Programa 330: Acabe con los microbios. ¡Lávese las manos!

Programa # 330 –  21 de marzo, 2018

Bienvenidos a su programa

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Con su servidora, Romilia Schlueter y Lupita Montoto

El tema de hoy: Acabe con los microbios. ¡Lávese las manos!

Escuchar: 

Manos con jabón

Las manos son las encargadas de propagar las infecciones al resto del cuerpo, pues al entrar en contacto con la nariz y la boca se extienden al interior de nuestro organismo. Estos microbios son los encargados de causar los resfriados que se extienden fácilmente a través de las manos al estornudar, toser o frotarse los ojos; de igual manera las bacterias quedan «escondidas» en las uñas y en los dedos y, luego, al dar la mano a alguien le pasarás la infección.

 

¿Cuándo debe lavarse las manos?

Usted puede ayudarse y ayudar a otros a mantenerse sanos lavándose las manos con frecuencia, especialmente en los siguientes momentos clave cuando las bacterias pueden propagarse fácilmente a otros:

 

  • Antes, durante y después de preparar alimentos.
  • Antes de comer.
  • Antes y después de cuidar a alguien que está enfermo.
  • Antes y después de tratar heridas o cortaduras.
  • Después de usar el baño.
  • Después de cambiar pañales o limpiar a un niño que haya ido al baño.
  • Después de sonarse la nariz, toser o estornudar.
  • Después de haber tocado animales, alimento para animales o excrementos de animales.
  • Después de tocar la basura.

 

¿Cuál es la forma correcta de lavarse las manos?

 

Siga los cinco pasos siguientes para lavarse las manos siempre de forma correcta:

  1. Mójeselas manos con agua corriente limpia (tibia o fría) y enjabónelas después de cerrar el grifo.
  2. Fróteselas manos con jabón hasta que haga espuma. Asegúrese de enjabonar el dorso de las manos, entre los dedos y debajo de las uñas.
  3. Restrieguelas manos durante al menos 20 segundos. ¿Necesita un reloj? Tararee dos veces la canción “Feliz cumpleaños” de principio a fin.
  4. Enjuáguesebien las manos con agua corriente limpia.
  5. Séquelascon una toalla limpia, una toalla de papel desechable o al aire.

 

Video:  Acabe con los microbios. ¡Lávese las manos!

https://www.cdc.gov/cdctv/spanish/healthyliving/acabe-con-los-microbios.html  (3 minutos y 22 segundos)

¿Sabía usted que …?

 Lavarse las manos es una de las mejores formas de protegerse y de proteger a su familia para no enfermarse.

Lavarse las manos es algo fácil y es una de las formas más eficaces de prevenir la propagación de los microbios. Las manos limpias pueden evitar que los microbios pasen de una persona a otra y a toda la comunidad, desde su casa y el sitio de trabajo, hasta las guarderías y los hospitales.

 Hojas informativas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC):

 https://www.cdc.gov/handwashing/pdf/handwashing-family-activity-esp-508.pdf

 https://www.cdc.gov/handwashing/pdf/handwashing-corporate-activity-esp-508.pdf

  La ciencia y nuestros maravillosos cerebros:

Fundamentos científicos en los que se basan las recomendaciones sobre como lavarse las manos:

Mójese las manos con agua corriente limpia (tibia o fría) y enjabóneselas después de cerrar el grifo.  ¿Por qué?

Debido a que se podría volver a contaminar las manos si se las enjuaga en una cubeta con agua estancada contaminada por el uso previo, se debe usar agua corriente limpia. Sin embargo, cuando sea necesario, lavarse las manos con agua no potable puede aún mejorar la salud. La temperatura del agua no parece afectar la eliminación de microbios; sin embargo, el agua más caliente puede provocar mayor irritación en la piel y es más costosa para el medio ambiente.

Cerrar el grifo después de mojarse las manos ahorra agua, y hay pocos datos que comprueben si se transfieren cantidades significativas de microbios entre las manos y el grifo.

Usar un jabón para lavarse las manos es más eficaz que usar agua sola, ya que los agentes tensioactivos del jabón levantan la suciedad y los microbios de la piel; las personas tienden a fregarse las manos más cuidadosamente cuando usan jabón, lo que elimina aún más los microbios.

Enjabónese las manos frotándolas con jabón.  Asegúrese de enjabonarse con la espuma las manos enteras:  el dorso, entre los dedos y debajo de las uñas.  ¿Por qué?

Enjabonarse y fregarse las manos genera una fricción, que ayuda a levantar la suciedad, la grasa y los microbios de la piel. Hay microbios en todas las superficies de la mano, a menudo en concentraciones particularmente altas debajo de las uñas, de modo que debe fregarse toda la mano.

Restriéguese las manos durante al menos 20 segundos.  ¿Necesita un reloj?  Tararee dos veces la canción “Feliz cumpleaños de principio a fin.” ¿Por qué?

Es difícil determinar la cantidad óptima de tiempo para lavarse las manos, ya que se han realizado pocos estudios sobre el impacto en la salud de modificar el tiempo del lavado de manos. De los que existen, casi todos han medido reducciones en la cantidad general de microbios, solo una pequeña proporción de ellos pueden causar enfermedades, y no han medido los efectos en la salud.

Reducir únicamente las cantidades de microbios en las manos no está necesariamente vinculado con una mejor salud. También es probable que la cantidad de tiempo óptima para lavarse las manos dependa de muchos factores, incluidos el tipo y la cantidad de suciedad en las manos, y el entorno de la persona que se lava las manos.

Por ejemplo, es probable que los cirujanos entren en contacto con microbios que provocan enfermedades y corran el riesgo de propagar infecciones graves a pacientes vulnerables, de modo que es posible que necesiten lavarse las manos durante más tiempo que una mujer antes de preparar su propio almuerzo en casa.

Sin embargo, la evidencia sugiere que lavarse las manos durante alrededor de 15 a 30 segundos elimina más microbios de las manos que lavárselas durante periodos más cortos.

De manera acorde, muchos países y organizaciones mundiales han adoptado la recomendación de que el lavado de manos dure unos 20 segundos (algunos recomiendan entre 20 y 30 segundos adicionales para el secado)

Enjuáguese bien las manos con agua corriente limpia. ¿Por qué?

El jabón y la fricción ayudan a levantar la suciedad, la grasa y los microbios — incluidos los que causan enfermedades— de la piel, de modo que luego puedan eliminarse de las manos con el enjuague. Quitar el jabón con el enjuague también reduce la irritación de la piel. Debido a que se podría volver a contaminar las manos si se las enjuaga en una cubeta con agua estancada contaminada por el uso previo, se debe usar agua corriente limpia.

Si bien algunas recomendaciones incluyen usar una toalla de papel para cerrar el grifo después de enjuagarse las manos, esta práctica lleva al aumento del uso de agua y de toallas de papel, y no hay estudios que muestren que esto mejore la salud.

Séquese las manos con una toalla limpia o deje que se sequen al aire.  ¿Por qué?

Los microbios pueden transferirse más fácilmente con las manos mojadas; por lo tanto, deben secarse después del lavado 1, 2. Sin embargo, la mejor forma de secarse las manos sigue siendo poco clara, ya que existen pocos estudios sobre el secado de las manos, y los resultados de estos estudios discrepan.

Además, la mayoría de estos estudios comparan concentraciones generales de microbios en las manos (no solo microrganismos que causan enfermedades) mediante diferentes métodos para el secado de estas.

No se ha demostrado si eliminar los microbios de las manos está vinculado con una mejor salud. Sin embargo, los estudios indican que es mejor usar una toalla limpia o dejar que se sequen al aire.

