Programa 269: Los Derechos Humanos

Miércoles 14 de diciembre de 2016

Programa # 269: Los Derechos Humanos

Bienvenidos a su programa

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Con su servidora, Romilia Schlueter y Lupita Montoto

Les invitamos a participar llamando al 608-321-1480

Esucha: 

El tema de hoy: Los Derechos Humanos

¿Qué son los derechos humanos? 

Los derechos humanos son derechos inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. Todos tenemos los mismos derechos humanos, sin discriminación alguna. Estos derechos son interrelacionados, interdependientes e indivisibles.

Los derechos humanos universales están a menudo contemplados en la ley y garantizados por ella, a través de los tratados, el derecho internacional consuetudinario, los principios generales y otras fuentes del derecho internacional. El derecho internacional de los derechos humanos establece las obligaciones que tienen los gobiernos de tomar medidas en determinadas situaciones, o de abstenerse de actuar de determinada forma en otras, a fin de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales de los individuos o grupos.

La Declaración Universal de Derechos Humanos

http://www.ohchr.org/EN/UDHR/Documents/UDHR_Translations/spn.pdf

La Declaración Universal de los Derechos Humanos es un documento que marca un hito en la historia de los derechos humanos. Elaborada por representantes de todas las regiones del mundo con diferentes antecedentes jurídicos y culturales, la Declaración fue proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en París, el 10 de diciembre de 1948 en su Resolución 217 A (III), como un ideal común para todos los pueblos y naciones. La Declaración establece, por primera vez, los derechos humanos fundamentales que deben protegerse en el mundo entero y ha sido traducida en más de 500 idiomas.

Preámbulo

Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana;

Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias;

Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión;

Considerando también esencial promover el desarrollo de relaciones amistosas entre las naciones;

Considerando que los pueblos de las Naciones Unidas han reafirmado en la Carta su fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de hombres y mujeres, y se han declarado resueltos a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad;

Considerando que los Estados Miembros se han comprometido a asegurar, en cooperación con la Organización de las Naciones Unidas, el respeto universal y efectivo a los derechos y libertades fundamentales del hombre, y

Considerando que una concepción común de estos derechos y libertades es de la mayor importancia para el pleno cumplimiento de dicho compromiso;

LA ASAMBLEA GENERAL proclama la presente DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembros como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción.

Artículo 1.

Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.

Artículo 2.

Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía.

Artículo 3.

Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.

Artículo 4.

Nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre, la esclavitud y la trata de esclavos están prohibidas en todas sus formas.

Artículo 5.

Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Artículo 6.

Todo ser humano tiene derecho, en todas partes, al reconocimiento de su personalidad jurídica.

Artículo 7.

Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación.

Artículo 8.

Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo ante los tribunales nacionales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la constitución o por la ley.

Artículo 9.

Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado.

Artículo 10.

Toda persona tiene derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial, para la determinación de sus derechos y obligaciones o para el examen de cualquier acusación contra ella en materia penal.

Artículo 11.

(1) Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa.
(2) Nadie será condenado por actos u omisiones que en el momento de cometerse no fueron delictivos según el Derecho nacional o internacional. Tampoco se impondrá pena más grave que la aplicable en el momento de la comisión del delito.

Artículo 12.

Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.

Artículo 13.

(1) Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.
(2) Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.

Artículo 14.

(1) En caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en cualquier país.
(2) Este derecho no podrá ser invocado contra una acción judicial realmente originada por delitos comunes o por actos opuestos a los propósitos y principios de las Naciones Unidas.

Artículo 15.

(1) Toda persona tiene derecho a una nacionalidad.
(2) A nadie se privará arbitrariamente de su nacionalidad ni del derecho a cambiar de nacionalidad.

Artículo 16.

(1) Los hombres y las mujeres, a partir de la edad núbil, tienen derecho, sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión, a casarse y fundar una familia, y disfrutarán de iguales derechos en cuanto al matrimonio, durante el matrimonio y en caso de disolución del matrimonio.
(2) Sólo mediante libre y pleno consentimiento de los futuros esposos podrá contraerse el matrimonio.
(3) La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.

Artículo 17.

(1) Toda persona tiene derecho a la propiedad, individual y colectivamente.
(2) Nadie será privado arbitrariamente de su propiedad.

Artículo 18.

Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.

Artículo 19.

Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Artículo 20.

(1) Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas.
(2) Nadie podrá ser obligado a pertenecer a una asociación.

Artículo 21.

(1) Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos.
(2) Toda persona tiene el derecho de acceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas de su país.
(3) La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público; esta voluntad se expresará mediante elecciones auténticas que habrán de celebrarse periódicamente, por sufragio universal e igual y por voto secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad del voto.

