Programa 259: Cómo ayudar a su hijo durante los primeros años de la adolescencia *PRIMERA PARTE*

Bienvenidos a su programa
APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

CONSTRUYENDO FAMILIAS FUERTES

Miércoles 21 de septiembre de 2016

Programa # 259

Cómo ayudar a su hijo durante los primeros años de la adolescencia

*PRIMERA PARTE*

Con su servidora, Romilia Schlueter y Lupita Montoto

Les invitamos a participar llamando al 608-321-1480

Escucha: 

☆ La pregunta de hoy:

¿Dónde encuentro información que me ayude con mis hijos adolescentes?

En este enlace encontrarán un documento del Departamento de Educación de los Estados Unidos, con información, para padres con niños entre las edades de 10 a 14 años:

https://www2.ed.gov/espanol/parents/academic/adolenscencia/adolescencia.pdf

La ciencia y nuestros maravillosos cerebros:

Un interesante video: (8 minutos 23 segundos) de la Universidad de Navarra: https://www.youtube.com/watch?v=LPZKyMn_ZRQ

Les recomiendo:

TEDxCoyoacán – El cerebro de los adolescentes y ¿por qué actúan así?  Yordi Rosado: https://www.youtube.com/watch?v=a1fdmXLSF-4

(18 minutos y 19 segundos)

¿Cierto o falso?

La primera señal que un adolescente recibe en su cerebro es que quiere ser y tiene que ser independiente.

Definitivamente……. ¡??????!

☆ Poema del día: ¿Qué les queda a los jóvenes? Por Mario Benedetti

¿Qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de paciencia y asco?
¿sólo grafitti? ¿rock? ¿escepticismo?
también les queda no decir amén
no dejar que les maten el amor
recuperar el habla y la utopía
ser jóvenes sin prisa y con memoria
situarse en una historia que es la suya
no convertirse en viejos prematuros

¿qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de rutina y ruina?
¿cocaína? ¿cerveza? ¿barras bravas?
les queda respirar / abrir los ojos
descubrir las raíces del horror
inventar paz así sea a ponchazos
entenderse con la naturaleza
y con la lluvia y los relámpagos
y con el sentimiento y con la muerte
esa loca de atar y desatar

¿qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de consumo y humo?
¿vértigo? ¿asaltos? ¿discotecas?
también les queda discutir con Dios
tanto si existe como si no existe
tender manos que ayudan / abrir puertas
entre el corazón propio y el ajeno /
sobre todo les queda hacer futuro
a pesar de los ruines de pasado
y los sabios granujas del presente.

☆ Tema del día:

Cómo ayudar a su hijo durante los primeros años de la adolescencia

Los primeros años de la adolescencia suelen ser una etapa desafiante tanto para los padres como para los hijos.  Los padres a menudo se sienten mal preparados y pueden considerar los años entre los 10 y los 14 como una etapa en la que hay que “aguantar hasta que pase.”  Sin embargo, las últimas investigaciones científicas, al igual que el sentido común, nos indican que esta actitud es muy limitante.

Durante los primeros años de la adolescencia, los padres y las familias pueden ejercer una gran influencia sobre el crecimiento y el desarrollo de sus niños.  No le damos el crédito que merecen si esperamos demasiado poco de los jovencitos, y nos dejamos de dar crédito como padres si creemos que no tenemos mucha influencia sobre ellos.

No es fácil ser padre de un adolescente.  Muchas influencias externas los distraen y complican nuestros esfuerzos.  El cansancio, la ansiedad, la falta de apoyo y los recursos limitados pueden complicar nuestras intenciones de ser todo lo que queremos ser para nuestros hijos.  Pero no importa cuales sean nuestros obstáculos, todos compartimos una gran meta:  Ser los mejores padres para nuestros hijos.