Poema del día: Para lavarse las manos… Publicado por Ely Soto

“Manitos están sucias

y ahora… ¿Qué haré?

Con el agua y con la espuma,

blanquitas las dejaré.

 

Con la toalla suavecita

las podré secar

y mis manos picaronas

Volverán a jugar.”

 

“El dedito se ensució

y escondido se quedó

en el fondo del bolsillo

sin jabón y sin cepillo.”

 

“Asomado a la pileta

el dedito se cayó

se mojó con agua fría

y después se enjabonó.”

 

“Una mano y otra manito,

se juntaron para lavar,

lava, lava, lavan juntitas

sus deditos que sucios están.”

 

“A lavarse las manitas

con agüita y con jabón

para que queden blanquitas

como nubes de algodón.”

 

“A lavarse las manitas

con agüita y con jabón

para que queden blanquitas

como nubes de algodón”

 

“A lavarse las manos, con agua y jabón

para que siempre estén limpias

y sean una sensación

y que las enfermedades, no nos puedan atacar

porque con las manos limpias

siempre sanos vamos a estar.”

 

“Con jabón y agua fresquita

me lavo las manitos

con espuma y burbujitas

me lavo muy bien.”

 

¡Cumpleaños de marzo

  • Omar Arenas
  • Katina Maria Howel
  • Virginia Lopez
  • Teresa de Jesús Escobar
  • Zoila E. Escobar
  • Laura González
  • Anthony Garcia
  • José Correa
  • Stephanie Olguín
  • Edgar A. Guerrero Olguín
  • Norma Gallegos
  • Matilde Lopez
  • Abril Aleman
  • Elena Saldívar
  • Yolanda Salazar
  • Raquel Gutiérrez
  • Maria Sandoval
  • Teresa Macías
  • Patty López
  • Gabriela Navarro
  • Josefina Iturbe
  • Josefa Trejo

 

 ¡FELIZ CUMPLEAÑOS! 

 

 Cuéntame un cuento: El cuento de Mariquita enseña a lavarse las manos.

 http://km.procosi.org.bo/wp-content/uploads/2015/11/cemse-doc-12.pdf

 

☆   Entre padres y educadores – Consejos y reflexiones:

¿Qué debe hacer si no tiene jabón ni agua corriente limpia?

En la mayoría de las situaciones, lavarse las manos con agua y jabón es la mejor forma de reducir la cantidad de microbios que tienen. Si no cuenta con agua ni con jabón, use un desinfectante de manos a base de alcohol que contenga, al menos, un 60 % de alcohol.

En algunos casos, los desinfectantes de manos a base de alcohol pueden reducir rápidamente la cantidad de microbios que se encuentran en las manos, pero no eliminan todos los tipos de microbios.  Los desinfectantes de manos no son tan eficaces cuando las manos están visiblemente sucias o grasosas.

¿Cómo usar los desinfectantes de manos?

Aplíquese el producto en la palma de una mano (lea la etiqueta para saber la cantidad correcta).  Frótese las manos.  Frótese el producto sobre todas las superficies de las manos y los dedos hasta que las manos estén secas.

Fundamentos científicos sobre cuándo usar desinfectante de manos.

En la mayoría de las situaciones, lavarse las manos con agua y jabón es la mejor forma de reducir la cantidad de microbios que tienen.  Si no cuenta con agua ni con jabón, use un desinfectante de manos a base de alcohol que contenga al menos un 60% de alcohol.  ¿Por qué?

Muchos estudios han encontrado que los desinfectantes con una concentración de alcohol entre el 60 y 95 % son más eficaces para matar microbios que aquellos con una concentración de alcohol más baja o que los desinfectantes de manos que no son a base de alcohol.

Los desinfectantes de manos que no son a base de alcohol pueden

  • no funcionar igualmente bien para todas las clases de microbios.
  • hacer que los microbios se vuelvan resistentes al agente desinfectante
  • simplemente reducir el crecimiento de microbios en lugar de matarlos directamente
  • tener más probabilidades de irritar la piel que los desinfectantes de manos a base de alcohol.

En algunos casos, los desinfectantes de manos a base de alcohol pueden reducir rápidamente la cantidad de microbios que se encuentran en las manos, pero no eliminan todos los tipos de microbios.  ¿Por qué?

Si bien los desinfectantes de manos a base de alcohol pueden inactivar muchos tipos de microbios de manera muy eficaz cuando se usan correctamente, es posible que las personas no usen la cantidad suficiente de desinfectante o que se quiten el producto antes de que haya terminado de secar.

Además, el agua y el jabón son más eficaces que los desinfectantes de manos en la eliminación o inactivación de determinados tipos de microbios.

Es posible que los desinfectantes de manos no tengan la misma eficacia si las manos están visiblemente sucias o grasosas.  ¿Por qué?

Muchos estudios muestran que los desinfectantes de manos funcionan bien en entornos clínicos, como hospitales, donde las manos entran en contacto con microbios, pero que en general no están muy sucias ni grasosas. Algunos datos también muestran que los desinfectantes de manos pueden funcionar bien contra determinados tipos de microbios cuando las manos están ligeramente sucias.

Sin embargo, las manos pueden engrasarse o ensuciarse mucho en entornos comunitarios, como después de que las personas manipulan alimentos, hacen deporte, trabajan en el jardín o van de campamento o de pesca. Cuando las manos están muy sucias o grasosas, es posible que los desinfectantes de manos no funcionen bien. En tales circunstancias, se recomienda lavarse las manos con agua y jabón.

Despedida – Esto es todo por hoy, gracias por su participación, les esperamos el próximo miércoles a las 10:00 de la mañana para juntos….

   

 ¡APRENDER Y CRECER!

 Fuentes de Información utilizadas en este programa

 CDC – Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades

https://www.cdc.gov/handwashing/esp/index.html

 Cuento: http://km.procosi.org.bo/wp-content/uploads/2015/11/cemse-doc-12.pdf

 Poema: http://elybibliotecaria.blogspot.com/2013/04/versos-para-manitos-limpias.html

 

Programa 329: Los niños y el estrés

Programa # 329 –  14 de marzo, 2018

Bienvenidos a su programa

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Con su servidora, Romilia Schlueter y Lupita Montoto

Escucha: 

El tema de hoy: Los niños y el estrés

En nuestro programa anterior, decíamos que el estrés es parte de la vida y ocurre cuando se desarrolla tensión debido a las presiones diarias que tenemos.  Pero, y los niños, ¿pueden también experimentar estrés?

Muchos niños tienen miedos y preocupaciones, y de vez en cuando se sentirán tristes y desesperanzados. Surgirán miedos intensos en diferentes momentos del desarrollo. Por ejemplo, los niños pequeños a menudo sienten mucha angustia al separarse de sus padres, aunque estén seguros y al cuidado de otra persona.

Cuando los sentimientos de miedo y tristeza son persistentes o extremos podrían deberse a ansiedad o depresión. Debido a que los síntomas son principalmente pensamientos y sentimientos, se les llama trastornos de internalización.

¿Sabía usted que los niños también pueden también experimentar ansiedad y depresión?

Ansiedad

Cuando los niños no superan los miedos y las preocupaciones típicos de los niños pequeños, o cuando los miedos y las preocupaciones son tantos que interfieren con las actividades escolares, en la casa o en el juego, puede que se diagnostique un trastorno de ansiedad. Ejemplos de los distintos tipos de trastornos de ansiedad incluyen los siguientes:

  • Sentir miedo al estar separado de los padres (ansiedad de separación).
  • Sentir un miedo extremo acerca de una situación o algo específico, como los perros, insectos o ir al doctor (fobias).
  • Sentir mucho miedo de la escuela o de otros lugares donde haya personas (ansiedad social).
  • Estar muy preocupado por el futuro y acerca de que sucedan cosas malas (ansiedad general).
  • Presentar reiterados episodios de miedo intenso, repentino e inesperado, que se producen con síntomas como palpitaciones del corazón o dificultad para respirar, o sentirse mareado, tembloroso o sudoroso (trastorno de pánico).