Artículo 22.

Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad.

Artículo 23.

(1) Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo.
(2) Toda persona tiene derecho, sin discriminación alguna, a igual salario por trabajo igual.
(3) Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana y que será completada, en caso necesario, por cualesquiera otros medios de protección social.
(4) Toda persona tiene derecho a fundar sindicatos y a sindicarse para la defensa de sus intereses.

Artículo 24.

Toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas.

Artículo 25.

(1) Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad.
(2) La maternidad y la infancia tienen derecho a cuidados y asistencia especiales. Todos los niños, nacidos de matrimonio o fuera de matrimonio, tienen derecho a igual protección social.

Artículo 26.

(1) Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos.
(2) La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz.
(3) Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.

Artículo 27.

(1) Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten.
(2) Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas de que sea autora.

Artículo 28.

Toda persona tiene derecho a que se establezca un orden social e internacional en el que los derechos y libertades proclamados en esta Declaración se hagan plenamente efectivos.

Artículo 29.

(1) Toda persona tiene deberes respecto a la comunidad, puesto que sólo en ella puede desarrollar libre y plenamente su personalidad.
(2) En el ejercicio de sus derechos y en el disfrute de sus libertades, toda persona estará solamente sujeta a las limitaciones establecidas por la ley con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general en una sociedad democrática.
(3) Estos derechos y libertades no podrán, en ningún caso, ser ejercidos en oposición a los propósitos y principios de las Naciones Unidas.

Artículo 30.

Nada en esta Declaración podrá interpretarse en el sentido de que confiere derecho alguno al Estado, a un grupo o a una persona, para emprender y desarrollar actividades o realizar actos tendientes a la supresión de cualquiera de los derechos y libertades proclamados en esta Declaración.

radio1La alimentación es la principal medicina que damos a cuerpo. Nosotros decidimos las dosis y el tipo de insumo que le imprimimos, por ello, conocer más o menos las propiedades y los nutrientes de los alimentos es esencial para tomar decisiones afortunadas respecto a nuestra salud.

Hoy te compartimos los 5 alimentos top para mejorar la salud de tu cerebro.

Pescados aceitosos: el salmón, caballa, arenques y la sardina, son ricas en Omega 3, que es esencial para el tejido del cerebro. Los nutriólogos recomiendan como parte de una dieta balanceada al menos tres trozos por semana, fresco o en lata es benéfico.

Moras azules: son ricos antioxidantes y vitamina C. Las moras azules son buenas para afinar la memoria a corto plazo. Mejora la coordinación y el balance, entre otras cosas.

Semillas de calabaza: es rica en aceites de omega 3 y zinc. Ayuda a mantener la parte del cerebro que mantiene las sensaciones intactas.

Aguacate: facilita el flujo de la sangre al cerebro, que es esencial para mantener la mente alerta y concentrada, evitando así el estrés. También ayuda a reducir la presión arterial en la sangre.

Chocolate:  comer dos pedazos al día de chocolate oscuro mejorará tu memoria por sus propiedades antioxidantes.

La ciencia y nuestros maravillosos cerebros:

Sabemos que el hambre opaca el intelecto y nos hace menos productivos, y limita el potencial humano. Pero como “no solo de pan vive el hombre,” les invitamos a leer un artículo que aparece en el sitio web: http://ecoosfera.com/2014/05/sabes-que-tienes-que-hacer-para-tener-un-cerebro-sano/  – titulado: “¿sabes qué tienes que hacer para tener un cerebro sano?” donde mencionan la teoría de David Rock, fundador del Neuroleadership Institute, y el psiquiatra Daniel J. Siegel, a la que los autores han nombrado “El Plato para una Mente Saludable” y donde también encontramos la siguiente lista de buenos alimentos para nuestro cerebro. 

¿Cierto o falso?

Yo como individuo, puedo contribuir a que se respeten los derechos humanos.

Definitivamente……. ¡CIERTO!

Y nos podríamos preguntar ¿dónde comienzan los derechos humanos universales? Pues, en nosotros mismos, en nuestras familias, en nuestras comunidades… porque una vez que somos capaces de respetarnos a nosotros mismos, a nuestras familias, a todas las personas con las que convivimos diariamente, podemos entonces proyectar esos mismos valores hacia el mundo y de esa manera contribuir a que nuestras futuras generaciones tengan un mejor futuro.

☆ Poema del día: Por Qué en Paz, por Miguel Ángel Arenas

Porque no hay otro camino

Si queremos seguir siendo.

Porque las guerras sólo sirven

radio2

Para hacer más ricos a los ricos.