Un paso muy importante para ayudad a su hijo – y a usted mismo – es aprender todo lo que pueda sobre el mundo en que viven los adolescentes, el mundo fascinante, confundido y maravilloso de los años entre los 10 y los 14 años de edad.

Algunos obstáculos, pero no montañas

Mencione que tiene hijos adolescentes y otros adultos le responderán con una mirada de “cuánto lo siento.”  Quizás ellos se imaginan cuartos donde la tarea perdida comparte espacio en el piso con bolsas de papitas vacías y ropa sucia.

Pero las preocupaciones de los padres suelen ser más serias que cuartos desordenados.  Ellos se preocupan por los problemas que los jóvenes de hoy enfrentan a menudo: las emociones turbulentas, presiones de los amigos, poca motivación, las drogas, el alcohol y los embarazos.

Entre los 10 y 14 años de edad, los niños cambian física, emocional y mentalmente.  Todos estos cambios pueden desequilibrar las vidas de los adolescentes y sus padres.  Pueden surgir problemas mayores, especialmente entre aquellos niños que por otras razones ya están a riesgo del fracaso escolar.

Por otro lado, si usted habla con los adultos que trabajan con adolescentes – maestros, consejeros escolares y directores – usted verá otro punto de vista.  Es cierto que los adolescentes suelen ser frustrantes y desafiantes, y que pueden acabar con nuestra paciencia.  Sin embargo, también es cierto que estos mismos jovencitos suelen ser graciosos, curiosos, dotados con una gran imaginación y ansiosos por aprender.

Tal como lo confirman los estudios científicos, la mayoría de los adolescentes enfrentan algunos obstáculos, pero no montañas insuperables.  Ellos (y sus padres) pueden entrar en terreno difícil, pero lo superan durante la adolescencia para llegar a ser personas adultas que desarrollan su carrera, entablan relaciones significativas y se convierten en buenos ciudadanos.

La jornada durante éstos años difíciles se facilita cuando los padres, las familias y los guardianes aprenden todo lo que pueden sobre ésta etapa en la vida de los niños y cuando les dan apoyo.

¡Cumpleaños de septiembre!

  1. Imelda Medina -16
  2. Norma García Jiménez – 11
  3. Carolina Morales
  4. Nick Pérez
  5. Janeth Rueda Gutiérrez –
  6. Anthony Armenta – 17
  7. Guillermo Daniel Téllez
  8. Maria Dary
  9. Maria Ramirez – 18
  10. Eduardo Arangua – 6
  11. Amanda Villalpando
  12. Silvia Gómez
  13. Nicolás Tapia de parte de Mario Tapia
  14. Manny Montoto – 10
  15. Luis Montoto – 3

¡FELIZ CUMPLEAÑOS! Y RIFA….

Les invitamos a mandar los nombres de las personas que quieran felicitar por su cumpleaños durante el mes de julio, felicitaremos a los cumpleañeros en cada programa y el final del mes todos los que están en la lista, participaran en una rifa.

Cuéntame un cuento: Por Favor, Dios mío… ¡Sólo tengo 17 años!

El día de mi muerte, fue tan común como cualquier día de mis estudios escolares.

Hubiera sido mejor que me hubiera regresado como siempre en el autobús, pero me molestaba el tiempo que tardaba en llegar a casa.

Recuerdo la mentira que le conté a mamá, para que me prestara su automóvil; entre los muchos ruegos y suplicas, dije que todos mis amigos manejaban y que consideraría como un favor especial si me lo prestaba.

Cuando sonó la campana de las 2:30 de la tarde para salir de clases, tiré los libros al pupitre porque estaría libre hasta el otro día a la 8:40 de la mañana; corrí eufórico al estacionamiento a recoger el auto, pensando sólo en que iba a manejarlo a su antojo.

¿Cómo sucedió el accidente? Esto no importa. Iba corriendo con exceso de velocidad, me sentía libre y gozoso, disfrutando el correr del auto. Lo último que recuerdo es que rebasé a una anciana, pues me desesperó su forma tan lenta de manejar.

