Programa 264: Tradiciones

Miércoles 2 de noviembre de 2016

Tradiciones

Programa # 264

Bienvenidos a su programa

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Con su servidora, Romilia Schlueter y Lupita Montoto

Les invitamos a participar llamando al 608-321-1480

Escucha: 

☆ La pregunta de hoy:

¿Por qué es importante mantener las costumbres y tradiciones familiares?

Los niños necesitan una cultura familiar con un sistema de valores estable, donde puedan sentirse identificados e integrados en una comunidad, con unas creencias y maneras de actuar concretas. El bebé aprende imitando, lo que experimente y observe, le ayudará a formar su carácter adulto. Cada cultura tiene una manera concreta de cuidar a los niños y así le transmiten una forma concreta de vivir.

http://www.minedu.gob.pe/rutas-del-aprendizaje

La ciencia y nuestros maravillosos cerebros:

Se ha demostrado lo importante que son los hábitos y rutinas en la educación de los niños: las rutinas diarias, los cumpleaños, las estaciones del año, las fiestas tradicionales, etc. Son muy importantes para los niños y les agradan mucho, ya que les generan sentimientos de estabilidad, control y predicción.

Por ejemplo, sobre la importancia de tener una rutina para la hora en que nuestros niños van a dormir; científicos de la Universidad de Londres descubrieron que los niños de tres años que se acuestan tarde suelen tener problemas en matemáticas, lectura y conciencia espacial al crecer.  Según los expertos, la falta de sueño puede alterar los ritmos naturales y afectar la forma en la cual el cerebro incorpora información nueva.

https://www.ucl.ac.uk/news/news-articles/1310/141013-bedtimes-linked-to-behavioral-problems-in-children

¿Cierto o falso?

Nuestras tradiciones familiares son muy importantes para la evolución y desarrollo de los niños, ya que a través de nuestros rituales les transmitimos normas de conducta, valores y unión.

Definitivamente……. ¡??????!

Las costumbres y tradiciones conforman un conjunto de oportunidades para estrechar vínculos afectivos entre padres e hijos, al recordar nuestras raíces y transmitir el legado de nuestros antepasados, pues son parte de nuestra herencia cultural.  Preservar nuestra cultura significa preservar nuestra identidad.

☆ Poema del día:  El día de muertos

http://rincondelecturas.com/lecturas/20011_el_dia_de_muertos/20011_el_dia_de_muertos.php

radio3

todos escuchamos
sus calaveras,
que cuentan la vida
de los esqueletos
y dan mucha risa
sus cuentos de muertos.
En un cementerio
tocaba una orquesta
pues todos los muertos
andaban de fiesta.
Las damas con falda
los hombres de negro,
llevaban corbata
con saco y sombrero.
La orquesta tocaba
guarachas, boleros,
rancheras y danzas

con ritmo rumbero.
Dos muertos bailaban
un triste bolero
pero se enredaban
con sus esqueletos.
Los muertos se suben
volando hasta el cielo.
¿Será que las nubes
son hechas con huesos?
Termina la tarde
se lleva los versos.
se siente en el aire
perfume de incienso.
Las velas dibujan
sobre el pavimento
caminos que cruzan
a los cementerios.
Con música y flores
y con alimentos,
en muchos panteones
hay fiesta de muertos.
La abuela vendrá
con todos sus cuentos
y hará un nuevo altar
del día de muertos.

¡Cumpleaños de noviembre!

  1. Mae Catherine – 6 años el 6 de noviembre 2016 – Cumpleaños de oro.

¡FELIZ CUMPLEAÑOS! Y RIFA….

Les invitamos a mandar los nombres de las personas que quieran felicitar por su radio-4cumpleaños durante el mes de julio, felicitaremos a los cumpleañeros en cada programa y el final del mes todos los que están en la lista, participaran en una rifa.