Porque el odio enferma

Y no hay antídoto;

Porque la violencia no soluciona los problemas,

Porque es mentira que unos sean más que otros,

Y si lo fueran para eso tenemos cerebro

Y un millón de años de historia.

Porque la paz es la paz,

 

Porque vivimos en el mismo planeta,

Porque podemos pensar,

Porque podemos,

Porque la paz está cerca,

Porque la paz está donde estéis en paz.

 

¡Cumpleaños de diciembre!

¡FELIZ CUMPLEAÑOS! Y RIFA….

☆ Cuéntame un cuento: Un niño como los demás

Autora, Yolanda Fernández.  – Valores: amor, comprensión

Olivier tenía la piel oscura y unos profundos ojos negros. Era un niño risueño, juguetón y muy alegre. Cuando sonreía iluminaba la vida de sus padres y abuelos. Esa sonrisa infantil tenía el poder de llegar hasta el corazón del cielo que retiraba rápidamente todas las nubes oscuras de tormenta y plantaba un enorme arco iris en el horizonte azul.

En su familia todos tenían la piel blanca, los ojos de un azul cristalino y el pelo rubio. Pero Olivier nunca se había fijado en ello. Nunca había pensado que sus padres o abuelos fueran diferentes a él. Y, de todas formas, aunque él fuera de piel oscura y ellos de piel clara ¿Dónde estaba el problema? ¿Por qué le decían en la escuela que ellos no podían ser sus papás?

Continuamente los demás niños se reían de él en el recreo:
– Tú eres negro y ellos blancos – le decían día tras día.
– ¿Y qué? – respondía él.
– ¿Eres tonto? No pueden ser tus padres – le respondían entre risas.

Olivier llegó un día a casa tan triste que hasta al sol le dio pena y se ocultó a llorar tras las montañas antes de pedirle a la lunita que se asomase por el cielo.

– Olivier cariño ¿Qué te pasa? ¿Te encuentras mal? – le preguntó su papá.
– Dicen en el cole que tú no eres mi papá – respondió en un susurro.

Lucas, su papá, cogió al niño entre sus brazos y lo sentó a su lado.
– Olivier, eres un niño como los demás.
– ¿Pero tú eres mi padre?
– Yo soy tu padre Olivier. Nosotros siempre quisimos tener una familia y crear un hogar donde crecieran unos niños llenos de vida.
– Pero mi piel es negra y la tuya blanca ¿Eres mi papá?
– Olivier, tu madre y yo te adoptamos hace años. ¿Y eso qué más da? Eres mi hijo. El color de la piel no importa sino el amor y el cariño. Tú nos has dado el regalo de poder escuchar el sonido de la palabra papá en tu vocecilla inconfundible. Nos has regalado la emoción de contemplar unos pasitos tambaleantes y unos brazos extendidos para ofrecernos besos de ternura. Para nosotros eres y serás siempre nuestro hijo.

De esta forma Olivier entendió que una familia era mucho más que el color de la piel. Una familia era un hogar. Un lugar donde sentirse querido las veinticuatro horas del día y protegido en las noches de tormenta. Donde de aperitivo se dan abrazos que parecen interminables y de postre se toman besos dulces. Es un lugar para ser uno mismo, donde nos quieren por nuestros defectos más que por nuestras virtudes.

Entre padres y educadores… consejos y reflexiones

El consejo de este día es entrar en el espíritu de celebración, y recordar que podemos celebrar en familia usando nuestro ingenio y creatividad, para que parte de la celebración sea pasar tiempo con nuestros seres queridos.  ¿Qué tal se ponemos manos a la obra y hacemos unos sencillos y muy bonitos adornos para estas fiestas?

 radio3  radio4
 radio5 Materiales:

  • Macetas miniatura de arcilla
  • Listones varios
  • Pompones de varios colores y tamaños
  • Papel de construcción
  • Limpiadores de pipa
  • Pinceles y pintura
  • Cascabeles
  • Pegamento
  • Ojitos movibles

Despedida – Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 10:00 de la mañana para juntos….

 ¡APRENDER Y CRECER!

 

Fuentes de Información utilizadas para este programa

Cuento: http://www.cuentoscortos.com/cuentos-originales/un-nino-como-los-demas

La Declaración Universal de Derechos Humanos

http://www.un.org/es/universal-declaration-human-rights/

Edición ilustrada de la Declaración de Derechos Humanos

http://www.un.org/es/documents/udhr/UDHR_booklet_SP_web.pdf

Conocer de memoria los alimentos que mejorarán el desempeño de tu mente es también una manera de procurar con ello tu bienestar anímico: 

ecoosfera.com/2014/05/sabes-que-tienes-que-hacer-para-tener-un-cerebro-sano/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s