Programa 285: Entendiendo las experiencias adversas en la infancia

Entendiendo las experiencias adversas en la infancia
Programa # 285 – 19 de abril, 2017

Bienvenidos a su programa

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Con su servidora, Romilia Schlueter y Lupita Montoto

Escucha: 

El tema de hoy: Estrés y desarrollo temprano del cerebro

ESTRÉS Y EL DESARROLLO TEMPRANO DEL CEREBRO: Entendiendo las experiencias adversas en la infancia (ACE)

Muchas gracias a las personas de la División de Servicios a la Familia y la Comunidad (Community & Family Services Division) en el Distrito Sanitario Regional (Regional Health District) de Spokane (WA) por crear este folleto para los padres de familia en el estado de Washington, y compartirlo con otras personas alrededor del mundo.

La ciencia y nuestros maravillosos cerebros:

¿Cómo afectan la salud las experiencias adversas en la infancia?

Lo hacen a través del estrés. La exposición frecuente o prolongada a experiencias adversas en la infancia puede crear estrés tóxico que puede dañar al cerebro en desarrollo de un niño y afectar la salud en general.

¿Cierto o falso?

Estar expuestos a experiencias adversas en la infancia puede aumentar el riesgo de:

  • Embarazos en la adolescencia
  • Alcoholismo y el abuso del alcohol
  • Depresión
  • Consumo de drogas ilegales
  • Enfermedades del corazón
  • Enfermedades del hígado
  • Múltiples parejas sexuales
  • Violencia a manos de la pareja
  • Enfermedades de transmisión sexual

(enfermedades venéreas)

  • Fumar
  • Intentos de suicidio
  • Embarazos no deseados

¡Cierto!

Poema del día:

Reglas de juego para los hombres que quieran amar a las mujeres, por Gioconda Belli.

I

El hombre que me ame
deberá saber descorrer las cortinas de la piel,
encontrar la profundidad de mis ojos
y conocer lo que anida en mí,
la golondrina transparente de la ternura.

II

El hombre que me ame
no querrá poseerme como una mercancía,
ni exhibirme como un trofeo de caza,
sabrá estar a mi lado
con el mismo amor
con que yo estaré al lado suyo.

III

El amor del hombre que me ame
será fuerte como los árboles de ceibo,
protector y seguro como ellos,
limpio como una mañana de diciembre.

IV

El hombre que me ame
no dudará de mi sonrisa
ni temerá la abundancia de mi pelo,
respetará la tristeza, el silencio
y con caricias tocará mi vientre como guitarra
para que brote música y alegría
desde el fondo de mi cuerpo.

V

El hombre que me ame
podrá encontrar en mí
la hamaca donde descansar
el pesado fardo de sus preocupaciones
la amiga con quien compartir sus íntimos secretos,
el lago donde flotar
sin miedo de que el ancla del compromiso
le impida volar cuando se le ocurra ser pájaro.

VI

El hombre que me ame
hará poesía con su vida,
construyendo cada día
con la mirada puesta en el futuro.

VII

Por sobre todas las cosas,
el hombre que me ame
deberá amar al pueblo
no como una abstracta palabra
sacada de la manga,
sino como algo real, concreto,
ante quien rendir homenaje con acciones
y dar la vida si es necesario.

VIII

El hombre que me ame
reconocerá mi rostro en la trinchera,
rodilla en tierra me amará
mientras los dos disparamos juntos
contra el enemigo.

IX

El amor de mi hombre
no conocerá el miedo a la entrega,
ni temerá descubrirse ante la magia del enamoramiento
en una plaza llena de multitudes.
Podrá gritar -te quiero-o hacer rótulos en lo alto de los edificios
proclamando su derecho a sentir
el más hermoso y humano de los sentimientos.

X

El amor de mi hombre
no le huirá a las cocinas,
ni a los pañales del hijo,
será como un viento fresco
llevándose entre nubes de sueño y de pasado,
las debilidades que, por siglos,
nos mantuvieron separados
como seres de distinta estatura.

XI

El amor de mi hombre
no querrá rotularme y etiquetarme,
me dará aire, espacio,
alimento para crecer y ser mejor,
como una Revolución

que hace de cada día
el comienzo de una nueva victoria.

 

¡Cumpleaños de abril!

  1. Alejandra Espejo
  2. Mara Arce
  3. Víctor Hugo
  4. Veronica Lazo
  5. Johnny
  6. Ed

¡FELIZ CUMPLEAÑOS!  