Mitli, Coyolli, Yohualli y Mazatzin

Cuéntame un cuento:

Un Cuento de Día de Muertos… por Paola Klug https://paolak.wordpress.com/2013/08/28/un-cuento-de-dia-de-muertos/

La primera vez que escuché sobre la pequeña Mitli yo tenía 7 años y estaba comiéndome a escondidas las mandarinas del altar del día de muertos; cuando mi abuela me descubrió me dijo que si continuaba robándome la comida de los difuntos Mitli aparecería en la noche y me robaría mis juguetes como venganza. Claro está que yo no sabía quién era Mitli ni porqué querría vengarse de mi así que mi abuelita tuvo que explicármelo pacientemente:

Mitli era la hija de los señores del Mictlan. Sobre su nacimiento nadie estaba seguro: Unos decían que había nacido de los pensamientos de sus padres, otros que había florecido tal como lo hace la flor de cempasúchil y otros más afirmaban que en realidad Mitli se había formado de la mezcla de gotas de mandarina con la tierra; fuera como fuera lo cierto es que sus padres la querían y consentían mucho ya que era su única hija. Mitli había conseguido que sus papás le dieran dos compañeros de juego:  Un pequeño ajolote rosado llamado Coyolli y un xoloitzcuintle bicolor que se llamaba Yohualli.

Como es de imaginarse tanto Mitli como sus nuevos amigos volvían locos a todos en el Mictlan. El cachorro correteaba por aquí y por allá entre los nueve niveles mordisqueando todo y a todos, ni siquiera El Señor de la Muerte se salvó de una mordida en el chamorro; hecho que lo hizo enojarse mucho debo aclarar.  Por su parte Yohualli distraía a todos los otros perros que cruzaban el río, les hacía cosquillas con sus deditos hasta que terminaban por voltear a los fantasmas que llevaban sobre sus espaldas. Mitli los miraba divertida desde la orilla a pesar de la molestia de sus papás. Con el tiempo y después de tantas travesuras realizadas por los tres el Señor y la Señora de la Muerte decidieron poner orden en el Mictlan y le dieron a Mitli un tutor que se encargaría de disciplinarla a ella y a sus compañeros cuando fuera necesario. Su tutor era nada más y nada menos que Mazatzin, el espíritu de un hombre-venado.

Al principio fue difícil para todos pues ninguno de ellos estaba acostumbrados a recibir reprimendas de nadie; pero lograron hacer un buen equipo y el Mictlan volvió a ser el lugar de paz y tranquilidad que era desde siempre. Los padres de Mitli estaban sorprendidos por ello y decididos a saber su secreto mandaron a llamar a Mazatzin.

– ¿Cómo has convencido a nuestra pequeña Mitli de portarse bien? ¿Cómo has conseguido que sus compañeros dejaran atrás sus travesuras? – preguntaron los padres-

-Señor y Señora. Ellos siguen haciendo travesuras, pero no en este mundo. Les he prometido que cada vez que se abra el portal con la tierra de los vivos ellos podrán hacer de las suyas con los niños y las niñas que se coman nuestros alimentos. Como saben, cada vez hay menos platillos completos que traer aquí abajo, ya que la mayoría de las frutas, panes y dulces son mordisqueados por los humanos pequeños.

Los señores de la Muerte sonrieron al imaginarse a Mitli causando estragos en el mundo de los vivos, agradecieron a Mazatzin su tenacidad y se retiraron a su palacio.

Yo me quedé pensativa y le pregunté a mi abuela porqué se llevaban la comida en lugar de comerla sentados junto al altar. Ella me respondió:

– ¿Tu podrías comerte la olla de mole entera, el pan, el atole, los tamales, la calabaza, los dulces, el camote y el café sola?

-No

-Bueno pues ellos tampoco, aparte no son egoístas como lo somos los vivos. Ellos comparten todo. ¿Has visto lo que hacen las hormigas todos los días?

– ¿Buscar comida para llevarla a su casa?

-Exactamente, los fantasmas hacen lo mismo. Vienen el día de muertos y se llevan la comida al Mictlan. La guardan en ollas de barro especiales y les dura hasta el siguiente año.

– ¿Y no se les acaba?

-No, porque hay muchos muertos y sus familias dejan comida para más de dos, aparte ellos comen menos que nosotros porque ya están muertos, niña tonta.  Ahora ve por unas mandarinas al mercado para reponer las que te has robado del altar, si no lo haces Mitli, Coyolli y Yohualli vendrán a molestarte y Mazatzin no se los impedirá porque te lo mereces.