Oí el ensordecedor ruido del choque y sentí un tremendo sacudimiento…

Volaron fierros y pedazos de vidrio por todas partes; sentía que mi cuerpo se volteaba al revés y escuché mi propio grito.

De repente desperté. Todo estaba muy quieto y un policía estaba parado junto a mí. También vi a un doctor. Mi cuerpo estaba destrozado y ensangrentado, con pedazos de vidrio encajados por todas partes. Cosa rara, no sentía ningún dolor.

¡Hey! no me cubran la cabeza con esa sábana. ¡No estoy muerto, sólo tengo 17 años! Además, tengo una cita en la noche. Todavía tengo que crecer y gozar de una vida encantadora… ¡No puedo estar muerto!

Después me metieron a un cajón. Mis padres tuvieron que identificarme. Lo que más me apenaba es que me vieran así… Hecho añicos.

Me impresionaron los ojos de me mamá, cuando tuvo que enfrentarse a la más terrible experiencia de su vida. Papá envejeció de repente cuando le dijo al encargado del anfiteatro: “Sí… este es mi hijo”.

El funeral fue una experiencia macabra. Vi a todos mis parientes y amigos acercarse al ataúd. Pasaron uno a uno con los ojos entristecidos; algunos de mis amigos lloraban, otros me tocaban las manos y sollozaban al alejarse.

¡Por favor, alguien que me despierte! Sáquenme de aquí, no aguanto ver inconsolables a papá y a mamá. La aflicción de mis abuelos, apenas les permite andar… mis hermanas y hermanos parecen muñecos de trapo. Pareciera que todos estuvieran en trance. Nadie quiere creerlo, ni yo mismo.

¡Por favor, no me pongan en la fosa! Te prometo Dios mío, que si me das otra oportunidad seré el más cuidadoso del mundo al manejar. Sólo quiero una oportunidad más.

Por favor, Dios Mío…Recuerda que… ¡Sólo tengo 17 años!

*****

Entre Padres y Educadores… consejos y reflexiones

¿Se ha hecho usted alguna de estas preguntas?:

  • ¿Cómo va a cambiar mi hijo entre los 10 y los 14 años de edad?
  • ¿Qué puedo hacer para ser un buen padre con mi adolescente?
  • ¿Cómo puedo mejorar la comunicación con mi hijo?
  • ¿Cuánta libertad le debo dar?
  • ¿cómo puedo ayudar a formar buenas amistades y resistir la presión negativa de otros?
  • ¿Qué puedo hacer para que los medios no tengan una influencia negativa en mi hijo?
  • ¿Cómo es la escuela para los adolescentes?
  • ¿Cuál es la mejor manera de mantenerme activo en las actividades escolares de mi hijo?
  • ¿Qué puedo hacer para que mi hijo tenga éxito en la lectura?
  • ¿Cómo puedo motivar a mi hijo para que aprenda y se destaque dentro y fuera de la escuela?
  • ¿Qué puedo hacer para que mi hijo desarrolle valores morales y sepa distinguir entre lo bueno y lo malo?
  • ¿Cómo puedo saber – y qué debo hacer – si mi hijo tiene un problema serio?

Vamos con la primera:

  • ¿Cómo va a cambiar mi hijo entre los 10 y los 14 años de edad?

Todas las personas crecen y cambian a lo largo de su vida, pero durante los primeros años de la adolescencia, la rapidez de estos cambios es particularmente evidente.  Consideramos que a los 10 años de edad todavía son niños; pero pensamos que, al llegar a los 14 años, ellos son “casi adultos.” Nos da gusto ver los cambios, pero también se nos hacen un poco difíciles de manejar.  Cuando los niños son pequeños, es más fácil predecir cuándo va a llegar un cambio y que tan pronto se manifestará.  Pero durante los primeros años de la adolescencia, la relación entre la edad verdadera de un niño y los índices de su desarrollo se atenúan.  La forma exacta en que los jovencitos se desarrollan en estos años es influenciada por varios factores: por ejemplo, la genética, las familias, los amigos, los vecindarios, los valores y otras fuerzas sociales.

