Programa 237: CONSTRUYENDO FAMILIAS FUERTES

CONSTRUYENDO FAMILIAS FUERTES

Miércoles 20 de abril de 2016
Programa # 237

Bienvenidos a su programa

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Con su servidora, Romilia Schlueter, Lupita Montoto y José Flores

(Invitación a las llamadas)

Escucha: 

Bloque 1: APOYANDO FAMILIAS

La pregunta de hoy: ¿Cómo puedes reconocer los indicios y los síntomas del abuso y la negligencia?

El primer paso para ayudar a los niños que han sido abusados o descuidados es reconocer los indicios del maltrato de menores.  La presencia de un solo indicio no necesariamente significa que haya ocurrido el maltrato en una familia, pero merecen tomarse en cuenta si estos indicios aparecen con frecuencia o en combinación.  Esta hoja informativa está diseñada para ayudarle a entender mejor la definición legal de abuso y negligencia de menores, aprender sobre los diferentes tipos de abuso y negligencia y reconocer los indicios y síntomas de abuso y negligencia.  También se incluyen recursos sobre el impacto del trauma al bienestar personal.

Este día, con materiales de “Child Welfare Information Gateway” vamos a considerar las siguientes preguntas:

¿Cómo se define el abuso y la negligencia de menores según la ley Federal?

¿Cuáles son los tipos principales de abuso y negligencia de menores?

Vamos también a aprender a:

  • Reconocer los indicios de abuso y negligencia, y
  • Dónde podemos encontrar más información

Poema del día: Estos son nuestros derechos

Los derechos de la infancia

no se escriben en la arena

porque se los lleva el agua

cuando sube la marea.

 

Que no se olviden en libros

cerrados por mucho tiempo.

Que no se digan al aire

porque los arrastra el viento.

Estribillo: En todos los corazones

que queden siempre grabados,

éstos son nuestros derechos,

nunca deben olvidarlos.

El derecho a la igualdad

y a tener identidad,

a sentirse protegido

y a vivir en bienestar.

 

Que tenga el que necesite

una especial atención

y que no falte el respeto,

el amor, la comprensión.

(Estribillo) Que estén siempre aseguradas

la salud, la educación.

Que seamos los primeros

si hace falta protección.

 

Ni los niños ni las niñas

deben ir a trabajar

y lo que más precisamos

es poder vivir en paz.

La ciencia y nuestros maravillosos cerebros:

Investigaciones muy recientes están desvelando información de gran relevancia. Gracias a ellas, hoy sabemos sin lugar a dudas, que la violencia genera secuelas en todos aquellos que la sufren. Se ha demostrado que el maltrato produce un grave impacto en el cerebro infantil.

En un estudio de la Universidad de Londres dirigido por el Dr. Eamon McCrory se ha podido confirmar que el cerebro de niños procedentes de entornos agresivos presenta diferencias claras con el del resto de menores. En su investigación mostraron a los niños fotos de personas con gesto de enfado. A través de escáneres cerebrales detectaron que los que habían sido víctimas de maltrato presentaban una activación súbita y significativa en la ínsula anterior y la amígdala, dos áreas cerebrales encargadas de detectar las amenazas del entorno y activar los mecanismos de alerta.

Estos resultados confirman que el cerebro de los niños maltratados aprende a protegerse y se vuelve hipervigilante. Vive en alerta continua para ser capaz de interpretar signos potencialmente peligrosos o amenazantes. La gran activación cerebral que se requiere genera un amplio desgaste emocional y cognitivo y produce niveles de ansiedad muy elevados y difíciles de controlar. Mucho más para un niño.

Las reacciones observadas en el cerebro de los pequeños del estudio fueron exactamente iguales a las de soldados gravemente traumatizados por experiencias bélicas. Esta evidencia es dramática. Demuestra que el cerebro de un niño expuesto a violencia frecuente experimenta reacciones cerebrales, fisiológicas y emocionales iguales a las producidas por traumas de guerra. 

¿Cierto o falso?

La negligencia es la falta por parte de un padre, guardián u otro proveedor de cuidado de atender las necesidades básicas de un niño.

Definitivamente……. ¡Cierto!