Corrí al puesto de Luisito sin pensarlo dos veces y usé mi domingo no solo para comprar mandarinas, también compré dulces de más, un collar de piedras verdes para Mitli y unos trozos de carne para Coyolli y Yohualli, a Mazatzin le conseguí una pequeña canasta de hongos silvestres.  En verdad esperaba que con esto alcanzara para evitar que se enojaran conmigo. Regresé a casa y puse todo en el altar; ya entrada la noche ayudé a mi papá a prender las velas y hacer el camino con las flores de cempasúchil, después me fui a dormir.

Un ruido extraño me despertó en la madrugada, me levanté sin hacer ruido y desperté a mi abuelita. Ella me hizo una seña para que guardara silencio y comenzamos a caminar de puntitas hasta la sala, en donde se encontraba el altar.

¡Allí estaba Mitli! era una niña chiquita quizá un poco más alta que los chaneques, tenía su piel morena y sus cabellos negros y de su cuello colgaba el collar que le dejé. Coyolli estaba sentado sobre su hombro izquierdo y Yohualli parado junto a ella entre las flores naranjas, moradas y amarillas. Mazatzin y los fantasmas de mi familia flotaban en el camino de flores dispuestos a cargar con toda la comida para llenar la alacena del Mictlan.

Mitli me miró directamente a los ojos y me sonrió, todos desaparecieron entre la llama de una de las velas y no los volví a ver hasta el año siguiente.

Cada día de muertos les dejo un regalo en el altar y ellos dejan un regalo para mí debajo de mi cama. Hasta la fecha tengo una colección completa de huesos de dinosaurio, tres quijadas de víbora, un colmillo de coyote y dos costillas de tlacuache.

Entre padres y educadores… consejos y reflexiones

7 ELEMENTOS QUE DEBE TENER TU ALTAR DE MUERTOS

SUSANA SILVA

Antes de comenzar con el altar de muertos quiero contarles que la Celebración del Día de Muertos en México es una fiesta muy importante incluso considerada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en la UNESCO.

Es una celebración llena de color y tradiciones en la que se espera la visita de nuestros antecesores a la tierra y se les prepara un pequeño festín. Podría llenar líneas enteras explicando esta valiosa tradición, pero por ahora los dejo este pensamiento: “para que nuestras tradiciones sigan vivas debemos compartirlas con nuestros hijos y vivirlas con ellos”. Las invito este año a crear con sus hijos un pequeño altar en casa y después compartir un buen chocolate caliente con pan de muertos.

Los 7 elementos que debe tener su altar de Muertos son los siguientes:

1.- Niveles: El altar de muertos debe contener 7 niveles; pero en casa pueden intentar hacerlo de 2 o 3 niveles si no tienen el tiempo o el espacio o simplemente de uno solo.  Los niveles los pueden crear con cajas que tengan a la mano.

2.- Imagen del difunto al que honrarán, es decir, una foto. En casa lo hacemos en honor a mis abuelos y al papá de mi esposo.

3.- Papel picado de diferentes colores. Lo pueden comprar hecho (tiendas de autoservicio o mercados) o incluso hacerlo ustedes si son tan creativas.

4.- Calaveras hechas de dulce o chocolate que pueden comprar en cualquier mercado o tienda de autoservicio.

5.- Comida y Agua: Pueden elegir una representación de la comida favorita de la persona que están honrando. La manera más sencilla es comprar una canasta con comida de adorno o si se animan incluso poner una pieza de pan de muerto real o el platillo favorito. Si colocan agua de Jamaica le da mucho color.

6.- Velas e incienso. Las velas representan el fuego y el incienso purifica el alma. Para seguridad de los niños compren pequeñas veladoras y no las prendan, que solo sean de adorno.

7.- Semillas, frutas o cacao para representar el elemento de la tierra.