☆ Cuéntame un cuento: Estela, grita muy fuerte

  • Desde hace algún tiempo la asociación RANA intenta prevenir el abuso sexual infantil, a través de actividades de sensibilización, educación y trabajo en las redes. He querido unirme a la causa y les traigo el cuento ¡Estela, grita muy fuerte! de Isabel Olid y Martina Vanda, una herramienta para enseñar a los niños y niñas a hacerse respetar… así que les traigo un post con el relato completo… ¡Compártelo! Y enséñale a los niños de tu entorno a hacerse respetar.

¡Estela, grita muy fuerte! 

A estela le gustan muchas cosas. Le gusta jugar con el agua de la bañera e imaginarse que es un delfín que se vuelve pequeño, pequeño y se mete de un brinco por el ducto de la ducha y corre por todas las cañerías de la casa, hasta que su papá, que está fregando los platos en la cocina, abre la llave del fregadero y el delfín tiene que volver a convertirse en Estela para no caerse dentro de la sartén sucia que tiene entre las manos su papá.

También le gusta jugar con sus amigos en la escuela. Tiene muchos amigos: Guille, Bruna, Brai, Ana, María… Pero su amiga más amiga es Lucía. Con Lucía puede jugar a un millón de cosas. Lástima que tenga tanto genio.

Hoy, por ejemplo, cuando en la hora de la lectura, Estela coge un libro precioso con peces fantásticos de color lila, que es su color preferido, Lucía se enfada porque ella también quiere leerlo y empieza a pellizcarle los brazos y las piernas. Estela, que no sabe qué hacer, se pone a llorar bajito y se imagina que es un pájaro de color naranja que vuela hacia arriba, arriba y trepa hasta el techo y ya no la pellizcan más.

Y cuando deja de notar las uñas afiladas de Lucía, abre los ojos y se mira las manos para ver si se han convertido en alas, imaginándose que al final ha logrado transformarse en pájaro y ha escapado. Pero no. Es Conchita, la maestra, que ha separado a las niñas y que riñe a Lucía por su mal carácter incontrolable.

– Pero Estela, cariño, ¿Por qué no has dicho nada? Te ha dejado llena de marcas…
– Es que… no sabía qué hacer.

Estela se encoge de hombros y mira a Lucía, que ya pone cara de arrepentida.

– ¿Verdad que no te gusta que te peguen? – Le pregunta Conchita, y Estela dice que no con la cabeza. – Pues cuando alguien te hace algo que no te gusta, tienes que decirle que pare. Y si no para, entonces GRITAS muy fuerte hasta que vengan a ayudarte. No tienes que dejar que te hagan tanto daño.

– Y tú, Lucía, aprende a pedir las cosas. No puede ser que por culpa de tu mal genio le hagas daño a tu mejor amiga. Venga, dale un beso y pídele perdón.

A Estela le gusta su pelo, oscuro y larguísimo. A veces se imagina que su pelo es un vestido mágico que la protege del mundo y la hace más fuerte. Pero cuando su madre la peina después del baño, se da cuenta de que, en realidad, sólo es pelo y que cuesta mucho desenredarlo. Sus padres siempre la amenazan con que si se queja le cortarán la melena, y por eso ella nunca dice nada. Pero esta vez, cuando mamá le hace daño con el peine, Estela piensa en lo que le ha aconsejado Conchita y dice:

– Mamá, ¿Me puedes peinar más suave? Es que me estás haciendo daño.

Mamá se sorprende un poco, porque Estela no se ha quejado nunca, pero le da un beso y le dice:

– Claro, preciosa, iré con más cuidado. Si vuelvo a hacerte daño, me avisas, ¿De acuerdo?

Estela está contenta ¡El truco de Conchita funciona!

Otra cosa que le gusta mucho a Estela es ir a comer a casa de los abuelos los domingos, porque la abuela siempre le hace tortilla de patatas con croquetas, que es su plato preferido. En cambio, en casa, sus padres nunca tienen tiempo de pasarse tanto rato en la cocina. Hasta hace poco, también le gustaba jugar con el tío Anselmo, que le hacía trucos de magia con las cartas y le contaba cuentos divertidos, pero últimamente ha empezado a hacer cosas raras y ya no le gusta nada. La encierra con él en la habitación mientras los mayores hablan en el comedor, le quita la ropa y le hace unas cosquillas muy raras por todo el cuerpo, incluso por sitios tan escondidos que ni siquiera ella conoce.

Cuando le pasa eso, se imagina que es una nube de azúcar que se escapa por la ventana y vuela sobre el mar, que un viento muy suave la empuja otra vez hacia casa y la hace entrar por el balcón del comedor y ahí se convierte en una gotita de lluvia que cae sobre la mejilla de mamá y le da un beso muy dulce.