La ansiedad puede presentarse en forma de miedo o preocupación, pero también puede hacer que los niños estén irritables y enfadados. Los síntomas de la ansiedad también pueden incluir problemas para dormir, además de síntomas físicos como fatiga, dolores de cabeza o dolores de estómago. Algunos niños ansiosos no comunican sus preocupaciones y, por lo tanto, los síntomas pueden pasar desapercibidos.

Depresión

Sentirse triste o desesperanzado en algunas ocasiones es parte de la vida de todos los niños. Sin embargo, algunos niños se sienten tristes o sin interés en las cosas que antes solían disfrutar, o se sienten indefensos o desesperanzados en situaciones en las que podrían hacer algo para cambiarlas. Cuando el niño siente tristeza y desesperanza persistentes, puede que se diagnostique depresión.

Ejemplos de comportamientos que a menudo se observan en niños que están deprimidos incluyen los siguientes:

  • Sentirse triste, desesperanzado o irritable la mayor parte del tiempo.
  • No querer hacer cosas divertidas ni disfrutarlas cuando se hacen.
  • Cambios en los patrones de alimentación: comer mucho más o mucho menos de lo habitual.
  • Cambios en los patrones del sueño: dormir mucho más o mucho menos de lo normal.
  • Cambios en el nivel de energía: sentirse cansado y sin fuerzas o tenso e inquieto la mayor parte del tiempo.
  • Tener dificultad para prestar atención.
  • Sentirse despreciable, inútil o culpable.
  • Comportamientos autodestructivos o querer autolesionarse.

La depresión extrema puede hacer que el niño piense en el suicidio o planee suicidarse. En los jóvenes de 10 a 24 años, el suicidio es la principal causa de muerte.

Algunos niños quizás no hablen acerca de sus pensamientos de desesperanza e indefensión, y es posible que no parezcan estar tristes. La depresión también podría hacer que un niño cause problemas o actúe sin motivación, de manera que los demás quizás no noten que está deprimido o lo cataloguen de manera incorrecta como alborotador o perezoso.

Tratamiento para la ansiedad y la depresión

El primer paso del tratamiento es hablar con un proveedor de atención médica para hacer una evaluación. La Academia Estadounidense de Siquiatría Infantil y de Adolescentes (AACAP, por sus siglas en inglés) recomienda que los proveedores de atención médica evalúen a los niños en forma rutinaria para detectar problemas de salud mental y del comportamiento.

Algunos de los signos y síntomas de ansiedad o depresión son los mismos que en otras afecciones, como en el trauma. Hay síntomas específicos, como la dificultad para concentrarse, que pueden ser un signo del trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Es importante que se haga una evaluación meticulosa para obtener el mejor diagnóstico y tratamiento. La consulta con un proveedor de atención médica puede ayudar a determinar si la medicación debe ser parte del tratamiento. Los profesionales de la salud mental pueden planificar una terapia que sea la mejor para el niño y su familia. La terapia del comportamiento incluye la terapia infantil, la terapia familiar o una combinación de ambas.

La escuela también puede ser incluida en el plan de tratamiento. En el caso de los niños muy pequeños, la participación de los padres en el tratamiento es clave. La terapia cognitivo-conductual es una forma de terapia que se usa para tratar la ansiedad o la depresión, en particular en niños mayores. Ayuda a que el niño cambie los pensamientos negativos en una forma de pensar más eficaz y positiva, lo cual conduce a un comportamiento más eficaz.

La terapia del comportamiento para tratar la ansiedad puede incluir ayudar a los niños a enfrentar y manejar los síntomas de ansiedad, mientras se los expone gradualmente a sus propios miedos a fin de ayudarlos a aprender que no suceden “cosas malas”.

Los tratamientos también pueden incluir varias maneras de ayudar al niño a sentirse menos estresado y a estar más sano, como con alimentos nutritivos, actividad física, suficientes horas de sueño, rutinas predecibles y apoyo social.

La ciencia y nuestros maravillosos cerebros:

Video del “Center on the Developing child at Harvard University”

En breve:  La Ciencia del Desarrollo Infantil Temprano: (3:56 segundos)

https://www.youtube.com/watch?v=svE5Zn4tYoM

Poema del día

¿Qué es un niño?   (3 minutos y 16 segundos) https://www.youtube.com/watch?v=78IukA02Cfo&feature=youtu.be

¿QUE ES UN NIÑO?

Entre la inocencia de la infancia
y la edad de la madurez,
encontramos una criatura
encantadora llamada niño.

Los niños vienen en diferentes
medidas, pesos y colores,
pero todos tienen el mismo credo:
disfrutar cada segundo, de cada minuto,
de cada hora, de cada día
y de protestar ruidosamente (su última arma)
cuando el último minuto se termina y
los padres los meten a la cama.

A los niños se les encuentra dondequiera:
encima, debajo, dentro, trepando,
colgando, corriendo o brincando.
Las mamas los adoran, las niñas los detestan,
los hermanos mayores los toleran,
los adultos los ignoran y el cielo los protege.

Un niño es la verdad con la cara sucia,
la belleza con una cortada en el dedo,
la sabiduría con el chicle en el pelo,
y la esperanza del futuro
con una rana en el bolsillo.
Cuando estas ocupado, un niño es
un carnaval de ruido desconsiderado,
molesto y entrometido.
Cuando quieres que, de una buena impresión,
su cerebro se vuelve de gelatina o
se transforma en una criatura salvaje y sádica
orientado a destruir el mundo y a sí mismo.

Un niño es una combinación:
tiene el apetito de un caballo,
la digestión de un traga-espadas,
la energía de una bomba atómica,
la curiosidad de un gato,
los pulmones de un dictador,
la imaginación de Julio Verne,
la vergüenza de una violeta,
la audacia de una trampa de fierro,
el entusiasmo de una chinampina y
cuando hace algo
tiene cinco dedos en cada mano.

Le encantan los helados, las navajas,
las sierras, las navidades,
los libros de historietas, el chico de enfrente,
el campo, el agua (pero no en la regadera),
los animales grandes, papa, los trenes
los sábados por la mañana y
los carros de bomberos.

Le desagrada las clases de doctrina,
estar acompañado, los colegios,
los libros sin ilustraciones,
las clases de música,
las corbatas, los peluqueros,
las niñas, los abrigos,
los adultos y la hora de acostarse.

Nadie más se levanta tan temprano,
ni se sienta a comer tan tarde.
Nadie más se divierte tanto
con los árboles, perros y la brisa.
Nadie más puede traer en el bolsillo,
un cortaplumas oxidado, media manzana,
un metro de cordel, un saco vacío,
dos pastillas de chicle,
seis monedas, una honda,
un trozo de sustancia desconocida y
un auténtico anillo supersónico
con un compartimento secreto.

Un niño es una criatura mágica.
Puedes cerrarle la puerta de tu despacho,
pero no puedes cerrarle la puerta del corazón.
Puedes sacarlo de tu estudio,
pero no puedes sacarlo de tu mente.

Mejor ríndete,
-es tu amo, tú carcelero,
tu jefe y tu maestro-,
una carita sucia corretea gatos,
un manojito de ruido.
Pero cuando regresas a casa por las noches,
con tus sueños y esperanzas hechas trizas,
él puede remediarlas y dejarlas como nuevas
con dos mágicas palabras: ¡HOLA, PAPITO!