Lo único que hace falta es su creatividad para acomodarlo de la manera que más les guste, disfruten el momento con sus hijos y compártanos que tal les quedó su altar. Me encantaría leerlas.

https://www.disneybabble.com/sin-clasificacion/7-elementos-que-debe-tener-tu-altar-de-muertos/

  • De nuestro programa de la semana pasada: Dos Libros sobre disciplina positiva:
  1. Disciplina sin lágrimas, por Daniel J. Siegel y Tina Payne Bryson

Los autores Daniel J. Siegel y Tina Payne Bryson, analizan, en esta ocasión, el desafío primordial en la educación de los hijos: la disciplina. Haciendo hincapié en el fascinante vínculo entre el desarrollo neurológico del niño y el modo en que los padres reaccionan ante la mala conducta de este, La disciplina sin lágrimas proporciona un efectivo y compasivo «mapa de carreteras» para afrontar las pataletas, las tensiones y las lágrimas sin montar un número.

Al definir el verdadero significado de la palabra «disciplina» (instruir, no gritar ni regañar), los autores explican cómo establecer conexión con el niño, redirigir emociones y convertir una rabieta en una oportunidad para crecer. De este modo, el ciclo de comportamiento (y castigo) negativo básicamente se detiene, mientras que la resolución del problema se transforma en una situación en la que todos salen ganando. En esta guía para no volverte loco descubrirás:

– Estrategias para ayudar a los padres a identificar su propia filosofía disciplinaria y dominar los mejores métodos para transmitir las lecciones que intentan impartir – aspectos del desarrollo del cerebro del niño y análisis de las disciplinas más adecuadas y constructivas para todas las edades y etapas
– La manera de conectar con un niño con tranquilidad y afectuosidad (por extrema que sea su conducta) fijando a la vez límites claros y coherentes
– Consejos para orientar a tus hijos a lo largo de una pataleta a fin de lograr percepción, empatía y reparación
– Veinte errores en relación con la disciplina que hasta los mejores padres cometen, y cómo permanecer centrados en los principios de las técnicas disciplinarias y el estilo parental de «cerebro pleno».

Complementado con sencillas historias y divertidas ilustraciones que dan vida a las sugerencias de los autores, La disciplina sin lágrimas explica cómo trabajar con la mente en desarrollo de tu hijo, resolver conflictos de forma tranquila, inspirar felicidad y fortalecer la resiliencia en todos los miembros de la familia.

  1. Tranquilos y atentos como una rana, por Eline Snel

Resumen del libro: Los niños de hoy suelen ser inquietos y dispersos. A algunos les cuesta conciliar el sueño, otros están incluso estresados. ¿Cómo ayudarlos a calmarse y relajarse? ¿Cómo lograr que se concentren en lo que hacen? La meditación es una herramienta sencilla y eficaz, que se adapta perfectamente a las necesidades de los pequeños y les puede aportar beneficios inmediatos.  Este libro ofrece historias y ejercicios simples y breves que los niños podrán practicar a diario. Está dirigido a niños y niñas de 5 a 12 años y a sus padres, que pueden acompañarlos en su práctica.

La autora ha basado sus técnicas en el método de mindfulness desarrollado por Jon Kabat-Zinn. Los resultados han demostrado que los niños que practican estos ejercicios duermen mejor, están más concentrados y serenos y se sienten más seguros.  Tranquilos y atentos como una rana se ha convertido ya en un éxito de ventas en Holanda y Francia y ha sido traducido a numerosos idiomas.

Despedida – Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 10:00 de la mañana para juntos….

 ¡APRENDER Y CRECER!

 

Fuentes de Información utilizadas para este programa

https://www.disneybabble.com/sin-clasificacion/7-elementos-que-debe-tener-tu-altar-de-muertos/

Algunos materiales recomendados

  • Disciplina sin lágrimas, Daniel J. Siegel y Tina Payne Bryson
  • Tranquilos y atentos como una rana, por Eline Snel

Ajolote = Mexican Mole Lizard

lizard

Xoloitzcuintli = Mexican hairless dog

dog

Mazatzin, el hombre venado

people

Mictlan… el mundo de los muertos en la mitología Azteca

Chaneque… Gente pequeñita que roban almas

Tlacuache… tacuacín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s