Reconociendo  indicios de abuso y negligencia – Además de trabajar para evitar que un niño experimente abuso o negligencia, es importante poder reconocer situaciones de alto riesgo y los indicios y síntomas de maltrato.  Si sospecha que un niño está siendo maltratado, el denunciar sus sospechas podría protegerlo y obtener ayuda para la familia.  Cualquier persona interesada puede denunciar sospechas de abuso o negligencia de menores.  El denunciar sus sospechas de abuso o negligencia de menores.  El denunciar sus preocupaciones no es hacer una acusación; más bien, es pedir que se realice una investigación y evaluación para determinar si se necesita ayuda.

Algunas personas (por lo común, ciertos tipos de profesionales, como maestras o médicos) están obligadas por leyes Estatales a denunciar el maltrato de menores en ciertas circunstancias.  A estas personas se les llama denunciantes obligatorios.  En algunos Estados, todas las personas adultas están obligadas a reportar sospechas de abuso o negligencia de menores.

Bloque 2: Tema del día: ¿Qué es el abuso y la negligencia?

La mayoría de les estados reconocen los cuatro tipos principales de maltrato:

  1. El abuso físico
  2. La negligencia
  3. El abuso sexual y
  4. El abuso emocional.

Indicios y síntomas para cada tipo de maltrato se detallan a continuación.

En muchos estados,  el abandono y el abuso de sustancias por parte de los padres también son considerados abuso o negligencia.  Aunque estos tipos de maltrato pueden ocurrir por separado, ocurren a menudo en combinación.

El abuso físico es una lesión no accidental (puede ser desde moretones pequeños hasta fracturas graves o muerte) causada por puñetazos, golpizas, patadas, mordidas, sacudidas del cuerpo, tiradas, puñaladas, asfixias, golpes (con una mano, palo, cinturón u otro objeto), quemaduras o alguna otra manera de causar daño provocada por el padre, proveedor de cuidado u otra persona a cargo del niño.  A estos daños se les considera una forma de abuso sin importar si la persona encargada del cuidado del niño tuvo la intención o no de hacerle daño.  No se considera una forma de abuso cuando alguien recurre a la fuerza física para disciplinar a un niño (con nalgadas o el uso de la palmeta) siempre y cuando sea un castigo racional y el niño no sufra un daño corporal.

Aunque en los programas de YoungStar en Wisconsin, abogamos por eliminar por completo el castigo físico a los niños como forma de disciplina.

La negligencia puede ser:

  1. Física (cuando no se proveen las necesidades básicas como una vivienda o alimentos, o cuando no hay supervisión adecuada.)
  2. Médica (cuando no se provee el tratamiento médico o de salud mental necesario.)
  3. Educacional (cuando se le niega al niño el derecho a la educación o cuando se ignoran necesidades escolares especiales.)
  4. Emocional (la inatención a las necesidades emocionales del niño, cuando no se le da un cuidado psicológico adecuado, cuando se le permite usar el alcohol y las drogas.)

A veces los valores culturales, los estándares de cuidado en una comunidad y la pobreza pueden contribuir al maltrato, indicando que la familia necesita información o asistencia.  Cuando una familia no se beneficia de la información y los recursos disponibles, y la salud o seguridad del niño está a riesgo, entonces la intervención por parte de profesionales del bienestar de menores podría ser requerida.  Además en muchos Estados la definición legal de la negligencia deja exentos a aquellos padres que han optado por no buscar atención médica para sus hijos por razón de creencias religiosas que prohíben estos tratamientos.

El abuso sexual ocurre cuando un padre, madre o proveedor de cuidado juega con o acaricia los genitales de un niño; o cuando hay penetración, incesto, violación, sodomía, exhibicionismo o explotación por medio de la prostitución o la producción de materiales pornográficos.

CAPTA define el abuso sexual como “el empleo, el uso, la persuasión, la instigación la provocación o la coerción de cualquier niño para que participe en un acto sexual, o el asistir a otra persona para que sea partícipe de una conducta sexualmente explícita, o la simulación de dicha conducta con el propósito de producir la representación visual de dicha conducta, o la violación, y, en casos donde haya un proveedor de cuidado o una relación interfamiliar, la violación de un menor, el abuso, la prostitución o alguna otra forma de explotación sexual de los niños, o el incesto con los niños.”