¡Cumpleaños de marzo

  • Omar Arenas
  • Katina Maria Howel
  • Virginia Lopez
  • Teresa de Jesús Escobar
  • Zoila E. Escobar
  • Laura González
  • Anthony Garcia
  • José Correa
  • Stephanie Olguín
  • Edgar A. Guerrero Olguín
  • Norma Gallegos
  • Matilde Lopez
  • Abril Aleman
  • Elena Saldívar
  • Yolanda Salazar
  • Raquel Gutiérrez
  • Maria Sandoval
  • Teresa Macías
  • Patty López
  • Gabriela Navarro
  • Josefina Iturbe
  • Josefa Trejo

 

¡FELIZ CUMPLEAÑOS! 

Cuéntame un cuento: Ferdinando, por Munro Leaf

https://aprendaespanhol.files.wordpress.com/2015/04/ferdinando-cuento-espanol1.pdf

 

Recomendaciones para leer con nuestros niños:

Estres

Libros para niños sobre el miedo

http://rejuega.com/reflexiones-y-recursos/literatura-infantil/50-cuentos-para-trabajar-las-emociones-con-los-ninos/

 

Poquito a poco

Una tierna historia de una nutria que no sabe nada y de cómo, poquito a poco, va adquiriendo nuevas habilidades que al principio dan miedo. Una bella manera de alentar a los más pequeños a superar nuevos retos.

Poquito a poco. Autora: Amber Stewart. Ilustradora: Layn Marlow. Editorial: Fortuna

 

Mis pequeños miedos

Una historia donde una niña habla de todos los miedos que se va encontrando y sintiendo. Un catálogo casi completo de miedos para empatizar y hablar con los niños.

Mis pequeños miedos. Autora: Jo Witek. Ilustradora: Christine Roussey. Editorial: Bruño

 

El autobús

Una curiosa historia que habla de esos miedos a las primeras veces, como en este caso, a coger sólo el autobús por primera vez. Una historia divertida a modo de Caperucita Roja donde no hay que perder detalle de las ilustraciones para enriquecer su lectura.

El autobús. Autora: Marianne Dubuc. Ilustradora: Maria Teresa Rivas. Editorial: Tramuntana

 

La oscuridad

Respeto, miedo y curiosidad siente el protagonista de esta historia a la oscuridad, pero que, a lo largo de la historia contada con intriga, irá superando. Una oportunidad de trabajar los miedos con los niños más grandes.

La oscuridad. Autor: Daniel Handler. Ilustrador: John Klassen. Editorial: Océano Travesía

Los atrevidos dan el gran salto

La selección de libros “Taller de emociones” de Elsa Punset son geniales para trabajar este tema y enganchar a los niños en la lectura. ¡En este caso un grupo de amigos harán magia con sus emociones en cada aventura que vivan y nos enseñarán a calmarlas, ponerles nombres y a transformarlas!

Los atrevidos dan el gran salto. Autora: Elsa Punset. Ilustradora: Rocio Bonilla. Editorial: Beascoa

 

☆   Entre padres y educadores – Consejos y reflexiones:

Trastornos del aprendizaje

Muchos niños pueden tener dificultades en la escuela con respecto a algunos temas o habilidades de vez en cuando. Cuando los niños se esfuerzan y todavía luchan con un conjunto específico de habilidades, esto podría ser signo de un trastorno del aprendizaje. Tener un trastorno del aprendizaje significa que un niño tiene una dificultad en una o más áreas del aprendizaje, aun cuando su motivación o inteligencia en general no estén afectadas.

Algunos de los síntomas de los trastornos del aprendizaje son los siguientes:

  • Dificultad para distinguir entre derecha e izquierda
  • Invertir letras, palabras o números después de primer o segundo grado
  • Dificultad para reconocer patrones, o clasificar objetos por su tamaño o forma
  • Dificultad para entender y seguir instrucciones, o mantenerse organizado
  • Dificultad para recordar lo que se acaba de decir o lo que se acaba de leer
  • Falta de coordinación al moverse
  • Dificultad para realizar tareas con las manos, como escribir, cortar o dibujar
  • Dificultad para entender el concepto del tiempo

 

Algunos ejemplos de trastorno del aprendizaje son los siguientes:

  • Dislexia: dificultad con la lectura.
  • Discalculia: dificultad con las matemáticas.
  • Disgrafia: dificultad con la escritura.

Los niños con trastornos del aprendizaje pueden sentirse frustrados por no poder dominar un tema a pesar de su esfuerzo, y pueden comportarse mal, sentirse desamparados o abstraerse. El trastorno del aprendizaje también puede presentarse con trastornos conductuales o emocionales, como el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) o ansiedad. La combinación de los problemas puede hacer que sea particularmente difícil para un niño tener éxito en la escuela. El diagnóstico adecuado de cada trastorno es crucial para que el niño pueda recibir la ayuda correcta para cada uno.

Tratamiento de los trastornos del aprendizaje

Los niños con trastornos del aprendizaje a menudo necesitan ayuda e instrucción adicional especializada. Tener un trastorno del aprendizaje puede hacer que el niño cumpla los requisitos para recibir servicios educativos especiales en la escuela. Habitualmente, las escuelas realizan sus propios exámenes de detección de trastornos del aprendizaje para ver si el niño necesita intervención. Es necesario que un profesional de la salud realice una evaluación si existen otras preocupaciones sobre el comportamiento o las emociones del niño. Los padres, proveedores de atención médica y la escuela pueden trabajar en conjunto para encontrar la ayuda profesional y el tratamiento correctos.

Ayudar a niños con problemas de atención y de aprendizaje

Lo que todo padre debería saber…

Los niños con discapacidades de aprendizaje específicas cumplen los requisitos para recibir servicios de educación especial o adaptaciones en la escuela de acuerdo con la Ley de Educación para Personas con Discapacidades (IDEA, por sus siglas en inglés) y una ley antidiscriminación conocida como Sección 504.

La función de los proveedores de salud

Los proveedores de salud pueden desempeñar un papel importante al colaborar con las escuelas para ayudar a un niño con trastornos del aprendizaje u otras discapacidades a recibir los servicios especiales que necesita. La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) ha creado un informe que describe las funciones que los proveedores de atención médica pueden tener para ayudar a los niños con discapacidades, incluidos los trastornos del aprendizaje:

  1. Identificar a los niños que necesitan intervención temprana o servicios de educación especial.
  2. Compartir información importante con el personal de la escuela o del centro de intervención temprana.
  3. Reunirse con el personal de la escuela o del centro de intervención temprana.
  4. Utilizar la información de la escuela o del centro de intervención temprana en los planes de tratamiento o diagnóstico médico.
  5. Trabajar dentro de un centro de intervención temprana, una escuela o una clínica de salud basada en la escuela.
  6. Trabajar a nivel administrativo para mejorar el funcionamiento de la escuela para los niños con necesidades especiales.

 

Despedida – Esto es todo por hoy, gracias por su participación, les esperamos el próximo miércoles a las 10:00 de la mañana para juntos….

 

 

 

 ¡APRENDER Y CRECER!

 

Fuentes de Información utilizadas en este programa

 CDC – Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades

Página principal del Desarrollo infantil:

https://www.cdc.gov/ncbddd/spanish/childdevelopment/index.html

Hoja informativa sobre el análisis del desarrollo:

https://www.cdc.gov/ncbddd/spanish/actearly/pdf/hcp_pdfs/spanishfactsheets.pdf

Poema: ¿Qué es un niño? http://mamadealtademanda.com/que-es-un-nino/

Cuento: https://aprendaespanhol.files.wordpress.com/2015/04/ferdinando-cuento-espanol1.pdf

Programa 328: Es estrés crónico y sus consecuencias.