Cambios Físicos

Al entrar en la pubertad, los adolescentes pasan por grandes cambios físicos, y no sólo en relación con su estatura y figura, pero también en otras formas, tales como el desarrollo del vello púbico y en las axilas, así como el olor que exude de sus cuerpos.  En las jovencitas, los cambios incluyen el desarrollo de los senos y el comienzo de la menstruación; en los varones, los cambios incluyen el desarrollo de los testículos.

No todos los adolescentes comienzan la pubertad a la misma edad.  En las jovencitas, estos cambios pueden llegar entre los 8 y los 13 años de edad; en los varones generalmente la pubertad comienza dos años más tarde.  Esta es la etapa durante la cual las características físicas varían más entre los compañeros de clase y entre los amigos – algunos pueden crecer tanto que, al terminar el año escolar, ya no caben en los pupitres que se les asignaron el septiembre anterior.  Para otros, los cambios llegan más despacio.

Los primeros años de la adolescencia traen consigo nuevas preocupaciones sobre la auto-imagen y su apariencia física.  Jóvenes de ambos géneros que anteriormente no se preocupaban por su apariencia ahora invierten horas frente al espejo, preocupándose o quejándose – ya sea por ser demasiado altos, bajitos, gordos o flacos, o por sus luchas contra el acné.  No todas las partes del cuerpo crecen a la misma vez ni con la misma rapidez.  Las manos y los pies, por ejemplo, pueden crecer más rápido que los brazos y las piernas.  Puesto que el movimiento del cuerpo requiere de la coordinación de sus partes – y estas partes van cambiando a su propio paso – los adolescentes pueden ser torpes en sus actividades físicas.

La rapidez del crecimiento físico y el desarrollo pueden influenciar otros aspectos de la vida del adolescente.  Una niña de 11 años que ya ha llegado a la pubertad tendrá intereses distintos a los de una niña que no la alcanza hasta los 14.  Los adolescentes que se desarrollan demasiado temprano o demasiado tarde tienen sus preocupaciones particulares.  Los que se desarrollan muy tarde (especialmente los varones) pueden sentir que no pueden participar en los deportes y competir con los compañeros más desarrollados.  Los que se desarrollan muy temprano (especialmente las niñas) pueden sentirse presionadas por entrar en situaciones adultas antes de estar preparadas emocional o mentalmente para enfrentarlas.  Los efectos de la edad en la cual comienzan los cambios de la pubertad, combinados con las formas en que los amigos, los compañeros, las familias y la sociedad en general responden a estos cambios, pueden tener efectos a largo plazo sobre un adolescente.  Sin embargo, a algunos adolescentes les agrada desarrollarse diferentemente de sus amigos.  Por ejemplo, quizás disfrutan de ciertas ventajas, especialmente en los deportes, que el desarrollo temprano les ofrece sobre los compañeros que maduran más lentamente.

No importa cómo se desarrollen, muchos adolescentes tienen una perspectiva distorsionada sobre sí mismos y necesitan que se les asegure que las diferencias en la rapidez de su desarrollo son normales.

Despedida – Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 10:00 de la mañana para juntos….

 ¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de Información utilizadas para este programa

Cómo ayudar a su hijo durante los primeros años de adolescencia

https://www2.ed.gov/espanol/parents/academic/adolenscencia/adolescencia.pdf

Poema del día: ¿Qué les queda a los jóvenes?

http://www.poemas-del-alma.com/mario-benedetti-que-les-queda-a-los-jovenes.htm

El cuento del día: Por Favor, Dios mío… ¡Sólo tengo 17 años!:

https://www.youtube.com/watch?v=iVYtuFeFyCM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s