Bloque 3: Nuestros niños  

  • ¡Fiesta! – Cumpleaños de abril
  1. Christian, 2 años – 17 de abril
  2. Omar Trejo, 7 de abril
  3. Oscar Trejo, 30 de abril
  4. Veronica Lazo, 1 de abril
  5. Emily
  6. Donahi Pedro
  7. Cecilia Espino
  8. Juan Carlos Olguín
  9. Benjamín
  10. Adrian Tiscarino
  11. Víctor Hugo Franco
  12. Christopher Cárdenas
  13. Samuel Miranda -12 de abril
  14. Jenicelin Genaro 1 de abril
  15. Anika
  16. Maria del Rosario

¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

Les invitamos a mandar los nombres de las personas que quieran felicitar por su cumpleaños  durante el mes de marzo, felicitaremos a los cumpleañeros en cada programa y el final del mes todos los que están en la lista, participaran en una rifa.

  • Cuéntame un cuento: El niño gigante

Un día llegó a un pueblo que le pareció un poco especial… toda la gente era muy pequeña.

El niño tenía mucha hambre y le dieron de comer. Como el niño no encontró a sus padres en aquel pueblo, dio las gracias por la comida y ya se iba a marchar para seguir buscando, cuando le dijeron que lo que había comido costaba mucho dinero y que tendría que pagar por ello. Pero el dinero que tenía el niño no valía para pagar en aquel pueblo.

Le dijeron que tendría que trabajar para pagarles su comida. El niño contestó que él no sabía trabajar porque era un niño. Le contestaron que era demasiado grande para ser niño y que podía trabajar mejor que nadie porque era un gigante.

Así que el niño que era muy obediente, se puso a trabajar. Como trabajó mucho le entró mucha hambre y tuvo que comer otra vez. Y como estaba muy cansado tuvo que quedarse allí a dormir. Y al día siguiente tuvo que trabajar otra vez para poder pagar la comida y el alojamiento.

Cada día trabajaba más, cada día tenía más hambre y cada día tenía que pagar más por la comida y la cama. Y cada día estaba más cansado porque era un niño.

La gente del pueblo estaba encantada. Como aquel gigante hacía todo el trabajo, ellos cada día tenían menos que hacer. En cambio, los niños estaban muy preocupados: el gigante estaba cada día más delgado y más triste. Todos le llevaban sus meriendas y las sobras de comida de sus casas; pero aun así el gigante seguía pasando hambre. Y aunque le contaron historias maravillosas no se le pasaba la tristeza.

Así es que decidieron que, para que su amigo pudiera descansar, ellos harían el trabajo. Pero como eran niños, aquel trabajo tan duro les agotaba y además, como estaban siempre trabajando no podían jugar, ni ir al cine, ni estudiar. Los padres veían que sus hijos estaban cansados y débiles.

Un día los padres descubrieron lo que ocurría y decidieron que había que castigar al gigante por dejar que los niños hicieran el trabajo pero cuando vieron llegar a los padres del niño gigante, que recorrían el mundo en busca de su hijo, comprendieron que estaban equivocados. El gigante ¡era de verdad un niño!

Aquel niño se fue con sus padres y los mayores de aquel pueblo tuvieron que volver a sus tareas como antes. Ya nunca obligarían a trabajar a un niño, aunque fuera un niño gigante.

Idea y texto: J.L. Sánchez y M.A. Pacheco.

Este cuento forma parte de la serie Los Derechos del niño, cuentos dedicados a ilustrar los principios del decálogo de los Derechos del niño proclamados por la ONU.

  • Entre padres y educadores… consejos y reflexiones
  • Testimonios – Llamadas
  • Información local:

Bloque 4: Hasta la próxima

  • Sorteos
  • Despedida

Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 10:00 de la mañana para juntos….

¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de Información utilizadas para este programa

http://micorazondetiza.com/poesias/dia-derechos-del-nino/estos-son-nuestros-derechos

http://www.menudospeques.net/recursos-educativos/cuentos-infantiles/derechos-nino/el-nino-gigante

Leer más: http://blogs.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/divan-digital/2012-02-06/la-violencia-deja-graves-secuelas-en-el-cerebro-infantil_587940/

https://www.childwelfare.gov/pubpdfs/sp_long_term_consequences.pdf

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s