Programa # 328 –  7 de marzo, 2018

Bienvenidos a su programa

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Con su servidora, Romilia Schlueter y Lupita Montoto

Escucha: 

El tema de hoy: El estrés crónico y sus consecuencias.

¿Qué es el estrés?  – El estrés es parte de la vida y ocurre cuando se desarrolla tensión debido a las presiones diarias que tenemos. Sentimos estrés cuando eventos o situaciones nos sobrepasan la capacidad de lidiar con ellos. Cualquier cambio, bueno o malo, grande o pequeño, puede causar estrés.

El estrés (del latín stringere ‘apretar’ a través de su derivado en inglés stress ‘fatiga de material’) es una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada.

El estrés es el modo de un cuerpo de reaccionar a un desafío. De acuerdo con el evento estresante, la manera del cuerpo a responder al estrés es mediante el sistema nervioso simpático de activación que da lugar a la respuesta de lucha o huida. Debido a que el cuerpo no puede mantener este estado durante largos períodos de tiempo, el sistema parasimpático tiene tendencia a hacer regresar al cuerpo a condiciones fisiológicas más normales (homeostasis).

Aunque casi siempre, principalmente en los humanos, la palabra estrés suele poseer una connotación negativa, la ciencia distingue dos tipos de estrés, tanto en animales como en humanos:

Eustrés o estrés positivo: es un proceso natural y habitual de adaptación, que consiste en una activación durante un período corto de tiempo con el objetivo de resolver una situación concreta que requiere más esfuerzo. En los animales no humanos el eustrés se evidencia en los estímulos que por reacción favorecen a la vida.

Distrés o estrés negativo: es aquel que en un animal (incluido el ser humano) supera el potencial de equilibrio del organismo causándole fatiga, mayores niveles de ansiedad, irritabilidad y de ira. El estrés mantenido puede provocar la aparición de consecuencias físicas, debidas al aumento del gasto de energía, una mayor rapidez de actuación, menor descanso del necesario y el consiguiente agotamiento de las fuerzas.

 ¿Qué causa el estrés?

El estrés puede ser el resultado de muchos eventos y situaciones. Casarse, una enfermedad grave o cambiar de trabajo pueden causar estrés. Perder las llaves, tener un cumpleaños, pinchar un neumático o tener que hacer los mandados antes de recoger a los niños también puede causar estrés.

Más vale prevenir…

El viejo refrán “más vale prevenir que lamentar” resulta absolutamente cierto cuando se trata del estrés. Es mejor evitar el estrés cada vez que podamos. Sin embargo, si no podemos evitar el estrés, existen formas de sobrellevarlo

El estrés y la diabetes ¿Por qué estamos hablando de estrés en este programa? Muchas personas reaccionan ante el estrés cambiando sus hábitos de alimentación y actividad. Algunas personas comen y beben demasiado como una manera de manejar el estrés mientras que otras dejan de comer. Algunas personas se vuelven muy inactivas y aisladas. Sabemos que incluso es estresante asistir a este programa y pensar en todos los cambios de estilo de vida que sugerimos.

El cambiar el comportamiento y pedir a su familia que haga cambios para ayudarlo pueden resultar en estrés. ¡Usted puede manejar el estrés! El estrés puede interferir con lo que ha logrado en este programa. Usando las herramientas y habilidades que se presentaron en esta sesión, practique prevenir y evitar el estrés para que pueda mantenerse enfocado en sus metas.

El estrés, la preocupación y el temor son respuestas comunes durante un desastre o una emergencia de salud pública y después de estos acontecimientos. Preste atención a cómo usted y su familia se sienten. Hablar con los niños sobre una crisis puede ser difícil, pero es muy importante hacerlo para ayudarlos a enfrentar la situación. Siga los siguientes consejos para ayudarse a sí mismo y para ayudar a sus seres queridos a enfrentar una emergencia.

¿Sabía usted que…

Es natural sentir estrés, ansiedad, pena y preocupación durante un desastre y después de los acontecimientos. Cada persona reacciona de manera diferente y sus propios sentimientos cambiarán de un momento a otro. Observe y acepte la manera como se siente. Cuidar su propia salud emocional durante una emergencia lo ayudará a pensar con claridad y a reaccionar a la urgente necesidad de protegerse a sí mismo y de proteger a su familia durante una emergencia. Cuidarse a sí mismo durante una emergencia lo ayudará con su recuperación a largo plazo.

 Tipos de estrés:

Estrés positivo – es moderado, breve y generalmente una parte normas de la vida.  Aprender a adaptarse a este tipo de estrés es un proceso esencial del desarrollo saludable.

Estrés tolerable – incluye eventos que tienen la capacidad de alterar el cerebro en desarrollo de forma negativa.  Sin embargo, ocurren con poca frecuencia y dan tiempo al cerebro para recuperarse del trauma sufrido. Por ejemplo, la muerte de un ser querido.

Estrés tóxico – incluye una activación fuerte, frecuente y prolongada del sistema de respuesta del cuerpo al estrés. Por ejemplo, la negligencia crónica.

Video: Super cerebro – Center on the Developing child at Harvard University:  https://www.youtube.com/watch?v=cMMY4NFTa8c

Fíjese en estos comunes signos de angustia:

  • Estado de shock, insensibilidad e incredulidad.
  • Cambios en los niveles de energía y actividad.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Cambios en el apetito.
  • Problemas para dormir.
  • Pesadillas e imágenes y pensamientos perturbadores.
  • Sensación de ansiedad y temor.
  • Reacciones físicas, tales como dolores de cabeza, dolores en el cuerpo, problemas estomacales y sarpullidos.
  • Posible empeoramiento de los problemas crónicos de salud.
  • Cambios en el consumo de alcohol, tabaco u otras drogas.
  • Rabia o temperamento explosivo.

La ciencia y nuestros maravillosos cerebros:

Las primeras áreas del cerebro en desarrollarse completamente son el tronco cerebral y el mesencéfalo, que controlan las funciones corporales necesarias para la vida.  Al nacer, esas áreas del sistema nervioso se encuentran altamente desarrolladas, mientras que las zonas relacionadas con las funciones superiores (el sistema límbico y el córtex cerebral son aún muy primitivas.

Sin embargo, después del nacimiento, el desarrollo de las sinapsis se da a un ritmo muy elevado y cuando los niños tienen 2 años, su cerebro tiene aproximadamente 100 billones de sinapsis – muchas más de lo que nunca va a necesitar.

A los 3 años, el cerebro infantil ya ha alcanzado el 90% de su tamaño adulto.  En ese momento, el crecimiento y desarrollo cerebral de cada región cerebral depende, en gran medida, de la cantidad de estímulos que recibe en cada región.

Poema del día: POEMA CONTRA EL ESTRÉS, por Delfina Acosta

Para pasar el tiempo sin temor

a que este día sea un día más
en que no hay risa ya sino el ruido
molesto de tus tristes pensamientos
reposa sobre un pasto verdecido.

A ti vendrán los lirios caminando.
Y un perro de su amo extraviado
te lamerá los pies alegremente.
Y la canción de un pescador que trae
del río pejerreyes traerá
a ti también el pueblo y las contentas
y largas campanadas de la iglesia.

¡Sin el apuro eterno de quien corre
al despertar para seguir corriendo
descansa y ten en cuenta que la vida
es sólo este momento hermano mío!