La primera vez que el tío Anselmo lo hizo, cuando ella le preguntó por qué le quitaba la ropa, él le dijo que era su sobrina preferida y que la quería mucho, y que ese juego era el juego más secreto de todos. Como Estela era la sobrina a quien más quería, debía hacerle caso y guardarle el secreto.

Estela no acababa de entender aquel juego tan desagradable, porque se supone que los juegos tienen que ser divertidos, pero no quería que el tío Anselmo se enfadara por su culpa, así que se callaba y se aguantaba.

Pero este domingo, cuando su tío empieza a tocarla por todo el cuerpo, Estela nota como el asco la recorre de los pies a la cabeza, recuerda otra vez el consejo de Conchita y cómo mamá le hizo caso al peinarla, y le dice:

– Tío Anselmo, lo que me haces no me gusta nada. Déjame en paz.

El tío Anselmo no le hace caso y Estela nota cómo de dentro le sale un grito enorme. Un grito tan fuerte que se escapa por la ventana y viaja mar adentro, resuena por China y por Australia, y se unen los pingüinos del Polo Sur y las jirafas de África. Y entonces, toda ella se convierte en el grito, y nota cómo tiemblan las hojas de los árboles de la selva, cómo los caracoles esconden sus cuerpos, cómo los perros corren a esconderse debajo de las camas y todas las nubes se ponen a llover.

Entonces tío Anselmo le arregla el vestido con rapidez y se asoman por la puerta mamá y papá, los abuelos, la tía Carla y el tío Jaime y hasta la prima Miriam.

– ¿Qué ha pasado? – Preguntan todos a la vez.

El tío Anselmo, que de golpe se ha puesto pálido como la leche, dice:

– No, nada, estábamos jugando.

Estela lo mira y dice:

– Sí, pero a un juego que no me gusta.

Y corre hacia mamá, que la coge en brazos y le da un beso muy tierno.

Tiene muchas cosas que contarles a sus mamás, pero lo hará mañana.

Hoy solo tiene ganas de abrazarla.

FIN

Entre padres y educadores – Consejos y Reflexiones:

¿Qué es la violencia doméstica?

La violencia doméstica sucede en familias o en relaciones cercanas cuando una persona trata de controlar la otra persona por medio de:

  • abuso físico tal como golpes, patadas, estrangulación, quemaduras o empujones;
  • abuso verbal tal como poner sobrenombres, gritos, culpar, insultos;
  • abuso sexual tal como la violación o intento de violación, tocar sexualmente sin solicitarlo, sexo sin protección o rehusar usar control de la natalidad;
  • abuso emocional tal como aislamiento, intimidación, actitud posesiva, manipulación;
  • abuso de la propiedad o abuso económico tal como la destrucción de propiedad, causar daño a animales favoritos, tomar dinero.

¿Por qué tener interés en la violencia doméstica?

  • Le puede suceder a cualquiera – sin considerar la edad, raza, sexo, profesión, educación, religión, estado civil, orientación sexual, habilidad física, posición social o dinero.
  • Sucede con más frecuencia a mujeres.
  • Una mujer es abusada cada nueve segundos en este país.
  • Un niño que crece en un hogar con violencia tiene más probabilidades de abusar a otros o ser víctima cuando sea adulto.
  • Aproximadamente, una de cada tres jóvenes adolescentes es víctima de abuso físico, emocional o verbal por su compañero en los Estados Unidos – una cifra que supera las tasas de víctimas por otros tipos de violencia que afectan a los jóvenes.
  • El costo de la violencia doméstica excede a los $5.8 billones cada año, de los cuales $4.1 billones son para servicios médicos directos y de salud mental.
  • Es un delito.

Intervención de Abuso Para Parejas

IDHS también provee fondos a los Programas de Intervención del Abuso Para Parejas en todo el estado. Los programas reducen y previenen la violencia doméstica. Ofrecen educación para ayudar a abusadores a:

  • entender la conducta que lleva a la violencia;
  • tomar responsabilidad de sus acciones, y
  • aprender maneras no violentas de comunicarse.

Despedida – Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 10:00 de la mañana para juntos….

 ¡APRENDER Y CRECER!

Fuentes de Información utilizadas para este programa

ESTRÉS Y EL DESARROLLO TEMPRANO DEL CEREBRO: Entendiendo las experiencias adversas en la infancia (ACE)

Cuento: ¡Estela, grita muy fuerte!

http://luciferianj.blogspot.cl/2013/09/grita-muy-fuerte.html

Publicado 9th September 2013 por Alexandra J

Ubicación: Cali, Valle del Cauca, Colombia

Etiquetas: Responsabilidad Social Social Responsibility

Poema: Reglas de juego – http://isbiliyana.blogspot.com/2009/02/poemas-contra-la-violencia-de-genero.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s