdfs/ques.pdf

http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/el-estres-infantil-frena-el-desarrollo-del-cerebro

Poema contra el estrés: http://delfinaacosta.blogspot.com/2012/05/oleo-de-richard-s.html

 

NOTAS:

https://es.wikipedia.org/wiki/Cortex_del_c%C3%ADngulo_anterior

El córtex del cíngulo anterior (CCA) o circunvolución del cíngulo anterior es la parte frontal de la circunvolución del cíngulo, que parece un “collar” formado alrededor del cuerpo calloso, el mazo fibroso que transmite las señales neuronales entre los hemisferios cerebrales derecho e izquierdo.

Un loco en la ciudad, por Pedro Pablo Sacristán.

http://cuentosparadormir.com/audiocuentos/espanol-neutro/un-loco-en-la-ciudad-audio-cuento-narrado-en-espanol-americano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s