¡Cumpleaños de marzo

  •  Omar Arenas
  • Katina Maria Howel
  • Virginia Lopez
  • Teresa de Jesús Escobar
  • Zoila E. Escobar
  • Laura González
  • Anthony Garcia
  • José Correa
  • Stephanie Olguín
  • Edgar A. Guerrero Olguín
  • Norma Gallegos
  • Matilde Lopez
  • Abril Aleman
  • Elena Saldívar
  • Elena Saldívar
  • Yolanda Salazar
  • raquel Gutierrez
  • Maria Sandoval
  • Teresa Macias
  • Patty López
  • Gabriela Navarro
  • Josefina Iturbe
  • Josefa Trejo

¡FELIZ CUMPLEAÑOS! 

  Cuéntame un cuento:

El árbol de las preocupaciones, por Paola

Un rico comerciante contrató a un carpintero para restaurar una antigua casa colonial. Como el comerciante era de esas personas a las que les gusta tener todo bajo control y le preocupaba que el trabajo no quedase bien, decidió pasar un día en la casa, para ver cómo iban las obras.

Al final de la jornada, se dio cuenta de que el carpintero había trabajado mucho, a pesar de que había sufrido varios contratiempos. Para completar el día de mala suerte, el coche también se negó a funcionar así que el empresario se ofreció para llevarle a casa.

El carpintero no habló durante todo el trayecto, visiblemente enojado y preocupado por todos los contratiempos que había tenido a lo largo del día. Sin embargo, al llegar invitó al comerciante a conocer a su familia y a cenar, pero antes de abrir la puerta, se detuvo delante de un pequeño árbol y acarició sus ramas durante pocos minutos.

Cuando abrió la puerta y entró en la casa, la transformación era radical: parecía un hombre feliz. La cena transcurrió entre risas y animada conversación. Al terminar la velada, el carpintero acompañó al comerciante al coche. Cuando pasaron por delante del árbol, este le preguntó:

– ¿Qué tiene de especial ese árbol? Antes de entrar estabas enojado y preocupado y después de tocarlo eras otro hombre.

– Ese es el árbol de los problemas – le respondió el carpintero. – Soy consciente de que no puedo evitar los contratiempos en el trabajo, pero no tengo por qué llevarme las preocupaciones a casa. Cuando toco sus ramas, dejo ahí las preocupaciones y las recojo a la mañana siguiente, cuando regreso al trabajo. Lo interesante es que cada mañana encuentro menos motivos para preocuparme que los que dejé el día antes. 

 Esa noche, el rico comerciante aprendió una de las lecciones más valiosas de su vida.

 Reflexión:

Aprender a soltar las preocupaciones diarias puede parecer una habilidad difícil, pero con práctica puede conseguirse y convertirse en un hábito que nos permitirá disfrutar mejor de nuestra vida.

Las preocupaciones son como montar en una bicicleta estática: cansan, pero no llevan a ninguna parte. Cargar con la mochila de preocupaciones durante todo el día genera estrés, angustia, ansiedad y gran malestar, creándose una bola cada vez más grande que fomenta la irritabilidad y la negatividad… además de impedirnos disfrutar del presente. 

Pero lo bueno es que podemos practicar y fomentar habilidades que nos permitan “soltar lastre” diariamente. podemos crear nuestro propio “árbol de las preocupaciones”: hacer deporte, practicar relajación, meditación, ejercicios mentales, etc. 

Plantemos nuestro árbol de las preocupaciones y recordemos abrazarlo cada día.

Entre padres y educadores – Consejos y reflexiones:

 Es posible que los niños no digan cómo se sienten durante una crisis. Explíqueles la situación, responda sus preguntas y asegúrese de que se sientan amados.

Cómo ayudar a los niños a enfrentar situaciones difíciles

Los niños y los jóvenes también pueden tener dificultades durante una emergencia y después de ella. Algunos jóvenes reaccionan de inmediato, mientras que otros pueden mostrar signos de dificultad mucho después. Haga un tiempo para hablar con sus hijos acerca del desastre, limite su exposición a la cobertura de los medios de comunicación, incluidos los medios sociales, y, tan pronto como sea posible, retome y mantenga una rutina saludable.

Los niños son menos propensos a decir que se sienten estresados, pero lo demostrarán a través de su comportamiento. Puede que los bebés y niños pequeños lloren más de lo habitual, quieran que los tomen más en brazos y se vuelvan temerosos de ser separados de sus padres o la persona que los cuida. Por su parte, los adolescentes podrían negar estar molestos y hacer cosas más peligrosas.

A continuación, hay algunas sugerencias para ayudar a los niños a enfrentar situaciones difíciles:

  • Dé un buen ejemplo. Cuídese a sí mismo, lo cual incluye hacer ejercicio y alimentarse de manera saludable.
  • Anime a los niños a hacer preguntas. Agáchese para ponerse al nivel de los niños y hábleles con calma, con voz suave y palabras que puedan entender.
  • Asegúrese de que ellos se sientan amados, cuidados y que no se sientan solos.
  • Esté pendiente de cualquier rumor que los niños puedan oír en la escuela o en los medios sociales, y ayude a explicarles la información correcta.
  • Dígales a los niños que es normal sentirse mal. Hágales saber que lo que está ocurriendo no es culpa de ellos.

 Medidas para cuidarse a sí mismo

  • Cuide su cuerpo» Trate de comer alimentos saludables, hacer ejercicio con regularidad, dormir lo suficiente, y evitar las drogas y el alcohol.
  • Conéctese» Comparta lo que siente con un amigo o familiar. Mantenga sus relaciones y confíe en su sistema de apoyo.
  • Tómese descansos» Hágase un tiempo para relajarse. Trate de volver a realizar las actividades que disfruta.
  • Manténgase informado» Vea las noticias para estar al tanto de la información actualizada proveniente de funcionarios confiables.
  • Evite» Evite su exposición excesiva a la cobertura de los medios de comunicación sobre el evento.
  • Pida ayuda»

 

Despedida – Esto es todo por hoy, gracias por su participación, les esperamos el próximo miércoles a las 10:00 de la mañana para juntos….

  

 ¡APRENDER Y CRECER!

 

 Fuentes de Información utilizadas en este programa

 

Cómo enfrentar un desastre o evento traumático:

https://emergency.cdc.gov/es/coping/families.asp

 

https://emergency.cdc.gov/es/coping/pdf/Coping_with_Disaster_ESP.pdf

 

https://www.cdc.gov/diabetes/prevention/pdf/spanish/sp_handout_session15.pdf

 

Poema Contra el Estrés

http://delfinaacosta.blogspot.com/2012/05/oleo-de-richard-s.html

 

Cuento: El árbol de las preocupaciones

https://psicologia-estrategica.com/arbol-las-preocupaciones/

 

Estrés – definición: https://es.wikipedia.org/wiki/Estr%C3%A9s

Programa 326: Enseñando sobre emociones – El egoísmo

Enseñando emociones- El egoísmo

Programa # 326 – 28 de febrero, 2018

Bienvenidos a su programa

APOYANDO FAMILIAS – APRENDIENDO JUNTOS

Con su servidora, Romilia Schlueter y Lupita Montoto

 

Escucha: 

El tema de hoy: Enseñando sobre emociones: El egoísmo

 

El egoísmo es la condición personal de los que tienen un desmedido, inmoderado y excesivo amor a sí mismos y a sus propios intereses, descuidándose de los demás. No han descubierto que disfruta más el que da, que el que recibe.

 Los egoístas siempre van a lo suyo, son incapaces de sentir las necesidades del prójimo. Prefieren marfil, sin querer darse cuenta, ni comprender nada, para no tener que aceptar su propio egoísmo.  En el prójimo solamente ven peldaños para ir subiendo, u objetos para utilizarlos en su propio beneficio, sin darse cuenta qué ser desprendido y ayudar a los demás, produce más satisfacciones, que todos los actos de egoísmo juntos.

 El egoísta no es generoso, es soberbio, inseguro, auto consentido y mal educado. Le falta carácter y es incapaz de rectificar su camino, porque siempre soslaya el deber. No quiere aceptar que su pobre y relativa felicidad artificial, no será duradera, si no lucha contra su egoísmo personal.

 El egoísmo está apoyado en el vicio de la avaricia, incluso en la distribución de las herencias, en la participación en los gastos comunes familiares, en la ayuda a los padres ancianos u otros familiares necesitados, etc. Desgraciadamente, estos casos de egoísmo extremos suelen terminar en graves discusiones, enfados y riñas entre los familiares.

 No es difícil reconocer a las personas egoístas y sus actitudes. Es cuestión de fijarse en su comportamiento ante los demás, o hablar un rato con ellos. No vale la disculpa, de que quieren cerrarse y concentrarse en sus propios problemas. Pero para calificarlos como egoístas, debemos seguir el refrán: Ve la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio. A cualquiera, no se le puede calificar de poco generoso, avaricioso, ambicioso, tacaño, etc. Hace falta darse cuenta y cerciorarse de su egoísmo.

 A todos nos gustaría, que todo el mundo dejara a un lado su egoísmo y se comportara con altruismo, generosidad, caridad, filantropía, desinterés, abnegación, sacrificio, humildad, sencillez, solidaridad, etc. Pero cada uno debemos comenzar a practicar esas virtudes y valores humanos, para que así cunda el buen ejemplo y desaparezca el egoísmo.

 Todos somos un poco egoístas con nosotros mismos, pero algunos incluso, nos esforzamos en demostrarlo continuamente ante los demás. Nos gustaría no ser egoístas, pero no nos esforzamos lo suficiente en ello, es muy duro pensar primero en el prójimo, antes que en uno mismo. Las alternativas entre dar y tener, muchas veces hoy las consideramos irreconciliables. De ahí viene la práctica del egoísmo.

 Hay una raya muy sutil, entre lo que es egoísmo, lo que es supervivencia y lo que es mejor para todos. Algunos padres no pueden hacer todo lo que desearían hacer para todos, por lo que deciden hacer las cosas lo mejor posible, intentando que sean en beneficio de todos. Incluso pueden tener que beneficiarse ellos mismos a corto plazo, para que haya en el futuro, un mejor futuro para todos. Puede no ser egoísmo dedicar mucho esfuerzo y horario al trabajo, si con ello se supone que está sembrando, para que todos disfruten de la cosecha.

 Ser padres (o educadores) para enseñar las virtudes y valores humanos y practicarlos, dando así ejemplo, es mucho más complicado, que aplicar cuatro teorías psicopedagógicas y esperar el milagroso resultado. Ser padres supone formarse profesional y familiarmente, querer, proteger, mimar, poner límites, educar, acompañar, aconsejar, ordenar, crear un ámbito cálido de convivencia, sugerir, castigar, orientar, animar, empujar, consolar, servir de modelo, cuestionar, asentir, disentir, comprender, perdonar, resistir, etc.

 El egoísta siempre está aislado en su soledad, solamente se cuida de él mismo. Su egoísmo va creciendo continuamente, hasta quedarse solo y volverse un traidor para la familia, los amigos y la sociedad. El que se aísla en su egoísmo, acaba perdiéndose en su auto exclusión, directamente con su comportamiento, despide a los de su alrededor, incluso a los que le quieren.

 El egoísmo de conciencia impide tener un sentido comunitario, que debería llevar a la práctica de las relaciones con el prójimo, empezando por los más cercanos. El egoísta nunca da, siempre dice: “A cuanta toca, sin poner nada”. Siempre termina mal, los demás se dan cuenta y le aíslan.

La ciencia y nuestros maravillosos cerebros:

La brecha de la empatía

La vida para los pobres puede ser desafiante: menos recursos para cubrir las necesidades básicas, más inestabilidad en el hogar y en la vida laboral, y condiciones de vida más amenazantes. Por este motivo, es posible suponer que las personas de clases sociales más bajas serían más egoístas y menos dispuestas a considerar las necesidades de los demás que los individuos más ricos, que pueden permitirse el lujo de ser amables.

Pero un creciente número de hallazgos sugieren lo contrario: los que tienen menos recursos atienden más las necesidades de los demás. Por ejemplo, en uno de nuestros estudios se descubrió que las personas que conducían los automóviles más viejos, más baratos eran más propensas a detenerse por un individuo que estaba intentando cruzar la calle en una senda peatonal. Aquellos con los medios para conducir los autos más lindos solían acelerar sin detenerse.

Esto puede reflejar diferencias básicas en cuanto a cómo los ricos y los pobres atienden las necesidades de los demás a su alrededor. Si bien las personas adineradas pueden contar con su dinero en tiempos difíciles, los pobres dependen más de otros e invierten más en sus relaciones.

 Para leer el artículo completo: https://www.weforum.org/es/agenda/2016/10/la-riqueza-puede-hacernos-egoistas-y-tacanos-dos-psicologos-explican-por-que/

  ¿Cierto o falso?

 Los bebés menores de 2 años no deben ser expuestos a pantallas electrónicas ……………………………                ¡Cierto!

  • Limite al mínimo el tiempo que el bebé pasa frente a pantallas. La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) recomienda que los niños menores de 2 años no sean expuestos a pantallas electrónicas.

 

☆ Poema del día: por Gonzalo Pérez Alarcón

El EGOÍSTA- POESÍA EXPRESIONISTA
Tormentas de fuego
que ensanchan al ser,
se siente poderoso
cuando está en la cima,
olvidándose que es humano.

Relámpagos atormentan
su luna llena,
no mira a su alrededor
solo se centra en el poder.

Pero un día cae del caballo
como el rayo cae a la tierra,
y la gravedad está invertida,
vientos fuertes retumban
su caricatura.

La alegoría lo mantiene
vivo,
y su caótico es el escorpión
que pica por la cola
envenenando a sus invitados.

Cada día del crepúsculo,
ya se levanta con color negro,
con gris,
quiere cambiar
como camaleón
y la oscuridad no lo deja…

 

¡Cumpleaños de febrero!

 Varús Mena

  1. Lesli Jiménez
  2. Monica Pedro Ojeda
  3. Jorge Luis Cuatle
  4. Axel
  5. Johnny García
  6. J. Alcántara
  7. Juan José Arbizu
  8. Aislin
  9. Emily
  10. América Martinez
  11. Lizbeth
  12. Stephania
  13. Cinthya
  14. Liliana
  15. Chloe Marie
  16. Katie

 ¡FELIZ CUMPLEAÑOS!  

Cuéntame un cuento: Los dos amigos y el oso

http://www.menudospeques.net.

Choli vivía solo en compañía de su perrito, se querían mucho los dos e iban siempre juntos a todas partes. -No tengo más amigo que tú -solía decir el niño. Y el perrito movía la cola alegremente. Aquella mañana había ido a pescar al lago, como de costumbre.

De pronto, de entre los árboles, salió un gran oso y Choli echó a correr sin darse cuenta de que el rabo de su perro había quedado apresado entre una ranura del hielo.

Tanto miedo tenía que en aquel momento ni siquiera pensó en su buen amigo y sólo se preocupó de ponerse a salvo. Ágilmente trepó por el primer tronco de árbol que encontró y ya se hallaba mitad de camino cuando oyó los ladridos de su perrito pidiéndole ayuda.

– ¡Pobrecito no debí dejarlo, pero si bajo ahora el oso me morderá! -pensó. Y siguió trepando.

Como no podía moverse, al perrito no se le ocurrió nada mejor que echarse al suelo y fingirse muerto para que así el oso no le hiciera nada. Efectivamente, el animal se acercó, le olió con todo cuidado y se volvió a marchar.

Lleno de asombro Choli vio desde su refugio lo que sucedía. Entonces, asegurándose de que había pasado el peligro, descendió del árbol y corrió a liberar de entre el hielo el rabito de su perro. – ¡Cuánto me alegro de que no te haya sucedido nada! – exclamó.

Abrazó y acarició al animalito haciendo grandes muestras de cariño. Después preguntó curioso: – Desde arriba me ha parecido escuchar que el oso te daba algún recado al oído. ¿Querrás decirme qué era, puesto que soy tu mejor amigo?

¿De verdad quieres saberlo? -preguntó el perro. -Pues me ha dicho que no es buen compañero quien abandona a su amigo en el peligro. Muy avergonzado de su cobardía. Choli comprendió que el animalito le estaba dando una buena lección y prometió que jamás volvería a ser tan egoísta.

 

Entre padres y educadores – Consejos y Reflexiones:

Los padres tienen que enseñar a sus hijos, primero con el ejemplo y después con instrucciones claras y concretas. El egoísta es posesivo, egocéntrico, narcisista, presumido, ególatra, inhibicioncita, tacaño, etc.

El egoísmo híbrido, lo manifiestan en el consumo y en otros aspectos de la vida, los que no escatiman nada y derrochan, cuando se trata de satisfacer sus caprichos o necesidades, pero contrarrestan ese egoísmo personal, cuando tienen que decidir sobre cosas sin importancia o baratas. Entonces quieren demostrar que son esplendidos. Suelen ser muy elocuentes cuando gastan para ellos y muy parcos, cuando lo hacen para otros. Compra las cosas buenas y caras para él, pero compra lo más barato y peor para su familia, siempre con interés emocional, personal o social.

 Este ejemplo se refleja en los cónyuges, que retienen para sí la parte más importante de los ingresos familiares, y el resto lo entregan a la familia, para que se arreglen como puedan, sin importarles las necesidades familiares.

 Los egoístas no se sacrifican por los demás, Primero yo, después yo y siempre yo. Piensan que cuando les toque la hora de los sufrimientos, alguien les ayudará, pues para eso están los familiares, amigos o la sociedad. Se suelen olvidar de los sacrificios que otros hicieron por ellos, y que lógicamente, si no fueran tan egoístas, ahora tendrían ellos que corresponder. ¡Que me den y que me den! ¡A cuanto tocamos sin poner nada!

 Cuántas personas están pidiendo a gritos, aunque muchas veces silenciosamente, que alguien los quiera, que alguien les diga una palabra amable, que alguien se sienta satisfecho por ellos. Pero el egoísmo impide ver lo que sucede alrededor, pues solamente quieren escapar emocionalmente, para satisfacer su egoísmo. Buscan ser felices, sin saber muy bien ni dónde, ni cómo, ni con quién. En esa desesperada huida, para satisfacer su egoísmo, se van a lo aparentemente más fácil, buscando compensaciones, huidas y placeres.

 Se lucha contra el egoísmo impulsando, arrastrando o volcándose con el prójimo que nos necesita. Ya que tirando de los demás, consciente o inconscientemente, se mejora uno mismo y se produce y consolida la amistad y el amor a los demás, aunque la compensación no sea inmediata, pero sí real y eficaz. Cuando se busca el bien del prójimo, con cariño y naturalidad y servirle sin contraprestaciones, los hijos lo ven y aprenden a tener, menos problemas personales o a solucionárselos. Dándose a los demás, no necesitan de falsas evasiones y escapismos, para sentirse satisfechos.

 Yo, y primero yo, es el principal fruto del egoísmo, que suele producir la búsqueda peligrosa y desordenada de placer y la necesidad imperiosa, de evasión física y mental. Algunos tratan de conseguirla, dañándose cada vez más, ignorando inconscientemente su debilidad o anemia emocional y, las formas de salir de ella.

 La familia tiene un papel fundamental, en la lucha contra el egoísmo. El amor al prójimo, enseñado en la familia, es la mejor medicina preventiva, el ámbito natural, en el que los hijos deben aprender a amar. El mayor regalo que pueden hacer los padres es dando su propio testimonio de amar bien al prójimo, empezando por los hermanos, familiares y amigos. Los padres tienen que ser un modelo auténtico de amor, y enseñar a los hijos desde pequeños, que el horizonte o punto de mira, no son ellos mismos, sino los otros.

 El egoísta es la antítesis del filantrópico, pues este da todo lo que puede, basado siempre en las 3 T’ s (Tiempo. Talento y Tesoro). Con generosidad, pone su experiencia, conocimiento y pasión, al servicio de los demás. El egoísmo también se refleja en las personas, empresas o asociaciones. Los padres tienen que enseñar a sus hijos, a dar generosamente, no solamente cuando es fruto de un impulso, emoción o simpatía. Tienen que aprender a adquirir el conocimiento, para hacerlo dentro de una estrategia de su plan de vida. La idea de dar debe ir más allá de un regalo o donativo, pues debe hacerse, intentando que las personas y el mundo sean mejores.

 Los que quieran eliminar o disminuir su egoísmo, deben saber que, uniéndose a otras personas o grupos altruistas, encontrarán muchas razones, para poder mejorar su forma de convivencia con la sociedad. La unión hace la fuerza, incluso para cambian los defectos propios. Consúltelo como hacerlo con un experto sacerdote, pastor, rabino o imán, según la religión que practique y él le ayudará. Pasar de egoísta a dadivoso no es tan difícil.

 El egoísmo en algunas personas no tiene límites, lo quieren todo para sí y nada para los demás, la avaricia les puede. No se quieren da cuenta, de las necesidades que hay delante de sus ojos y siguen queriendo más cosas para ellos, aunque ya lo tengan casi todo, incluyendo lo que no necesitan y lo que les estorba. No se enteran, de que son unos privilegiados y siguen queriendo más y más, incluso aunque no hayan hecho ningún mérito, ni esfuerzo, para conseguir las cosas que tienen.

 Hay una emergencia educativa, contra el egoísmo en las sociedades plagadas de consumismo, sin límites, y del culto al Yo y la práctica del Ego. Se necesita que los padres, primeros y principales educadores, con sus derechos y obligaciones, se den cuenta del problema de su difícil y hermosa responsabilidad, de educar a los hijos. También deben aunar sus esfuerzos, compartir experiencias y coordinar los objetivos y acciones, entre los diversos ámbitos: familia, escuela y sociedad. En orden a la transmisión de las virtudes y valores humanos, que son los únicos conceptos, que pueden contrarrestar la plaga del egoísmo actual.

 Si tiene algún comentario, por favor escriba al autor del artículo sobre el egoísmo: francisco@micumbre.com

Despedida – Esto es todo por hoy, gracias por su participación, le esperamos el próximo miércoles a las 10:00 de la mañana para juntos….

 

 ¡APRENDER Y CRECER!

 

Fuentes de Información utilizadas para este programa

Información sobre el egoísmo:

https://blog.micumbre.com/2013/06/13/el-egoismo-explicado-a-los-hijos/

Cuento:

http://www.menudospeques.net/recursos-educativos/cuentos-infantiles/amor-amistad/dos-amigos-oso

 Los artículos expuestos en Menudos Peques son de uso público y pueden ser utilizados en otras webs siempre que se incorpore un enlace hacia el artículo o a la dirección:  http://www.menudospeques.net.